Alma y Eternidad


  • Juan 5, 11-13

    Y este es el testimonio: Que DIOS nos ha dado vida eterna
    Y esta vida esta en su hijo.
    El que tiene al hijo, tiene la vida eterna
    El que no tiene al Hijo de DIOS no tiene la vida
    Estas cosas os he escrito a vosotros
    que creéis en el nombre del Hijo de DIOS,
    para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis
    En el nombre del Hijo de DIOS.
  • En la gramática de este contexto en este pasaje, las palabras “Vida eterna” en griego eionion
    zoes Están en presente posesivo, y este presente posesivo incluye una consciencia eterna de
    la presencia de DIOS, que por lo tanto excluye el concepto del “Sueño después de la muerte”.
    El que tiene al Hijo YA tiene la vida ETERNA por lo tanto nadie puede destruir esta vida que al
    ser eterna es continúa sin ningún período de inconsistencia.

  • San Juan 11, 25-26

    Le dijo JESÚS: Yo soy la resurrección y la vida
    El que cree en mí, aunque este muerto vivirá
    Y todo aquel que vive y cree en mí
    No morirá eternamente.
    Creen esto?

 

En este contexto JESÚS esta consolando a Marta de la muerte de su hermano Lázaro. Por lo
tanto las palabras “Vida” y “muerte” se refieren a esta ocasión en particular. Especular que esto
se refiere a una vida en un futuro escatológico es atentar contra la gramática y el contexto.

La palabra griega para designar muerte en su raíz es thanatos de la cual proviene el verbo apothnesko. Vida se designa con la palabra Zoe del verbo zac. La escritura nos habla de dos tipos de muerte la “física” y la “espiritual”. La primera es la separación del espíritu del cuerpo, y la segunda es la separación del espíritu de DIOS como consecuencia del pecado. También dos tipos de vidas son explicados en el Nuevo Testamento, una la física “Bios” que es la unión del cuerpo y del alma y la segunda la vida espiritual “Zoe” que es la comunión del alma con DIOS, estas palabras son esenciales para entender las palabras de CRISTO a Marta.

JESÚS le asegura a Marta que a pesar de la muerte física El, JESÚS es la fuente de vida. Por
lo tanto El es capaz de dar vida a pesar de la muerte evidente. El propósito de CRISTO en
primer lugar fue consolar a Marta y qué mejor consuelo que decirle que aún después del
concepto familiar haya  vida después de la resurrección, El, JESÚS dá vida aún después de la
muerte.
Vamos a ver esto en un contexto de hermenéutica. Dice la Palabra que Marta en cuanto oyó
que JESÚS venía salió a recibirlo y en el versículo 21 dice “Si hubieras estado aquí, mi
hermano no habría muerto” frente a este recibimiento JESÚS responde “Tu hermano
resucitará”, el próximo versículo indica que Marta entendió que esto sería el día de la
resurrección final, el último día. Para disipar confusión JESÚS declara “Yo soy la resurrección y
la vida” JESÚS en los próximos versículos y refiriéndose a Lázaro le dice a Marta que aunque
está muerto físicamente si creyó en El, NO MORIRÁ ESPIRITUALMENTE, pues Él da vida
eterna. El griego es poderoso en el versículo 26 para afirmar la vida eterna del creyente.


  • San Juan 5, 25

    Viene ya la hora, y ahora es, cuando los muertos
    Oirán la voz de DIOS y los que la
    Oyeren vivirán.

  • La palabra griega para definir “muertos” es “nekros” que quiere decir “muerto, difunto, cadáver”
    y por supuesto no se aplica a la muerte espiritual, por lo tanto está hablando de los que ya han
    muerto y que van a vivir por la palabra predicada.
    “Vida eterna” bíblicamente hablando es muy diferente de “inmortalidad”. La inmortalidad va a
    ser restaurada después de la resurrección final, la vida eterna, la que no se acaba ya, la
    tenemos en JESÚS.

  • II Timoteo 1, 10

    Pero que ahora ha sido manifestado por la
    Aparición de nuestro Salvador JesuCRISTO, el cual
    Quitó la muerte y sacó a la luz  la vida y la inmortalidad por el Evangelio.

En este versículo se ve la diferencia entre Vida “Zoen” e inmortalidad “aftharsia”. La vida es
restaurada en el creyente en el momento en que cree en JESÚS (1 Juan 5, 11) la inmortalidad
será restaurada después del segundo advenimiento de CRISTO, como lo dice Pablo en I
Corintios 15, 53 “por que es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción y esto
mortal se vista de inmortalidad”
También en Romanos 2, 7 el apóstol distingue claramente entre “vida eterna” como una
condición de conciencia cualitativa e inmortalidad que siempre se refiere a la resurrección final
“vida eterna a los que perseverando en bien hacer, buscan gloria, honra e inmortalidad”.


