MIME-Version: 1.0 Content-Location: file:///C:/ED172CA1/VERDADESDELAFECATOLICA.htm Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/html; charset="us-ascii" VERDADES DE LA FE CATOLICA

VERDADES DE LA FE CATOLICA I

 

 

GUIDO ADOLFO ROJAS ZAMORANO

LICENCIADO EN CIENCIAS RELIGIOSAS

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA DE BOGOTA.

 

 

 

 

JUSTIFICACION:&= nbsp; En este libro el autor explica de una manera clara, ágil y sencilla diferentes temas relacionados con la religión (1 Corintios 3,2); cada uno de ellos ha sido fundamentado al máximo en las dos fuentes de la Revelación Divina: la Santa Biblia y la Sagrada tradición; Incluyendo los testimonios de los Santos Padres de la Igl= esia (1 Timoteo 3,15). La obra constituye un valioso y eficaz material para los sacerdotes, religiosos(as), seminaristas, agentes de pastoral, catequistas;= y para todos aquellos que quieren conocer más a fondo verdades importa= ntes de la fe católica (1 Pedro 3,15).

 

 

 

VERDADES DE LA FE CATOLICA I

 

 

TABLA DE CONTENI= DO:

 

 

 

CAPITULO I:=

 

VIDA DE JESUS

LA NATURALEZA DIVINA DE JESUS<= /o:p>

LA NATURALEZA HUMANA DE JESUS<= /o:p>

APUNTES SOBRE JESUS Y SUS TIEMPOS

LA AMARGA PASION DE CRISTO

EL SANTO SUDARIO<= /p>

LAS RELIQUIAS DE CRISTO<= /span>

LA EUCARISTIA: PRESENCIA REAL DEL SEÑOR

 

CAPITULO II:

 

RAICES BIBLICAS DEL CRISTIANISMO

FUNDAMENTO BIBLICO E HISTORICO DE LA IGLESIA CATOLICA

EL CREDO BIBLICO<= /p>

NOTICIAS Y CURIOSIDADES EN LA IGLES= IA CATOLICA

 

 

CAPITULO III:

 

EL APOSTOL PEDRO<= /p>

PEDRO Y PABLO EN ROMA

LA CIUDAD DEL VATICANO

HOMENAJE AL PAPA JUAN PABLO II=

ANECDOTAS Y CURIOSIDADES DEL PAPA J= UAN PABLO II

 

 

 

 

VIDA DE JES= US

 

 

I. CONTEXTO HISTORICO

 

 

La vida de Jesús de Nazaret = se inicia cuando se cumple lo escrito por el profeta Isaías, al nacer d= el seno de una doncella virgen judía en el año 749 de la fundación de Roma, en tiempos del reinado de Augusto César. En aquel entonces el País de Palestina era una de las cincuenta provinc= ias de este basto imperio que abarcaba casi toda Europa, el Norte de Africa y el Medio Oriente.

 

Los judíos vivían una= de sus peores crisis en el ámbito político y social, la clase dominante era regida por los Saduceos quienes tenían el control del Templo de Jerusalén, centro espiritual y de peregrinación del pueblo hebreo. Estos a su vez rivalizaban doctrinalmente con los Fariseos encargados de las Sinagogas, escuelas religiosas donde se hacía el estudio de los libros sagrados de la Torá. Del mismo modo, se encontraban los Herodianos que conformaban la corte del rey Herodes el Gran= de aliados de los romanos, también estaban los publicanos quienes recogían los impuestos para el César, entre ellos estaba el apóstol Mateo. Asimismo, los Celotes eran los guerrilleros que pelea= ban con las armas contra la dominación extranjera, en este grupo había militado Simón, otro de los compañeros de Jesús al igual que Barrabás; quien fue cambiado por el Señor a petición de los habitantes de la Ciudad Santa para mo= rir crucificado.

 

 

II. LA ANTI= GUA PALESTINA

 

 

Los Evangelios narran que el Mesías nació en Belén, la ciudad del rey David; de cuya estirpe real pertenecía su padre adoptivo José. Vivió treinta años en  Nazare= t y murió en Jerusalén, capital de Israel. Ya en cuanto a su vida pública la inicia a los treinta años de edad, cuando después de haberse hecho bautizar por su primo  Juan  Bautista  en  el río Jordán, empieza a recorrer durante tres a&ntild= e;os las aldeas y los campos de las cuatro provincias de Palestina (Judea, Galil= ea, Samaria y Perea) anunciando la “Buena Nueva”, en especial a los pobres y marginados como los ancianos, las viudas, los huérfanos, los extranjeros al igual que los pescadores del mar de Galilea; entre los que se encontraban cuatro de sus apóstoles incluyendo a Pedro, a quien Jesús prometió en la región de Cesárea que sobre él edificaría su Iglesia al ser nombrado su primer pastor en = la tierra. Esta labor apostólica ha continuado hasta nuestros dí= as hasta llegar al Papa Benedicto XVI.

 

 

III. SU MIS= ION REDENTORA

 

 

Jesús o “Yehosuá” (en hebreo), cuyo nombre signif= ica “Dios Salvador”, recibió el título de Mesí= as en hebreo o Cristo en griego, que quiere decir “ungido” o “Sagrado”; con el que identificaban a los reyes, sacerdotes y profetas del pueblo escogido por Dios. Igualmente, para demostrar su natura= leza y misión divina realizó grandes prodigios como curar a los ciegos, leprosos, paralíticos, mudos, resucitar a los muertos, como = a su amigo Lázaro, expulsar demonios, transformar el agua en vino, multiplicar en dos oportunidades los panes y los peces para dar de comer a más de cinco mil personas, calmar la tempestad con su voz, caminar s= obre las aguas, y dejar ver su resplandor glorioso en el monte Tabor a sus tres más cercanos seguidores: Pedro, Santiago el “Mayor” y Ju= an, el discípulo amado.

 

La predicación de Jesú= ;s era de fácil comprensión y asimilamiento= , resumiendo los mandatos de la ley mosaica en dos grandes principios: “Amar a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo”. También hablaba de que su cuerpo y su sangre se convertirían en una “Nueva Alianza” o “Pacto Eterno” en el que no solamente estaban incluidos los judíos si= no también los paganos, llamados a formar por el bautismo una ún= ica Iglesia Universal (Católica en griego). Para llevar este mensaje se valió especialmente de ejemplos y comparaciones con la vida cotidiana (parábolas). Sin embargo, fueron muchos los que no aceptaron tales palabras, pues mientras Jesús les hablaba de un “reino en los cielos”, ellos esperaban un rey guerrero como había sido David, que  los  liberara  del  yugo  de  los  idólatras romanos, y los convirtiera en “reyes de este mundo”; esperanza que todavía anhelan muchos de los llamados judíos ortodoxos. Todo esto le ocasionó una serie de grandes peligros, destierros, intentos de asesinatos, calumnias y traiciones por pa= rte del Sanedrín (consejo de ancianos), al mando del Sumo Pontífi= ce Anás y su yerno Caif&aacu= te;s, quienes se valieron de la codicia de Judas Iscariote para vender a su Maestro por treinta monedas de plata, precio que era pagad= o en aquel tiempo por un esclavo.

 

 

IV. LA PASI= ON DEL SEÑOR

 

 

El arresto y el juicio de Jes&uacut= e;s se produjo en tiempos de la Pascua, que era la máxima fiesta religio= sa en la que se celebra hasta nuestros días, la salida del pueblo judío de la esclavitud en Egipto, comandados por Moisés. Ya en cuanto las acusaciones en contra suya fueron tanto de carácter relig= ioso porque siendo un hombre se hacía llamar “Hijo de Dios”, = y de orden político, pues recibía de sus seguidores el títu= lo de “Rey de los Judíos”, lo que era considerado un acto d= e rebeldía al entonces emperador Tiberio César. Fue esta última denuncia= lo que obligó al procurador Poncio Pilatos a sentenciarlo a la pena capital de la Cruz, castigo solo reservado a los peo= res criminales y soldados que desertaban de las filas imperiales.

 

Sobre la tortura  de Cristo el viernes santo, los evangelios nos narran de manera completa la gran cantidad de sufrimientos q= ue tuvo que padecer, tales como las burlas y los insultos de los soldados, la coronación de espinas, los latigazos, los golpes con una caña= en la cabeza, los puñetazos en la cara, el peso del madero desde el Pretorio romano hasta el monte Gólgota o Calavera; y la terrible agonía de seis hora (9am a 3pm), acompañada de calambres, desgarre muscular en los brazos y espalda, las heridas abiertas, fiebre alt= a, deshidratación, un sudor frío que le bañaba todo el cuerpo, hasta experimentar la muerte por asfixia, según lo han concl= uido los médicos forenses.

 

 

 

 

 

 

V. LA RESURRECCION Y LA NUEVA VENIDA

 

 

El domingo llamado El primer d&iacu= te;a de la semana, una de sus más fieles seguidoras, María Magdale= na encuentra el sepulcro vacío; esta señal y las varias aparicio= nes a sus amigos son las dos pruebas bíblicas que testifican su triunfal resurrección. Jesús permanece con sus apóstoles y discípulos incluyendo a su madre María durante cuarenta días, y regresa al cielo a la presencia del Padre en el monte de los Olivos. De aquí solamente volverá a la tierra en el día del juicio final (Parusía), donde&n= bsp; será como un pastor que separe a las ovejas de las cabras; los buenos a la vida eterna y  los= malos a la condenación por los siglos de los siglos.

 

 

 

VI. FRASES CELEBRES SOBRE JESUS

 

 

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie va al Padre, sino por mí

Juan 17,6

 

Sin Jesús nada podemos hacer=

Juan 15,5

 

A todo puedo hacerle frente, pues Cristo es quien me sostiene

San Pablo (Filipenses 4,13)

 

Ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mi

San Pablo (G&a= acute;latas 2,20)

 

Si con tu boca reconoces a Jes&uacu= te;s como Señor, y con tu corazón crees que Dios lo resucitó= ;, alcanzarás la salvación

San Pablo (Romanos 10,9)=

 

Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre

Hebreos 13,8

 

La única libertad en el homb= re que ha durado dos mil años, es la de Jesús; porque está fundada en el amor

Paride Tabán<= /span>

Obispo católico en el Sudán

 

Dulcísimo  Jesús no seas mi juez sino = mi salvador

San Jerónimo Emiliani

 

Aprende de Cristo lo que no aprende= s de los hombres

San Agustín

 

El Sermón del monte, es el resumen de la doctrina cristiana

San Agustín

 

Cuando obremos en conformidad con l= as enseñanzas de Cristo, en el sermón de la montaña; habr= emos resuelto los problemas de la humanidad

Mohandas Gandhi=

 

Quien vive con Cristo, no tiene mie= do de encontrarse con El

San Agustín

 

Jesús es el camino de la ver= dad que conduce a la vida

San Agustín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
LA NATURALE= ZA DIVINA DE JESUS

 

 

En el Antiguo Testamento el profeta Isaías había revelado al pueblo de Israel que el “Hijo = de Dios” sería llamado el “Emmanuel” (7,14), que en Hebreo traduce “Dios con nosotros”. Igualmente, el mismo profet= a en otro de sus apartes lo llamó también “Dios invencible” (9,6); el autor de la carta a los Hebreos agrega: “= mas del Hijo dice (el Padre): Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo, cetro = de equidad es el cetro de tu reino” (1,8; véase también Sa= lmo 45,6-7). Del mismo modo, el nombre de “Jesús” quiere dec= ir en Hebreo “Dios salva”; así lo identificó el Arcángel San Gabriel al anunciarle a la Virgen María su  misión (Lucas 1,31-33). Cla= ro está, que el libro Bíblico donde más se hace alusión a la naturaleza divina de Jesús se encuentra condensa= do en el evangelio de San Juan; escrito en la ciudad de E= feso a finales del siglo I, por petición de los obispos de Asia, para ref= utar y aclarar el error teológico que empezaba a extender un hereje de no= mbre Cerinto en compañía de los ebionitas, los cuales negaban esta verdad de Fe. As&i= acute; lo demuestra el párrafo inicial: “En el principio era El Verbo= (la Palabra=3DJesús), y el Verbo era con Dio= s, y el Verbo era Dios” (1,1). Comparar con (1 Juan 1,1-3).=

 

Las Sagradas Escrituras nos indican= que Jesús no fue “creado” sino “engendrado” por = el Padre Eterno (Salmo 2,7; Proverbios 8,25; Hechos 13,33; Hebreos 1,5; 5,5; 1 Juan 5,18). Por lo tanto, “ha venido de Dios” (Juan   6,46;  13,13),  bajado  del   cielo   (Juan 3,13), siendo de “Naturaleza divina” (Filipenses 2,6); “Porque todo lo que Dios es, se encuentra plenamente en la persona de Cristo” (Coloseses 2,9). “Él es el resplandor glo= rioso de Dios, la imagen misma de lo que Dios es” (Hebreo 1,3). O también “la imagen del Dios invisible” (Colosenses 1,15). “Nadie ha visto jamás ha Dios, el hijo único, que es Di= os y que vive en íntima comunión con el Padre, es quien nos lo ha = dado ha conocer” (Juan 1,18). Dios quiso habitar en la persona de Cristo (= Coloseses 1,19), quien es de Dios (Juan 9,33; 1 Corin= tios 3,23) y  procede de Dios (Juan= 7, 29; 8,42). “Porque así como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha hecho que el Hijo tenga vida en s&iacut= e; mismo” (Juan 5,26); pues la gloria de Dios brilla en la cara de Jesucristo (2 Corintios 4,6). ” Cristo el que está por encima = de todas las cosas, Dios bendito por los siglos” (Romanos 9,5), es la im= agen viva de Dios (2 Corintios 4,4). Por esta razón, los fariseos lo atac= aban porque siendo un hombre se hacía igual a  Dios (Juan 5,18; 10,33).

 

Percatados de esta verdad, Cristo Jesús fue por eso adorado por los magos de Oriente (Mateo 2, 11), po= r el ciego de nacimiento al que le dio la vista (Juan 9,35-38), por las mujeres = que se lo encontraron después de la resurrección (Mateo 28,9),  por los apóstoles cuando lo vieron regresar a la presencia del Padre (Mateo 28,17; Lucas 24,52), por los ángeles del cielo (Hebreos 1,6) y por los 24 ancianos del Apocalipsis (5,14). Cómo si fuera poco, el mismo Señor Jesús puso = de manifiesto varias veces su naturaleza divina, pues “nadie conoce al h= ijo sino el Padre, ni al padre le conoce nadie sino el Hijo, y aquel a quien el hijo se lo quiera revelar“ (Mateo 11,27), “el que no honra al h= ijo no honra al Padre que lo envió” (Juan 5,23). “Yo y el Pa= dre somos una sola cosa” (Juan 10,30), “el Padre esta en mí = y yo en el Padre” (Juan 10,38); porque “ todo lo que tiene el padre = es mío” (Juan 16,15). Por todas estas declaraciones, el Unigénito de Dios puede decir con autoridad: “Nadie va al Padre sino por mí, si me habéis conocido a mí, conocé= is también a mi Padre, y desde ahora lo conocéis y lo veis” (Juan 14,7).

 

Asimismo, tanto San Pablo como San Pedro nombran a Jesucristo en sus cartas como “Dios y Salvador” (Tito 2,13; 2 Pedro 1,1); título que también recibe “Di= os padre” (Daniel 6,27,1 Timoteo 2,3; 4,10; Tito 3,4). Es más, en= la resurrección del Mesías, el apóstol Tomás excla= ma maravillado y convencido: “¡Señor mío y Dios mío!” (Juan 20,28); Comparar con (1 Reyes 3,7: Salmo 86,12). P= or su parte, el apóstol San Juan concluye diciendo: “Vivimos unid= os al que es verdadero, es decir, a su hijo Jesucristo. Este es el Dios verdad= ero y la vida eterna “ (1 Juan 5,20), comparar con (Juan 17,3).

 

 

 

 

 

 

 

 

LA NATURALE= ZA HUMANA DE JESÚS

 

 

El hijo de Dios sólo podía ser verdaderamente el Redentor del género humano, si adoptaba enteramente un cuerpo y un alma humana, con todo lo que implicaba haber tenido nuestra propia naturaleza (Hebreos 2,14). Sin embargo, por el mismo hecho de ser Dios, no tuvo en su vida terrenal caída alguna. “Porque él también estuvo sometido a las mismas pruebas= que nosotros; sólo que él jamás pecó”  (Hebreos 4,15), ya que  “nunca cometió ningún crimen ni hubo engaño en su boca” (Isaías 53,9; 1 Pedro 2,22), “El es santo, sin mancha, apartado de los pecadores” (Hebreos 7,26), puesto que “ha sido hecho perfecto p= ara siempre” (7,28), como hombre celestial (1 Corintios 15,47).

 

“Cuando se cumplió el tiempo, Dios envió a su Hijo, que nació de una mujer, sometid= o a la ley de Moisés” (Gálatas = 4,4). “Por medio de los profetas, Dios había comunicado este mensaje= que trata de su Hijo Jesucristo, Nuestro Señor, que como hombre es descendiente del rey David” (Romanos 1, 3-4), porque El mismo “tomando naturaleza de siervo nació como hombre” (Fllipenses 2,7). En cuanto a lo humano es de raza judía (Romanos 9,5), de la tribu de Judá= (Hebreos 7,14), pues “por un poco tiempo, Dios hizo (a su Hijo) algo menor que los ángeles” (Hebreos 2,9); teniendo un desarrollo normal, ya que fue creciendo en cuerpo y mente, gozando del favor de Dios y= de los hombres (Lucas 2,52; Proverbios 3,4). José enseñó a Jesús un oficio a fin de que pudiera valerse por sí mismo, de modo que sus paisanos no solo lo conocían como “el hijo del carpintero” (Mateo 13,55), sino también como el “carpintero” de Nazaret (Marcos 6,3). 

 

De la vida pública de Jesucr= isto las Sagradas Escrituras nos aportan una abundante información sobre = las necesidades físicas, virtudes y pasiones que sintió en carne propia. Pues experimentó el aguijón del hambre (Mateo 4,2; 21= ,18; Lucas 24,41-42), le pide agua de beber a la mujer de Samaria (Juan 4,6-8), siente nuevamente sed cuando Esta en la cruz (Juan 19, 28-30). En varias ocasiones llega al cansancio y el agotamiento físico (Marcos 4, 38; = Juan 4,6), oraba en las madrugadas (Marcos 1,35) y al final del día (Mateo 14,23), predicaba el mensaje de la salvación en aldeas y pueblos (Ma= teo 9,35), en las sinagogas y el templo (Juan 18,20), se retira a descansar a s= olas con sus apóstoles (Marcos 6, 30-32). Era un hombre pobre (2 Corintios 8,9), que no tenía “donde recostar la cabeza” (Mateo 8,2= 0). Vestía discretamente (Lucas 7,25), cargaba una túnica (o capa) (Lucas 8,44), usaba bastón (Marcos 6,8) y calzaba sandalias (Marcos 6,9). Su única posesión valiosa al morir era la prenda que llevaba y sobre la que echaron suerte los soldados romanos (Juan 19,23-24).  =

 

No obstante, y a pesar de vestir modestamente, su personalidad era atrayente; pues tenía una mirada penetrante (Marcos 5,32-33; 8,33); Conocía el corazón de los hombres ((Juan 2,24-25; 6,64). Los apóstoles y los discípulos sienten temor y asombro, por sus predicaciones y prodigios (Marcos 4,41; 6,= 51; 9,6.32; 10,24.32); Hasta quienes pecaban gravemente se sintieron atraídos a El (Mateo 9,9-13; Lucas 7,36-38; 19,1-10);  Por eso lo llamaban “Maestro= y Señor” (Juan 13,13), “poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de t= odo el pueblo” (Lucas 24,19). También los fariseos tienen miedo, porque la gente estaba sorprendida por sus enseñanzas (Marcos 11,18; Juan 7,15.32); al igual que toda la multitud (Marcos 9,15); “porque lo hacia con plena autoridad, y no como sus maestros de la ley” (Mateo 7,28-29; Lucas 4,22.32); ya que hablaba con la verdad (Marcos 12,14), sin necesidad de gritar o levantar la voz (Isaías 42,2); y por eso no se= dejó envolver es discusiones acaloradas. Incluso, cuando estuvo sometido a presión, su manera de proclamar la verdad atraía a las person= as sinceras (Juan 7,32.40.45-46). Cuando lo consideró necesario, ilustr= aba sus predicaciones con ejemplos o pasajes de las Escrituras (Mateo 12,38-42; 15,1-9; 16,1-4); Por el contrario, cuando era obvio que hablar no serviría de nada, optó sencillamente por quedarse callado (Ma= rcos 15,2-5; Lucas 22, 67-70). Por todas estas razones la gente empezó a alabar a Dios, diciendo –Un gran profeta ha aparecido entre nosotros” (Lucas 7,16); “enseñaba en las sinagogas de el= los, y era glorificado por todos” (Lucas 4,15); otros decían: ̶= 0;Es un buen hombre” (Juan 7,12),  <= /span>“Este es el Mesías” (Juan 7,40-41), el “Hijo de David” (Mateo 15,22), el “Cristo de Dios” (Lucas 23,35), “el Hij= o de Dios, que has venido al mundo” (Juan 11,27), el “Salvador del mundo” (Juan 4,42).

 

 

 

 

 

También dio ánimo a s= us esforzados apóstoles (Juan, capítulos 13 a 17); y al tratar a= los pecadores, tenía en cuenta su esfuerzo por cambiar (Lucas 7,37-50; 19,2-10). Asimismo, despertaba admiración por sus  milagros ( Marcos 2,12; Mateo 15,3= 1). De hecho, curó a ciegos, sordos y otros enfermos (Mateo 12,22; Lucas 8,43-48; Juan 9,1-6), “Y se difundió su fama por toda Siria; y= le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó”  (Mateo 4,24). En ocasiones, person= as poseídas por espíritus inmundos gritaban a Jesús. En e= sas circunstancias, El conservaba la calma, recurriendo a su poder divino para liberarlas de esa dominación maléfica (Marcos 1,23-28; 5,2-8.= 15).

 

Del mismo modo, el Salvador del mun= do fue profundamente sensible con las criaturas  humanas  (2 Corintios 10,1); a todos los qu= e lo sigue los llama  “amigos” (Juan 15,14);&= nbsp; es  tierno con  los  niños  que  se acercaban a su lado (Marcos 10, 13-16); siente cariño ante la primera confesión del Prí= ;ncipe de la sinagoga (Marcos 10,20-21); es paciente y humilde de corazón (Mateo 11,29); ama la justicia y odia la maldad (Hebreos 1,9); es eternamen= te misericordioso con los hombres (1 Juan 2,1; Judas 21); intercede ante el tribunal de su Padre por toda la humanidad (Romanos 8,34; 1 Timoteo 2,5; Hebreos 7,25); El es “santo y justo” (Hechos 3,14). Multiplica = en dos Oportunidades los panes y los peces, porque tiene compasión con = la multitud hambrienta que lo seguía a todas partes (Mateo 14, 13-21; 1= 5, 32-38),así como también por los enfermos (Mateo 14,14), y por= los dos ciegos de Jericó que le piden que les devuelva la vista (Mateo 20,34); se conmueve con el leproso que le pide de rodillas que lo cure de su enfermedad (Marcos 1,40-42); por la viuda de Naí= ;n que llora a su hijo muerto (Lucas 7,13); y por toda la gente “porque estaban angustiados y desvalidos como ovejas, que  no  tienen  pastor”  (Mateo 9,36;  Marcos 6,34). Ama intensamente a l= os apóstoles hasta el final (Juan 13, 1; 15, 9-10), y a toda la humanid= ad (Efesios 3,19; 5,2). Tiene alegría por la buena cosecha espiritual de los setenta y dos discípulos (Lucas 10,21), se admira por la fe del capitán romano en Capernaum (Lucas 7,9),= y asombro ante la noticia de la muerte de&nb= sp; Lázaro en Betania (Juan 11,33), s= iente enojo y a la vez tristeza por los judíos que dudaban de su poder curativo (Marcos 3,5; 9,19), además de ira santa por los mercaderes = que habían profanado el templo de Jerusalén (Juan 2,13-16; Mateo = 21, 12-13). Llora por el terrible castigo que le aguardaba a la Ciudad Santa (L= ucas 19, 41-44), y por el fallecimiento de su amigo (Juan 11, 35). Incluso, su humildad se vio probada al lavarle los pies a sus discípulos en el cenáculo, antes de la última cena (Juan 13,5); esta era una t= area que en la costumbre judía lo realizaba un siervo o alguna mujer de la casa (1 Samuel 25,41; 1 Timoteo 5,10).

 

Al acercarse los días de su trágico destino, sufre intensamente por la prueba que tendrá = que padecer (Marcos 8, 31; Lucas 12, 50; 24,26). Le duele la traición de Judas (Juan 13, 21). Llegada  = la hora suprema vive una tremenda angustia en el jardín de Getsemaní (Marcos 14, 35-36; Juan 12, 27), has= ta el punto de que su sudor se convirtió en grandes gotas de sangre que le caían por el rostro (Lucas 22, 44). Pues “mientras Cristo estu= vo viviendo aquí en el mundo con voz fuerte y muchas lágrimas, oró y suplicó a Dios; quien tenía poder para liberarlo= de la muerte” (Hebreos 5,7). Sin embargo, “ era un hombre lleno de dolor, acostumbrado al sufrimiento” (Isaías 53,3; 1 Pedro 2, 2= 1), “Cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente” (1 Pedro 2,23). Ya en la cruz se encuentra abandonado por= su padre en los cielos (Mateo 27, 46; Salmo 22, 1-2). Finalmente grita y muere= con dolor (Mateo 27,50).

 

Todo esto pasó “ porque Cristo mismo sufrió la muerte por nuestros pecados, una vez para siempre. El era bueno, pero sufrió por los malos, para llevarlos a ustedes a Dios” (1 Pedro 3,18). “Así que Cristo, a pesar= de ser Hijo, sufriendo aprendió a obedecer” (Hebreos 5,8), y  “se humilló a s&iacut= e; mismo, y por obediencia fue a la muerte, a la vergonzosa muerte de la cruz” (Filipenses 2,8). Por esta razón, “no hay  duda  de  que  el  secreto  de  nuestra  religió= n  es muy grande: Cristo se manifestó en su condición de hombre, triunfó en su condición de espíritu y fue visto por los ángeles. Fue anunciado a las naciones, creído en el mundo y recibido en la gloria” (1 Timoteo 3, 16).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

APUNTES SOB= RE JESUS Y SUS TIEMPOS

 

 

Jesús nació en el año 749 del imperio romano, Augusto César reinaba desde hacia= 31 años; y para resaltar su grandeza y poderío hizo cerrar en señal de paz universal el templo del dios Jano, uno de los más importantes de la capital romana. Este acontecimiento había sido profetizado por Daniel, diciendo que “Dios ha dado a un imperio la fu= erza y la gloria gozando de una paz universal, luego aparecerá, por fin, = otro reino que suscitará Dios y durará para siempre” (6,26)<= o:p>

 

El profeta Isaías identificó al Hijo del Altísimo como el “Príncip= e de la paz” (9,6)

 

Escritores y pensadores paganos habían proclamado el advenimiento de un Hombre Salvador, así = por ejemplo:

 

Confucio (500 a.C.), mencionó= ; en la China a un “Santo” que era “un rey al que hemos de reconocer para poder salvarnos”

Sócrates (399 a.C.), filósofo griego, habló de un “Sabio universal”

Tácito (116 d.C.), y Suetonio (120 d.C.); escritores romanos, afirmaban que “era universal la creencia en antiguas profecías de que de Ori= ente vendría el Rey del mundo”

 

A las sibilas (adivinas que predecían el futuro en Roma) se les atribuye:

 

El nacimiento de Cristo<= /span>

El eclipse solar cuando murió= ; en la cruz

La resurrección de los muert= os

El día del juicio final=

 

En el siglo XIII, San Buenaventura relataba en un sermón de Navidad, que en el día del nacimiento del Mesías pasaron cosas asombrosas:

 

Una estrella brillante apareci&oacu= te; en el cielo, por el lado de Oriente, en ella se veía la figura de un hermoso niño en cuya cabeza relucía una cruz

En Roma, al medio día apareció sobre el capitolio, junto al sol, un círculo dorado, teniendo en el centro una bellísima mujer, portando un niño. Viendo esta señal el emperador Augusto ofreció incienso y se negó desde entonces a ser llamado dios

 

La gruta donde nació el Salv= ador era conocida por los primeros cristianos, el emperador Adriano (117-138) ordenó levantar una estatua del dios Adonis para borrar el recuerdo = de este acontecimiento. La emperatriz Santa Elena en el año 330 la transformó en un magnifico santuario conocido como la “Basílica de la Natividad”. En el 529, judíos sam= aritanos la quemaron, por lo que el emperador Justiniano (527-565) la reedific&oacut= e;, quedando así hasta hoy.  Hoy en día está en poder de los ortodoxos griegos, que la compart= en con los padres franciscanos y la comunidad cristiana armenia

 

La puerta de la basílica mid= e un metro con veinte, por dos razones:

 

Para que los infieles (sarracenos) = no pudieran ingresar a caballo

Para que los devotos entren en ella casi agachados, por eso se le llama la “puerta de la humildad”<= span style=3D'mso-spacerun:yes'> 

 

Sobre el año del nacimiento = de Nuestro Señor Jesucristo se tiene por seguro que fue 6 o 7 añ= os antes de la era actual. El error se debió a los cálculos hech= os por el clérigo romano Dionisio el&n= bsp; “exiguo” en el siglo IV

 

Según una piadosa tradición el Unigénito de Dios nació un día dom= ingo hacia la media noche

 

La palabra Navidad viene del lat&ia= cute;n “Nativitas”, o sea “nacimiento del Señor”. Mientras que los católicos romanos la celebramos el 25 de diciembre,= los ortodoxos lo hacen el 6 de enero y los armenios el 18 del mismo mes

 

El 25 de diciembre se celebraba la fiesta de Mitra, el dios solar, en esta época los romanos gozaban de= paz y la gente se repartía regalos, este acontecimiento se extendí= ;a hasta el día de año nuevo. La Iglesia Católica en el s= iglo IV bajo el reinado de Constantino cristianizó esta fiesta, teniendo = en cuenta que Jesús era “La luz verdadera que alumbra a toda la humanidad” (Juan 1,9), también llamado la “luz de las naciones” (Isaías 42,6)

 

Existe tres cosas en común e= ntre Cristo y el dios persa Mitra:

 

Ambos nacerían en una cueva<= o:p>

Serían visitados por pastore= s

Morirían para salvar la humanidad

 

En los tiempos del Mesías hu= bo cuatro gobernantes que llevaron el nombre de Herodes:

 

Herodes el “grande”, re= y de Israel; que mandó a matar a los niños inocentes en Belé= ;n

Herodes Antipa= s, tetrarca de Galilea y de Perea (hijo del anterior); mandó a decapita= r a Juan Bautista

Herodes Agripa I (Nieto de Herodes = el Grande), fue quien ajustició al apóstol Santiago y encarceló a Pedro

Herodes Agripa II, delante de quien compadeció Pablo cuando estuvo visitando a Fest= a en Cesárea

 

Los magos en la antigüedad cumplían varias funciones: eran astrólogos, médicos, sacerdotes y consejeros de los reyes

 

En el Salmo (72,10), dice que los R= eyes (Magos) venían de Tarsis, Sabá y de Seba

 

El evangelio de San Mateo no relata= que fueron tres los magos venidos de Oriente. Simplemente se deduce este número por los regalos que le obsequiaron al Niño Dios: oro, incienso y mirra. En otras tradiciones se mencionan que eran 2, 4, 8 y hasta 12. Igualmente, el apelativo de “reyes magos” y sus nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar; fueron añadidos después

 

La tradición cristiana sitúa a estos tres personajes procedentes de Arabia, India y Etiopía; dando a entender que de estas tres regiones pertenecí= ;an las tres razas conocidas en ese tiempo

 

En la carretera que conduce de Jerusalén a Belén se localiza el manantial de los magos, en el que la tradición indica que descansaron los Reyes Magos. Allí habiendo perdido de vista la estrella, volvieron a divisarla reflejada en l= as aguas. Los árabes también afirman que aquí descans&oac= ute; María camino de Belén &= nbsp;

 

Los tres regalos presentados al Div= ido Niño tienen los siguientes significados:

 

Oro: simboliza la realeza de Jesús, descendiente de la casa de David

Incienso: simboliza el sacerdocio eterno del Mesías, ya que este es el perfume que se utilizaba en el altar del templo sagrado

Mirra: simboliza la profecía= de la muerte redentora de Cristo, pues es la sustancia que empleaban los judíos para embalsamar los cuerpos de sus difuntos

 

Según el evangelio armenio d= e la infancia, los tres Reyes Magos eran hermanos:

 

Melkor, rey de Persia

Baltasar, rey de la India

Gaspar, rey de Arabia

 

Después de la resurrección del Señor, el apóstol Tomás los encontró en Saba (India), donde fueron bautizados y consagrados obispos, labor que cumplieron hasta su martirio en= el año 70 d. C.; siendo enterrados junto en un mismo sarcófago. = Sus reliquias fueron llevadas primero a Constantinopla por Santa Elena. Posteriormente, Federico Barbaroja, en el siglo= XII, las trasladó a la catedral de Colonia (Alemania), donde hoy reposan = sus cenizas con las coronas que llevaron durante su existencia

 

La Iglesia Católica recuerda= los cinco grandes dolores de San José:

 

Ver nacer al Divino niño en = un pobre pesebre

La huida a Egipto ante la amenaza de muerte del rey Herodes

La presentación de Jes&uacut= e;s en el templo, cuando el profeta Simeón anunció que serí= ;a causa de división entre los hombres

La pérdida de Jesús e= n el templo, y su búsqueda durante tres días

La separación de Jesú= s y María al llegarle la hora de la muerte

 

Los cuatro momentos importantes en = la vida del Hijo de Dios en el mundo son:&nbs= p;

 

Su nacimiento por medio de la Virgen María

Su muerte en la cruz

Su triunfal resurrección

El regreso al cielo a la presencia = del Padre Eterno

 

Ciudades bíblicas de Israel:=

 

Belén (Casa de Pan), fue la aldea donde nació el rey David, José y Jesús

Nazaret (Flor de Galilea), donde el Mesías vivió su vida privada=   por 30 años, lugar de origen de la Virgen María

Caná de Galilea, donde el Divino Maestro realizó su primer milagro al transformar el agua en vino. Lugar de nacimiento del apóstol Natanael

Cafarnaun (Bella Ciudad), la segunda patria = del Señor, donde más milagros realizó, y donde predic&oacu= te; con mayor elocuencia. Aquí se encontraba también la casa del apóstol Pedro

Tiberíades situada junto al mar, fundada por Herodes Antipas, tetrarca de Galiliea; quien le dio este nombre en honor del emperador Tiberio César <= /o:p>

Sebaste en la antigua Samaria, en esta ciu= dad según la tradición Herodes mandó a decapitar a Juan Bautista

Betania (Casa de la Pobreza), lugar de descanso de Cristo en el hogar de sus amigos los hermanos Lázaro, Ma= rta y María Magdalena

Betsaida (Casa de los Pescadores), cerca del río Jordán; cuna de los apóstoles Andrés, Pedro= y Felipe

Jerusalén (Ciudad de la Paz)= , la capital de Israel; aquí fue donde el Verbo de Dios murió y resucitó

Emmaús el sitio donde el Salvador resucit= ado efectuó la “fracción del pan” delante de sus discípulos Cleofás y Simón

 

En Nazaret se encuentra:=

 

La casa de San José, que sirvió de morada a la sagrada Familia, y donde Jesús pas&oacu= te; treinta años de su vida privada; aquí hay una basílica franciscana

La iglesia ortodoxa griega que se localiza sobre la antigua sinagoga en la que Cristo Jesús leyó= ; y enseño las Escrituras

 

En tiempos de Cristo vivían = en Palestina un millón de judíos, la población de Jerusalén era de unos 25 0 30000 habitantes; para la pascua podían llegar más de 180000 peregrinos. Otros hebreos vivían en diferentes ciudades de Asia Menor conocidas como diásporas

 

Las mujeres israelitas se casaban a= partir de los 14 años, y los hombres después de los 16 años

 

Cuando nacía un niño hebreo tenía que ser circuncidado a los ocho días de nacido e= n el seno del hogar; para las niñas había que esperar quince días para que se le impusiera el nombre

 

La sangre judía sólo = se hereda por la madre

 

Las mujeres no participaban de la v= ida pública, cuando salían a la calle debían cubrirse el rostro, algunas incluso no se descubrían ni siquiera en la casa. Sin embargo, el Señor trató a la mujer en un Plano de igualdad, e= ntre sus discípulos se encontraban muchas de ellas incluyendo a su madre María

 

Las sinagogas eran lugares de culto, escuelas bíblicas, hospederías y centro de difusión y propagación del judaísmo entre los paganos. Los niños asistían desde los seis años, a partir de los doce era considerado como mayor de edad, y por lo tanto responsable del cumplimiento= de la ley mosaica, y además apto para leer los rollos sagrados. Para las niñas no había una ceremonia especial

 

Los judíos de familias importantes mandaban a sus hijos entre los 16 o 18 años, a estudiar = con algún rabino o sabio famoso, como lo hizo Saulo= de Tarso (más tarde el apóstol Pablo), con Gamaliel

 

A Jesús lo llamaban como rabí (maestro), por sus grandes conocimientos en la Escritura Hebrea (Juan 3,2)

 

Uno de los títulos que más utilizaba el Ungido de Dios para referirse así mismo, era= el de “Hijo del hombre”, reconociendo su misión mesiánica para salvar a su pueblo (Daniel 7,3-14)<= /p>

 

Tain-Karen, la antigua ciudad sacerdota= l de Judea donde habitaban Zacarías e Isabel ambos de la misma estirpe; a= hora es conocida con el nombre de San Juan de la Montaña. Aquí se encuentra la iglesia y el convento franciscano que lleva el nombre del santo profeta. Se encuentra una cripta descendiendo siete escalones hasta la gruta del nacimiento de San Juan Bautista 

 

El nombre de Juan quiere decir “Dios es propicio”; es considerado como el último de los grandes profetas de Israel y precursor del Mesías, es llamado como “la voz del desierto”. Fue decapitado por Herodes Antipas en la fortaleza  de Maqueronte= , a orillas del mar muerto.  Aquí se construyó una iglesia sobre su sepulcro. Según la tradición la cabeza del santo profeta fue llevada después a la iglesia de San Silvestre de Roma

 

Cerca al río Jordán, = se encuentra un monasterio construido donde según la tradición, = el profeta Juan se dedicó a bautizar

 

San Jerónimo nos habla de la profanación de la cabeza de Juan por Herod&iacu= te;as, la amante y cuñada del rey Herodes Antipas; quien le atravesó la lengua con un alfiler de oro, vengándose así de lo que le había dicho

 

La tumba de este santo profeta se encuentra en la actualidad dentro de la mezquita  de Damasco en Siria

 

En 1999 se descubrió a orill= as del río Jordán una cueva bajo las ruinas de una iglesia bizan= tina del siglo IV, los arqueólogos la identificaron como el sitio donde vivía Juan el Bautista. Las ruinas de Otras tres iglesias fueron halladas cerca de esta gruta, demostrando el carácter sagrado del lu= gar

 

En nuestros días existen en algunas comarcas del Oriente los llamados cristianos de San Juan Bautista. = El origen de esta secta parece remontarse a ciertos discípulos del mismo que se adhirieron a los herejes de los primeros siglos

 

 

Las tres tentaciones que Cristo Jesús resistió al Demonio en el desierto son:

 

Convertir las piedras en pan

Tirarse de lo alto del templo de Jerusalén, para que los ángeles del cielo lo salvaran

Que se arrodillara para adorarlo

 

Los discípulos del Señ= ;or estaban conformados por pescadores, viudas, huérfanos, gente pobre, enfermos y lisiados, ex prostitutas como María Magdalena, y extranje= ros entre romanos y griegos

 

Los leprosos eran considerados como “impuros”, tenían que vivir afuera de las ciudades, y cu= ando entraban en ellas para pedir limosna lo hacían cubriéndose la cara con un velo, y anunciar su paso al sonar de una campanilla<= /span>

 

Cuando el Ungido de Dios en los evangelios se refería a las “llamas eternas del Infierno”= ;, señalaba al basurero de Gehenna, cerca de Jerusalén; en el valle de Jinón. = Este lugar humeaba día y noche sin parar gracias a la cal, los desperdici= os de la Ciudad Santa, y los cuerpos de los animales “impuros” y de los criminales que eran crucificados

 

El título de apóstol quiere decir “enviado”, eran doce por las doce tribus de Israel, ellos fueron:

 

Andrés y Pedro: Hermanos y pescadores del mar de Galilea

 

Santiago el “Mayor” y J= uan el “Discípulo amado”: Hijos de Zebe= deo y Salomé, eran Pescadores y amigos de los dos primeros. Por sus temperamentos Jesús les dio el título de “Hijos del trueno”

 

Santiago el “Menor” y J= udas Tadeo: Hermanos y primos del Señor

 

Felipe y Bartolomé (Natanael):  amigos

 

Mateo el “publicano”: Cobrador de impuestos

 

Simón el “ex Celote= 221; (guerrillero)

 

Tomás el “gemelo”= ;

 

Judas el “traidor”=

 

Nuestro Señor les dio varias misiones y poderes:

 

Predicar el evangelio (La buena nue= va)

Perdonar los pecados

Bautizar

Celebrar la eucaristía<= /o:p>

Hacer milagros en su Nombre

Expulsar demonios=

Hablar varios idiomas

Resucitar a los muertos<= /span>

 

Según la tradición cristiana el final de los apóstoles y algunos discípulos, fue= el siguiente:

 

Pedro: Crucificado en Roma por el emperador Nerón hacia el año 64 0 67. Sus restos se encuentra= n en el Vaticano

 

Pablo: Decapitado en Roma por el emperador Nerón, y por la misma época del príncipe de = los apóstoles. Sus reliquias están en las iglesias de San Pablo extramuros y San Juan de Letrán

 

Santiago el “Mayor”: Evangelizó España, fue decapitado en Jerusalén en el año 42, fue el primer apóstol en dar su vida por el Divino Maestro. Su cuerpo fue trasladado a la región de Galicia (Espa&ntild= e;a). Hoy se encuentra en la iglesia de Santiago de Compostela<= /p>

 

Juan: Después de la resurrección está casi constantemente junto a Pedro, seg&uacu= te;n Tertuliano  bajo el emperador = Domiciano fue echado a una caldera de aceite hirvient= e ante la puerta latina de Roma, de la que salió milagrosamente ileso, fue desterrado a la isla de Patmos, y  murió de anciano en la ciud= ad de Efeso

 

Santiago el “Menor”: Ob= ispo de la Ciudad de la Paz después del martirio de Santiago el “Mayor”. Fue arrojado del pináculo del templo  y luego apedreado en el año= 61 0 62,  por el sumo sacerdote Anás II

 

Andrés: Predicó el evangelio en Asia Menor, murió crucificado en forma de X en Patras d= e Acaya. Sus reliquias fueron trasladas a Constantinopl= a  y después a Amalfi. Su cabeza llevada a Roma en 1462,  fue restituida a Grecia por el papa Pablo VI

 

Bartolomé: evangelizó= en Arabia y la India, después se dirigió a Armenia donde suscitó fuertes envidias de los sacerdotes paganos, el hermano del r= ey Polimio, de nombre Astiage, dio la orden de despellejarlo y luego decapitarlo

 

Felipe: Murió crucificado  en Hier&aacut= e;polis bajo el reinado de Domiciano o de Trajano a la = edad de 87 años. Se dice que sus reliquias fueron llevadas a Roma y coloc= adas junto a las de Santiago el “Menor” en la iglesia de los Santos Apóstoles

 

Matías: Hizo apostolado en Etiopía, según se cree fue decapitado

 

Judas Tadeo: Predicó en Jude= a, Samaria, Siria, Arabia,  Mesopotamia y en la lejana Libia. Murió en Bei= rut, aunque otros relatos afirman que él y San Simón sufrieron el martirio en Suanis (Persia)

 

Tomás: Su labor apostólica la realizó en la India donde fue martirizado<= /o:p>

 

Mateo: Predicó entre los judíos y después en otros pueblos, una antigua tradició= ;n menciona que como jefe misionero no murió mártir; en cambio, = otra fuente menos segura, afirma que fue lapidado, quemado y decapitado en Etiopía; de donde sus Restos fueron llevados a = Paestum, en el Golfo Salernitavo, y en el siglo X a Salerno donde se encuentra hasta nuestros días=

 

 

 

Simón: Se cree que con el apóstol Judas Tadeo recorrieron las provincias del imperio persa. Ot= ra fuente atestigua que fue a Egipto, Libia y Manitania; padeció el martirio durante el imperio de Trajano, en el año = 107, a la edad de 120 años

 

Bernabé: Evangelizó al lado de Pablo en Antioquía, Chipre, Italia. Murió en Chipre, = pero también escritos apócrifos hablan de su martirio por lapidación  a manos de = los judíos hacia el año 70 en la diáspora de Salamina

 

Marcos (o Juan Marcos): Era primo o sobrino de Bernabé, compañero de Pedro en sus viajes misioner= os en Oriente y en Roma, donde escribió su evangelio. Probablemente murió en el año 68 de muerte natural, y según otra crónica,  como má= ;rtir en Alejandría (Egipto), atado con una cuerda en el cuello, luego arrojaron su cuerpo a las llamas. Sus reliquias se encuentran al parecer en= la Basílica de Venecia (Italia)

 

Lucas: Acompañó a Pab= lo desde su segundo viaje apostólico, falleció a la edad de 84 años en Beocia

 

Timoteo: Fue puesto al frente de la iglesia de Efeso, donde permaneció hasta= su martirio a causa de un motín popular en el año 97<= /span>

 

Tito: Obispo de Creta,  evangelizó en Dalmacia; murió en Creta en edad avanzada

 

Simón: Eusebio de Cesarea, autor de Historia Eclesiástica, afirm= a que remplazó a su hermano Santiago el “Menor” como obispo de= la Ciudad Santa por más de cuatro décadas, hasta que sufri&oacut= e; el martirio durante las persecuciones de Trajano; tenía más de cien años

 

Judas Iscariot= e: Se ahorcó a las afueras de Jerusalén, “cayendo de cabez= a, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron” en un terreno que fue conocido como = Acéldama, que quiere decir “campo de sangre”

 

 

 

Los lugares donde el Unigéni= to de Dios dio a conocer la Buena Nueva fueron:

 

Las sinagogas

El Templo de Jerusalén<= /o:p>

Aldeas y campos

En las casas

A orillas del mar subido en una bar= ca

 

En año 1986 se encontr&oacut= e; cerca del mar de Galilea, los restos de una embarcación judía= de los tiempos de Cristo, algunos creen que es la misma barca de Pedro donde el Primogénito de Dios predicó el evangelio

 

Para Orígenes la expulsión de los mercaderes del templo, fue uno de los hechos m&aacu= te;s importantes en la vida de Cristo

 

Santa Fotina, es considerada como la mujer samaritana a la que Nuestro Señor le pidió de beber agua. Según diversos relatos se retiró a Cartago con uno de sus hijos; allí predicó el evangelio y murió en prisión en tiempos del emperador Nerón <= /o:p>

 

María Magdalena, la discípula fiel del Maestro, y primer testigo de su resurrecció= ;n; según una tradición griega fue a vivir a Efeso, en donde probablemente murió

 

Lázaro hermano de Marta y de= la anterior, según una antigua tradición oriental fue obispo y mártir de Chipre en el reinado de Nerón. Sus reliquias fueron trasladadas en el año 900 por el emperador León VI, de Chipre= a Constantinopla juntos con las de su hermana María Magdalena, que habían sido encontrada en Efeso. Desde el siglo IV, los cristianos de Jerusalén, iban en procesión a su tumba en Betania de Judea, el sábado ant= es del domingo de ramos   <= /o:p>

 

La entrada triunfal del Salvador a = la Ciudad Santa montado en un burro, fue de la misma forma como lo hací= an los antiguos reyes de Israel (Zacarías 9,9)

 

 

Según la tradición la casa del Cenáculo pertenecía a la familia del evangelista San Marcos. Aquí sucedieron hechos sobresalientes:

 

La celebración de la última cena el jueves santo

El Señor resucitado se apare= ce a los apóstoles

La venida del Espíritu Santo= en la fiesta del Pentecostés

Pedro liberado de prisión po= r un ángel, se encuentra con los discípulos que oraban por é= ;l

 

San Epifanio, narraba que el Cenáculo fue preservado de la destrucción de Jerusalén= en el año 70 de nuestra era, por los ejércitos romanos

 

En un exorcismo un demonio de nombre A-Ka-Bor confesó por boca del poseso, que “eran tales los sufrimientos (de Cristo en el huerto de los Olivos), = que se sentía totalmente perdido y abandonado por el Padre... como si hubiera sido uno de los mayores pecadores”

 

Los médicos han explicado qu= e el “sudor de sangre” de Jesús en el huerto del Getsemaní, se debe a ciertos casos de tensi&oa= cute;n mental extrema

 

A las afueras de la Ciudad Santa en= el valle de la Gehenna, se encuentran unas cuevas,= una de ellas se llama la del “refugio de los apóstoles”; por= que según la tradición, ocho de ellos se escondieron en aquel lug= ar después del arresto del Señor

 

En el valle de Kidrón hay una serie de cámaras funerarias excavadas en la roca, segú= ;n una tradición del siglo VI, en una de ellas permaneció Santia= go el “Menor” desde que Jesús es hecho prisionero hasta su resurrección. Al lado, se encuentra la tumba de Zacarías, pad= re de Juan Bautista

 

Descendiendo del monte Sión, está la “gruta del arrepentimiento” en la iglesia de San Pedro en Gallicante (del canto del gallo). Según la tradición, en esta cueva fue donde el apóstol habiendo salido del palacio de Caifás, lloró amargamente

 

En noviembre de 1990, se encontró en el “bosque de la paz” a la salida de Jerusalén, una tumba de piedra caliza que parece contener los restos= de José Caifás, sumo sacerdote que entregó a Jesús a Poncio Pilatos<= o:p>

 

En el  Talmud (libro histórico y religiosos judío, escrito a finales del siglo I de nuestra era), se narra que el gran consejo de ancianos del sanedrín, lanzó con= tra Cristo la gran ex comunión que equivalía a la pena de muerte contra el culpable y contra los que le dieran asilo. La sentencia era pública al sonido de las trompetas, por los sacerdotes que precedían las asambleas de las cuatrocientas sinagogas de la Ciudad Santa. Por esta razón, Jesucristo, fue Declarado excluido solemnemen= te de la sinagoga, y proclamado como mago y seductor del pueblo de Dios

 

Las acusaciones que se hicieron con= tra el Divino Maestro fueron:

 

Perdonar los pecados en su Nombre

Recibir poder de Satanás

Hacer milagros el día sagrado (Sábado)

Creerse superior al templo de Jerusalén

Hacerse llamar Hijo de Dios

Hacerse llamar rey de los jud&iacut= e;os

 

El juicio contra el Hijo del hombre= , a la luz de los códigos judíos y romanos, presentó las siguientes anomalías:

 

Arresto con soborno y conspiración

Pruebas insuficientes

Falsos testigos

Ausencia de citación y acusaciones formales

Juicio adelantado en horas impropia= s y en día prohibido por la ley judía

Carencia de abogado defensor

Doble juicio por el mismo delito

Doble castigo por la misma falta

 

Antiguos relatos afirman que en el año 36, Pilatos fue llamado desde Roma por el emperador Tiberio reprochándole la muerte del Nazareno, cuando llegó a la Ciudad Eterna, Tiberio Había muerto, y su sucesor Cal&= iacute;gula, no le ofreció ningún puesto, por lo que murió amargado= en una villa que había construido entre Roma y Bai= as. Por su parte, el teólogo e historiador de la Iglesia Eusebio de Cesárea, al igual que la obra apócrifa titulada “Muerte= de Pilatos”, dice que el antiguo prefecto de Judea experimentó atroces tormentos obsesionado por la aparición de aquel hombre que h= izo crucificar, acabó suicidándose  al ahogarse en un lago suizo cerca= de un monte que aún hoy se llama Pilatus. Algu= nas leyendas afirman por el contrario, que se convirtió al cristianismo y murió mártir durante las persecuciones desatadas por Nerón; incluso se cree que fue bautizado por el propio apóstol Pedro. La Iglesia Copta lo venera así y celebra su fiesta religiosa = el 25 de junio

 

La crucifixión era el peor castigo de la ley romana reservado solo para los esclavos, los rebeldes y l= os prisioneros de guerra de otras naciones

 

La vía dolorosa que recorrió Jesús al Gólgota, era un camino de piedra en forma ascendente de menos de un kilómetro

 

En el trayecto se encuentra con var= ios personajes:

 

María su Madre, y el apóstol Juan

La Verónica que le limpi&oac= ute; el rostro

Un grupo de mujeres que las llamó “hijas de Jerusalén”

Simón el Cirineo, que le ayudó a cargar la cruz

 

Sobre la mujer que le secó la cara al Señor, la tradición la nombra como Sefarina. El título de Verónica sería una alusión al sagr= ado rostro, en griego la palabra Vera Icon quiere d= ecir “verdadera imagen”. Cuando Saulo persiguió a la Iglesia naciente, esta santa mujer dejó Palest= ina, llevándose consigo la preciada reliquia

 

Sobre el hombre que le ayudó= a Cristo Jesús a llevar el madero al Calvario, se sabe que era de Cirene, en Africa. Se convirtió en un discípulo fervoroso, mientras que sus dos hijos: Alejandro y Rufo, fueron apóstoles de la verdadera fe

 

 

 

 

Los peregrinos que visitan la ciuda= d de Jerusalén intramuros, pueden hacer el recorrido de las quince estaci= ones de la vía dolorosa, de acuerdo a los lugares establecidos por la ant= igua tradición cristiana:

 

I.      =             En la explanada del castillo de Antonia, residencia de Pilatos durante su permanencia en la Ciudad de Dios, hoy en día la escuela El Omaría, se encontraba originalmente la capilla= de la coronación con espinas y la flagelación

II.      =         Donde  la cruz fue puesta sobre Jes&uacut= e;s, está frente al arco romano llamado del Ecce Homo, allí el procurador entregó al Mesías a la multit= ud. El cuerpo principal del monumento está junto a la calle, mientras qu= e la parte norte del arco puede ser vista en la iglesia y convento de  las Hermanas de Sión. Todavía se puede observar los restos del  pavimento  con varios juegos tallados en la p= iedra, que servía de entretenimiento a los soldados romanos

III.      =      Frente al hospicio armenio, en la calle de la puerta de Damasco (o calle del rey Salomón), hay una columna rota en la pared, donde el Señor cayó bajo el peso de la cruz

IV.      =       Una segunda placa en la pared, pocos pasos más adelante, marca el sitio = del encuentro del Divino Hijo con su Madre

V.      =           Prosiguiendo el recorrido, donde la vía dolorosa dobla a la derecha, señal= a el lugar donde el Simón el Cirineo le ayudó a cargar el madero

VI.      =       Unos pocos metros hacia el oeste, hallamos la estación donde la Verónica enjugó el rostro del Unigénito de Dios

VII.      =    Cruzando el basar principal en la calle de Jan Ez Zeit, se localiza la p= orta judiciaria, por donde Cristo abandonó la ciudad en dirección = al Gólgota

VIII.     Pasando el hospicio alemán de San Juan, a la izquierda, se observa una cruz negra, en la que las mujeres lloraban y se lamentaban

IX.      =       La vía dolorosa propiamente dicha termina aquí, aunque esta estación es recordada en el monasterio copto, donde el pesado leño  hizo caer por seg= unda vez al Santo de Dios

 

 

 

Las cinco últimas estaciones= se encuentran dentro de la iglesia del santo sepulcro:

 

X.      =           Calvario: Jesús es despojado de sus vestiduras

XI.      =       Calvario: Jesús es clavado en la cruz

XII.      =    Calvario: Jesús muere en la cruz

XIII.     Calvario: el cuerpo de Cristo es descendido de la cruz

XIV.      = Santo Sepulcro: el cuerpo del Señor es sepultado en la tumba de José de Arimatea

XV.      =     Santo Sepulcro: Jesús resucita de entre los muertos


    

 

Con respecto a la leyenda del “judío errante”, existen dos versiones; una occidental y otra oriental, considerándose más antigua la primera de ellas= :

 

La leyenda occidental asegura que s= e llamaba Ashaverus, que era zapatero y que tenía = una pequeña tienda a la entrada de Jerusalén, cerca del sitio por donde el Mesías pasó con la cruz a cuestas, Habiendo solicita= do Jesús al judío que le dejara descansar un momento, ést= e se negó y encolerizado lo golpeó con una herramienta al tiempo q= ue le decía “anda”. Por este acto Asha= verus recibió la condena del Hijo de Dios, quien le dijo: “Yo luego descansaré, pero tú andarás sin cesar hasta que vuelva”. Desde entonces aquel judío comenzó a recorrer = la Tierra, y sus cansados pies jamás pudieron detenerse porque cada vez= que quería hacerlo las palabras de Cristo eran la fuerza que lo impulsab= an a continuar

 

La&= nbsp; leyenda  oriental  afirma  que  el  nombre del jud&iacu= te;o era Cortafilo,=   y  que oficiaba como po= rtero de Poncio Pilatos. Cuando sacaron al Mesí= ;as de la presencia del gobernador romano, le dio una puñalada por la espal= da, diciéndole “anda”. Jesucristo le respondió: ̶= 0;El Hijo del hombre se va, pero tú esperarás a que vuelva”. Después de esto Cortafilo se convirti&oa= cute; al cristianismo recibiendo el bautizo de manos de Anan= ías, quien le dio el nombre  de  José;  pero  continuando  su  peregrinación  e= n  este   Mundo. Dicen que el jud&iacu= te;o errante no lleva más que cinco monedas de cobre. Hay quienes afirman= que lo han visto en varios lugares e incluso un autor de la Edad Media, logró establecer que cada cien años sufre una terrible enferm= edad que se recupera, pues no puede morir sino hasta el fin de los tiempos<= /o:p>

 

Preguntando una vez San Bernardo al Señor en la oración, cuál había sido el mayor d= olor físico que había sufrido en el curso de su Pasión; Este respondió: “Yo tuve una llaga en la espalda de tres dedos de profundidad que me hizo la cruz llevándola sobre mis hombros; ésta ha sido la de mayor dolor y pena que todas las otras”

 

 

 

En las revelaciones particulares a Santa Margarita María Alacoque, el Mismo Mesías, también le confiesa que “la ingratitud y menosprecios (de los hombres) me es más penoso que todos los sufrimientos que padecí en mi Pasión”=

 

Santa Catalina de Siena interrogó al Señor que le iluminara un medio para aumentar su amor por El, y recibió un mensaje interior que le decía: “Meditar en la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. No hay nada más eficaz para crecer en el amor de Dios= 221;

 

La contemplación de la pasión del Salvador, punto central de la regla de los pasionistas, le había sido sugerida a su fundador San Pablo de la Cruz, por la misma Virgen María, que en una aparición le había explicado = el significado y el objetivo del dolor

 

Pedía San francisco de Asís al Hijo de Dios que le diera un remedio para llegar a la santidad,  y oyó una vo= z que le decía: “Abre el misal y encontrarás lo que deseas”. Abrió el libro y leyó un título que decía: “Pasión de Nuestro Señor Jesucristo”= ;. Se dedicó a meditar en ello y llegó incluso a ser la primera persona en la Iglesia Católica en llevar en su propio cuerpo los estigmas de Cristo Jesús

 

Santa Rita de Casia, meditaba tantas veces y con tanto fervor en el tercer misterio doloroso: la coronació= ;n de espinas; que se le formó una herida en la frente que le hac&iacut= e;a sufrir mucho, pero le proporcionaba el consuelo de poderse asociar a los dolores de Cristo en su Sagrada Pasión

 

A la también agustina Beata = Ana Catalina Emmerich, se le presentó Jes&ua= cute;s y le ofreció una corona de espinas; ella la aceptó y tuvo así en su frente la marca de este estigma. Luego se le abrieron también heridas en las manos, los pies y el costado

 

Después de la muerte de Santa Clara de Montefalco, encontraron en su coraz&oa= cute;n los signos de la Pasión del Redentor: la cruz, los tres clavos, la lanza, la corona de espinas y el látigo

 

 

 

las siete palabras del Mesía= s en la cruz fueron:

 

“Padre, perdónales por= que no saben lo que hacen” (Lucas 23,34)

“Hoy estarás conmigo e= n el paraíso” (Lucas 23,43)

“He ahí a tu Hijo̶= 1;. “He ahí a tu Madre” (Juan 19,26-27)

“Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?” (Marcos 15,34; Mateo 27,46)

“Tengo sed” (Juan 19,28= )

“Todo está cumplido= 221; (Juan 19,30)

“Padre, en tus manos encomien= do mi espíritu” (Lucas 23,46)

 

En los tiempos del Mesías algunos crucificados tardaban días enteros en morir, otros en cambio eran rematados de tres maneras:

 

Les atravesaban el corazón c= on una lanza, como hicieron con el Señor

Les partían las piernas para= que fallecieran por asfixia, como hicieron con los dos ladrones

Los  golpeaban  con  un  mazo  en  el  pecho,  para provocar un  paro  cardiaco

 

Sobre el eclipse solar que se produ= jo el viernes santo (Lucas 23, 44-45), fue predicho por el profeta Amos (8,9);= y testificado por los historiadores profanos como Thallu= s Liberto, en el reinado del emperador Tiberio; quien dice que en ese tiempo<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  “Una horrible Oscuridad cubrió el universo entero”. Flegón= , liberto por el emperador Adriano, escribió cien años después “que hubo en esa época un eclipse de sol tan completo, como nadie lo vio semejante”

 

Después de morir el Redentor= del mundo, se produjo un temblor de tierra, que partió transversalmente = la roca del calvario, como se ve hoy en día (Mateo 27,50-51)=

 

 

 

 

 

 

 

En Jerusalén hay dos lugares= que se discuten podría ser el sitio donde estuvo la tumba de Cristo Jesús (Mateo 27,60):

 

La basílica del Santo Sepulc= ro o de la Resurrección: Ha sido venerada durante dieciséis siglos como el lugar más sagrado del cristianismo. Fue construida por el emperador Constantino; hoy en día su custodia está en poder de las iglesias católica, ortodoxa griega y armenia

 

El jardín de la tumba: se encuentra afuera de las murallas de la Ciudad Santa, es un sepulcro tallado= en piedra, fue descubierto en 1867. Data del período de la ocupaci&oacu= te;n romana, y se piensa que pertenecía a José de Arimatea. Hay Además una colina cercana en forma de cráneo humano, Que = hace recordar al Calvario o Gólgota (calavera). Este sitio es reconocido = por muchas iglesias protestantes como el lugar bíblico de la crucifixión

 

De manera errónea otras religiones han querido identificar el lugar donde está el cuerpo del Hijo de Dios, así por ejemplo:

 

Para los seguidores de la secta evangélica islámica “Adhmadayya”, Cristo sobrevivió a la cruz, y murió de viejo a los 120 años; su tumba se localiza en Srinagar, = la capital del estado de Cachemira, al norte de la India; donde el Mesí= as fue en busca de las diez tribus perdidas de Israel

 

En 1935, el sacerdote sintoí= sta Koma Takeuchi, anunci&oac= ute; según un documento hebreo perteneciente a su familia, que habí= ;a Descubierto el sepulcro de Jesucristo en una colina de Salingo, pueblo septentrional del Japón

 

Las dos pruebas bíblicas de = la resurrección del Hijo del Altísimo, son:

 

La tumba vacía que encontró María Magdalena el día domingo

Las diversas apariciones a los apóstoles y discípulos

 

 

 

 

 

San Esteban, el diácono (servidor), que fue el primer mártir del cristianismo, al ser lapida= do en presencia de Saulo a las  afueras de la Ciudad Santa por ord= en del sanedrín, por el delito de blasfemia (Mentira religiosa). En el sigl= o V el sacerdote Luciano escribió a cerca del descubrimiento de las reliquias del santo, las que hoy se cree, reposan en la iglesia de San Lore= nzo en Roma

 

En el libro del Apocalipsis (5,5), = se nombra a Jesús con el título simbólico de “el León de la tribu de Judá”.<= o:p>

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
LA AMARGA PASION DE CRISTO

 

 

La beata Ana Catalina Emercih (1774-1824), nació en el seno de una f= amilia humilde en el norte de Alemania. A la edad de 28 años ingresó= en un convento agustino, después de trabajar como costurera y empleada doméstica. En 1813 enfermó, y permaneció inmóvi= l en su casa hasta su muerte; además se hicieron visibles los estigmas. T= uvo visiones sobre la pasión de Jesucristo, que fueron pasadas por escri= to por el poeta alemán Clemente Brentano, su primera publicación fue en 1833. ( El siguiente artículo es un resumen sobre dicha revelación particular que ha sido aceptada por la Iglesia Católica).

 

 

PREPARATIVOS PARA LA PASCUA

 

 

El miércoles santo, 12 de Nisá, Nuestro Señor come junto con sus amigos, en casa de Simón el leproso, en Betania= , y allí mismo, María Magdalena ungió por última = vez con perfume los pies de Jesús.

 

El 13 de Nis&a= acute;, jueves santo, antes del amanecer Jesucristo manda a Pedro, a Santiago y a J= uan, a buscar en Jerusalén a Helí, cuñado de Zacarías de Hebrón, en cuya casa el Señor había anunciado el año anterior la muerte de Juan el Bautista. Helí ten&iac= ute;a únicamente un hijo, que era levita, y amigo de San Lucas. Fue &eacut= e;l el encargado de conducir a los tres apóstoles al cenáculo propiedad de Nicodemo y José de Arimatea, para celebrar la cena de la pascua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL CENACULO=

 

 

Se encontraba del lado sur del monte Sión, no lejos de las ruinas del castillo de David, antes de la construcción del templo, el arca de la alianza estuvo depositada allí en el sótano durante un largo Período. Fue el mis= mo lugar de residencia del profeta Malaquías, donde escribió su Libro sobre el santísimo sacramento y el sacrificio de la nueva alianza. Cuando casi toda Jerusalén fue destr= uida por los babilonios, esta casa fue respetada

 

En esta morada el Mesías ora= ba y hacia milagros, los discípulos también se quedaban con frecue= ncia para pasar la noche.

 

 

EL CALIZ DE= LA ULTIMA CENA

 

 

Pertenecía a Serafía (la Verónica),era muy antiguo y había estado guardado mucho tiempo en el santo templo. Esta santa mujer lo había comprado en un mercado de antigüedades; Cristo lo utilizó en varias oportunida= des. Desde el día de la última cena pasó a ser custodiado p= or la comunidad cristiana, y quedó depositado en la iglesia de Jerusalén, otras de las pequeñas copas utilizadas en aquella ocasión se encuentran en Antioquía y en = Efeso.

 

El gran cáliz había s= ido de la casa de Abraham, el sacerdote Melquisedec= lo llevó consigo desde la tierra de Semíram= is al Canaán, lo utilizó para el sacrificio, cuando ofreció pan y vino en presencia del santo patriar= ca.

 

 

 

JESUS ENTRA= EN JERUSALEN

 

 

En la mañana del jueves sant= o, mientras los apóstoles estaban ocupados en la ciudad santa con los preparativos de la pascua, Jesús, que se había quedado en Betania, se despide de las santas mujeres, de Lázaro, y de su Bendita Madre, quien le anuncia en secreto todo lo q= ue le iba a suceder con su pasión, muerte y resurrección; le dijo también que celebraría espiritualmente con ella la últ= ima cena

 

El Hijo del Hombre y los apóstoles salieron de Betania y se encam= inaron a la ciudad de Dios, con ellos iban siete discípulos;  entre ellos estaba Juan y Marcos, = el hijo de la pobre viuda que el jueves anterior había ofrecido su último dinero en el templo mientras el Señor predicaba. Las santas mujeres con María lo siguieron al cabo de un rato<= /span>

 

 

LA ULTIMA C= ENA

 

 

Cristo y sus discípulos come= n el cordero pascual en el cenáculo, dividido en tres partes:<= /span>

 

Jesús con los doce apó= ;stoles en la sala principal

Doce discípulos en una sala lateral

María y las santas mujeres en otra habitación

 

Jesús instruye a los apóstoles sobre la penitencia y el arrepentimiento, todos reconocier= on sus pecados, excepto Judas. Seguidamente les lava los pies a cada uno de el= los, recibiendo una especie de absolución espiritual

 

El Ungido de Dios bendijo el pan y = se lo entrega a los apóstoles, el pan entraba en la boca de ellos como = una sustancia brillante, sólo Judas permanece en tinieblas. La Santísima Virgen recibió el Sacramento de la eucaristía espiritualmente en la otra sala. Acabada de la cena se guardó lo que había quedado del pan consagrado, con el que los apóstoles comulgaron  después de = la resurrección. Fue Juan quien administró también el San= tísimo Sacramento a la Madre del Hijo de Dios

 

La visionaria estigmatizada no recu= erda si el Señor comiera o bebiera del pan y el vino consagrado, tampoco = vio que anteriormente lo hubiera hecho Melquisedec<= o:p>

 

Durante la celebración de la pascua, una figura terrorífica  estuvo al lado de Judas, además vio tres demonios a su alrede= dor cuando sale del cenáculo; parecían irle alumbrando el camino, para cumplir su traición

 

Jesús termina la santa cena cerca de las nueve de  la noch= e, y después de despedirse de su Madre, y de las santas mujeres se dirige= con sus amigos cantando salmos al monte de los Olivos, su alma estaba profundam= ente turbada, y su tristeza iba en aumento 

 
 
JESUS EN EL MONTE DE LOS OLIVOS

 

 

Eran las once de la noche cuando llegaron al Getsemaní, el Hijo de Dios d= eja a ocho de sus compañeros, mientras se lleva consigo a Pedro, Santiago y Juan adentro del huerto de los olivos; después El sólo se ocu= lta en una gruta, a su alrededor había un círculo de figuras horr= ibles que se le acercaban cada vez más. En este mismo sitio habían = ido Adán y Eva, tras ser expulsados del Paraíso para lamentar su pena.

 

Aquí Cristo Jesús tie= ne varias visiones:

 

Satanás le muestra todos los pecados de la humanidad desde el principio hasta el fin del mundo

 

El príncipe del mal le atrib= uye haber sido el causante de la muerte de los niños inocentes en Belén, de los padecimientos de José y María en Egipto,= de la decapitación de Juan Bautista, de haber separado a muchas familia= s en su nombre, de no haber curado a todos los enfermos, de la muerte de los cer= dos endemoniados en el mar

 

Los ángeles bajaron del cielo para mostrarle, todos los sufrimientos que había de soportar por el perdón de los pecados

 

El Hijo del Altísimo contemp= la las penalidades futuras de sus apóstoles, discípulos, de la iglesia primitiva, ve  las persecuciones a la Iglesia Católica a través de los siglos; l= as herejías, los cismas y las apostasías, los sacrilegios, el fanatismo religioso, los malos pastores, el orgullo de los padres de la ref= orma protestante. Ve además a Satanás que le arrebataba con violen= cia a una multitud de almas redimidas con su Sangre

 

El Maligno adoptaba varias formas, = como una gigantesca sombra negra, como un tigre, toro, lobo, dragón o serpiente con una corona en la cabeza. El enorme reptil conducía innumerables legiones de los enemigos de Cristo de cada época y nación, armados con todo tipo de destructivas armas; igualmente, lo insultaba y maldecía, lo hería y le pegaba con renovada rabia=

 

El Emmanuel observa en el limbo a Adán Y Eva, a los patriarcas y profetas, y a todos los hombres justo= s, que esperaban su llegada al mundo inferior con tal intensidad,  que lo fortifica y reanima

 

Los ángeles de Dios le muest= ran todas las multitudes de los bienaventurados de los tiempos futuros, que jun= tando sus esfuerzos a los méritos de su pasión,  debían  reunirse  por medio de El con el Padre Etern= o

 

La última visión incluía el beso de Judas, la huida de los discípulos, los insultos de Anás y = Caifás, la negación de Pedro, el tribunal de Pilatos, la burla de Herodes, l= os azotes, la coronación de espinas, La condena a muerte, el camino con= la cruz, la crucifixión, las burlas de los fariseos en el calvario, el dolor espiritual de María, sus últimas palabras en el madero,= la lanza del costado, y su muerte. Nuestro Señor lo acepta todo voluntariamente ofreciéndolo por amor a la humanidad

 

Después de este trance su ro= stro estaba cubierto de grandes gotas de sangre que le caían sobre el ros= tro pálido, tenía los cabellos pegados a la cabeza, y la barba en= sangrentada y en desorden, como si la hubieran querido arrancar, su vestidura también estaba empapada con sangre y sudor

 

Sus manos quedaron impresas en al piedra de la gruta, esta cueva llegó hacer más adelante objet= o de veneración

 

Aparece luego un ángel vesti= do como sacerdote que le da a comer una hostia y un vino traídos del ci= elo

EL ARRESTO<= o:p>

 

 

Poco antes de que Judas recibiera el precio de su traición, un fariseo había salido con siete escl= avos a un bosque perteneciente al templo, para traer la madera con que har&iacut= e;an la cruz de Cristo. este instrumento de muerte fue hecho en un patio detrás del tribunal de Caifás

 

Judas llega al huerto de los Olivos acompañado de seis fariseos y veinte soldados del templo, armados con palos y linternas. Jesús se acerca a la tropa y dijo en voz alta: “¿A quién buscáis?. “ Los jefes de los soldados respondieron: “A Jesús de Nazaret”. “Soy Yo”, al oír esto en dos oportunidades los soldados cayeron a tierra, los únicos que no lo hicieron fueron cuatro esbirros (esclav= os egipcios),  los seis Fariseos y Judas; porque estaban completamente entregados al poder de Demonio. En Camb= io todos los soldados se convirtieron luego al cristianismo, incluyendo a Male= o al que Pedro le corta una oreja, este se convierte instantáneamente, y durante la pasión sirvió de mensajero entre María y los otros amigos de Nuestro Señor =  

 

Los esbirros ataron al Mesías con la brutalidad de un verdugo, haciéndole sangrar sus manos, alred= edor del pecho salían cuatro cuerdas con las que lo tiraban de un lado al= otro, el Señor estaba descalzo, y fue obligado a andar por caminos llenos = de piedras y lodo, acompañado de toda clase de insultos y burlas, los s= eis fariseos lo pinchaban constantemente con la punta de sus bastones

 

Cuando llegaron a la mitad del puen= te del río Cedrón, lo aventaron al agua, si Dios no lo hubiera protegido la simple caída hubiera bastado para matarlo; las marcas de sus rodillas, pies y manos, quedaron milagrosamente impresas en la piedra d= onde cayó

 

Jesús no había bebido nada desde su agonía en los olivos, pero si lo hizo en las aguas del Cedrón, repitiendo las palabras proféticas de los Salmos: “En el camino beberé agua del torrente”

 

Desde el monte de los olivos hasta = la casa de Anás, el Unigénito de Dio= s se cae siete veces

 

 

JESUS ANTE = ANAS

 

 

 A medianoche el Mesías fue l= levado al palacio de Anás y conducido a una gran sala, donde estaba sentado este sumo sacerdote rodeado de veintiocho consejeros. Jesús permanece de pie, silencioso y con la cabeza baja<= o:p>

 

Cuando An&aacu= te;s empieza a interrogarlo sobre su doctrina, Este responde que siempre había hablado en público en el templo y la sinagoga, ante esta respuesta que desconcierta al anciano judío; un esbirro dio con su m= ano cubierta con un guante de hierro, una Bofetada en el rostro del Seño= r, cayendo de lado sobre los escalones, la sangre corre por su rostro, mientras todos lo insultaban y se reían

 

 

 

JESUS EN CONDUCIDO A CAIFAS

 

 

Posteriormente, el Santo de Dios fue conducido ante Caifás, quien estaba sent= ado rodeado por los setenta miembros del sanedrín; a ambos lados estaban= los escriba y los falsos testigos. Jesús fue Introducido entre gritos, insultos y golpes. Caifás arremete con preguntas burlescas, mientras los verdugos le pegaban y empujaban

 

Las acusaciones que le hacen son:

 

Se hacía llamar rey, profeta  e hijo de Dios 

 

Los fariseos eran una generaci&oacu= te;n adúltera y raza de víboras

 

Revolucionaba al pueblo contra las autoridades religiosas judías

 

Curaba el día sagrado del sábado

 

No observaba los ayunos impuestos p= or la ley mosaica

 

Se reunía a comer y beber con publicanos, prostitutas y paganos

 

Engañaba al pueblo con palab= ras de doble sentido

 

Sanaba a los enfermos y echaba demo= nios en su nombre

 

Profetizaba la destrucción de Jerusalén

 

Siempre hablaba de su reino

 

Repudiaba el divorcio

 

Se hacía llamar el Pan de Vi= da Eterna

 

De esta manera, sus palabras, enseñanzas y parábolas fueron desfigurabas, mezcladas con injurias y presentadas como crímenes; aunque entre los mismos testig= os se contradecían entre sí

 

La acusación final y de mayo= r peso, fue presentada por Caifás sobre su origen divino; a lo que El responde firmemente: “Yo soy el Cristo, el hijo de Dios vivo”

 

En cuanto Caif= ás sale del tribunal con los ancianos del consejo, los esbirros habían = ido arrancándole puñados del pelo de su barba, lo habían escupido, dado bofetadas, pegándole además con palos puntiagu= dos. Le pusieron sobre la cabeza coronas de paja y de corteza de árbol, y= se la volvían a quitar saludándolo con expresiones insultantes; = le quitaron las vestiduras y le echaron  sobre los hombros una capa vieja, le apretaron el cuello con una cad= ena, le ataron las manos sobre el pecho, colocaron una caña entre ellas y  le escupieron el rostro.  Le taparon los ojos con un sucio trapo   le pegaron,  le echaron lodo en la cara. En tod= o este tiempo el recinto estaba lleno de figuras diabólicas; pero alrededor= del Hijo del Altísimo, se veía un halo de luz

 

María, Juan, la Magdalena y algunas santas mujeres, estuvieron presentes en la entrada de la sala de Caifás; igualmente, se  encontraron con Pedro despué= ;s de que hubo negado tres veces al Divino Maestro

 

 

JESUS EN LA CARCEL

 

 

El Primogénito de Dios fue puesto en un pequeño calabozo bajo la sala de C= aifás, fue atado a un pilar y no le permitieron que se apoyara en él, de mo= do que apenas podía sostenerse sobre sus pies, cansados, heridos e hinchados. El Señor seguía rogando por sus enemigos, y cuando= al fin le dieron un instante de reposo, estaba llegando el amanecer=

 

Tan pronto como sale el sol el sumo sacerdote Anás y Ca= ifás, y una parte de los miembros del sanedrín, llevaron a Jesús an= te el gobernador romano Poncio Pilatos, para que legalizara la sentencia De muerte, ya que sus leyes religiosas no se lo permitían sin su consentimiento

 

 

 

LA DESESPERACION DE JUDAS

 

 

Mientras llevaban a Jesús a = casa de Pilatos, Judas, se da cuenta que lo iban a crucificar, en el templo arroja  al suelo las monedas. = Luego echa a correr a las afueras de Jerusalén; el Demonio le repetí= ;a al oído: “Caín, ¿Qué has hecho a tu herma= no? “. Llega al basurero de la ciudad santa, y lleno de desespero, coge su cinturón Y se cuelga de un árbol, cuando se hubo ahorcado, su cuerpo se revienta y sus entrañas caen al piso

 

 

 

 

 

 

 

 

JESUS ANTE PILATOS

 

 

El Unigénito de Dios fue conducido por las partes más frecuentadas de Jerusalén, las injurias y los malos tratos no cesaban, mucha gente se burlaba de El llamándolo rey, y echando en el suelo palos y trapos, le cantaban canciones que hacían alusión a su entrada triunfal entre ramo= s de palma. Jesús se encuentra en el camino con su madre, Juan y la Magdalena, El la mira con gran amor y ternura

 

En el pretorio Jesús fue presentado ante el gobernador romano, eran como las seis de la mañan= a. Pilatos estaba rodeado de oficiales y soldados romanos. El había oído hablar mucho de Jesús, al verlo tan horriblemente desfigurado por los malos tratos, se admira que  conservara  una expresión  de  dignidad en su rostro

 

Las acusaciones que presentan ante = el procurador romano, fueron:

 

Era el cabecilla de una conspiración contra el imperio romano

 

Faltaba a la ley del sábado<= o:p>

 

Decía que si comían su carne y bebían su sangre no tendrían vida eterna

 

Animaba al pueblo a no pagar el impuesto al emperador

 

Pretendía proclamarse rey, entrando en Jerusalén con honores reales

 

Predicaba que era el Cristo, el Ung= ido de Dios, el Mesías, el rey prometido a Israel

 

Pilatos decide interrogar a Jesús a solas, y se da cuenta que era un hombre inocente, y al darse cuenta que era de Galilea, decide Mandarlo ante Herodes, que se encontraba = en la ciudad por la fiesta religiosa

 

Cuando Nuestro Señor es conducido a la casa de Herodes, la esposa de Pilatos de nombre Claudia Procla le cuenta los extraordinarios sueños y visiones, y le ruega que no le haga ningún daño

JESUS ANTE HERODES

 

&n= bsp;

El palacio de Herodes no estaba lej= os del del gobernador romano, cuando este lo ve ll= eno de golpes, con el cabello desordenado, la cara ensangrentada y la túnica manchada; ordena primero que lo laven. Cuando lo vuelven a traer a su presencia, manda que le dieran un vaso con vino, pero Jesús lo recha= za, luego le hace muchas preguntas, pero el Siervo de Dios con la cabeza baja n= o le habla, porque Herodes estaba excomulgado a causa de su Matrimonio adúltero con Herodias, y por haber orden= ado la muerte de Juan el Bautista

 

El gobernador de Galilea ordena a s= us soldados que conduzcan al Mesías a un gran patio donde lo visten como rey con un saco blanco y un pedazo de tela roja, se inclinan ante El, lo empujan, lo injurian, lo escupen, le arrojan lodo, tres veces se cae por los fuertes golpes, invisiblemente los ángeles le ungían la cabez= a, sin este socorro del cielo lo hubieran matado en ese momento. Despué= s de esto, Herodes lo regresa a Pilatos

 

 

 

JESUS ES LLEVADO DE HERODES A PILATOS

 

 

Los enemigos del Hijo de Dios lleno= s de rabia por toda la perdida de tiempo, lo llevan de vuelta por un camino más largo, cayendo varias veces al suelo y levantándolo con patadas y golpes en la cabeza. Alrededor de la ocho la comitiva llega al palacio de Pilatos

 

Cuando Jesús llega de nuevo = a la casa del procurador romano, su túnica se enreda entre los pies y cae sobre los escalones de mármol blanco, que se manchan con su sangre

 

Por costumbre de la pascua, se deja= ba libre a un prisionero, y Pilatos pone al pueblo judío a escoger entr= e el Santo de Dios y Barrabás, que era un convicto de asesinato durante u= na revuelta, y de muchos otros crímenes. En la plaza se eleva un clamor general: “Libera a Barrabás”, entonces Pilatos dijo: “’¿Qué queréis que haga con Jesús, = el que se llama El Cristo?”. Todos gritaron: “!Crucifícale!= ” . Pilatos deja libre a Barrabás y condena a Jesús a la flagelación

 

 

 

LA FLAGELAC= ION

 

 

Los verdugos colocaron a Cristo en = una columna de azotes, fueron seis hombres en tres turnos de a dos, estaban med= io borrachos; Nuestro Señor temblaba y se estremecía, El mismo se acaba  quitar sus vestiduras c= on sus manos hinchadas y ensangrentadas; los verdugos lo atan de espaldas con las manos levantadas a unos anillos de arriba, mientras que sus pies atados también a la parte inferior apenas tocaban el suelo

 

Los dos primeros flageladores comenzaron a azotarlo desde la cabeza hasta los pies, con unas varas de mad= era flexible. El cuerpo del Salvador estaba cubierto de muchas llagas, y su san= gre corría Por el piso. Por todas partes se oía las injurias y la= s burlas contra la inocente víctima

 

Los segundos verdugos usaron unas v= aras de espino, con nudos y puntas. Sus golpes rasgaron toda la piel del Mesías, y su sangre les salpica sus brazos

 

Los dos últimos  utilizaron unos látigos con correas que tenían en las puntas unos bolas de hierro, con las que arrancaron la carne con cada golpe

 

Después cambiaron a Jes&uacu= te;s de posición, y le pegaron en la cara con otra vara, sus gemidos eran cada vez más débiles. La horrible flagelación hab&iacu= te;a durado cuarenta y cinco minutos seguidos. Cuando lo desataron El Hijo del Hombre cae  al suelo bañ= ;ado en su propia sangre, en un gran esfuerzo toma el lienzo y se cubre. Mientras estaba tirado al pie de la columna,  un ángel le ofrece de beber de una vasija un brebaje  luminoso  que  le  da nuevas fuerzas

 

 

 

Los soldados a patadas y palazos lo obligan a levantarse, mientras todo esto pasaba la Santísima Virgen = ve y sufre en su alma todo lo que padecía su Santo Hijo. Claudia Procla  = le envía  una  pieza de tela con la que ser&iacut= e;a después envuelto el cuerpo del Redentor. Eran las nueve de la mañana cuando se acaba la cruel tortura

 

 

 

LA CORONACI= ON DE ESPINAS

 

 

En medio del patio pusieron un banquillo y lo llenaron de piedras puntiagudas, le colocan una capa vieja, = lo sientan y le ponen una corona hecha de espinas en su cabeza, la mayor&iacut= e;a de las puntas estaban hacia dentro. Luego le ponen una caña en las manos, y con esta misma le pegan en la cabeza, con tal fuerza  que los ojos del Salvador se llena= ron de sangre. Se arrodillan ante El con burla, le escupen la cara y lo abofetean gritándole: “Salve, rey de los judíos”. Jes&uacut= e;s siente una ardiente sed a causa de la alta fiebre provocada por las heridas. Sólo su sangre que caían de su cabeza refrescaba sus labios; = esta espantosa escena dura media hora

 

 

ECCE HOMO

 

 

Jesús cubierto con la capa r= oja, la corona de espinas y el cetro de caña en sus manos, es presentado = ante Pilatos. Este dijo entonces a la multitud: “!Ecce Homo!”(“= ;!He aquí al hombre!”). Los sacerdotes y el pueblo contestaron: “!Mátalo!” !Crucifícalo!”. Pilatos se lava = las manos, y los judíos gritaron ”Que su sangre caiga sobre nosotr= os y nuestros hijos”. Pero el Mesías y su Madre no cesaban de orar = por sus enemigos, y muchos judíos se convierten después de la mue= rte de Jesucristo

 

Ese día la esposa de Pilatos, Claudia Procla, abandona a sus esposos y se une= a los amigos del Señor, incluyendo al diácono Esteban y al apóstol Pablo

 

JESUS CARGA= SU CRUZ HASTA EL CALVARIO

 

 

Después de la sentencia de muerte, Jesús es obligado a cargar su propia cruz, El se arrodilla, = la abraza y la besa tres veces; los verdugos colocaron el pesado madero sobre = su hombro derecho, ángeles invisibles lo ayudan a levantarla, pues no hubiera podido con ella. Pilatos a caballo inicia el cortejo, acompañ= ;ado de oficiales romanos, soldados y fariseos; Jesús camina descalzo, temblando, lleno de llagas y heridas, devorado por la fiebre, la sed y  el cansancio,  su cara  estaba  ensangrentada e  hinchada,  su barba y sus Cabellos manchados = de sangre, en todo este trayecto el Señor oraba, detrás iban los= dos ladrones, mientras uno maldecía y lo insultaba, el otro permanecía en silencio

 

Las calles eran muy estrechas y suc= ias, la gente de Jerusalén lo insultaba desde las ventanas, los esclavos = le arrojaban lodo, y hasta los niños le tiraban piedras o se las echaban bajo sus pies

 

Había en el camino una enorme roca, cuando Jesús llega a este sitio los verdugos lo empujaron, cay= endo por primera vez

 

María, Juan, la Magdalena y = las santas mujeres, se encontraban esperando el paso del Salvador, algunos judíos al reconocer a su Madre la insultaban y se burlaban de su pen= a, pero Ella estaba mirando a su Hijo que se acercaba; aquí cae por seg= unda vez, la Bendita Madre en medio de los soldados y los verdugos se abraza a E= l. Los verdugos la gritaban, pero algunos soldados romanos tuvieron compasión, y aunque se vieron obligados a separarla ninguno le pone = las manos encima

 

Más adelante, Jesús c= ae por tercera vez, a poca distancia se encontraba un pagano llamado Sim&oacut= e;n el Cirineo acompañado de sus tres hijos, este fue obligado para que ayudara al galileo a llevar la cruz. Al principio se molesta pero el Señor llorando lo mira con tal ternura que se siente conmovido; el día después de la pascua, fue a ver a los apóstoles y = les pide ser instruido y bautizado por ellos, sus Dos hijos mayores de nombre R= ufo y Alejandro, se unen  má= ;s adelante a los discípulos del Divino Maestro. El tercero era m&aacut= e;s joven y fue también compañero de San Esteban

 

La procesión sigue su marcha cuando Serafia, a quien desde ese día se conoce como Verónica (de Vera e Icon, que quiere decir: “Verdadero Rostro”), ella se abre paso entre los soldados y los esbirros, y le limpia la ante al Hijo del Altísimo co= n un lienzo, quedando milagrosamente impreso. Verónica guarda esta reliqu= ia en su casa, después de su muerte fue para la Madre de Cristo, y luego para la iglesia, por medio de los apóstoles 

 

Antes de abandonar la ciudad amural= lada los esbirros empujan a Jesús a un lodazal, Simón el Cirineo, = en su intento de evitar el charco, ladea la cruz, causando la cuarta caí= ;da. Al salir de Jerusalén el Santo de los santos se encuentra con  un grupo  de mujeres  vírgenes  y=   madres pobres con sus hijos En brazos, cuando las ve llorar, les profetiza la destrucción de la ciudad de Dios. en este sitio Pilatos= se vuelve a su palacio

 

El último tramo era un camin= o de piedra en forma ascendente, hasta el monte Calvario; el Ungido de Dios cae otras dos veces. Cien soldados romanos fueron encargados de vigilar el luga= r de la ejecución, al lado de fariseos, saduceos, escribas, gente pobre, extranjeros y paganos, esclavos y muchas mujeres. Eran cerca del medio día cuando Cristo Jesús llega al lugar de la crucifixió= ;n; una niebla rojiza empieza a oscurecer el cielo

 

También llegó al Gólgota la madre del Redentor, su sobrina María, hija de Cleofás, Salomé de Jerusalén, María de Helí, María, la hermana mayor de la Vir= gen, que era ya vieja y se parecía mucho A Ana, su madre; Verónica, Juana Cusa, Susana, María, la madre de Marcos, Salomé, mujer = de Zebedeo, Ana, sobrina de San José, la Magdalen= a y Juan, el discípulo amado

 

El lugar también estaba rode= ado de demonios bajo formas diversas; como serpientes y sapos. Igualmente, había ángeles sobre Jesús, y otros al lado de la Santísima Virgen y los amigos del Señor

 

 

 

 

 

 

LA CRUCIFIX= ION

 

 

Los esbirros le quitan la tú= nica de lana blanca sin costura que su Madre le había confeccionado, lo q= ue provoca que sus heridas que estaban pegadas se abrieran nuevamente. El Hijo= del Hombre temblaba, su cuerpo estaba cubierto de llagas y manchas negras, azul= es y coloradas, sus hombros y su espalda desgarrados hasta los huesos, su rostro desfigurado por los golpes, los ojos inyectados de sangre, tenía las manos y los pies  hinchados. Le ofrecieron de beber un vaso de vinagre con hiel, pero El, sin decir nada, voltea la cabeza y no lo toma. Jesús queda completamente desnudo, pe= ro Un hombre llamado Jonadab, sobrino de San José, le ofrece un lienzo con el que se cubre  

 

A continuación, colocan al Mesías sobre la cruz, y extienden su brazo derecho traspasando la ma= no con un clavo grueso y largo, su sangre salpica los brazos de sus verdugos; éstos al ver que la mano izquierda no llegaba al agujero que habían abierto al madero, ataron entonces unas cuerdas y jalaron con tanta fuerza que dislocaron su brazo. Asimismo, con unas cuerdas tiraron sus pies y los clavaron con un solo clavo; la dislocación fue tan horrib= le Que se oye crujir su pecho. También amarraron cuerdas a sus manos, brazos y pies para que no se desgarraran por el peso del cuerpo en la cruz<= o:p>

 

Eran las doce y cuarto cuando el Señor fue crucificado, es ese mismo momento en el templo resuenan las trompetas que anuncian la inmolación del cordero pascual 

 

Cuando Jesús fue alzado da un grito de dolor, a causa de la sacudida sus huesos dislocados chocaron unos = con otros. Los pies Quedaron lo bastante cerca del suelo, la sangre corrí= ;a por todo el cuerpo hasta  moja= r la tierra

 

Debajo de la cruz de Cristo estaba = la tumba de Adán

 

La Santísima Madre al pie de= la cruz, sentía en su alma cada insulto y cada nuevo tormento infligido= a su amado Hijo. Los fariseos se burlaban de Ella y la increpaban<= /span>

 

Los dos ladrones fueron despu&eacut= e;s crucificados, habían sido acusados de asesinar a una mujer con su hi= jo. Estaban en prisión desde mucho antes de la condena. El ladrón= de la izquierda era de más edad, maestro y corruptor del otro. Se les solía llamar como Gesmas y Dimas. Los dos formaban parte de una banda de asaltantes en la frontera con Egipto, y en u= no de sus refugios, años atrás se había hospedado una noc= he la Sagrada Familia. Dimas era un niño leproso que su madre, por cons= ejo de María, lavó con el agua Donde había bañado al Niño Dios; y con la que se curó al instante como premio a la atención que su madre había tenido con Ellos. Fue este el  ladrón arrepentido al que Jesucristo le promete el paraíso

 

Las cruces de = Gesmas y Dimas estaban clavadas un poco más abajo y ligeramente vueltas hacía la del Unigénito de Dios

 

Un criado de N= icodemo y José de Arimatea, compra la tún= ica de lana de Jesús que los soldados se iban a jugar a los dados

 

Los cien soldados romanos fueron relevados por otros cincuenta, éstos estaban al mando de Abenadar, árabe de nacimiento, bautizado después con el nombre de Ctesifón= . El segundo al mando, que se llamaba Casio y recibió más adelante= el nombre de Longino; todos estos militares romano= s se volvieron luego cristianos

 

Hacía las doce y media el ci= elo se oscurece en Jerusalén, las calles se cubren de una niebla espesa,= los animales aullaban y se escondían, los pájaros caían muertos al piso, muchos hombres Subían a los tejados y se lamentaban, otros estaban tendidos en las calles, mientras que otros caminaban a ciegas=

 

Las personas que se encontraban en = el Calvario se dividieron en dos grupos: unos lloraban y los otros maldec&iacu= te;an

 

 

 

 

 

 

 

 

LA MUERTE DE CRISTO

 

 

Con el paso de las horas Jesú= ;s se iba poniendo cada vez más pálido, un sudor frío le bañaba el cuerpo; poco después de las tres de la tarde da un grito, inclina la cabeza y entrega su espíritu. Su alma sale como un= a forma luminosa, penetrando en la tierra al pie de la cruz, con una multitud de ángeles, entre los que estaba Gabriel

 

Fue el capitán romano Abenadar quien reconoce que Jesús “era verdaderamente el Hijo de Dios”. El abandona el monte Gólgota = y se va hacia las grutas del valle de Hinón, = donde les anuncia a los discípulos que se encontraban escondidos la muerte= del Salvador. Igualmente, muchos fariseos adoptaron la nueva fe. Casio, que era bizco fue quien le atraviesa el costado derecho, la punta de su lanza trasp= asa el corazón y sale por el lado izquierdo del pecho; al retirarla mana= un chorro de sangre y agua que le cura la vista. Después de su bautismo= con el nombre de Longino, fue nombrado diáco= no, y lleva siempre  la sangre del Redentor, pasando el resto de su vida en penitencia y oración

 

Cuando Cristo Jesús muere ocurren hechos sorprendentes:

 

La tierra tiembla, y se parte el su= elo del Calvario entre la cruz del Mesías y la de G= esmas

 

Muchas almas del limbo vuelven a en= trar en sus cuerpos mortales, para dar testimonio de la divinidad de Jesú= s, entre los habitantes de la ciudad santa

 

El velo del templo se rasga de arri= ba abajo

 

Los espíritus del sumo sacer= dote Zacarías y el profeta Jeremías, se aparecen cerca del altar, proclamando a los sacerdotes judíos el fin del antiguo sacrificio y = el principio del nuevo pacto

 

Parte de las murallas de la ciudad = de Dios se derriban

A las cuatro de la tarde todo termi= na, y los muertos volvieron a sus tumbas

 

A los dos ladrones les rompen con martillos los brazos por debajo y por encima de los codos, al igual que las piernas por encima y por debajo de las rodillas. Gesma= s daba horribles gritos, y por eso le pegaron tres golpes sobre el pecho, para acabarlo de matar; Dimas  en c= ambio da un gemido y muere. Sus cuerpos fueron llevados a un lado del Gólg= ota para cubrirlos con tierra

 

 

EL DESCENDIMIENTO DE LA CRUZ

 

 

José de Arimatea pide permiso a Pilatos para depositar el cuerpo del Señor en un sepu= lcro nuevo no lejos del Calvario; Nicodemo hab&iacut= e;a comprado todos los ungüentos y perfumes necesarios para embalsamarlo, según la costumbre judía

 

El desprendimiento de Jesús = en la cruz ocurre después de las cuatro de la tarde, los dos ancianos judíos fueron los encargados de bajarlo, y depositaron su cuerpo en = los brazos de su Madre, Ella contemplando sus heridas, cubría de besos su cara ensangrentada, la Magdalena reposaba sobre sus pies, que bañaba= con lágrimas y secaba con sus cabellos

 

Posteriormente, la Santísima Virgen lava con una esponja todas las heridas y llagas de la cara y el cuer= po de su único Hijo; luego llena de ungüentos y de perfumes los estigmas de los clavos y la  l= laga del costado. Magdalena echa un frasco de bálsamo en la herida de la lanza, las santas mujeres ponen también hierbas en las heridas de las manos y los pies

 

José y = Nicodemo cubren luego el cuerpo con el lienzo, que milagrosamente queda impreso con todas sus heridas. Esta santa sábana permanece después en una ciudad, cercana al lugar de origen de los tres Magos de Oriente     

 

 

 

&n= bsp;

EL SEPULCRO=

 

 

La procesión al  sepulcro fue seguida con cantos de= los salmos, la gruta había sido excavada recientemente, después de depositar el cuerpo del crucificado cerraron la tumba con una pesada roca

 

María, las santas mujeres y Juan, se reúnen con los apóstoles y otros discípulos e= n el cenáculo. Por la noche llega también de = Betania Lázaro, Marta, la viuda de Naín, = Diva la samaritana, y María la sufanita<= /o:p>

 

Pilatos por petición de Caifás y los principales judíos, manda a poner una guardia en el sepulcro al mando de Casio

El cuerpo del Señor permanece dentro de la tumba rodeado de luz, mientras los ángeles lo adoraban<= o:p>

 

 

 

JESUS BAJA A LOS INFIERNOS

 

 

El alma de Jesucristo fue a tres pa= rte diferente:

 

El limbo o llamado también el seno de Abraham, donde estaban las almas de Adán Y Eva, los patriarc= as, los reyes y profetas de Israel; incluyendo a Juan Bautista

 

El purgatorio donde se hallaban las almas de paganos piadosos

 

El infierno que es un lugar lleno de ira, discordia, desesperación, injurias, aullidos y lamentos eternos; está rodeado de prisiones, cavernas, desiertos y lagos de fuego. Tod= os los allí condenados, incluyendo a Lucifer y los demonios, tuvieron q= ue adorar a Jesús

 

Cuando se acaba el día sábado, la Santísima Virgen se encontraba orando en una habitación del cenáculo, y un ángel vino a decirle que= su Hijo estaba cerca. Ella sale sola de la ciudad y ve a Nuestro Señor resplandeciente con una multitud de almas liberadas por El. La visió= n la llena de gozo, pero al regresar, ella no dijo nada de lo que había sucedido

 

 Las almas redimidas del limbo y el purgatorio se elevaron detrás del alma del Redentor a la Jerusalén Celestial, que es un lugar con palacios y jardines, llenos= de flores y de frutos maravillosos

 

Hacia las once de la noche la Virgen María sale sola del cenáculo, cuando estaba llegando al Calva= rio, se encuentra nuevamente con su Hijo, su cuerpo resplandecía

 

 

LA RESURREC= CION DEL SEÑOR

 

 

En la madrugada del domingo, el alma luminosa del Hijo de Dios se une a su cuerpo, y se levanta dentro del sepul= cro. En ese instante un demonio de forma monstruosa con cola de serpiente, y una cabeza de dragón, sale de la tierra. La mano del Salvador tení= ;a un estandarte, él pisa la cabeza del dragón, y le pega tres v= eces en la cola con el palo del estandarte, con lo que desaparece

 

La tierra tiembla y un ángel= del cielo aparta la piedra del sepulcro y se sienta en ella; Casio entra a la t= umba y ve los lienzos en el piso sin ver al Señor

 

Poco después la Magdalena y algunas santas mujeres fueron también al sepulcro, ellas en compañía de Salomé, una mujer rica De Jerusalén= , y pariente de San José; entran en la gruta que se encontraba vac&iacut= e;a

 

Casio fue a cortarle todo lo que había acontecido a Pilatos, pero éste no cree y piensa que to= do era producto de visiones fantasiosas      

 

La Magdalena le avisa a los apóstoles en el cenáculo que se habían llevado el cuer= po de su Divino Maestro, y regresa al sepulcro; Pedro y Juan la siguen de lejo= s

 

La discípula de Cristo se encuentra con el resucitado vestido de blanco, con una atajo en la mano, y sobre la cabeza un sombrero de corteza de árbol; al principio no lo reconoce pero al hablar con El regresa a la ciudad, eran más o menos= las dos y media de la madrugada

 

Juan y Pedro llegan después, ingresan al sepulcro que permanecía solo, Pedro  se lleva consigo los lienzos con q= ue habían envuelto el cuerpo del Hijo del Hombre

 

Un grupo de las santas mujeres también se encuentra en el sepulcro con Cristo resucitado=

 

Igualmente, el Señor se deja= ver a Santiago el Menor y a Judas Tadeo cerca del cenáculo. Muchos discípulos en Israel vieron también apariciones semejantes

 

Caifás y los sacerdotes del templo, les p= agan a los soldados que habían estado en la tumba, para que afirmaran que= los discípulos del nazareno habían robado su cuerpo. Esta mentira también fue difundida por los fariseos, los saduceos, los herodianos= ; y en las sinagogas de la ciudad de Dios. sin embargo, después del Pentecostés muchos hebreos adoptaron la doctrina de Cristo

 

La visionaria estigmatizada ve finalmente al sumo sacerdote Anás como poseído del Demonio, fue encerrado y nunca volvió a ser visto públicamente. Caifás tambié= ;n terminó perdiendo la razón. Por Su parte, Pilatos buscó inútilmente a su mujer por toda la ciudad; ella estaba escondida en = la casa de Lázaro, en Jerusalén. Esteban le llevaba comida, y le contaba todo lo que había sucedido

 

Así termina la relació= ;n de estas visiones, que abarcan desde el 18 de febrero hasta el 6 de abril, = del año 1823.  <= /span>

 

 

 

 

 

 

FRASES CELE= BRES SOBRE LA PASION DE CRISTO

 

 

 

El único camino para llegar = al cielo es la santa cruz de Cristo

Santa Rosa de Lima

 

La cruz de cada uno es suave si se lleva acompañada con Cristo Jesús

P. Luis Bossa<= /span>

 

La muerte de amor que deseo es la de Jesús en la cruz

Santa Teresita de Lisieux

 

La obra de Dios nace y crece al pie= de la cruz

San Daniel Com= boni

 

La fuerza del cristiano nace en la = cruz de Cristo

Pablo Maurino<= /span>

 

En Cristo crucificado reside la verdadera teología y el conocimiento de Dios

Martín = Lutero

 

La cruz de Cristo fortalece al débil y hace humilde al fuerte

B. Apor=   Vilmos=

Obispo Mártir

 

La cruz es el regalo que Jesú= ;s prepara a las almas que se consagran todas a El

Santa Gema Gal= gani

 

En la cruz está la suma de t= oda virtud, y  en ella se encuentr= a la perfección de la santidad

B. Tomás de Kempis

La Imitación de Cristo<= /o:p>

 

Nuestro sufrimiento unido a la pasión de Cristo, tiene un poder inmenso sobre el corazón de = Dios

P. Cristoforo<= /span>

 

No hay cosa que encienda tanto el a= mor a Dios, como la memoria de la pasión de su Hijo

San Vicente de Paul

 

La primera causa de la pasió= n de Jesús, es, que Dios quiere ser más amado que temido

Sto Tomas de Aquino<= /p>

 

La cruz de Jesucristo es la llave d= el paraíso, el báculo del débil, la estrella del penitent= e, el escudo de los fieles, la espada de los tentados, la prenda de los que le aman, y la fuente de todas las gracias

Papa San Dámaso

 

La cruz de Cristo es el compá= ;s de nuestra vida, y el espejo de nuestra alma

San Rosendo

 

En la cruz de Cristo encontramos go= zo y paz

Papa Juan Pablo II

 

Pon los ojos en el crucificado, y el peso de tus sufrimientos se hará más liviano

Sta Teresa de Jesús<= /span>

 

El pagano desprecia la cruz de Cris= to, porque no la entiende

San Agustín

 

Viendo todo lo que Jesucristo ha he= cho por mí, yo ahora que hago por El

San Ignacio de Loyola

 

Jesús se hizo víctima, para que tú y yo caminemos en victoria

San León Magno 

 

 

 

 

 

 

EL SANTO SUDARIO

 

 

RECUENTO HISTORICO

 

 

Según una antigua tradición proveniente de la iglesia naciente, el  apóstol Pedro conserv&oacut= e; el manto con que fue envuelto el cuerpo de Jesús, después de hab= er sido bajado de la cruz, y que él mismo encontró en el sepulcro vacío el domingo de resurrección.  (Lucas 24,12). San Cirilo de Jerusalén y San Gregorio Naciaceno, d= el siglo III, Juan, patriarca de Constantinopla y San Germán, obispo de París  del siglo IV, San Leandro de Sevilla del siglo VI, o Beda del sig= lo VIII; relataban que el “lienzo de Cristo” existía. La primera ciudad donde fue expuesto fue en Edesa = (hoy Urfa), edificada entre la Anatol= ia y Persia. En un manuscrito del siglo VI se cuenta que el rey Ukhamm (9-46 d.C.), al saber que en Jerusalén = un gran profeta había sido crucificado, logró obtener la “efigie” del santo, milagrosamente estampada sobre un lienzo de lino. Fue además Edesa el primer estado = del mundo en adoptar el cristianismo. Seguidamente, la reliquia fue llevada a Constantinopla (hoy Estambul) en Turquía, capital del nuevo imperio romano, en el año 994; y fue exhibida en la basílica de Santa María del Faro. Allí permaneció hasta la cuarta cruzad= a, cuando la ciudad fue saqueada por los franceses, en el año 1203. En Europa el lienzo estuvo primero en poder de los templarios, hasta 1307; lue= go pasó a manos del duque Geoffroy de Charny, quien lo expuso en la iglesia de Lirey. Después fue llevada a Turín en 1= 578, a la casa de los Saboya, desde entonces ha permanecido bajo la custodia de la arquidiócesis de Turín, en la capilla real de la catedral de = San Juan Bautista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

II.    EL SANTO SUDARIO Y LA C= IENCIA MODERNA

 

 

En el año 1898, el abogado <= span class=3DSpellE>turinés Secondo Pía, reveló una serie de placas fotográficas del lienz= o, en las que en sus negativos refleja la Imagen de un hombre cubierto  de  heridas,  y  con  la  misma  fisionomía que se le atribu= ye al Hijo de Dios. Del mismo modo, En diferentes períodos del siglo XX se hicieron estudios al santo sudario que mide 4,36 metros de largo y 1,10 de ancho. En total se han tomado más de 32.000 fotografías y más de 1.000 exámenes científicos. En julio del 2002 el lino fue sometido a una rigurosa limpieza para quitarle el polvo acumulado = por siglos, el sudario se cosió a una nueva tela esterilizada, los restos retirados fueron clasificados y guardados; además se tomaron imágenes a través de un escáner y se elaboró un mapa digital completo de la reliquia, que se conserva en argón, gas inerte que impide un proceso de oxidación. En 1988, las universidade= s de Arizona, Oxford y de Zurich sometieron el lino a la prueba de radiocarbono = 14, para determinar su antigüedad, que fue situada entre los siglos XIII y= XIV de nuestra era. Se creyó que la pieza era una falsificación d= e la Edad Media; sin embargo, en 1992 el sabio ruso Dimitri Kouznetsou demostró que la sábana de Turín es mucho más antigua. Argumentó que el incendio en 1532 provocó una especi= e de rejuvenecimiento, por las altas temperaturas que sufrió el lino mien= tras se encontraba guardado en un relicario de plata, en la catedral francesa de= Chambery. Los daños del tejido fueron remendad= os por las monjas clarisas de este templo en 1534. Inc= luso, los resultados obtenidos por los rayos X, han demostrado que este manto rectangular, corresponde a un tejido a mano de tipo “espina de pescado”, utilizado en Egipto y en Palestina desde el siglo III a.C. = Su material era de hilo de algodón de tipo “= herbaceum”, cultivado sólo en el Cercano Oriente. En el 2004, la doctora suiza, = Mechthild Flury- Lemberg, experta en la historia de los tejidos, aseguró que “el lienzo era auténtico”. Otra prueba para demostrar su autenticidad, está en las inscripciones en letras mayúsculas que a simple vista no se pueden verse, encontradas en var= ias partes del lienzo. Las palabras estaban escritas en griego, latín y hebreo; una de ellas dice IN NECEM que podría significar “vas a morir”, otros textos son: IHEOY “Jesús” en griego,= y NAZAPHNO, término que puede traducirse como “Nazareno”. Igualmente, dos científicos italianos descubrieron que la imagen del rostro se ve igual en la parte de atrás del sudario, lo que hace difícil cualquier falsificación.

&n= bsp;

 

 

Se logró por computadora una imagen del hombre  en tres dimensiones, en caso de que el lienzo hubiera sido una simple pintura, habría producido una impronta plana, distorsionada y sin estética. En la sábana  sólo   se   distinguen   dos  colores:   un   Suave   sepia   en  la   forma   del cuerpo= y un marrón  oscuro  proveniente  de   las  manchas  de   sangre.   La   figura  que  aparece por ambos lados del lino es una combinación de sombras oscuras y claras. Algunas penetran levemente en  la pieza, mientras otras ni siquie= ra fueron tocadas. Se tomaron muestras de 37 lugares distintos del tejido, per= o no se pudo extraer ningún tipo de colorante artificial; en cambio las  manchas de sangre son fluorescente= s, Al igual que los remiendo de las quemaduras. Se recogieron  además fragmentos de  polvo, hongos, esporas, y polen de= 28 especies distintas, algunas correspondían a 20 clases de plantas muy antiguas, de las 59 encontradas en su totalidad. Unas procedían de p= inos silvestres que sólo florecían en las llanuras de Siria y de Palestina, otras eran de la región del Mar Negro y algunas más recientes de Francia e Italia. Del polvo encontrado en el sudario, se hicie= ron muestras comparativas con las halladas en el museo arqueológico de Turín, y se extrajeron muestras de partículas de polvo de mom= ia y tejido funerario del Valle de los reyes, que datan del año 1100 a.C.= Se comprobó que ambos tejidos contenían una importante cantidad = de sal refinada y de excelente calidad, proveniente de las deltas del Nilo.

 

   

III.  LAS MARCAS DE LA CRUCIFIXION

 

 

El santo sudario ha sido llamado co= mo el “quinto evangelio”, debido a la gran información que contiene sobre la pasión del Señor. Los científicos dedujeron que el hombre del lienzo debió de medir 1.80 metros de alt= ura y pesar 80 kilogramos, sus cabellos son largos y recogidos en una trenza. El rostro refleja una fisionomía serena y llena de dignidad; pese a mos= trar visibles muestras de tortura. Tiene los ojos cerrados, la nariz fracturada,= el pómulo Derecho y el labio superior hinchados por fuertes golpes ocasionados con una vara. En la frente y alrededor de la cabeza hay 30 heridas,  estas fueron hechas = por una corona de espinas largas y  afiladas,  provenientes= de arbustos que florecen en el Mediterráneo. En el cuerpo quedaron señales de unas 120 marcas Producidas por un azote romano de dos cor= reas con puntas de plomo, de ellas brotó sangre y suero. También se hicieron estudios comparativos por medio de fotografías infrarrojas = con el “manto Sacro” o vestido blanco que se conserva en la iglesia francesa de Argentelvil, en el que se cree fue = el que llevó Jesús hasta la cruz; se descubrieron manchas de sangre,= en los mismos lugares de las heridas del ajusticiado del sudario. Otras herida= s en el omóplato izquierdo y el hombre derecho producidas por un gran pes= o. Se halló manchas de sangre hechas por un clavo que le atravesó= ; la muñeca izquierda, y una lesión en la rodilla izquierda a consecuencias de varias caídas. Marcas de una cuerda que le sujetaban las piernas, y en  el  centro  del  pie  derecho una  herida del clavo que fue empleado = para fijar ambos pies. Hay una similitud de acuerdo a la trayectoria que produciría los clavos de la crucifixión, traídos a Rom= a en el año 325 por la emperatriz Santa Elena, y que están en la basílica de la Santa Cruz. La herida del costado derecho fue provoca= da por una lanza de hoja afilada, que penetró entre la quinta y la sexta costilla e hizo manar sangre y líquido del pericardio. El  ”espectro” identific&o= acute; que la sangre humana del lino era muy antigua y pertenecía al tipo A= B.

 

 

IV. COMPARACION CON OTRAS RELIQUIAS

 

 

Del rostro de la sábana se lograron varios descubrimientos, pues se comparó con el velo de la Verónica, que es el paño con el que fue enjugada la cara del Mesías camino al calvario, y que se conserva en una iglesia italiana= ,  ambos son iguales. Asimismo, se ha= llaron 130 Marcas de sangre idénticas con el sudario que se conserva en Ovi= edo (España); que es un pequeño paño que cubrió el rostro del Señor, y que fue hallado también  por  San  Pedro  en  la  tumba  vacía  (Juan  20,7).  El manto  se encuentra en la catedral de Ovi= edo desde el siglo XII, y según las crónicas, fue sacado de Jerusalén en el año 614, cuando la Ciudad Santa fue arrasada = por los persas. En las fotografías tomadas a gran escala sobre los ojos = de la víctima, se encontraron las marcas de dos monedas sobre los párpados, lo que concuerda con la antigua costumbre hebrea. La moneda del lado derecho pertenece al procurador poncio Pilatos, acuñada entre los años 22 al 32 D.C. La del lado izquierdo es del emperador Tiberio César,  del año 29 D.C.

 

 

V.     ASOMBROSO DESCUBR= IMIENTO

 

 

Los médicos forenses explica= ron que la muerte de aquel condenado debió  de haber llegado después de= una terrible agonía de varias horas. El cadáver fue cubierto con = una gran cantidad de mirra y áloe, sustancias utilizadas en el rito fúnebre judío; estos componentes han sido identificados    en  todo  el  lienzo.  Los  expertos  han  concluido  que   la imagen  pudo haberse formado por un fuerte resplandor de energía, producto del calor del cuerpo de Cristo en el momento de la resurrección.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS RELIQUI= AS DE CRISTO

 

 

Para la Iglesia Católica nue= stra fe debe estar centrada en la persona de Jesucristo, hay que advertir que ninguno de los objetos relacionados con El, han sido considerados como 100% auténticos por las autoridades eclesiásticas; Aunque algunos gocen de gran popularidad o respaldo histórico, arqueológico y científico. Estas “reliquias de Cristo” que se encuentra= n en iglesias, monasterios y conventos tienen como finalidad ser un instrumento para  que el creyente medite e= n los aspectos importantes de  su  vida  en la tierra. Aquí describi= mos los más sobresalientes:

 

El papa Teodoro I (642-649), trasladó los restos de las tablas de la santa cuna, desde la basílica de la Natividad en belén a la de Santa María mayor en Roma.

 

En el destierro de la Sagrada Famil= ia a Egipto, a su llegada a la ciudad de Sakha (hoy = Bikha Isous), el Ni&ntild= e;o Jesús puso sus pies sobre una roca y dejó allí sus sagradas huellas. El hallazgo de esta reliquia pétrea se realiz&oacu= te; en 1986, mientras un grupo de arqueólogos efectuaba unas excavacione= s en la iglesia local de la Virgen María

 

Según el testimonio de Santa Paula y Santa Silvia en el siglo IV, no lejos de la ciudad de Tiberíades, los primeros cristianos visitaban = una iglesia en cuyo interior estaba la piedra sobre la que Jesús colocó los cinco panes y los dos peces para obrar el milagro.

 

En el Cenáculo o habitación alta de la Ultima  Cena en el monte Sión, se encuentra una piedra que indica el lugar donde Cristo se sentó.

 

En Roma en la basílica mayor= de San Juan de Letrán, se observa un trozo = de la mesa en la que el Señor celebró con los apóstoles la fiesta de la pascua el Jueves Santo.

 

 

 

 

El “Santo Grial” o también llamado “Santo Cáliz”, fue la copa utiliz= ada por el Divino Maestro en la Ultima Cena. Dice la tradición que San P= edro había llevado el preciosos vaso de Jerusalén a Roma, entregándole la custodia a la familia de  su discípulo San Marcos. Los pontífices la habían utilizado para celebrar la Eucarist&iacu= te;a hasta el siglo III, cuando San Lorenzo, diácono encargado de los Bie= nes de la iglesia, se vio obligado a distribuirlos entre los pobres para evitar= que cayeran en las manos del codicioso emperador Valeriano. El santo diá= cono sólo guardó el cáliz, enviándolo a su ciudad na= tal de Huesca, en España, con una carta suya escrita poco antes de su martirio.

 

En Huesca estuvo hasta el año 713, cuando el obispo y los cristianos de los Pirineos huyeron de la invasión de los moros, entonces el “Santo Grial” peregrinó por varios lugares hasta llegar al monasterio de San Juan = de la Peña, en Zaragoza; de donde fue trasladado a Valencia en el año 1424, por el rey don Alfonso “el magnánimo”, quien lo colocó en una capilla donde se venera hasta la fecha. =

 

El “Santo Cáliz” original es un vaso de ágata de unos 17 centímetros de alto, = le fueron añadidos una base de oro y piedras preciosas, y dos asas al estilo de los cálices de la Edad Media. Esta es una de las “reliquias de Cristo” que posee mayor y más constante tradición histórica.   

 

En la basílica del Getsemaní en Jerusalén, en el centro del presbiterio se halla la roca en la que el Salvador del mundo, se apoy&oacut= e; para orar con gotas de sangre al Padre Eterno.

 

Dice una antigua tradición q= ue en el camino del huerto de los Olivos a la casa de Cai= fás, se ve hoy en día cerca del puente del río Cedrón, una piedra de inmensas dimensiones en la que Nuestro Señor fue empujado = por sus captures; dejando impresa en ella sus rodillas, pies y manos.

 

En la torre Antonia en Jerusal&eacu= te;n se encontraba el tribunal romano donde Poncio P= ilatos condenó a muerte al Hijo del hombre. Aquí en el atrio fue levantada en los primeros tiempos una basílica, donde se veneraba una piedra que se dice Jesús había dejado las huellas de sus pies= . La basílica fue destruida en el año 614. También en el mo= nte de los Olivos dentro de una mezquita se halla una pisada del pie del Señor antes de regresar al cielo.

 

Otras pisadas del Mesías se encuentran en una pequeña iglesia sobre la Vía Apia en Roma. = Dice el relato que estas huellas se remontan al encuentro de Pedro con Jes&uacut= e;s, que iba caminando a la Ciudad Eterna para ser crucificado nuevamente; dándole a entender con esto  al apóstol, que él también sería martirizado.

 

En la iglesia de Santa Prassede del siglo V, se conserva una columna de mármol verde blanco de unos sesenta centímetros de altura procedente de la Ciudad Santa; en la que fue atado y flagelado Cristo Jesús. Esta reliquia fue llevada a Roma en 1222 por el cardenal Giov= anni Colonna cuando regresaba de la IV cruzada.=

 

La “Scal= a Sancta” que el Unigénito de Dios subió al pretorio para  entrevistarse con el procurador romano, es de mármol blanco de veintiocho gradas, algunas= con la sangre después de la flagelación. Fue traslada a Roma en el año 326 por orden del emperador Constantino, y se encuentra cerca de= la basílica de San Juan de Letrán. L= os fieles que van a visitarla suelen subirla de rodillas en señal de penitencia.

 

El “Velo de la Verónica”  con el= que se limpió el rostro del Redentor camino al Calvario, permaneci&oacut= e; hasta el año 1600 en la basílica de San Pedro del Vaticano. H= oy se conserva en un convento en el pueblito de Pescar en la región italiana de Abrozzo, y es conocido como el “rostro santo de Manopepello”. Hay = que anotar que según los análisis científicos los rasgos d= el rostro de la Verónica coinciden con el de la Sábana Santa de Turín.

 

Las más importantes reliquias relacionadas con la pasión del Señor fueron encontradas por la emperatriz Santa Helena en su viaje de peregrinación a Tierra Santa hacia el año 320 –25; así lo constata el historiador ro= mano Eusebio, y testimonios de San Cirilo de Jerusalén (+386), y de otros escritores del siglo IV.

 

 

 

 

La “Túnica SagradaR= 21; es una prenda confeccionada sin costura de una sola pieza, que mide 1.57 me= tros de largo por 1.09 de ancho, y tiene mangas hasta la mitad del brazo; está confeccionada en lino y lana, y es de un matiz oscuro. Seg&uacu= te;n se creé fue elaborada por la propia Virgen María. Esta túnica fue la que llevó el Mesías el Viernes Santo, y = que fue echada a la suerte de los dados por los soldados romanos en el Gólgota (Juan 19, 23-24). El Hecho de no haber sido dividido el “Manto Santo”, fue visto por los Padres de la Iglesia como un símbolo de la unidad a la que están llamados todos los cristi= anos (Juan 10,16; 17, 21). Santa Helena la encontró en Jerusalén y= la donó  a  la  ciudad  de Tréveris  (Alemania),  donde  es  custodiada en la Catedral que mandó a edificar su hijo Constantino. Desde el siglo XVI ha sido expuesta a la veneración pública en varias ocasiones.

 

En otra iglesia francesa la de Argentevil, se dice que también tiene el verda= dero “Manto de Cristo”; las huellas de sangre encontradas en ella son similares a las de la sábana de Turín.

 

A parte del hallazgo de la “S= anta Túnica”, la emperatriz romana realizó excavaciones cerca del monde Calvario, en donde encontró las siguientes reliquias:=

 

La “Vera Cruz” fue identificada de las otras dos de los ladrones, gracias a la prueba que prop= uso San Macario; la del Hijo de Dios fue separada después de haber curad= o a un enfermo, y volver a la vida a un muerto.

 

Los restos de la “santa Cruz” fueron distribuidas en diferentes lugares:

 

Una parte del “Santo Madero” fue mandado a Roma en el año 325, el mismo emperador Constantino construyó  = en su honor la basílica mayor de la “Santa Cruz de Jerusalén&= #8221;.

 

En una capilla dentro del Vaticano = se encuentran tres astillas.

 

Otros trozos fueron regalados a través de los tiempos por los papas a diversas iglesias del mundo, c= omo a la catedral de París  y otras iglesias francesas.

 

 

El Papa San Gregorio Magno (590 –604), obsequió un pedazo al rey visigodo español Recaredo.

 

En España se afirma que se encuentra un fragmento en la iglesia de Santo Toribio de Liébana, en= la provincia norteña de Santander. La tradición asegura que fue traído de Jerusalén en el siglo V por el mismo santo, quien e= ra obispo de Astorga, y contemporáneo del papa San León I el gra= nde (440 –446).

 

De la misma Ciudad Santa el emperad= or Heraclio (610 –641), tras su triunfo sobre los persas, trasladó otro tanto a Constantinopla (Turquía).<= /o:p>

 

El “Letrero de INRI” que mandó a colocar Poncio Pilatos se halla = en la basílica de la Santa Cruz, y es un fragmento de color tabaco y comido por la carcoma; en donde todavía se puede leer las palabras latinas “NAZARENUS Y JUDEORUM”.

 

La “Corona de Espinas” = que pusieron sobre la cabeza de Nuestro Señor, se conserva algunas astil= las; tres se encuentran en la basílica de la Santa Cruz. Otras espinas se guardan en la catedral de Notre Dame en Par&iac= ute;s; y son exhibidas el Viernes Santo. En la Catedral de Tr= éveris también hay espinas y un clavo  de la cruz de Cristo.

 

Otros  “Clavos de la Crucifixión” están distribuidos de la siguiente manera:=

 

Uno en la basílica de la San= ta Cruz, y tiene unos diez centímetros de largo con una punta cuadrada = de un centímetro.

 

El segundo clavo se halla en la cor= ona que era utilizada por los reyes de Italia, y fue regalada a la catedral de Milán (Italia).

 

El último está en el = asta de una de las “Lanzas de San LonginosR= 21;.

 

Otras reliquias relacionadas con la muerte y resurrección del Verbo de Dios, y que no son atribuidas a S= anta Helena; son las siguientes:

 

La esponja con que le dieron de beb= er vinagre al Señor, se halla en la Basílica de San Juan de Letrán.

 

La “Lanza de San Longinos”, quien fue el centurión romano= que le atravesó el costado de Cristo, después de haber muerto en = la cruz. Se encuentran cuatro lanzas que pueden ser la verdadera:

 

Una se halla en San Pedro del Vatic= ano, esta fue encontrada en 1098 por los cruzados en Antioquia, luego fue regala= da por el sultán Beyazil II al papa Inocenc= io VIII en 1492; cuando Jerusalén era ocupada por los musulmanes.<= /o:p>

 

Otra fue llevada en tiempos de las cruzadas y se conserva en la iglesia de Saint Chapelle= de París; a la que el papa Benedicto XIV (1740 –1758), calificó como auténtica.

 

La tercera se venera en una iglesia= de Cracovia (Polonia).

 

La última que tenía e= n su asta un clavo de la crucifixión, permanecía en el museo de Hofborg, en Austria. Se dice que esta lanza fue un talismán poderoso para Constantino el Grande, para el rey franco Car= los Martel, que expulsó de Francia a los ár= abes en el siglo VIII, para Carlomagno  y para el emperador romano Federico Barbaroja. Según la leyenda todos los que la había poseído result= aban victoriosos. Posteriormente, Adolfo Hitler la trasladó a Nuremberg, donde fue colocada en una iglesia que ordenó convertir en un santuario nazi. Después de terminar la= II Guerra Mundial, la preciada lanza fue devuelta nuevamente al museo de Hofborg.  =  

 

Dentro de la basílica del Sa= nto Sepulcro en la Ciudad de Dios, se encuentra la llamada “Piedra de la Unción”. Este es el lugar donde Nicodemo<= /span> y José de Arimatea embalsamaron con mirr= a y aloe el cuerpo de Cristo, antes de darle sepultura.

 

La “Sábana Santa”= ; es la tela con que fue envuelto el cuerpo del Señor al ser bajado de la cruz. En el lienzo se observa todas las huellas de la crucifixión, q= ue quedaron impresas según algunos científicos, por el calor del cuerpo en el momento de la resurrección. El “Santo SudarioR= 21; como también se le conoce, es una pieza de lino de 1.10 metros de an= cho con 4.30 de largo; fue conservada al parecer por el apóstol Pedro (L= ucas 24,12). En la actualidad está guardado en un relicario de plata en la catedral de Turín (Italia). Es la “reliquia de Cristo” q= ue ha sido mayormente analizada por la ciencia moderna.

 

El “Sudario de Oviedo” = es un paño pequeño que cubrió el rostro del Mesías, según la costumbre judía de enterrar a sus muertos. Fue halla= do por San Pedro y San Juan en la tumba vacía (Juan 20, 7).   El “Sudario de Oviedo&= #8221; se conserva en la catedral de esta ciudad española desde el siglo XI= I, fue sacado de Jerusalén en el año 614, después del ata= que de los persas. Curiosamente, muestras de laboratorio han comparado manchas = de sangre iguales al rostro de las Sábana Santa.

 

En Nazaret hay una capilla donde se venera un enorme bloque calcáreo que la tradición ha llamado = la “mesa de Cristo”, se tiene por seguro que en esa piedra comió el Señor con sus discípulos después de la resurrección.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA EUCARIST= IA: PRESENCIA REAL DEL SEÑOR

 

 

“El verbo se hizo carne, para poder morir por nosotros”

San Agustín

 

 

Para la mayoría de las igles= ias cristianas la “Eucaristía” (acción de gracias), es solamente un simbolismo de las palabras de Jesús en la “última cena”, celebrado con los apóstoles en la fiesta de la Pascua, el jueves santo del año 33 de nuestro era, el día anterior en el que sería sacrificado por los pecados de t= oda la humanidad (1 Juan 2,2).

 

Por otro lado, para la Iglesia  Católica fiel a la tradición del mensaje divino, ha enseñado que la “Eucaristía” es verdaderamente la presencia del Cristo e= n la “Hostia”, que será entregado por todos nosotros, y en el “Vino” que será derramado por todos nosotros, como un &#= 8220;nuevo pacto” con su muerte redentora en la cruz (Mateo 26,26-28; Marcos 14, 22-24; Lucas 22,19-20). Por esta razón, el Hijo de Dios mandó= a conmemorar a sus discípulos este acontecimiento, en recuerdo suyo (1= Corintios 11,25),  hasta que El vuelva (1 Corintios 1= 1,26; Apocalipsis 22,20). Igualmente, las Sagradas Escrituras nos dice que los primeros creyentes “se reunían en el templo, y en las casas partían el pan y comían juntos con alegría y sencillez= de corazón”(Hechos 2,46); principalmente el domingo, llamado el “día del Señor “ o “primer día”= ; de La semana (Hechos 20,7). Por ser el día en que el Mesías resucitó y venció a la muerte (Juan 20,1).<= /p>

 

En la historio de la Iglesia Primit= iva hay constancias escritas, como el testimonio de San Justino Mártir, hacia el año 155, para explicarle al emperador romano Antonio Pío, sobre el memorial que hacían los católicos: “Los fieles que asistían  al santo Sacrificio comulgaban bajo ambas especies. Los hombres recibían la santa Hostia en su mano y las mujeres en un lienzo blanco;  unos y otros beb&iacu= te;an del cáliz que les presentaba el sacerdote o el diácono...lo q= ue sobraba del vino consagrado se repartía entre los niños presentes, y el pan consagrado restante&nb= sp; era llevado a los enfermos y a los cristianos presos en los cá= ;rceles” (Comparar con Hechos 2,42).

 

Hay que resaltar el famosos milagro Eucarístico que se  con= serva en   Lanciano  (Italia), cuando en el siglo VIII, durante la misa un monje basiliano dudó = de la presencia de Cristo en el momento de la elevación, y para asombro su= yo la “Hostia” se convirtió en carne de corazón  humano  y=   el   “Vino”  en<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  sangre  de  tipo  AB  [la misma de la Sábana sant= a en que envolvieron el cuerpo de Jesús al ser bajado de la cruz, y que se conserva en Turín (Italia)]. Este milagro ha sido plenamente confirm= ado por los resultados de los análisis de la ciencia moderna. Cumpliéndose así las palabras del Mesías a los judíos incrédulos en la sinagoga de Cape= rnaun: “El pan que yo daré es mi propio cuerpo”  (Juan  6, 51). De hecho, también l= os discípulos de Emaús, sólo reconocieron que estaban ante la presencia del Señor, cuando “tomó en sus manos el pan, y habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se lo dio. En ese momento se les abrieron los ojos y reconocieron a Jesús” (Lucas 24, 30-31).

 

Es tan significativo la presencia d= el Salvador en la Eucaristía, que hasta las sectas satánicas se reúnen para profanar la Hostia escupiéndola y pisoteán= dola en el suelo, mientras se invoca el nombre del Demonio. Por otro lado, en mu= chas iglesias o capillas católicas se hace la exposición del Santísimo (Hostia consagrada que permanece en la custodia para la adoración de los fieles). Allí en un ambiente sacro y de pied= ad se hacen plegarias “unos por otros” (Santiago 5,16), ya que San Agustín decía que “la oración es la fuerza de los hombres y la debilidad de Dios”.

 

Cuando volvamos a comulgar, tengamos siempre presente las palabras del Evangelio: “Quien come mi  carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo lo resucitaré en el último día” (Ju= an 6,54).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS RAICES BIBLICAS DEL CRISTIANISMO

 

 

 

Se denomina cristianismo a la religión en conjunto  q= ue fue fundada por Cristo Jesús, “piedra angular de toda su doctrina” (1 Corintios 3,10-11; 1 Pedro 2,4.6-8). Esta religión heredó del pueblo judío la creencia de un único y verdadero Dios (Exodo 20,2-3), que tiene sus inicios desde la “santa alianza” entre Yahvé con el patriarca Abraham (Génesis 12,1-2); Convirtiendo al pueblo de Israel, en una “nación sant= a y reino de sacerdotes” (Exodo 19,5-6), Y sigue siendo un pueblo muy ama= do por el Padre Eterno (Véase Romanos capítulos del 9 al 11). Sin embargo, “cuando se cumplió el tiempo, Dios envió a su Hijo, que nació de una mujer, sometido a la ley de MoisésR= 21; (Gálatas 4,4). El es el “gran sumo sacerdote” (Hebreos 4,14), que establece un “nuevo pacto” (Hebreos 8,6), por su muerte salvadora en la cruz (Efesios 2,16; Colosesnes 1,20 ), dando origen al “verdadero p= ueblo de Dios” (Gálatas 6,16). Por consiguiente, “Ya no importa el ser judío o griego, esclavo o libre, hombre o mujer; porque unidos a Cristo Jesús, todos ustedes s= on uno solo. Y si son de Cristo, son descendientes de Abraham y herederos de la promesa que Dios le hizo” (Gálatas 3,28-29).

 

La Iglesia de Cristo fue vista dura= nte al menos los diez primeros años, como una “nueva secta” salida del Judaísmo (Hechos 28,22), pero en realidad era un “n= uevo camino”(Hechos 24,14); ya que estaba centrado en Jesucristo, quien es “el camino, la verdad y la vida” (Juan 14,6), por eso eran llam= ados también como “los nazarenos” (Hechos 24,5). Y a los homb= res y  mujeres que se atreví= ;an a seguirlo, eran perseguidos a muerte, arrestados y encarcelados (Hechos 22,4= ). No obstante, ellos estaban unidos en un mismo amor (Colosenses 3,14), como verdaderos  “amigos̶= 1; (3 Juan 15), compartiendo sus bienes  entre sí (Hechos 2,44), y llevando una vida según las enseñanzas del “sermón del monte”, para conseguir= el “reino de los cielos” (Mateo 5,3-12).

 

 

 

 

 

Ya en cuanto al término “cristiano” conque se identifica a los discípulos de Cri= sto, empezó a utilizarse en la provincia romana de Antioquía (actual  = Antakya, en Turquía) (Hechos 11,26).  Este nombre fue aceptado por todos aquellos que soportaban los sufrimientos de su fe (1 Pedro 4,16); convirtiéndose así en auténticos soldados de Cristo (2 Timoteo 2,3).

 

El cristianismo estuvo conformado en sus mismo albores históricos por el catolicismo, que tiene a Jesús como cabeza (Coloseses 1,18; Efesi= os 5,23), al fundar su congregación sobre el apóstol Pedro (roca) (Mateo 16,16-18; Lucas 22,32; Juan 21,15-17). La palabra griega “Iglesia” asamblea de fieles (1 Corintios 1,2) “Católica” universal (Romanos 15,10-11; 1 Corintios 12,1= 3; Colosenses 3,11; Apocalipsis 7,9); fue utilizada por primera vez por san Ignacio de Antioquía a principios del siglo segundo de nuestra era. = Ella es  “la familia de Dios,= que es la iglesia del Dios viviente,  la cual sostiene y defiende la verdad”(1 Timoteo 3,15).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUNDAMENTO BIBLICO  E HISTORICO DE LA IGL= ESIA CATOLICA

 

 

I. INTRODUCCION

 

 

¡Cuántas veces  no nos hemos preguntado ante la gr= an avalancha de iglesias cristianas! ¿Cuál de todas ellas es la verdadera?. Al respecto, decía San Cipriano en el siglo III, que “nadie puede tener a Dios por Padre, sino tiene a la Iglesia Católica por Madre”. Asimismo, el cardenal John henry newman agrega= ba que “para conocer la historia del cristianismo, es necesario dejar de ser protestante”. Por esta razón, los católicos afirmamos q= ue nuestra religión no fue fundada por ningún hombre, como ocurre con las demás confesiones cristianas, que muchas veces como “l= obos feroces” quieren acabar con  la iglesia (Hechos 20,29-30). Si no por el contrario, tiene sus orígenes en Jesucristo que es la “roca firme” (Mateo 7,24-25), y por lo tanto, nadie puede construir sobre otro cimiento (1 Corintios 3,9-11). La existencia de la Iglesia Católica y su impacto= han sido muy profundo; Hablamos de una institución que ha existido más que ningún imperio en la historia de la civilizació= ;n. Ha durado tres veces más que el imperio romano y dos  veces más que la Dinast&iac= ute;a China.

 

 

 

II.    CAMPO TEOLOGICO

 

 

La Iglesia Católica es vista  como el “cuerpo místico” de Cristo (Efesios 1,23), sin “mancha ni pecado”(Efesios 5,27), como “la esposa del Cordero” (Apocalipsis 21,9;22,17); a la que el Señor no deja de cuidarla (Efe= sios 5,29). Ya  que su  intención era que hubiera “un solo rebaño y un solo pastor” (Juan 10,16), donde El= es “el gran pastor de las ovejas” (Hebreos 13,20), llamado también el “pastor del pueblo de Israel” (Mateo 2,6; 15,= 24), el “buen pastor” (Juan 10,11) o “el Príncipe de los pastores” (1 Pedro 5,4); que vela&nb= sp; permanentemente por ellas (1 Pedro 2,25). Para cumplir esta santa la= bor el Hijo de Dios escogió a doce apóstoles (enviados) (Mateo 10,2-4; Marcos 3,14-15; Lucas 6,12-13;&nbs= p; Juan 20,21); dándoles plena autoridad Para gobernar su iglesi= a a la cabeza del apóstol  Pedro  (roca)  (Mateo 16,19; 18,18; 19,28; Efesios 2,20; Apocalipsis 21,14 );  Con Cinco grandes misiones: Predicar el Evangelio (Mateo 28,20) acompaña= do de la oración (Hechos 6,4), Bautizar (Mateo 28,19; Marcos 16,15-16), celebrar la eucaristía (Lucas 22,19), perdonar los pecados (Juan 20,= 23; Lucas 24,47), y realizar señales milagrosas  en su nombre (Mateo 10,1; Marcos 16,17-18), más sorprendentes de las que El mismo hizo (Juan 14,12); = Como Pedro que curaba con su sombra (Hechos 5,15) y Pablo con su ropa (Hechos 19,11-12).

 

Asimismo, el Santo de Dios antes de regresar al cielo, les promete a sus amigos enviarles la ayuda divina del Espíritu Santo, que les hará recordar todo lo que El les había dicho (Juan 14,26; 16,13); Haciéndose visiblemente pres= ente desde la fiesta del Pentecostés, y en otros momentos  (Hechos 2,1-4.33; 4,8.31; 7,55; 8,= 15.29; 9,17; 10,19.44; 13,4; 15,28; 16,6-7). O también, con la colaboración de los ángeles del cielo (Hechos 5,17-20; 8,26; 10,3-8.22; 12,7-11; 27,23-24).

 

 

 

III.  LA JERARQUIA ECLESIASTICA

 

 

Los apóstoles conforme se iba extendiendo la “Buena Nueva”, nombraron a su vez obispos (pastores), presbíteros (ancianos) y diáconos (servidores); p= or medio de la oración, el ayuno y la imposición de las manos (Hechos 13,3; 14,23; 1 Timoteo 4,14; 2 Timoteo 1,6) {rito sagrado que se ha mantenido hasta nuestros días en la jerarquía eclesiás= tica católica}. Prueba de ello es la escogencia de Matías por los = once apóstoles, para que ocupara el lugar de Judas (Hechos 1,15-26); al i= gual que el nombramiento por parte de Pablo de nuevos obispos como Tito en Creta, Timoteo en Efeso y Bernabé  en Asia menor, para que cuidaran la “iglesia” o el “rebaño”  de Dios (Hechos 20,28; Hebreos 13,= 7.17), y se dedicaran a “predicar y enseñar” (1 Timoteo 5,17). Estos  nuevos obispos se les d= io el legado de ordenar presbíteros (Tito 1,5), que dieran a conocer la sa= na doctrina (1 Corintios 4,1; 2 Timoteo 2,2; Tito 1,9), y curaran a los enferm= os por medio de la oración y la imposición del óleo (Sant= iago 5,14; Marcos 6,13). También, por solicitud de los apóstoles, = la comunidad  de Jerusalén=   nombró Siete diácono= s que se encargaban del cuidado material de los fieles (Hechos 6,2-6); uno de ell= os, Esteban, fue el primer mártir (testigo) del cristianismo (Hechos  7,59-60). Incluso, entre los apóstoles, discípulos, profetas, pastores y maestros hab&iacu= te;a diferentes dones y cualidades. (Lucas 10,1; hechos 13,1; Romanos 12,6-8; 1 Corintios 12,27-31; Efesios 4,11; 1 Pedro 4,10).

 

Fue tal el éxito que en poco tiempo “las iglesias se afirmaban en la fe, y el número de creyentes aumentaba cada día” (Hechos 16,5); “Las iglesi= as tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas, and= ando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el espíritu Santo” (Hechos 9, 31), (Véase también Hechos 2,47; 6,7; 11,19-21; 1 Pedro 1,1; Apocalipsis 1,11). Dirigidas en ca= da lugar por los apóstoles, obispos y diáconos (Hechos 15,4; Filipenses 1,1); todos ellos con los fieles en general conformaban las “iglesias de Dios” (2 Tesalonicenses 1,4), llamada tambié= ;n como “iglesias de Cristo” (Romanos 16,16), “iglesias de l= os santos” (1 Corintios 14,33), el “pueblo santo” (Hechos 9,= 13), “pueblo de Dios” (Apocalipsis 5,8; 8,3; 19,8); La “casa de Dios” (Hebreos 3,6), “familia de la fe” (Gálatas 6,10), o “familia de Dios” (Efesios 2,19). Del mismo modo, los príncipes de los apóstoles Pedro y Pablo, en sus cartas pastorales pusieron de manifiesto como debía de ser la vida ejemplar= y recta de los obispos (1 Pedro 5,1-4; 1 Timoteo 3,1-7; 4,16), presbít= eros (Tito 1,6-9; 2,2), diáconos (1 Timoteo 3,8-13); y de todos los cristianos (Romanos 12,9-21; 13,1-14; 14,1-23; 15,1-6). Sobre el particular= , se conoce una carta de San Ignacio de Antioquía, de los primeros a&ntil= de;os del siglo II, en la que dice que cada comunidad de creyentes, contaba con un único obispo, asistido por los presbíteros y diáconos.= Se conservan además las listas de los obispos católicos de las principales iglesias como Roma, Jerusalén, Antioquía, Alejandría; todas las cuales se remontan hasta los propios apóstoles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

IV.&= nbsp;         EL MARTIRIO: TESTIMONIO DE LA FE

 

 

A medida que se iba cumpliendo las palabras del apóstol de los gentiles que señalaba a Cristo co= mo el “salvador de la iglesia” (Efesios 5,23); el Diablo, como “león rugiente”, provocaba a la vez persecuciones a los creyentes en todo el mundo (1 Pedro 5,8-9); el mismo Divino Maestro as&iacu= te; lo había profetizado (Juan 15,20). Los primeros cristianos soportaban  con mucha paciencia varias penalidades (2 Corintios 6,4-5), convirtiéndose en verdaderos “testigos de Jesús” (Apocalipsis 17,6), para estar con E= l en su gloria (Romanos 8,17). En este punto, nuestra iglesia es la que ha dado más mártires en el cristianismo; se estima que en veinti&uacu= te;n siglos han sido 40 millones, entre los que se encuentran papas, obispos, sacerdotes, religiosos, monjas, misioneros, catequistas, neo-catecúmenos, seglares, niños y niñas. Solamente en= el siglo XX hubo 27 millones que murieron por la fe; como en las persecuciones religiosas en España, México, la Alemania nazi, en la época de la ex unión  soviética, en la China comunista, en las guerras internas de algunos países de Africa, América y demás (Comparar co= n 1 Pedro 2,20-21). Ellos son “los que han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero” (Apocalipsis 7,14), están “vestidos de blanco y llevando hojas de palma en las manos” (Apocalipsis 7,9); y por eso, San Agustín decía que  “La Iglesia Católica = va peregrinando entre las persecuciones de los hombres y los consuelos de Dios”.

 

 

V. IGLESIA MISIONERA

 

 

Esta labor evangelizadora se cumple  desde la misma orden d= ada por el Señor de dar a conocer su mensaje hasta los confines de la ti= erra (Mateo 24,14; 28,19-20; Hechos 1,8; Colosenses 1,23; Apocalipsis 14,6). Fue así como los apóstoles “todos los días, en el te= mplo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo” (Hechos 5,42; 20,20). Posteriormente,  se ha visto testificada en la historia del cristianismo, con la conv= ersión del gran imperio de los Césares,&nb= sp; con Constantino en el siglo IV; misioneros y monjes benedictinos hicieron lo mismo en Europa con las tribus Bárbaras de los godos, vikingos, francos, germanos y demás. A partir del siglo XVI el catolicismo se  extendió por  América, la India, China, Japón y el Africa gracias a la Predicación de valientes sacerdotes y religiosos  franciscanos,  dominico= s, jesuitas, mercedarios y agustinos (Salmo 68,11).

 

 

VI. EL AMOR= AL PROJIMO

 

 

Otro sello distintivo era la atención que se prestaba a los huérfanos y a las viudas (Sant= iago 1,27); en las iglesias el día domingo se recogía una colecta voluntaria para tal propósito (1 Corintios 16,1-2). Desde los tiempo= s de la iglesia primitiva, los obispos católicos construían hospit= ales para los enfermos, casas de protección para las viudas y huér= fanos, y albergues para los peregrinos; hoy en día cuenta con  sanatorios, dispensarios, leprosarios,  centros de salud, ancianatos, orfelinato= s, guarderías, escuelas públicas, talleres de capacitació= n, restaurantes infantiles, bancos de alimentos para los pobres, comedores populares, centros de rehabilitación para drogadictos y alcohólicos, para enfermos del SIDA y demás. Obedeciendo con esto  el mandato del apó= ;stol Santiago: “la fe sin obras, esta muerta” (2,14-18).<= /span>

 

 

 

VII.  CONCLUSION

 

 

Hay que reconocer que la Iglesia de Cristo en su parte humana, se ha cumplido la parábola de “la cizaña en el trigo” (Mateo 13,24-30), a través de los tiempos. De hecho, el Papa Juan Pablo II declaró honradamente que en= el catolicismo han habido “luces y sobras”. No obstante, el poder = del infierno no podrá vencerla (Mateo 16,18), porque “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Mateo 24,35), “la palabra del Señor permanece para siempre” (1 Pedro 1,25). El Mesías siempre estará con los suyos (Mateo 28= ,20; 1 Corintios 5,4); según la sentencia del maestro de la ley, Gamaliel (Hechos 5,38-39); Ya que existe una í= ntima unión entre Dios, la iglesia y Cristo Jesús, “por todos= los siglos y para siempre” (Efesios 3,21).

 

 

VII. FRASES CELEBRES SOBRE LA IGLESIA CATOLICA

 

 

Entre los cristianos no es  importante quien es el más fuerte, sino el más bueno

George Desvalí= ;eres

Pintor católico francé= ;s

 

Para el cristiano, la falta de fortaleza es el comienzo de la derrota

Papa Juan Pablo II

 

En toda la historia de la Iglesia C= atólica ha habido luces y sobras, pero más luces que sombras

Papa Juan Pablo II

 

La voluntad de la Iglesia Católica, es demostrar frente al templo que se levanta, la escuela q= ue se demuestra

Pablo Bert

 

Son tan sólidos los fundamen= tos a favor de la Iglesia Católica, y van en tal armonía con la lógica humana; que sirven para convencer a la mente más incrédula y obstinada

Papa León XIII

 

Nadie puede tener a Dios por Padre, sino tiene a la Iglesia Católica por Madre

San Cipriano

 

Allí donde está Cristo Jesús, está la Iglesia Católica

San Ignacio de Antioquía

 

Muero feliz porque muero en la religión católica

Ultimas palabras de Sta Teresa de Avila

 

Aunque me pusieran a escoger entre = mil religiones que hayan en el mundo, jamás escogería una que no fuera la religión católica. En ella he vivido y en ella quiero morir

Ultimas palabras de San Francisco de Sales

La iglesia Católica no le te= me a la verdad de la historia

Papa León XIII

 

Roma ha hablado, la cuestión= ha terminado

San Agustín

 

La Iglesia Católica civiliza= evangelizando

Papa Pío XI

 

La Iglesia Católica existe p= ara evangelizar

Papa Pablo VI

 

Dios no desea otra cosa sino la libertad de su Iglesia

San Anselmo

 

Fuera de la Iglesia Católica= no hay salvación

San Cipriano

 

El mayor enemigo de la Iglesia Católica es la ignorancia

Papa San Pío X

 

Tres cosas forman la Iglesia Católica: Jesús, María y el Papa

San José María Escrivá de Balaguer

 

Hay que servir a la Iglesia Católica como ella quiere que sea servida

san José María Escrivá de Balaguer

 

En estos tiempos lo importante no es buscar la conversión de los no católicos, sino la catolicidad= de los católicos

Prof. Plinio Correa de Oliveira

 

En estos tiempos es necesario que la Iglesia Católica crezca, No en número, sino espiritualmente

Papa Pablo VI

 

 

 

La Iglesia Católica va peregrinando entre las persecuciones del mundo y los consuelos de Dios=

San Agustín

 

En la medida en que cada uno ame a = la Iglesia Católica, posee aún más el Espíritu San= to

San Agustín

 

Jesús sufrió en la cr= uz los dolores en cuanto la cabeza, faltan los del cuerpo que es la Iglesia Católica

San Agustín (Comparar con Colosenses 1,24)

 

Si no creo en la religión católica romana, que es la verdadera; que voy a creer en las demás

Leibniz del Peñol=

 

Negar lo sobrenatural en la Iglesia Católica, sería como negar la esencia misma del cristianismo<= o:p>

Papa Juan Pablo II

 

La Santa Iglesia Católica es= la luz de mis ojos

Prof. Plinio Correa de Oliveira

 

La barca de Pedro que es la Iglesia Católica, puede ser arrastrada por las olas de este mundo, pero de ninguna manera puede sumergirse y perecer

Papa San Pío V

 

La principal misión de la Iglesia Católica consiste en hacer presente a Cristo entre los Hombr= es

Henry de Lubac=

 

La Iglesia Católica se prese= nta como un pueblo unido bajo el amparo del Padre, del Hijo y del Espíri= tu Santo

San Cipriano

 

La historia de la Iglesia Católica, es el testimonio de la revelación de Dios

Sto Domingo de Guzmán

 

Allí donde está Pedro está  la Iglesia Católica

San Ambrosio

 

La Iglesia del Dios vivo es columna= y fundamento de la verdad

San Pablo (1 Tesalonicenses 3,15)

 

La Iglesia Católica es una realidad santa constituida por hombres todos ellos, en grado y medida diferentes pero pecadores

San Ambrosio

 

Mientras más se estudie la historia de la Iglesia Católica, más se convence de la verdad= del cristianismo

Prof. Franco M= olinari

 

Los inicios del cristianismo apuntan hacia Roma

Robert Maclauner

Historiador protestante<= /span>

 

Para conocer la historia del cristianismo, es necesario dejar de ser protestante

Cardenal Jhon Henry Neuman

 

Los que saben pensar bien, se acerc= an a la Iglesia Católica; y los que no saben pensar se alejan de ella

Chesterton

 

La Iglesia Católica es la única institución humana que no nos haces ser hijos de este m= undo

Chesterton

 

La=   Iglesia Católica mira al mundo a través de los ojos de Cristo

Papa Juan Pablo II

 

 

 

 

EL CREDO BIBLICO

 

 

CREO EN DIOS. “Nuestro Dios es el ú= nico Señor” (Deuteronomio  6,4).

 

PADRE TODO PODER= OSO. “Lo que es imposible para l= os hombres es posible para Dios” (Lucas 18,27).

 

CREADOR DEL CIEL= O Y DE LA TIERRA. “E= n el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra”(Génes= is 1,1).

 

CREO EN JESUCRIS= TO. “El es el resplandor glorioso= de Dios, la imagen misma de lo que Dios es” (Hebreos 1,3).

 

SU UNICO HIJO. “Pues Dios amo tanto al mund= o, que dio a su Hijo Unico, para que todo aquel que crea en él  no muera, sino que tenga vida eterna” (Juan 3,16).

 

NUESTRO SE&Ntild= e;OR. “Dios lo ha hecho Señ= ;or y Mesías” (Hechos 2,36).

 

QUE FUE CONCEBIDO POR OBRA Y GRACIA DEL ESPIRITU SANTO. “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Dios altísimo descansar&aacut= e; sobre ti como una nube. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios” (Lucas 1,35).

 

NACIO DE SANTA M= ARIA VIRGEN.  “Todo esto sucedió pa= ra que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profet= a: ‘la Virgen quedará encinta y tendrá un hijo, al que pondrá por nombre Emmanuel’ (que significa “Dios con nosotros”)” (Mateo 1,22-23).

 

PADECIO BAJO EL PODER DE PONCIO PILATO. “Pilato tomó entonces a Jesú= ;s y mandó azotarlo. Los soldados  trenzaron una corona de espinas, la pusieron en la cabeza de Jesús, y lo vistieron con una capa de color rojo oscuro” (Juan 19,1-2).

 

 

 

 

 

FUE CRUCIFICADO<= /span>. “Jesús salió llevando su cruz, para ir al llamado ‘lugar de la Calavera’ (o = que en hebreo se llama Gólgota). Allí lo  Crucificaron, y con él a ot= ros dos, uno a cada lado. Pilato mandó poner= sobre la cruz un letrero, que decía: ‘Jesús de Nazaret, Rey de los judíos” (Juan 19,17-19).

 

MUERTO Y SEPULTA= DO. “Jesús gritó = con fuerza y dijo: -¡Padre en tus manos encomiendo mi  espíritu! Y al decir esto, murió (Lucas 23,46). Después de bajarlo de la cruz, lo envolvieron en una sábana de lino y lo pusieron  en un sepulcro abierto en una peña, donde todavía no habían sepultado a nadie (Lucas 23,53).

 

DESCENDIO A LOS INFIERNOS. “= Como hombre, murió; pero como ser espiritual que era, volvió a la vida. Y como ser espiritual, fue y predicó a los espíritus que estaban presos” (1 Pedro 3,18-19).

 

AL TERCER DIA RESUCITO DE ENTRE LOS MUERTOS.  “Cristo murió por nue= stros pecados, como dicen las Escrituras, que lo sepultaron y que resucitó  al tercer día” (1 Corintios 15, 3-4).

 

SUBIO A LOS CIEL= OS, Y ESTA SENTADO A LA DERECHA DE DIOS, PADRE TODO PODEROSO.  “El Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derec= ha de Dios” (Marcos 16,19).

 

DESDE ALLI HA DE VENIR A JUZGAR A VIVOS Y MUERTOS. “El nos envió a anunciarle al pueblo que Dios lo ha puesto como juez de los vivos y de los muertos” (Hechos 10,42).=

 

CREO EN EL ESPIR= ITU SANTO. “Porque Dios ha llenado con su amor nuestro corazón por medio = del Espíritu Santo que nos ha  dado” (Romanos 5,5).

 

LA SANTA IGLESIA CATOLICA. “= Y yo te digo que tu eres Pedro, y sobre esta piedra voy a construir mi iglesia; = y ni siquiera el poder de la muerte podrá vencerla” (Mateo 16,18).<= o:p>

 

LA COMUNION DE L= OS SANTOS.  “Después de esto, miré y vi una gran multitud de todas las naciones, razas, lenguas y pueblos. Estaban en pie delante  del trono y delante del Cordero, y eran tantos que nadie podía contarlos” (Apocalipsis 7,9).

 

EL PERDON DE LOS PECADOS.  “A quienes ustedes perdonen = los pecados, les quedarán perdonados” (Juan 20,23).

 

LA RESURRECCION = DE LA CARNE.  “Cristo dará nueva vi= da a sus cuerpos mortales” (Romanos 8,11).

 

Y LA VIDA ETERNA= . “Allí no habrá noche, y los que allí  = vivan no necesitarán luz de lampara ni luz del sol, porque Dios el Señor les dará su luz, y ellos reinarán por todos los siglos” (Apocalipsis 22,5).

 

AMEN.= “Así sea. ¡Ven, Señor Jesús!” (Apocalipsis 22,20).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOTICIAS Y CURIOSIDADES EN LA IGLESIA CATOLICA

 

 

 

En el año 1981, 200 sacerdot= es episcopalianos (los anglicanos de EEUU), le pidieron = al papa Juan Pablo II ser aceptados en el seno del catolicismo, pues no estaba= n de acuerdo con la existencia de mujeres sacerdotes en su iglesia. Hoy en día ejercen su ministerio en parroquias y a la vez tienen sus famili= as

 

Más de seis mil anglicanos, varios sacerdotes y un obispo de Inglaterra, se han convertido al catolicis= mo, debido a la decisión de sus jerarcas de ordenar mujeres al sacerdoci= o

 

Todos los miembros de una comunidad= episcopaliana de Texas se convirtieron al catolicismo= , por una causa múltiple. De un lado, el rector de la comunidad y sus feligreses esperaban que fuera excomulgado dos  de sus obispos que habían ordenado a homosexuales practicantes; por otra parte, la ordenación = de mujeres al sacerdocio y al episcopado en su iglesia

 

Dentro de la monarquía anglicana, han habido también conversiones a la Iglesia Catól= ica:

 

El rey Jaime II, de la corona real inglesa, lo hizo en 1688; y por eso tuvo que exiliarse en Francia

 

La princesa Victoria Eugenia de Battenberg, renunció a su iglesia en 1906; a f= in de poder contraer matrimonio con el rey de España, Alfonso XIII

 

La duquesa de = Kent, Katherine Wrsey, pr= ima de la reina Isabel II; se convirtió en 1993

 

Desde el año 1986 existe en = Colombia el seminario castrense, único en Latinoamérica y el segundo e= n el mundo –el otro queda en España- allí se preparan seminaristas provenientes de las fuerzas Armadas; que luego serán capellanes de dichas instituciones militares

 

El 27 de abril de 1996 Guido Biancar di, de 77 años y viudo recibió = la ordenación sacerdotal en la catedral de Piancen= sa. Años atrás otro viudo de 63 años = Frank Gavin, que tiene siete hijos y 10 nietos, también fue ordenado sacerdote en Dublin (Irlanda)

 

En la semana santa de 1996 Cesare <= span class=3DSpellE>Bisognin, de 19 años, vio coronada su vocación sacerdotal antes de morir. Había terminado su primer año de teología en el seminario de Torin= o, pero sufrió una enfermedad incurable; pidiéndole al arzobispo local, la gracia de la ordenación que concedió en forma extraordinaria  

 

Un sacerdote de Chicago (EEUU), el padre Michael Pleger, paga   a cada prostituta 50 dólares por media hora de atención a una charla, con la que pretende convencerlas de que dejen la vida en las calles =

 

El padre Natal= e Castoll, párroco de una localidad al nor= te de Italia, ha creado una nueva colección de figuras infantiles llamadas “biblimón”, basadas en perso= najes bíblicos con sus diferentes aventuras y características; a ma= nera de los pokémon

 

Las monjas cla= risas del monasterio del Buen Jesús de Gubbio (Italia), han diseñado una página en el Internet para promove= r en las chicas la vocación a la vida religiosa de clausura

 

Tres modelos de fotografía y pasarelas internacionales han dejado los vestidos de alta costura, por la v= ida de servicio al Señor. Una de ellas sor Patricia es hoy hermana pobre= de la orden de San Francisco y Santa Clara, y vive en un pueblecito de la provincia de Burgos. Mientras tanto Constance M= arie Coxon, de Arizona (EEUU), esta consagrada al movimien= to apostólico Regnum C= risti dando conferencias y retiros espirituales a jóvenes. Finalmente, Antonella Moccia es volun= taria en Roma de la comunidad de la madre Teresa de Calcuta

 

La locutora de televisión y periodista Patricia Barba, sorprendió al Ecuador al cambiar una exit= osa carrera profesional por una austera vida de religiosa

 

En julio de 1990, un anciano español de 103 años, Juan Carmona Soto, recibió su pri= mera comunión, ya que según reconoció “como cristiano, nunca es tarde si la dicha es buena”

 

En abril de 1997, el sacerdote peru= ano Juan Julio Wicht, fue distinguido con el premio nacional de Derechos Humanos de Perú, por su decisión de permanecer hasta el final con los demás secuestrados de la embajada = de Japón en ese país, retenidos por un comando armado del movimi= ento revolucionario Tupac Amaru=

 

En abril de 1999, una de las conclusiones de la asamblea de la comisión de la ONU sobre la mujer,= fue en reconocer que la Iglesia Católica es la institución a esca= la mundial que más asiste a la mujer en el campo de la salud, la vivien= da y la asistencia social

 

En diciembre de 1999, la religiosa dominica Jean Marshall se convirtió ese año en la ganadora del premio Eleonor Roosvelt por los Derechos Humanos, uno de los reconocimientos más prestigiosos de EEUU, debido a  su labor  con los inmigrantes en Nueva York<= o:p>

 

En agosto del 2000, la actriz porno italiana Luanna Borgia, de 31 años, anunció que dejaría esa actividad, tomándose un tiempo de reflexión en un convento

 

En octubre de 2000, el alcalde de <= span class=3DSpellE>Ficarra (Italia), Antono = Mancuso, de  34 años, dejó su cargo y la política para hacerse sacerdo= te en el seminario de Milán

 

En octubre de 2000, se realiz&oacut= e; una encuesta a mil brasileños, más de la tercera parte señalaron que la misa representa un momento de felicidad en sus vida= s

 

Phillipe Saenz,= fue un terrorista del grupo ETA, que ahora como monje católico se dedica= a curar a los enfermos de un hospital en París (Francia)

 

 

 

 

Cuatro importantes católicos= han ganado en los últimos años el premio Nobel de la Paz. La madre Teresa de Calcuta en 1979; el líder del movimiento sindical y ex-presidente polaco, Lech Walesa en 1983; el obispo de Timor Oriental, monse&nti= lde;or Carlos Ximenes Belo= en 1996; y el presidente de Corea del Sur, Kim Dac Jung en el 2000<= /o:p>

 

La prestigiosa universidad francisc= ana de Steubenville, Ohio, otorgó su m&aacut= e;s alto reconocimiento a la hermana Peter Claver Fahy, por dedicar = 70 de sus 99 años de vida al cuidado de los pobres, los prisioneros y rechazados del mundo

 

En una encuesta efectuada en mayo de 2001, 450 jóvenes de cinco países latinoamericanos entre los = 14 y 29 años; escogieron a la Iglesia Católica como la única institución que se salva en comparación con las autoridades civiles, las fuerzas militares y los medios de comunicación

 

Desde el año 1991 hasta el 2= 001, fueron martirizados más de seiscientos misioneros católicos en todo el mundo. Solamente en el año 2001, 33 misioneros y religiosas murieron de forma violenta mientras ejercían su ministerio apostólico

 

En los últimos años d= e ha puesto de moda para algunas personas, pasar sus vacaciones haciendo retiros espirituales en las abadías, monasterios y conventos católico= s de Europa y América Latina. Los interesados pueden consultar la página electrónica: www.monastic-euro.org

 

En octubre de 2001, el sacerdote italiano Javier de Nicoló, creador de una fundación en Colombia que atiende en 50 centros a más de 20 m= il niños de la calle; recibió en Washington D.C.; el premio Toda Una Vida de Logros Humanitarios, otorgado por la fundación interamericana Ivy<= /span>

 

El 13 de enero del 2002, el cardenal primado de Inglaterra Cormac Murphy O’connor; se convirtió en el primer clérigo cató= lico en 500 años, en predicar ante la familia real en una iglesia anglica= na

 

En abril del 2002, las monjas de clausura de un convento de Sicilia (Italia), organizaron una insólita campaña a través de cartas, ofrecen oraciones a los fieles a cambio de donativos para su sostenimiento

 

En abril del 2002, una mini-serie s= obre la vida y obra del beato papa Juan XXIII emitida por la cadena italiana RAI= , se convirtió en una de las producciones más vistas en la histori= a de la TV de ese país

 

En mayo de 2002, se fabricó = en la ciudad de Cali (Colombia), una camándula de 70 metros de longitud= que batió el Récord Guinness; como una campaña para promover los nuevos misterios “luminosos” d= el rosario

 

En septiembre del 2002, el sacerdote brasileño Marcelo Rossi, del movimiento carismático, ganó el premio Grammy Latino en la categoría Gospel (Mú= sica cristiana), superando los seis millones de copias

 

En noviembre del 2002, el controver= tido arzobispo zambio Emmanuel = Milingo, retornó a sus labores de sanación= y exorcismo en Zaragolo, al este de Roma; después de haberle pedido perdón al papa Juan Pablo II. Este = alto prelado africano es recordado al desencadenar un escándalo en el 200= 1, al haber contraído matrimonio con la coreana María Sunj en la secta Moon

 

En el año 2002, fueron asesinados 25 religiosos católicos en diversos países del mun= do

 

Según un estudio del centro sobre adicción y abuso de sustancias de EEUU, las personas que consideran la religión como algo importante en sus vidas, son menos propensas a fumar, beber o usar drogas ilegales

 

Gracias a una iniciativa de la orde= n de los dominicos de la Península Ibérica, la Summa Theológica, obra maestra de Santo Tom&aa= cute;s de Aquino; puede consultarse ahora en Internet a través de www.dominicos.org/bibliot= eca/suma

 

Las Carmelitas Descalzas de Vallado= lid (España), crearon una página en Internet (www.terra.es/personal/carm= elit); que ha recibido varios premios internacionales por su diseño y conte= nido espiritual  =

 

 

 

En marzo de 2003, una encuesta realizada en 14 países latinoamericanos al lado de España y Portugal; colocó a la Iglesia Católica entre el primer y  segundo  lugar  junto  con  la  educación;  lo  que    fue  claro,  es  que el catolicismo goza de mayor aceptación que cualquier iglesia&nb= sp; protestante

 

Desde mayo del 2003, los arzobispos= de Viena, París, Lisboa y Bruselas decidieron mantener abiertas las puertas  de sus principales ig= lesias en las horas de la noche; para que los fieles tengan un espacio de silencio= y oración en cualquier momento

 

Desde junio del 2003, los usuarios = al Internet pueden visitar los museos del Vaticano a través del sitio www.vatican.va

 

En Junio del 2003, se conoció= ; la noticia que para poder hacer un excelente trabajo en la película La Pasión, que recrea las últimas 12 horas de la vida de Jesús, el actor Mel Gibson, director de la cinta, fue a misa todos los días de la grabació= ;n. También comentó que su fe católica lo inspiró p= ara hacer La pasión; además “todos los que Trabajaron en es= ta película cambiaron. Hubo agnósticos y musulmanes que durante = el rodaje se convirtieron al cristianismo.

 

En Septiembre de 2003, se encontró en el sótano del monasterio de Estrasburgo (Francia), una botella que contiene el vino más antiguo conocido  hasta  ahora.   Corresponde   a  un  blanco  de  la  región   de= Alsacia, en el oriente del País  Galo, según los cálc= ulos de los especialistas, debe tener más de 500 años   

 

En Septiembre de 2003, dos misioner= os católicos en Nepal, el P. Eugene L. Watrin y Sor Margaret Mary, recibieron uno de los más altos reconocimientos civiles, conferido por el rey Gyanedra= con ocasión de su cumpleaños 57

 

En Septiembre de 2003, la universid= ad de Ohio, hizo un estudio sobre la religión y la riqueza; los que más van a los servicios religiosos son los más afortunados. E= ntre las distintas confesiones los que más tienen son los judíos, y los que menos los protestantes conservadores, mientras que los protestantes= de las confesiones mayoritarias como los bautistas, adventistas, los de la cie= ncia cristiana en compañía de los católicos se encuentran e= n el medio. Según dicho análisis, el 96% de las personas en E.U. dicen que creen en un Dios o alguna forma de espíritu universal, solo el 66% forma parte de una organizació= ;n religiosa. De estos, el 59% pertenece a una de las numerosas iglesias protestantes, el 25% son católicos, el 4% judíos, y el resto = son musulmanes, mormones o profesan otras religiones.

 

La investigación tambi&eacut= e;n determinó que este fenómeno se debe a tres cosas:<= /span>

 

Las personas que toman los instrume= ntos que han aprendido en su religión desarrollan estrategias para el aho= rro, la inversión y el gasto

La asistencia a los servicios religiosos puede ser una oportunidad, para recibir adoctrinamiento en el te= ma

Una iglesia o una sinagoga es un si= tio para conocer gente que tiene datos sobre inversiones o préstamos

 

En septiembre de 2003, el sacerdote brasileño Marcelo Rossi, que congreg&oac= ute; a dos millones de personas en su país, acaba de lanzar su nuevo CD lla= mado “María, madre del hijo de Dios”. Este  sacerdote de la renovación carismática, con su música ha evitado la dispersión de= 600 mil fieles anuales a otras iglesias

 

El domingo 19 de octubre de 2003, 10 millones de italianos vieron en la RAI un especial televisivo sobre la Beata Madre Teresa de Calcuta

 

En febrero de 2004, la madre Aurora Gallego, fue galardonada en Valencia (España), con la cruz de oro de= la orden civil de la solidaridad social, por su labor con las madres y niños abandonados

 

En febrero de 2004, se publicaron l= os datos del anuario pontificio de este año con los siguientes resultados:

 

La población mundial es de 6= .212 millones de habitantes, de los cuales 1.071 son católicos  (17,2%)

El 50%      de los católicos del mundo se encuentran en el continente americano

Hay actualmente 4.695 obispos, 405.= 058 sacerdotes diocesanos y religiosos, 30.097 diáconos permanentes, 112= .982 seminaristas mayores, 54.828 religiosos no sacerdotes, 782.932 religiosas, = 28. 766 miembros de institutos seculares, 143.745 misioneros laicos y 2.767.451 catequistas

 

En febrero de 2004, la escritora Ma= ria Vallejo N. recoge en su último libro “Un mensajero de la noche”, el testimonio de Albert Wensbourgh, un inglés quien en su juventud fue ladrón, estafador, drogadicto y alcohólico, y que estuvo en l= as peores cárceles  de Inglaterra. Estando allí en la madrugada del 1 de enero de 1997, vivió una experiencia que cambió su vida de forma radical; pues fue visitado e= n su celda por un “ángel del cielo”, en forma de figura humana sin alas pero con muchos rayos de luz salidos de su espalda. Esta experienc= ia mística fue autentificada con una serie de estudios clínicos y psiquiátricos que voluntariamente solicitó, y que Acreditan u= na total lucidez y sinceridad en su persona. Después de Cumplir una con= dena de 14 años, Albert se convirtió en monje benedictino del monasterio inglés María, Reina de la Pa= z

 

Febrero de 2004, La Iglesia Católica se ocupa del 25% de todos los enfermos de SIDA en el mundo<= o:p>

 

Febrero de 2004, Desde 1954, la Infancia Misionera ha recogido entre sus integrantes cerca de 280 millones = de euros. Con estos fondos, cada año se promueven proyectos de evangelización y programas sociales en todo el mundo

 

Marzo de 2004, El 80% de los padres españoles eligen el curso de religión católica para sus hijos en las escuelas públicas

 

Marzo de 2004, cincuenta obispos y sacerdotes en compañía de veinte religiosos, se encuentran encarcelados o en campos de trabajos forzosos en la China=

 

Marzo de 2004, El sacerdote irlandés Shay Culle= n, llamado el “cazapederastras”, ha pa= sado gran parte de su vida persiguiendo a los abusadores  sexuales  de  niños  má= s  buscados del mundo,  armado con una cámara de vi= deo, y ha llevado a la cárcel a varios de ellos. Además ha desbarata= do redes internacionales de prostitución. Incluso, ha sido nominado dos veces al premio nobel de paz =

 

Marzo de 2004, treinta y cinco misioneros católicos fueron asesinados en el 2003, entre arzobispos, sacerdotes, religiosos (as) y laicos; principalmente en Africa y América Latina

 

Marzo de 2004, el cardenal Roger Etchegaray, preside= nte émerito del Consejo Pontificio para la Justici= a y la Paz; recibió un premio de la UNESCO por su búsqueda en favor = de la paz mundial

 

Marzo de 2004, el canciller de la catedral de York Minster, Edward Norman, anunció su conversión a = la Iglesia Católica, diciendo que obedece a que: “Hay un gran agu= jero en el centro del anglicanismo: sus autoridades. No creo que sea realmente u= na Iglesia. Es más una sociedad religiosa” 

 

Abril de 2004, el sacerdote jesuita colombiano Javier Giraldo, fue el ganador del III  premio que concede la Comisi&oacut= e;n Española de Ayuda al refugiado; por su labor en defensa de los Derec= hos Humanos

 

Abril de 2004, el párroco Ja= vier Bocanegra, del estado mexicano de Querét= aro, reparte entre la gente que decide viajar ilegalmente a estados Unidos, oraciones sacadas del “Devocionario del Emigrante” para que Dios los acompañe en su arriesgada aventura. “Jesús Pastor, estoy en la frontera, decidido a pasar aunque sé que es contra la ley”, dice una de las plegarias

 

Mayo de 2004, La Santa Sede informó que la labor social de la Iglesia Católica en el mund= o, está distribuida de la siguiente manera: 42 mil escuelas, 1.600 hospitales, 6.000 dispensarios, 780 leprosarios= y 12 mil obras caritativas y sociales

 

Mayo de 2004, se público el libro “Una Opción de Amor” sobre la conversión de= la ex –viceministra de Exteriores Janne Haland Matlary. La segunda mujer católica desde tiempos de la reforma que desempeñó un cargo importante en el gobierno de Noruega<= /o:p>

 

El Día del Profesor se celeb= ra el algunos países de América Latina el 15 de Mayo, luego de q= ue algunos años atrás, las autoridades mexicanas lo decidieron  así en conmemoración= al Maestro Cristiano San Juan Bosco, quien se preocupó por crear colegios para los niños pobres, donde además de los conocimientos básicos, aprendieran diferentes oficios para ganarse la vida

 

Mayo de 2004, desde su fundaci&oacu= te;n en el año 1961, en Alemania, la institución católica ADVENIAT, ha donado 2,15 mil millones de euros para los pobres de América Latina

 

Junio del 2004, la oficina de corre= os del Vaticano, puso a la venta un sello con el fin de recolectar fondos para= los niños con SIDA en África

 

Junio del 2004, a sus noventa años, el sacerdote jesuita español Luis Ruiz Suárez, a= caba de abrir en China un centro para enfermos del SIDA, desde años atrás a fundado 145 leproserías, que acogen a diez mil enferm= os sin distinción de credo o raza

 

Junio 13 del 2004, se realiza en Amsterdam la primera procesión eucarística con motivo de la fiesta del Corpus Christi, desde el año = 1578, cuando fuera prohibida por las autoridades civiles protestantes; para borra= r el recuerdo de un famosos milagro eucarístico que tuvo lugar en esa ciu= dad, el 15 de marzo de 1345

 

Junio del 2004, Vladimir Putin, presidente de Rusia, elogió el compromiso de la Iglesia Católica en su País, con los niños de la calle

 

Junio del 2004, El misionero jesuita Enrique Figaredo, ha sido condecorado con la Gr= an Cruz de la Orden Civil de la Solidaridad Social que concede el Ministerio español de Trabajo y Asuntos Sociales, por su labor con las personas discapacitadas y marginadas de Camboya

 

Julio del 2004, el periodista itali= ano y católico, Giancarlo Padula, publicó un libro titulado “Los Milagros de la Pasión”; donde narra varios hechos sorprendentes que han pasad= o en el mundo, con respecto a la película de Mel Gibson, como por ejemplo:

 

Un asesino en Texas que se arrepien= te y se presenta ante la policía

La conversión de un ateo que= al escuchar la narración de su hija, de la película, fue a verla= y salió del cine llorando y con el corazón contrito<= /span>

Una niña estadounidense que muere en la bañera, y que resucita milagrosamente cuando su padre proclama las palabras del profeta Isaías, que aparece en el reparto: “Con sus heridas hemos sido curados” (Isaías 53,5; 1 Ped= ro 2,25)

 

Julio de 2004, el sacerdote, médico y profesor, Pietro Magliozzi, ha escrito un manual teórico práctico que consiste en integrar a Jesucristo con la medicina y la sanación espiritual del paciente

 

Julio de 2004, hasta la fecha existe más de treinta mil páginas católicas en el Internet

 

Septiembre de 2004, el Camino de Santiago de Compostela en Galicia (España), fue reconocido con el pr= emio Príncipe de Asturias de la Concordia 2004. Esta ruta, por la que des= de el siglo IX pasan millones de peregrinos para visitar el sepulcro del Santo Apóstol, fue también declarado en 1993, por la UNESCO como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, y dos años después el Consejo Europeo le otorgó la distinción de Primer Itinerario Cultural Europeo

 

Septiembre de 2004, la fundaci&oacu= te;n “Sendero hacia la Paz”en New York, entregó dos premios por la paz, al cardenal Ang= elo Sodano, y al desaparecido nuncio apostól= ico asesinado en Burundi, el arzobispo Michael Courtney

 

Septiembre de 2004, hasta la fecha = la organización católica CARITAS, es una confederación de= 162 instituciones de asistencia, desarrollo y servicio social, que está presente en 200 países

 

Septiembre de 2004, Una ex prostitu= ta, Linda Watson, que se ha convertido a la fe católica, se encontró con el papa Juan Pablo II para pedirle = que rece por ella, y por su trabajo en Australia a favor de otras mujeres que quieren abandonar el “comercio sexual”

 

Septiembre de 2004, el papa rindió homenaje al cardenal Kazimierz Swiatek, entregándole el premio “Testigo= de la Fe”, por su valor al permanecer 10 años en los campos de traba= jo forzado en Siberia durante el régimen soviético

 

Septiembre de 2004, por primera vez= en la historia de la catedral metropolitana de la ciudad de México, fue testigo de la ceremonia del Té; máximo acto de reconocimiento= del pueblo japonés; y fue hecho en honor al primer mártir mexican= o, San Felipe de Jesús, quien murió por la fe en Nagasaki en 5 de febrero de 1597

 

Octubre de 2004, el arzobispo itali= ano de 98 años, Genaro Verolino, fue galardo= nado en Suecia con el premio “Per Anger”= , por salvar la vida de los judíos amenazados por el nazismo, cuando era secretario en la Nunciatura Apostólica de Budapest=

 

Octubre de 2004, más de un millón de fieles participaron en la peregrinación juvenil al santuario argentino de la Virgen de Luján

 

Octubre de 2004, cuatro millones de católicos de 87 países peregrinaron a la basílica de la Virgen de Zapopán, con motivo del Congre= so Eucarístico de Guadalajara (México)

 

Octubre de 2004, la periodista Alessandra Borghese, desc= endiente de la antigua aristocracia romana, ha publicado su obra un “Libro Valiente” donde narra su conversión al catolicismo. La autora = es experta sobre temas de la Iglesia en Italia y el Vaticano=

 

Octubre de 2004, la parroquia Nativ= idad de Nuestra Señora, de la localidad española de Burjassot, abierta las 24 horas del día, ha incorporado una línea telefónica gratuita que atenderá permanentemente llamadas de personas que necesiten ser escuchadas

 

Noviembre de 2004, el libro “= La mano de Dios” narra la conversión al catolicismo del mé= dico de origen judío Bernard Nathanson, considerado el antiguo “rey del aborto”

 

Noviembre de 2004, según el Consejo Pontificio para los Laicos, en la actualidad existe 123 asociacione= s de seglares en todo el mundo

 

Enero 1 de 2005, quince católicos entre sacerdotes, misioneros, religiosos(as) y laicos fuer= on martirizados en el 2004

 

Enero 16 de 2005, el sacerdote e ilusionista, Xosé Manuel Carvallo, est&a= acute; convencido que “el humor es un buen medio para evangelizar”

 

Enero 18 de 2005, el párroco= de la iglesia de San Francisco en Sarzana (Italia)= , el padre Renzo Cortesi= , se ofreció a pagar las multas de los fieles que durante la misa sean sancionados en la plaza, frente a la iglesia, zona donde está prohib= ido el estacionamiento

 

Enero 20 de 2005, hasta la fecha organismos católicos de caridad han reunido 500 millones de dólares para las víctimas del Tsunami

 

Enero 31 de 2005, según el Anuario Pontificio el número de los católicos en el mundo es = de 1.086 millones, la mitad está en América, crece el núm= ero de sacerdotes diocesanos y disminuye el de religiosos

 

Febrero 4 de 2005, los tres países con mayor número de católicos en su orden son: Brasil, México y Estados Unidos

 

Marzo 24 de 2005, En la isla de Cub= a se levantó la prohibición del Vía Crucis en las calles de= la Habana, después de casi dos siglos de ausencia, cuando fuera introdu= cida a inicios del siglo XVII por la congregación de los Franciscanos

 

El reloj más grande del mund= o se encuentra en la catedral de San Pierre de Beauvais (Francia), construido en 1865. Consta de 90 mil piezas, y tiene 12.1 metros= de alto, 6.09 metros de ancho y 2.7 metros de profundidad. Igualmente, el reloj más antiguo que aún funciona, fue fabricado en el año 1386. Se halla en la catedral de Salisbury, Inglaterra

 

 

 

 

EL APOSTOL PEDRO

 

 

Su nombre era Simón Bar-Jona hijo de Jon&aacu= te;s, era un rudo y sencillo pescador del lago de Genesaret<= /span>, que vivía con su mujer y su suegra en la aldea de Betsaida en la región de Galilea. Pedro junto con su hermano Andrés seguidor de Juan el Bautista, y sus amigos y compañeros de trabajo Santiago el mayor y Juan el discípulo amado, se encontraron entre los primeros apóstoles de Cristo Jesús, quien le cambió su nombre por Pedro, Kefa en arameo o Cefas en griego, que quiere decir “piedra”= ; o “roca” (Juan 1,40-42); Invitándolo a hacer desde entonces “pescador de hombres”(Lucas 5,10).

 

Pedro es el primero en ser llamado = al servicio de Dios (Mateo 4,18 ss), siempre encab= eza la lista de los doce amigos del Señor (Mateo 10,2; Marcos 3,16; Lucas 6= ,14; Hechos 1,13); él mismo se nombra como “siervo y apóstol= de Jesucristo” (2 Pedro 1,1), ”testigo de los sufrimientos de Cristo”(1 Pedro 5,1); su casa es la residencia del Maestro en Cafarnaúm (Marcos 1,21.29-35);  aparece a veces como el portavoz d= e los apóstoles (Mateo 15,15; 16,22; 18,21-22; 19,27), A él lo interrogan los que cobraban impuestos para el templo (Mateo 17,24-27); además Pedro, al lado de Santiago y Juan, fueron los tres discípulos más cercanos al Salvador, y estuvieron presentes e= n la resurrección de la hija de Jairo (Marcos  5,37), en la transfiguració= n en el monte Tabor (9,2); Ellos tres con Andrés lo interrogan en el mont= e de los Olivos, sobre las señales antes del fin (13,3-4). Son tambi&eacu= te;n Pedro y Juan los encargados de preparar la “Ultima Cena” (Lucas 22,7-8), y nuevamente los tres  son llamados por el Mesías a permanecer vigilantes, mientras él h= ace oración en el Getsemaní (Mateo 26,37-38.40). “Por eso, Santiago, Pedro y Juan...eran tenidos como columnas de la iglesia” (Gálatas 2= ,9).

   

El amor y la confianza de Pedro a su Divino Maestro, se vio probado cuando empieza a caminar sobre las agua para salir a su encuentro (Mateo 14,25-31); Ante el abandono de los judíos que no creían que Cristo era el verdadero “pan bajado del cielo”, es Pedro quien reconoce que solo él tiene “palab= ras de vida eterna” (Juan 6,68); En un acto de valor momentáneo ti= ene el coraje de decir que iría por Su Señor a la cárcel y hasta la muerte  (Lucas 22,33)= ; el arrojo al cortarle la oreja a Malco, cuando lo = van a apresar en la noche del Jueves Santo (Juan 18,10). Asimismo, después= de la resurrección se encontraba pescando en el lago de Tiberias, en compañía de otros apóstoles, y aparece Jesús= en la orilla, entonces “Apenas oyó Simón Pedro que era el Señor, se vistió, porque estaba sin ropa, y se tiró al agua” (Juan 21,7).

 

El pasaje bíblico más contundente que demuestra la importancia de este apóstol, lo encontr= amos en Mateo 16,13-19; cuando el Unigénito de Dios en la región d= e Cesarea de Filipo, les pr= egunta a sus discípulos: “-¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?” (13); ante la confusión de los demás, Pedro contesta acertadamente “- Tú eres el Mesías, el H= ijo de Dios viviente”(16; Comparar con Marcos 8,27-29; Lucas 9,18-20). So= bre este particular, en 1952, el teólogo y exegeta alemán protest= ante Oscar Cullmann, reconoció en su libro “El Primado de Pedro”, que este texto de mateo es autént= ico, y que de hecho designa a la persona de Pedro como el fundamento de la Igles= ia de Cristo.

 

Del mismo modo, no era la primera v= ez que uno de los doce reconocía la naturaleza  y misión divina de Jesucris= to; pues al principio de su ministerio, Natanael (o Bartolomé) también le dijo: “- Maestro  ¡tú eres el Hijo de D= ios, tú eres el Rey de Israel!” (Juan 1,49). Igual respuesta encontramos en otra ocasión de los demás discípulos: “!En verdad tú eres el Hijo de Dios!” (Mateo 14,33). Pero solamente a Simón Pedro, Cristo Jesús le dice que su declaración no viene de los hombres sino de Dios Padre que est&aacut= e; en el cielo (Mateo 16,17). Seguidamente Jesús agrega: “Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra voy a construir mi igles= ia; y ni siquiera  el poder de la = muerte podrá vencerla”(18). En este punto hay que aclarar que la Igle= sia Católica no es la Iglesia de Pedro, sino de Cristo representado en el apóstol, ya que el Santo de Dios es el “pastor principal”= ; (1 Pedro 5,4). Por último, el Mesías le da plena autoridad, bajo= el símbolo de las “llaves del reino de los cielos” (Mateo 16,19; Apocalipsis 3,7), de “atar y desatar en la tierra y en el cielo”. Es decir, que Dios da por bueno y aprobado lo que Pedro haga = con su iglesia en el mundo.

 

 

 

Asimismo, hay otros dos momentos en= que el Verbo de Dios vuelve a mencionar la autoridad de Pedro:

 

“Dijo también el Señor: - Simón, Simón, mira que Satanás los ha pedido a ustedes para sacudirlos como si fueran trigo; pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe. Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, ayuda a tus hermanos a permanecer firmes” (Lucas 22,31-32)= .

 

Pedro quien es el único del grupo que niega “tres veces” a su Maestro, en el patio de la ca= sa del sumo sacerdote (Lucas 22,34. 54-62); Sigue siendo su elegido, y a pesar= de que el Señor conocía de antemano su debilidad humana (Lucas 5,8),al confirmarle por “tres veces” que él será = el “pastor de sus corderos y de sus ovejas” (Juan 21,15-17).<= /o:p>

 

Por otra parte, los apóstole= s y discípulos reconocen la primacía de Pedro, así por eje= mplo a él se debe transmitir el primer anuncio de la resurrección = del Salvador (Marcos 16,7; Juan 20,1-2); Juan lo deja entrar de primero al sepu= lcro vació (Juan 20,3-7); igualmente, Pablo manifiesta que Cristo se apareció a Pedro, y luego a los doce (1 Corintios 15,5; véase también Lucas 24,34). El mismo apóstol de los gentiles viaja a Jerusalén para conocerlo (Gálatas 1,18). Fue Pedro quien toma la palabra ante los ciento veinte creyentes, en= la escogencia  de Matías en remplazo de Judas (Hechos 1,15); en el día de Pentecostés con= la llegada del Espíritu Santo, es el primero que empieza a proclamar a Cristo resucitado (2,14.32), “Así pues, los que hicieron caso = de su mensaje fueron bautizados; Y aquel día se agregaron a los creyent= es unas tres mil personas”(41). Es también el primero en hacer un milagro público al curar al cojo de nacimiento en el templo de la Ci= udad Santa (3,6), después se dedica a predicar el evangelio en el pórtico de Salomón (3,12 ss), y a= nte el consejo del Sanedrín, anuncia a las principales autoridades religios= as del pueblo judío, la salvación traída con Jesucristo (= 4,8 ss). Pedro y los demás apóstoles, respo= nden a la prohibición de enseñar en el nombre de Jesús, ̶= 0;- Es nuestro deber obedecer a Dios antes que a los hombres”(5,29). Pedro pone al descubierto la mentira del Trágico caso de Ananías y Safira (5,1-10); y reprende a Simón, el Mago, que había ofrecido dinero a los apóstoles para obtener = el Espíritu Santo con la imposición de las manos (8,18-23). La predicación de Pedro en la casa del capitán romano Cornelio, = trae como resultado el bautismo y la aceptación del mensaje de Dios de una familia no judía (10,44-48). Este hecho generó en algunos creyentes de Jerusalén un gran malestar (11,1-2); pero ante la explicación  de Pedro d= e sus actos, “todos se callaron y alabaron a Dios” (18). Además cuando el rey Herodes lo manda a prisión, se eleva en toda la iglesia una oración por él (12,5), lo que provoca la intervenci&oacut= e;n milagrosa de un ángel del Señor que lo saca de la cárc= el (6-10).

 

En el incidente ocurrido en la igle= sia de Antioquía sobre la cuestión de imponer la circuncisi&oacut= e;n a los cristianos procedentes del paganismo, Pablo le llama la atenció= ;n a Pedro por tomar partido en este punto (Gálatas<= /span> 2,11-14). Sin embargo, Pablo lo que le reprocha es su forma de Actuar, pero= no pone en tela de juicio su misión de jefe del colegio apostóli= co y de la iglesia de Cristo. De hecho, es el mismo Pedro quien pone fin a la discusión  (Hechos 15, = 6-11); lo que contó además con las&= nbsp; palabras  de  Santiago  a favor  suyo (13-14).  Por todo  esto,  Pedro aparece como el primer ap&oa= cute;stol de los paganos (7), y también de los judíos (Gálatas 2,7-8).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PEDRO Y PAB= LO EN ROMA

 

 

I.     MISION APOSTOLICA=

 

 

Decía el historiador protest= ante Robert Maclauner que “los inicios del  cristi= anismo apuntan hacia Roma”. Del mismo modo, agregaba San Ambrosio en el siglo IV, que “allí donde está Pedro está la Iglesia Católica”. Según la tradición antigua el apóstol Pedro fue siete años obispo de Antioquía, lueg= o al ser liberado de la cárcel en Jerusalén en el año 42, se dirigió a la capital del imperio romano, y se puso al frente de aque= lla comunidad cristiana que había sido escogida por Dios (1 Pedro 5,13). Eusebio y San Jerónimo sugieren que fueron veinticinco años; = sin embargo, no fueron continuos, pues Pedro estuvo de nuevo en la Ciudad Santa= en el año 49 o 50. Quiere decir que Roma era su sede principal, pero los apóstoles eran considerados como pertenecientes a toda la Iglesia Católica. Cuenta una leyenda piadosa que hacia el año 60 Pedr= o se encontraba de camino a la misma ciudad, y se le apareció Jesús que le dijo que iba para ser crucificado otra vez. El mismo Señor había anunciado que Pedro moriría por su fe, glorificando con= su muerte a Dios (Juan 21,19).

 

 

II.    MARTIRIO DE PEDRO<= /o:p>

 

 

Cuando el primer Vicario de Cristo llegó a Roma, los cristianos la identificaban como la otra “Babilonia la grande”, la ciudad construida sobre siete colinas (Apocalipsis 17,9); era la capital de los nuevos opresores idólatras, metrópoli grande, lujosa y pecadora (14,8; 17,5; 18,1 ss), con un gran poder político, militar y económico. No menos corrompido era su emperador Nerón César (54-68), Nombrado por San Juan en el libro de las revelaciones como la Bestia, el 666, que es un número de hombre (13,18). Ahora bi= en, en el año 64 el maniático monarca mandó a incendiar la ciudad, metiéndole la culpa a los cristianos, que eran considerados = como una secta judía, hostiles a la Sociedad pagana, y acusados de rendir= le tributo a Jesucristo en vez que al emperador y a sus ídolos. El historiador romano Tácito narra como a los cristianos se les colocaba pieles de animales para ser devorados por los leones y los mastines en el circo, o untándoles grasa de cerdo para ser luego amarrados a los po= stes en los jardines imperiales o en la Vía Apia, como antorchas humanas = en la noche. Cumpliendo así la célebre frase de Tertuliano: “la sangre de los mártires es semilla para nuevos cristianos” (comparar con Apocalipsis 18,24).

 

En esta misma persecución fue hecho prisionero el apóstol Pedro en la cárcel mamertina, y luego crucificado boca abajo cerca al ci= rco romano, en la colina vaticana. Aquí fue enterrado por sus seguidores= en un cementerio contiguo; se decía que una pared de color rojo marcaba= el lugar.

 

 
III.  PRUEBAS HISTORICAS

 

 

Treinta años después = del martirio del apóstol,  = el Papa San Anacleto construyó  un oratorio donde los fieles se reunían.  Tambié= n  se encuentra el testimonio del Pap= a San Clemente Romano, quien escribió una carta contemporánea del evangelio de San Juan (90 d.C.), en la que narra la muerte gloriosa del pes= cador de Galilea. En el siglo II, San Ignacio de Antioquía, San Papías, San Clemente de Alejandría, Tertuliano, el obispo Dionisio de Corintio y el llamado canon moratoriano; confirman el martirio de los prín= cipes de la iglesia “Pedro y Pablo” en Roma; asimismo, durante el pontificado de Ceferino (198- 217), el presbítero Gayo recalca que San Pedro y = San Pablo murieron en esta ciudad, el primero en la colina Vaticana y el segund= o en la vía Ostiense. De los relatos no crist= ianos resalta la crónica de Celso al emperador Adriano (117-138), quien asegura que el nombre de Pedro gozaba de popularidad en la capital del impe= rio. A principios del siglo III San Ireneo, obispo de Lyon, escribe La lista de los obispos de la Ciudad Eterna, en la que dice q= ue “Después de los santos apóstoles (Pedro y Pablo) hubier= an fundado la iglesia, pasó a ocupar el episcopado romano Lino (mencion= ado por San Pablo en 2 Timoteo 4,21), y después le sucedió Anacleto y tras éste Clemente (Romano), quien conoció en persona a Pedro”. Según una tradición= del mismo siglo, confirmada por Tertuliano, Pedro, por humildad, pidió s= er crucificado boca abajo.  En el año 251, San Cipriano llama a la iglesia romana como “la silla= de Pedro y la iglesia principal”. Igual opinión tiene en el siglo= IV el historiador eclesiástico, Eusebio de Cesarea= , basado en documentos del siglo II.

 

 

IV.   EL CAMPO DE LA ARQUEOLOGIA

 

 

En cuanto a las pruebas arqueológicas del sepulcro de Pedro, se tienen  noticias antes que se construyera = la basílica que lleva su nombre, por el emperador Constantino en el sig= lo IV, exactamente encima de  la = tumba del santo apóstol, en donde los primeros cristianos celebraban la eucaristía y enterraban en las paredes y en el suelo de las galerías a los mártires, incluyendo varios Papas (siglos I-IV= ). A principios del siglo XIX, las catacumbas del Vaticano fueron identificadas = en su totalidad, y a finales del mismo siglo se descubrió la cripta de = los Papas con los epitafios del siglo III, de Ponciano, Fa= biano, Cornelio y otros. En el Vaticano se encuentran  además los restos de muchos= Papas de los tiempos modernos, como los cuerpos incorruptos de San Pío X y= del Beato Juan XXIII, que están expuestos a la veneración p&uacut= e;blica. Asimismo, en las excavaciones efectuadas en 1915 en la gruta de la bas&iacu= te;lica de San Sebastián, se halló un muro cubierto con invocaciones a los apóstoles Pedro y Pablo, donde sus reliquias fueron llevadas por= un tiempo, debido a las persecuciones del emperador Valeriano (253-60).

 

Desde el año 1941 se realiza= ron nuevas investigaciones en las catacumbas del Vaticano por orden del Papa Pío XII, el grupo estaba conformado por cuatro expertos del instituto pontificio de arqueología cristiana. Encontraron pinturas, mosaicos = con símbolos de los inicios de la iglesia como el pez, la paloma, el anc= la y el cordero; figuras de Cristo y escenas bíblicas, imágenes religiosas, monedas, tumbas de cristianos y paganos. En el año 1958 = bajo el pontificado de Juan XXIII se dio la noticia que los arqueólogos h= abían dejado al descubierto un grueso muro de color rojo, al lado hallaron varias cajas de plomo llenas de restos de diferentes personas y animales domésticos. En una de las cajas se verificó por pruebas de laboratorio los huesos de un hombre robusto entre los 60 y 70 años de edad, del siglo Primero de nuestra era; los mismos fueron identificados plenamente por Pablo VI en 1968, como las “reliquias de San PedroR= 21;, que ya habían sido mencionadas en el año 200, por el ya citado clérigo romano Cayo, como el “trofeo” del Vaticano. Los huesos del apóstol fueron depositados en una capilla debajo del altar mayor de la basílica de San Pedro, y permanecen visibles en una urna= con un cristal.

 

En otra basílica romana “San Pedro in Vincoli”, se conservan según se cree las Cadenas con que ataron al santo apóstol en Jerusalén, y que fueron encontradas en una peregrinación por Eudoxia, esposa del emperador Teodosio II. Una = parte de dichas Cadenas quedaron en Constantinopla, y algunos eslabones fueron enviados a Roma. Posteriormente, el Papa San León el Grande, uni&oac= ute; milagrosamente estos eslabones con otros que se conservaban de la preciada cadena.

 

 

V.     MARTIRIO DE PABLO=

 

 

De la permanencia del apósto= l de lo gentiles en la Ciudad Eterna, aparece constatada al final del libro de l= os hechos de los apóstoles, en la epístola a los romanos, y en la segunda carta a Timoteo; cuando estaba preso en la misma cárcel mamertina, aquí en una De sus celdas se puede observar la columna en la que se dice que fueron atados los dos santos. San Pablo por ser ciudadano romano fue decapitado en la periferia de la ciudad.= La tradición cristiana asegura que la cabeza del  mártir dio tres vueltas sob= re la tierra, y en cada punto brotó una fuente; es por eso que este lugar = es conocido como “tre fontane”. La tumba de este otro príncipe de los apóstoles está e= n la basílica de San Pablo Extramuros, edificada también por Constantino el Grande. La iglesia se mantuvo en su forma original hasta 182= 3, fecha del incendio que la destruyó, siendo consagrada nuevamente  en  1854.  En  las  paredes  de  su  interior  se  exhiben   los  Retratos de los 263 Papas sucesores de  San  Pedro.  Igualmente,  en  la basílica  de San  Juan  de Letr&aacut= e;n, construida por el mismo emperador, es la catedral oficial del romano pontífice, y recibe el título de “iglesia madre de la cristiandad”. Aquí reposa desde hace mil años las cabez= as de los santos apóstoles, en dos relicarios de oro en una urna debajo= del altar mayor. Hay otra reliquia de San Pedro, la mesa donde se cree celebrab= a la misa en las catacumbas. Esta basílica a lo largo de su historia ha estado expuesta a terremotos, saqueos e incendios; y por eso ha sido restau= rada en varias ocasiones.

 

 

VI.   LA FIESTA LITURGICA

 

 

La Iglesia Católica celebra = el martirio de San Pedro y San Pablo el 29 de junio del año 67, esta  es una de las conmemoraciones reli= giosas más antiguas y solemnes del calendario litúrgico. En el siglo= IV se acostumbraba oficiar  tres = misas el mismo día; una en la basílica de San Pedro, la segunda en = San Pablo Extramuros, y la tercera en las catacumbas de San Sebastián.   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA CIUDAD D= EL VATICANO

 

 

La palabra Vaticano proviene del latín “Vates” y significa  “echadores de la buenaventura”, haciendo referencia a los tiempos de la Roma imperial, donde había hombres que se sentaban en las laderas de esta colina pa= ra anunciarles el porvenir a las personas, y acabaron por darle el nombre de Vaticano. Fue en este mismo lugar donde el apóstol Pedro, fue crucificado cabeza abajo y enterrado por orden del emperador Nerón h= acia el año 64 0 67 de nuestra era. Posteriormente, en el año 324 = el emperador Constantino levantó una basílica en honor del pesca= dor de Galilea. Esta tumba se encuentra debajo del altar mayor de la actual basílica de San Pedro, en la llamada “gruta del Vaticano”= ;, en la parte de arriba se puede observar el baldaquin barroco de Bernini, sostenido por cuatro column= as salomónicas.

 

El Vaticano se convirtió oficialmente en residencia pontificia desde el año 1424, cuando el p= apa Nicolás  V decide aband= onar la sede del palacio de Letrán. En el año 1626 se consagra la nueva basílica, en este diseño arquitectónico la cúpula renacentista hecha por Miguel Angel representa la cabeza del San Pedro, y los semi círculos  de las column= as con 143 imágenes de santos en el techo, simbolizan los brazos abiertos q= ue acogen a los fieles que van entrando hacia la basílica. En 1870 ante= la pérdida de los territorios pontificios y la creación del nuevo estado italiano, el papa de aquel entonces Pío IX se declara prision= ero del Vaticano, y fue solamente hasta 1929 cuando se firma el pacto lateranen= se entre Mussolini y el papa Pío XI, dando = origen al Estado Ciudad del Vaticano donde el romano pontífice es su máxima autoridad. Es esta la razón por la que la Santa Sede mantiene relaciones diplomáticas con 168 naciones, por medio de un nuncio o delegado apostólico, con el fin de tratar  los asuntos eclesiásticos c= omo la libertad religiosa, mediante un tratado que recibe el nombre de concordato.=

 

La ciudad del Vaticano cuenta con c= erca de cuatro mil habitantes,  los cardenales que gozan de la ciudadanía vaticana hacen parte de la lla= mada “curia romana”, conformada además por  sacerdotes, teólogos y cano= nistas de las diferentes congregaciones, tribunales y oficinas, que se encargan de ayudarle al Vicario de Cristo en el gobierno temporal de la Iglesia Católica. Igualmente, se encuentran religiosos, monjas y empleados laicos que se dedican a otras labores. Ya en cuanto a la seguridad del Vati= cano está conformada por dos grupos: la guardia suiza fundada en 1506 por Julio II, el llamado  “p= apa guerrero”; es un pelotón de 120 hombres con sus distintivos uniformes acompañados de alabardas, picas y dagas; tienen sus propios cuarteles y viviendas, encargados de vigilar las dependencias del Vaticano; además gozan del reconocimiento de ser el cuerpo militar más antiguo que haya servido de una manera continua. El segundo grupo, es la policía vaticana que es la vigilancia privada del Papa en todos sus desplazamientos.

 

El Vaticano cuenta con su propio hi= mno y bandera con dos franjas iguales blanca y amarilla, en la primera est&aacu= te; estampada la tiara (o corona) papal sobre dos llaves cruzadas, que represen= ta el poder de Jesús dado al apóstol Pedro (Mateo 16,19). El idi= oma oficial es el latín, tiene sellos de correo y monedas con la cara del papa. El Vaticano no tiene semáforos, transporte público, peluquería, lavandería, puestos de venta de periódicos, escuelas, hospitales ni empresas privadas. El servicio de electricidad, agua potable, alcantarilla y recolección de basura lo hace la municipalid= ad de Roma. Otras dependencias son el observatorio astronómico a cargo = de los jesuitas, considerado el más antiguo, en funcionamiento desde 15= 79; la radio vaticana que empezó a emitir en 1931, sus 300 programas sem= anales  en 40 idiomas que son escuchados p= or unos 80 millones de oyentes en un centenar de países; servicio de ci= ne desde 1983 y de televisión desde 1984 con producciones propias. Disp= one de un ferrocarril y estación de tren, también una estaci&oacu= te;n de bomberos con 120 voluntarios de guardia permanente, la oficina de correo= s es del siglo XIV, la farmacia es de las primeras que se conocen, pues data del año 1277, y un centro de salud creado en 1953. Su red telefón= ica está en funcionamiento desde 1886, se encuentra  un supermercado  para los empleados. Los carros tie= nen sus propias placas SCV (Stato Cittá Vaticano). Su imprenta dispone de más de 40 alfabetos diferentes, el diario vaticano se llama L’Osservatore Romano, fundado en 1861, circu= la en más de cien países con un tiraje de 60.000 ejemplares, destinado más que todo para los jerarcas católicos.

 

 

 

El Vaticano es visitado todo el año por más de diez millones de peregrinos y turistas, hay va= rias atracciones como el obelisco egipcio de 23 metros de altura del emperador <= span class=3DSpellE>Calígula, que fue trasladado del circo romano = a la plaza de San Pedro en 1586; en este mismo lugar se encuentran dos fuentes de agua, asimismo se puede pasear por los jardines bellamente adornados. El Vaticano está compuesto por más de cincuenta palacios, edific= ios de oficinas y residencias; el Papa vive en el llamado palacio apostó= lico con 1.400 habitaciones. En cuanto a la ya mencionada basílica de San Pedro se puede destacar que es la más grande del catolicismo, tiene cerca de 500 columnas, 430 grandes estatuas, 40 altares y 30 cúpulas= . En una de sus capillas se encuentra la famosa escultura de “la piedad= 221; de Miguel Angel, también hay una imagen de bronce  del apóstol Pedro sentado c= on las llaves en una de sus manos, y cuyos pies están pulidos y brillantes,= por todos los besos que los devotos les han dado por espacio de más de s= eis siglos y medio; en otra capilla se conservan tres importantes reliquias: el lienzo de la Verónica, un trozo de la verdadera cruz traída de Jerusalén por la emperatriz Santa Elena en el siglo IV; y la punta d= e la lanza de San Longinos, con la que fue atravesad= o el costado de Cristo. No podemos dejar a un lado, la capilla sixtina con sus frescos del juicio final, es aquí donde se realizan el cónclave para escoger un nuevo papa.

 

Se encuentran diferentes museos ent= re los que se destaca el egipcio gregoriano con papiros, pinturas, sarcófagos de madera, momias y varias piezas de la cultura del río Nilo. El museo histórico donde se hallan recuerdos de la época militar del papado, entre uniformes y armas de guerra de la antigua guardia noble, la guardia de honor y De los gendarmes. La estancia = de Rafael, son cuatro habitaciones con obras de arte de renombrados pintores; = la biblioteca del Vaticano, una de las más completas del mundo, con m&a= acute;s de un millón  de libros= , cien mil mapas, casi cien mil manuscritos y unos cuatro mil volúmenes del llamado “Indice” de los libros prohibidos por el tribunal del S= anto Oficio, desde el Papa Pablo IV en 1559, hasta Pablo VI en 1966. Hay varios archivos como en de las reliquias donde se guardan  huesos de santos y mártires= de los primeros siglos del cristianismo. Otro archivo de cartas de personajes<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  importantes, como la enviada por e= l rey Enrique VIII al Papa Clemente VII, y de otros como Galileo, Copérnico, Erasmo, Napoleón, Voltaire, reyes y rein= as de Europa.

 

Hay quienes critican los llamados “tesoros o riquezas“ del papa creando toda una “leyenda negra”; sin embargo, es importante saber que esto es un patrimonio de todos los católicos, conformado por piezas arqueológicas, monumentos, obras de arte, reliquias y demás; que certifican el lega= do de la Iglesia Católica en la historia de la humanidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOMENAJE AL PAPA JUAN PABLO II

 

 

I. RAZGOS BIBLIOGRAFICOS

 

 

Karol<= /span> Józeph Wojtyla nació en Waldowice (Polonia), el 18 de m= ayo de 1.920. Su padre Karol Wojt= yla, era un sargento del ejército austro-húngaro, su madre, Emilia= Kaczorowky, murió cuando él tení= a doce años, tuvo además dos hermanos: uno mayor llamado Edmund, que murió siendo joven y una hermana q= ue falleció a corta edad; su padre dejó este mundo cuando &eacut= e;l contaba con 21 años de edad. Fue bautizado a los pocos días de nacido en la iglesia de Santa María de Waldowic= e,  estudió en el colegio de la= misma ciudad, a los nueve años hizo la primera comunión, y a los 18 recibió la confirmación. En 1.938 entró en la universi= dad de Cracovia. Durante la ocupación alemana a su país trabajó en una cantera y después en una fábrica de pro= ductos químicos. En 1.942 ingresó clandestinamente al seminario de C= racovia y se licenció en filosofía. Participó en la resistencia contra el nazismo, organizó un grupo de teatro y se preocupó = por salvar muchas familias judías. Entre estos testimonios se cuenta el = de su viaje a Israel en mayo del año 2.000, cuando Edith Tzirer una judía polaca de 69 años, relató que 55 años atrás cuando ella era solo una niña de 14 años, se encontraba enferma de tuberculosis y sin fuerzas, cuando un joven seminarista Karol Wojtyla,  le dio pan y té caliente, después la transportó sobre su espa= lda durante tres kilometras hasta llegar a uno estación de tren.

 

Fue ordenado sacerdote en 1.946, luego se doctoró en filosofía en Roma, profesor universitario. Pío XII lo nombró obispo auxiliar de Cracovia en 1.958, y Pablo VI arzobispo de la misma ciudad en 1.964. Participó en el concilio Vaticano II (1.962-65); fue designado carde= nal en 1.967 y Papa el 16 de octubre de 1978.

 

 

 

 

 

 

II. EL SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS

 

 

Su pontificado se  destacó por ser uno= de los más prolifero e importante de la historia del cristianismo. Fue<= span style=3D'mso-spacerun:yes'>  llamado como “el Papa viajero” por sus continuos desplazamientos en más de 120 países, y la facilidad para hablar varios idiomas; recorrió lo equivalente a 29 veces la vuelta a la Tierra y tres veces la distancia a la Luna. En estos encuentros recibió infinidad de obsequios, como traje= s de bodas, anillos de matrimonio, billetes de lotería, bicicletas, automóviles, sombreros d= e todo tipo, alcancías y artesanías típicas de cada región. No obstante, uno de los regalos más recordados por el Papa fue la goma de mascar que le ofreció una pequeña niña  en su visita a una iglesia de Roma.

 

En el campo d= e la fe fue el promotor del nuevo Catecismo de la Iglesia Católico, escribió varias encíclicas, cartas apostólicas y discu= rsos sobre religión, moral, la familia, la paz, los derechos humanos, la unidad entre los cristianos, bio-ética y= de doctrina social, como la encíclica “Cente= simus Annus” (1.991); Que fue adoptada como doc= umento oficial por la asamblea general de la ONU. Se han escrito  varios libros sobre su vida como “Don y Misterio”, “Testigo de la Esperanza”, “= ;Su Santidad”, “Levantaos, Vamos”, “Memoria e Identidad”, además del libro entrevista “Cruzando el Umb= ral  de la Esperanza”, publicado = en 21 idiomas y de los que se vendieron más de 30 millones de ejemplares en todo el mundo. También fue todo un éxito su disco de canto religioso “Abba Pate= r”, al igual que una grabación sobre el rezo del rosario del que  obtuvo un disco de platino por las 150.000 copias vendidas en España. Tampoco estuvo ajeno a la tecnología moderna pues en noviembre del año 2.001 utiliz&oac= ute; el Internet para pedir disculpas a las víctimas de abuso sexual por sacerdotes y religiosos.

 

Juan Pablo   II era un hombre de oración, seguidor de la poesía mística de San Juan de = la Cruz. Desde el año 1994, se encuentra dentro del Vaticano el monaste= rio “Mater Eclesiae” de religiosas contemplativas, por iniciativa del mismo Papa. Fue profundame= nte devoto de la virgen negra de Czestochowa (Polon= ia); el lema de su pontificado reza “Todo Tuyo”, incluso regal&oacut= e; a la corona de la virgen De Fátima (Portugal), la bala que le extrajer= on de su cuerpo después del atentado del l3 de mayo de 1981 por el turco Alí Agca, y por eso fue llamado como el = Papa del “tercer secreto”;  en octubre del año 2002, agregó los llamados misterios “luminosos” al rezo del rosario. En el área de la acción pastoral  elev&o= acute; a los altares al mayor número de santos, mártires y beatos que todos los Papas juntos del siglo XX. presidió tres encuentros inter- religiosos de oración por la paz en Asís (1.986, 1.993 y 2.002), jornadas mundiales de la juventud, de la familia, congresos eucarísticos internacionales, dos asambleas plena= rias de la conferencia episcopal latinoamericana, una en Puebla (México) = en 1.979 y la otra en Santo Domingo en 1.992. Además de diferentes sínodos de obispos de todo el mundo y reuniones generales de cardena= les. Igualmente, hizo más de 115 peticiones de perdón por los erro= res que han cometido algunos hijos de la Iglesia Católico en el transcur= so de los tiempos, lo que fue considerado como su mayor acto de valentí= a y humildad.

 

 

III. RECONOCIMIENTO A SU LABOR

 

 

A escala internacional su misión apostólica fue elogiada por la revista norteamericana “Time” y “People” que lo nombraron el hombre del año en 1.995; al año siguiente= lo hizo  la revista “News Week”. En Colo= mbia la revista ”Semana” lo catalogó como el “hombre del siglo”, por su lucha a fa= vor de la caída del comunismo en Europa Oriental. En enero del 2001 Estados Unidos lo condecoró con la medalla de oro del  congreso, por su contribución a la paz mundial y la unidad religiosa; recibió también el título académico Honor= is Causa en siete oportunidades; seis de universidades polacas, una británica, una Portuguesa, una de Estados Unidos y otra de Italia; en marzo del 2004, le fue entregado el premio internacional Carlomagno, por su aporte a Los valores humanos y morales en Europa; en junio del mismo año, el presidente George Bush le obsequió en su visita al Vaticano, la “Medalla Presidencial= de la Libertad”, máximo galardón civil del gobierno de EEU= U, por su contribución a la causa de la libertad, la dignidad humana, y= la paz; igualmente, en octubre la revista francesa “Politique Internationale” le concedió el “premio a la valentía política” por su compromiso= a favor de la paz y de la justicia en el mundo, así como su acci&oacut= e;n diplomática al servicio de la libertad. El 7 de diciembre, científicos de todo el mundo le dieron el premio “Ciencia por = la Paz”, por el diálogo entre la ciencia y la fe. El Papa destin&= oacute; el premio en becas de estudio para jóvenes pobres del Tercer Mundo. =

 

Sus méritos fueron reconocidos por el famoso tele-predicador protestante= Billy Graham, quien declaró que era “la conciencia de la moralidad en el mundoR= 21;; el antiguo secretario general de la ONU, Boutros Gali lo describió como “el ángel guardián de la humanidad”, Mijail = Gorbachov, último presidente de la Unión Soviética lo calificó como “el socialista más importante de nuestros días’’, el primer ministro canadiense, Jean Chrétien, el “sol= dado de la paz”, el ex presidente polaco, Lech= Walesa lo definió como “el San Pedro de nuestro tiempo”; y el presidente de Estados Unidos, George Bush, dijo que era un "hombre fuerte”= ; y “campeón de la libertad”.

 

 

IV. UN DIA EN LA VIDA DEL PAPA

 

 

De su vida personal se sabía= que se levanta a las 5.30 de la mañana y se acostaba a las 11 de la noch= e. Vivía en un modesto departamento de la residencia papal que incluía el colchón ortopédico usado por Pablo VI y Juan Pablo I. No recibió ninguna clase de sueldo por su labor pastoral. E= n el día oficiaba misa privada en su capilla, meditación y lecturas espirituales, almuerzo y cena de trabajo con sus colaboradores más cercanos, en la tarde recibía a presidentes, primeros ministros, embajadores, cardenales, obispos y a la curia romana, al mes atendía= a más de 3.500 personas teniendo en cuenta que la Santa Sede tiene relaciones diplomáticos con 168 países. Una audiencia general= en la semana, además trabajaba los sábados y los domingos visita= ba a menudo las parroquias de Roma. Cada año tomaba unas vacaciones de do= ce días en los Alpes o en su finca de verano en Ca= stelgandolfo, resaltando que por ley todo empleado de Italia tiene un mes de descanso. Fu= e el Papa más visitado, ya que recibió a por lo menos 18 millones = de fieles durante el millar de audiencias generales que concedió en sus años de pontificado. En el jubileo del 2.000 se calcula que visitaro= n el Vaticano 25 millones de peregrinos, incluyendo dos millones de jóven= es procedentes de 56 naciones que se reunieron en la universidad romana de Tor Vergata. Tambié= ;n tuvo eventos especiales con los ancianos, los enfermos, los esposos, los niños, sacerdotes y Religiosas, hombres de ciencia, del arte, periodistas y los presos de la cárcel de Regina Coeli, por los que pidió un acto de clemencia ante las autoridades penitenciarias.

 

 

V.     LA CARIDAD DEL PA= PA

 

 

En el plano d= el amor al prójimo Juan Pablo II no se quedó atrás, así por ejemplo en una audiencia en la plaza de San Pedro, recibió a 13.000 jóvenes entre ellos se encontraba Marco, un chico que había perdido a su padre hacía poco tiempo; é= ;l se acercó al Papa y le dijo: ¿Mi padre murió, Tú desearías ser mi padre? Juan Pablo II limpió las lágri= mas de su rostro y le contestó: “Yo seré tu padre de ahora en adelante”, y desde entonces Marco lo pudo visitar y llamar por teléfono cada vez que quería. La caridad con los más necesitados fue otro sello característico suyo, pues las regal&iacut= e;as de los derechos de autor por el libro “Cruzando el Umbral de la Esperanza” fueron destinadas a obras de caridad. Del mismo modo, el pontificado consejo de ayuda del Papa “Cor Unum  financió más de 1.200 millones de dólares en los continentes más pobres. El propio Papa creó dos fundaciones la “Popolorum Progressi= o” con 2000 micro-proyectos para comunidades indígenas, mestizas y afro americanos con más de 19 millones de dólares y la “Juan Pablo II” que entregó 5.500 millones de dólares en programas a favor de los recursos naturales en los países tercermundistas. Esto sin contar el comedor popular y dormitorio que funcio= na dentro del Vaticano desde 1.987, para mujeres pobres de Roma que son atendi= das por las hermanas de la caridad de la madre Teresa de Calcuta. En diciembre = del 2004, el Romano Pontífice inauguró la fundación “= ;El Buen Samaritano”, para ayudar a los enfermos del SIDA. Su sede se encuentra también en la ciudad del Vaticano.

 

 

 

 

 

 

 

 

VI.  SIGNO DE CONTRADICC= ION

 

 

No todo fue c= olor de rosa en su labor como Vicario de Cristo, pues  recibió criticas por grupos= pro- abortistas y gobiernos liberales por su postura o favor de la vida de los no Nacidos, asociaciones feministas lo acusaron de tener una posición machista y conservadora frente a la ordenación sacerdotal de mujeres y el uso de anticonceptivos artificiales. Fue insultado públicamente por la cantante de rock irlandesa Sinead O’conor, quien en un pro= grama televisivo en Estados Unidos rompió una foto suya, y por el astro del fútbol argentino Diego Maradona; el cens= urado teólogo suizo Hans = Kung lo señaló de “fanático y dictador espiritualR= 21;. En su visita pastoral a Holanda y Alemania fue recibido con pancartas con caricaturas y anuncios ofensivos, en Brasil varias sectas protestantes lo  acusaron de ser el “Anticristo”, en Filipinas se frustró un plan para asesinarlo en el que estaba involucrado el terrorista musulmán Osama Ben Laden, en Fátima fue víctima de otro atentado por el sacerdote integrista español Juan Hernández Khohn<= /span>. En Grecia algunos sacerdotes ortodoxos encabezaron marchas de protesta por = su llegada, y los monjes de varios monasterios le cerraron sus puertas; también Ocurrió lo mismo con los monjes budistas de Colombo (= Sri Lanka) y por los brahmanes hindúes de la India. En Roma durante el año santo del jubileo, la comunidad gay como rechazo ante la prohibición del matrimonio sacramental de parejas del mismo sexo que pregonó el Papa; efectuaron un desfile que contó con la participación de 200.000 homosexuales y lesbianas. Algunos de ellos disfrazados burlescamente como sacerdotes y monjas. En su viaje apost&oacut= e;lico a Suiza, los evangélicos distribuyeron panfletos, pidiendo que la ge= nte se saliera de la Iglesia Católica, la gran prostituta, y hablando del papa como del Demonio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VII. LA CARA DEL SUFRIMIENTO

 

 

No podemos de= jar o un lado, las dolencias físicas propias de su edad, que se vieron reflejadas en el continuo agotamiento que presentaba cuando salía en público, su rostro a veces parecía ido y con una fuerte parálisis facial, su voz ya no tenía la mismo vitalidad que antes. Era cada vez más notorio el temblor de su mano izquierda prod= ucto del mal de Parkinsón, su espalda encorva= da como secuela del atropellamiento de un camión en 1.944 y de una luxación en 1 .993; También se recuerda su caminar lento y arrastrando los pies debido a una artrosis en su rodilla derecha. Hay que t= ener en cuenta además la fractura que sufrió en el fémur de= la pierna derecha en 1.994, y otras intervenciones quirúrgicas como la traqueotomía efectuada en febrero de 2.005, debido a una insuficienc= ia respiratoria, y la sonda que le fue colocada en su nariz para poderlo alimentar, días antes de fallecer. Según uno de sus médicos, Gian Franco Finischi, el Papa rechazó en varias oportunidades el uso de calmantes y analgésicos. Juan Pablo II murió serenamente en su apartamento del Palacio Apostólico  el 2 de abril de 2005, a los 84 años de edad, víctima de fallas cardiacas derivadas de una infección urinaria; Eran las 9:37 de la noche, hora de Roma. En él se cumplen las palabras de Jesús e= n el Apocalipsis: “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra” (22,12). 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANECDOTAS Y CURIOSIDADES DEL PAPA JUAN PABLO II

 

 

En su infancia sus amigos lo llamab= an Lolek, ese diminutivo también lo usaron sus parientes y algunos íntimos suyos de Polonia

 

En su niñez su mejor amiguito era un chico judío llamado, Jerzy Kluger

 

De joven mostró un gran interés por el teatro y la literatura polaca, escribiendo varias obr= as teatrales

 

Trabajó arduamente como obre= ro en una cantera y en una planta química, para evitar ir a prisi&oacut= e;n durante la ocupación nazi

 

En 1945 un oficial soviético, amante de la historia y la literatura que entabló amistad con &eacut= e;l en Cracovia, impidió que fuera fusilado o deportado a Siberia <= /o:p>

 

Cuando era obispo recibió el título del “León de Cracovia”, y en los inicios d= e su pontificado fue llamado el “atleta de Dios”

 

Fue el primer Papa polaco (después de 456 años de tradición italiana, desde la elección del holandés Adriano VI en 1522), y el primero venid= o de un país comunista

 

Fue el Papa más joven es ser elegido del siglo XX (58 años). Cuando se anunció que era él escogido, muchos creyeron que era un cardenal africano=

 

Cuando gozaba de buena salud practicó deportes como el esquí, escalar montañas, el fútbol, la natación y montar en canoa de remo

 

Fue el primero que repitió l= os nombres de dos antecesores: Juan (XXIII) Pablo (VI) II. El primero en utili= zar un nombre compuesto, fue el cardenal italiano Albino L= uciani (Juan Pablo I)

 

Cuando Karol Wojtyla subió a la cátedra de San Pedro= , en 1978, la Santa Sede mantenía relaciones diplomáticas con 85 países. Hoy en día son 174 estados

 

Fue el primer papa en ser herido de= un tiro de bala  en la calle, ese día (el 13 de mayo de 1981), llevaba una gruesa medalla de la Virgen= de Fátima bajo el hábito blanco en el momento del atentado; la medalla desvió una de las balas que pudo haber seccionado la arteria aorta. Este medallón lo siguió cargando después <= /o:p>

 

Fue el primer pontífice católico en ingresar a un hospital público<= /p>

 

Según una encuesta realizada= en la diócesis de Indiana (EEUU), lo que más les llamó la atención a los feligreses era su sonrisa, la devoción mariana= , su dominio de varios idiomas, el perdón concedido al que quiso asesinar= lo, y su amor a los niños y los pobres

 

De acuerdo con un estudio efectuado= en 22 países de América Latina, España y Portugal a más de 40 mil estudiantes de secundaria; reveló que los jóvenes admiran principalmente a personajes solidarios. Juan Pablo II ocupó el primer lugar y la madre Teresa de Calcuta el segundo

 

Un grafólogo de la policía italiana que realizó un examen de su letra sin saber a quién pertenecía, dijo que el autor era un hombre “fuer= a de lo común”

 

En Navidad, solía obsequiar a algunas amistades, a los cardenales y a todos los trabajadores del Vaticano; una botella de vino y un pan dulce de limón con pasas

 

Todos los viernes santos iba a conf= esar a la basílica de San Pedro. Bautizó en su capilla privada a l= os hijos de sus amigos o a los de sus más modestos colaboradores, y casó a una mecanógrafa con un cerrajero

 

Fue el autor de cinco libros y más de 500 artículos y ensayos

 

Fue el papa que más idiomas = ha hablado, dominó perfectamente nueve lenguas

 

En 1979, fue el primer pontí= fice en rezar ante los hornos crematorios del campo de concentración de <= span class=3DSpellE>Auschwitz (Polonia)

 

En el año de 1982 se convirtió en el primer obispo de Roma en besar el suelo de Inglaterr= a, y orar en la catedral anglicana de Canterbury

 

En diciembre de 1982, tuvo un gesto= de nobleza y de reconciliación al visitar a su agresor en la cár= cel, el turco Mehmed Alí Agca 

 

El mayor éxito con la convocación que hizo de la Jornada Mundial de la Oración, celebrada en Asís el 27 de octubre de 1986; fue el haber conseguido = un alto al fuego de 24 horas en las más de cuarenta naciones en las que= se vivía algún conflicto bélico en el planeta =

 

Ha sido el único sucesor de = San Pedro en escribir una Carta Apostólica dedicada exclusivamente al se= xo femenino, titulada “A la dignidad de la Mujer”; fue dada a cono= cer el 30 de septiembre de 1988. Posteriormente, redactó la “Carta Apostólica a las Mujeres”, el 29 de junio de 1995

 

El 13 de diciembre de 1994, publicó la primera “mini encíclica”de un vicario = de Cristo dirigía a los niños; el texto en lenguaje sencillo hab= laba de la Navidad, los pesebres, los infantes mártires y los peligros a = que se enfrentan  los pequeñ= ;os en estos tiempos

 

Realizó tres exorcismos dura= nte su pontificado, el más conocido fue en 1982, a una joven mujer que se revolcaba en el piso durante la audiencia general en el Vaticano=

 

Fue el primer obispo de Roma en vis= itar el santuario de Lourdes (Francia), entre el 14 y el 15 de agosto de 1983

 

En diciembre de 1983, entró = en una iglesia luterana en Roma. Ningún Papa lo había hecho tras= la reforma protestante en el siglo XVI

 

 

 

 

Uno de los hechos más curios= os de sus viajes apostólicos tuvo lugar en Bangkok el 10 de mayo de 198= 4, cuando para llegar a la Presencia del líder del budismo tailandés, tuvo que quitarse los zapatos a la entrada de la pagoda, = para encontrarse con un anciano inmóvil de 86 años,  sentado con las piernas cruzadas y envuelto en una túnica de color azafrán

 

En agosto de 1985 habló por primera vez en una asamblea islámica en Casablanca, Marruecos <= /o:p>

 

El 13 de abril de 1986 realiz&oacut= e; un gesto histórico al visitar la sinagoga de Roma, situada frente al Vaticano, al otro lado del río Tíber. El primer pontífice en hacerlo tras el apóstol Pedro

 

Entre el 1 y el 7 de julio de 1986 visitó Colombia, siendo el viaje más extenso que  realizó a una Nación, recorriendo 12 ciudades

 

El 1 de diciembre de 1989, recibió en visita oficial al presidente de la URRS, Mijail Gorbachov. Se trata del primer encuentro entre = un papa y un gobernarte soviético

 

El 30 de diciembre de 1993, fue el primer jefe del Estado del Vaticano que estableció relaciones diplomáticas con la Nación de Israel

 

El 10 de mayo de 1994, instituy&oac= ute; un monasterio de clausura femenino dentro del Vaticano, hecho sin anteceden= tes en la historia de la Iglesia Católica

 

En enero de 1995 en Manila (Filipin= as), se reunió con cuatro millones de jóvenes en la jornada mundia= l de la juventud, siendo la mayor concentración de personas en la  historia del catolicismo

 

El 11 de octubre de 1998, proclamó que el 9 de agosto sería el día de la evocación de la Shoah (recordatorio del sufrimiento del pueblo judío)

 

El 12 de marzo de 2000, pidió perdón por las faltas humanas cometidas en la Iglesia Católic= a a través de los tiempos. Haciendo referencia a las cruzadas, la inquisición, la discriminación hacia los judíos, las mujeres y las etnias

 

En mayo de 2000, viajó a Jordania, Israel y palestina, rezando en el muro de las lamentaciones en Jerusalén

 

El 4 de mayo de 2001, en Atenas, Grecia, fue el primer Papa que visitó este país desde el cism= a de 1054; pidiendo perdón a los ortodoxos por los católicos  que pecaron contra ellos

 

El 6 de mayo de 2001, se convirtió en el primer pontífice romano que oró en una mezquita; la de los Omeyas, en Damasco, Siria.

 

En enero de 2002, una delegaci&oacu= te;n compuesta por un centenar de magos católicos le regalaron una varita mágica procedente de la India

 

En mayo del 2002, se reunió = en la plaza de San Pedro con cientos de ex prostitutas durante la audiencia general

 

En ese mismo mes, después del encuentro ecuménico de oración en Asís, el papa mandó un mensaje a los jefes de estado, invitándolos a adoptar una lista de diez compromisos por la paz mundial

 

Tras el encuentro de Asís, p= or primera vez después del cisma entre Oriente y Occidente de 1054, una delegación oficial de la Iglesia Ortodoxa Griega (la más reac= ia a Roma junto con el patriarcado de Moscú), fue recibida por el Papa en= el Vaticano

 

El 16 de octubre del 2002, al celeb= rar el 24 aniversario de su elección, proclamó en la plaza de San Pedro que cumpliría su misión hasta el final

 

El 14 de noviembre del 2002 visitó el parlamento italiano, la primera vez que el jefe de la Igle= sia Católica lo hacia en 150 años. Su discurso se centró e= n el terrorismo internacional y la globalización; y fue tan elocuente  que    al    verlo    por    la    televisión    el    mafioso   italiano        Bebedetto Marciante,&nbs= p;  capo de la Cosa Nostra y acusado de homi= cidio y de extorsión, se entregó a la policía romana

 

A partir de enero del 2003, las meditaciones, pensamientos e inquietudes del fallecido papa, pueden ser escuchadas por los fieles a través de los teléfonos móviles en Italia

 

En junio del 2003, a sus 83 a&ntild= e;os de edad, completó su viaje número cien al llegar a Croacia

 

El 19 de julio del 2003, se dio a conocer la noticia que el papa había destinado cerca de ocho millone= s de dólares para obras de caridad en numerosos países del mundo. = La donación se utilizó en proyectos de educación, salud, formación profesional, vivienda, protección de mujeres, niños y ancianos

 

Una montaña del polo sur lle= va el nombre del papa Juan Pablo II, como homenaje a sus 25 años de pontificado

 

El 17 de octubre del 2003, los cardenales venidos al Vaticano para celebrar sus 25 años de pontific= ado, le regalaron 750000 euros, que el Papa destinó para ayudas a los cristianos de Tierra Santa

 

El 21 de octubre del 2003, el papa = le impuso el birrete cardenalicio a 30 nuevos purpurados, elevando así a 195 cardenales, número récord en la historia de la Iglesia

 

4 de Marzo del 2004, casi un millón de ejemplares del libro de poemas del papa “Tríp= tico Romano”, fueron vendidos en 19 idiomas

 

17 de Marzo del 2004, se constituye= en el tercer pontificado más largo en la historia de la Iglesia, supera= do sólo por el de San Pedro (34 años), y el del beato Pío= IX (31 años)

 

13 de Abril del 2004, La Santa Sede informó que el papa destinó seis millones y medio de dólares a obras de solidaridad en el 2003  

 

 

 

 

 

15 de Abril del 2004, El patriarca Bartolomé I, líder de la Iglesia Ortodoxa en Turquía; Aceptó las disculpas ofrecidas por el papa Juan Pablo II; en el 800 aniversario de la participación de católicos en el saqueo de Constantinopla (hoy Estambul), durante la época de las cruzadas=

 

Fue el primer sucesor de San Pedro = que nombró a diferentes mujeres en el campo de la ciencia, la arqueología, la teología y la vida religiosa; para que ocupar= an cargos de importancia en la Iglesia Católica

 

Mayo 18 del 2004, en su cumpleaños número 84, la librería vaticana puso a la v= enta en lengua española el libro Levantaos ¡Vamos! (Titulo extraído del evangelio de San Marcos 14,42); Obra autobiográf= ica que comenzó a escribir en julio de 1958, luego de recibir la noticia= de que iba a ser nombrado obispo. Los beneficios de su venta, fueron donados a obras de caridad que lideró el máximo jerarca de la Iglesia Romana 

 

Mayo 18 del 2004, más de cien mil mensajes de correos electrónicos llegaron de todo el mundo, para felicitarlo por sus cumpleaños; Superando el número de los recibidos el año pasado

 

Julio 1 del 2004, el papa Juan Pablo II, regaló la construcción de la iglesia de San Teodoro en el Palatino, a la comunidad ortodoxa griega, con motivo del jubileo del a&ntil= de;o 2000.  Fue oficialmente inaugu= rada en la visita a Roma de su santidad Bartolomé I, patriarca ecuménico de Constantinopla

 

Julio 16 del 2004, la fundaci&oacut= e;n “Populorum Progressi= o”creada por el papa, distribuyó dos millones y medio de dólares, para  222 proyectos de desarro= llo de comunidades indígenas, mestizas y afro americanas<= /p>

 

Octubre 16 del 2004, un legado de escritos, entre ellos una recopilación de discursos, un libro de filosofía y dos nuevas cartas apostólicas marcaron los 26 años de su pontificado. En todo este tiempo había pronunciado, escrito y transmitido más de 90.000 páginas=

 

Noviembre 27 del 2004, el papa Juan Pablo II devolvió durante una misa solemne, las reliquias robadas en Constantinopla, durante la época de las Cruzadas, en la ceremonia es= tuvo presente el patriarca ortodoxo Bartolomeo I. Las reliquias son las de los dos doctores de la Iglesia y patriarcas de Oriente, Gregorio Nacianceno y Juan Crisóstomo, quienes vivieron en el siglo = IV en Capadocia y en Antioquia, en la actual Turquía. Meses atrás había hecho lo mismo con un icono de la Virgen María, devuelt= o al patriarca ruso Alexis II

 

Enero 1 de 2005, más de 2.200.000 peregrinos visitaron al papa en el Vaticano en el 2004=

 

Enero 18 de 2= 005, 160 rabinos fueron recibidos por Juan Pablo II, los cuales oraron por su la= bor pastoral, considerado “el gran constructor de las relaciones entre católicos y judíos”. Esta es la primera vez en la histo= ria que rabinos de todo el mundo, en representación de todas las ramas d= el judaísmo, se reunían con el máximo jerarca de la Igles= ia de Cristo

 

Enero 27 de 2= 005, la cima de una de las montañas de la cordillera del Gran Sasso lleva el nombre de Wojtyla= ; además, un sendero del ayuntamiento de L´= Aquila (Italia), fue llamado Juan Pablo II. Así lo hicieron saber sus autoridades locales por el amor que el papa había demostrado por esta zona, y su afición por la naturaleza

 

Febrero 4 de 2005, en un acontecimiento sin precedentes, en varias mezquitas de Italia se rezó ese  viernes por la salud del sucesor de San Pedro

 

Febrero 23 de 2005, por primera vez, Juan Pablo II se dirigió a los fieles reunido= s en la sala Pablo VI, desde su apartamento privado a través de una “video audiencia”

 

En todo su pontificado realizó 104 viajes por 130 países, además = de 146 dentro de Italia. Presidió 11.161 audiencias generales en las que participaron 18 millones de personas, y pronunció 2409 discursos en = sus visitas al extranjero, y más de veinte mil en total

 

Escribi&oacut= e; 14 encíclicas, 13 exhortaciones apostólicas y 11 constitucion= es

 

 

Efectuó 482 canonizaciones de santos y beatificó a 1338 siervos(as) de Dios. Más que todos sus antecesores juntos. El 80% de los santos y beatos = de Juan Pablo II fueron personas que murieron por su fe (mártires)=

 

Fue al autor = del libro entrevista Cruzando el Umbral de la Esperanza; Don y Misterio, en el quincuagésimo aniversario de su ordenación sacerdotal; el lib= ro de poemas Tríptico Romano; ¡Levantaos! ¡Vamos!, Sobre su labor episcopal; y Memoria e Identidad, sobre los males del mundo moderno <= o:p>

 

Su pontificado duró 26 años, cinco meses y 17 días<= /p>

 

Murió = un primer sábado de mes (de abril), día dedicado a la Virgen de Fátima

 

Su cadá= ;ver fue visitado durante seis días por más de tres millones de pe= rsonas en la Basílica de San Pedro, a sus exequias asistieron 200 jefes de estado, 300 mil personas en la plaza de San Pedro, 700 mil en la vía= de la conciliación, además de unos cinco millones de fieles y peregrinos llegados de todo el mundo. Es el funeral más multitudinar= io en la historia de la humanidad

 

La misa de exequias fue oficiada por el decano del Colegio Cardenalicio, Joseph Ratzinger, y concelebrada por 164 purpurados. Un tota= l de 320 sacerdotes repartieron la comunión

 

Es el único romano pontífice que reposa entre dos reinas, Cristina = de Suecia y Carlota de Chipre, enterradas en las Grutas Vaticanas. Al lado de = su sepultura (donde antes estuvo la del beato Juan XXIII), está la de P= ablo VI y enfrente la de Juan Pablo I. Todas, a pocos metros de la del apóstol Pedro

 

Por su extraordinario y fecundo pontificado, acompañado de una vida de santidad, ha sido declarado por Vox Populi como “JUAN PABLO EL GRANDE”

 

El primer día en que fue abierta su tumba al público, fue visitada por = unos 500.000 fieles. En ella se puede apreciar una simple losa de mármol blanco que dice en latín: “Ioannes= Pavlvs PP II. 16.X.1978 – 2.IV.2005”.

GUIDO ROJAS

LICENCIADO  EN CIENCIAS RELIGIOSAS.     

Correo Electrónico: collie@uniweb.net.co

PALMIRA – VALLE DEL CAUCA

COLOMBIA  -SUDAMERICA.

 

 

 


 

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;

&n= bsp;