  • Filipenses 1, 21-23

    Porqué para mí, el vivir es CRISTO
    Y el morir es ganancia
    Mas si el vivir en la carne resulta para mi beneficio
    De la obra, no se entonces que escoger.
    Por que ambas cosas estoy puesto en estrecho
    Teniendo deseos de partir y ESTAR con CRISTO
    Lo cual es muchísimo mejor.

 

En este pasaje Pablo declara que al, que vive en CRISTO, le conviene morir pues de esa forma
está con CRISTO eternamente, no dice que va a dormir o a ganar la inconsciencia, dice “estar
con CRISTO” no en la resurrección final, sino en la visión beatífica.


  • I Tesalonisences 4, 13-18

    Tampoco queremos que ignoréis acerca de los
    Que duermen, para que no os entristezcáis
    Como los otros que no tiene esperanzas.
    Por que si creemos que JESÚS murió y resucitó

    Así traerá DIOS con JESÚS a los que durmieron
    En él.
    Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor
    Que nosotros los que vivimos, que habremos
    Quedado hasta la venida del Señor
    No precederemos a los que durmieron…
    Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz
    De arcángel y con trompeta de DIOS, descenderá del cielo
    Y los muertos en CRISTO resucitarán primero
    Luego nosotros los que vivimos, los
    Que hayamos
    Quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos
    En las nubes para recibir al señor en el aire


Y así estaremos siempre con el Señor. Por lo tanto alentados y saldrán al encuentro del señor
junto con los que no han pasado la experiencia de la muerte y ya ambos gozarán de la
inmortalidad.

Nada indica que las almas de los que han muerto estén dormidas, dormidos están
sus cuerpos en el polvo esperando la resurrección.
San Pablo es mas especifico en la Carta a los Efesios donde se refiere a la vida celestial de
los que han sido restaurados en Cristo:
“Estando muertos a causa de nuestros delitos, [Dios] nos vivificó juntamente con Cristo —por
gracia habéis sido salvados— y con él nos resucitó y nos hizo sentar en los cielos en Cristo
Jesús, a fin de mostrar en los siglos venideros la sobreabundante riqueza de su gracia, por su
bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Ef 2,5-7).

Estamos “Sentados en los cielos” en Cristo que nos ha dado vida nueva, no estamos
inconscientes esperando un día lejano, la realidad  de la vida en abundancia traída por Jesus
es adquirida en nuestro espíritu por los meritos de la Pasión de Jesus.


  • San Lucas 23, 42-43

    Y dijo a JESÚS: acuérdate de mí cuando vengas en tu reino
    Entonces JESÚS dijo: De cierto te digo que hoy estarás
    Conmigo en el paraíso.

El buen ladrón le pide a JESÚS en la mejor interpretación Judía que se acuerde de el cuando el
“reino” mesiánico de la resurrección llegue. Aquí el ladrón utiliza la palabra griega “basileia” que
se refiere al reino de DIOS y que es utilizada en el Nuevo Testamento 162 veces, sin embargo
JESÚS no contesta con la misma palabra que se refiere al reino o Basileia, JESÚS responde
que ese día estaría con Él en el paraíso en griego”paradeisos” que no se refiere al reino
mesiánico de la resurrección, si no a la visión beatificada o Gloria y es la misma palabra que
utiliza San Pablo en II Corintios 12, 4 donde dice: “conozco a un hombre… que fue arrebatado al
paraíso, y oyó palabras inefables que no le es dado expresar” también esta palabra paraíso se
encuentra en Apocalipsis 2, 7 “el que tiene oídos que oiga lo que el Espíritu le dice a las
iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso
de DIOS”. JESÚS le promete ese mismo día al ladrón estar con ÉL en el paraíso que es el
lugar donde JESÚS se encuentre, sea en el seno de Abraham o en el cielo o sea Junto a El
donde hay vida eterna y salvación.
La versión Reina-Valera original de 1569 dice en este ” entonces JESÚS le dijo: de cierto te
digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”.
La Vulgata Latina traducida por San Jerónimo, erudito de habla griega fluente, del Siglo IV dice:
“Y JESÚS le dijo: en verdad te digo, que hoy estarás conmigo en el Paraíso”.
Sin embargo la “Versión Reina-Valera año 1990, versión Adventista dice: Entonces JESÚS le
contestó: Te aseguro hoy, estarás conmigo en el Paraíso” lo cual constituye una violación de la
versión de Cipriano de Valera y Casiodoro de la Reina, además de manipular la Palabra de
DIOS para provecho de una doctrina particular de un grupo. Esto no es lo que reina Valera,
grandes lingüistas, dijeron en su original. Además se vé claramente que se ha forzado
gramaticalmente la frase pues construida de esta forma sobra el hoy. Veamos: La forma
correcta de decirlo según esta versión seria ” Te aseguro, estarás conmigo en el Paraíso” tu no
hablas diciendo “te aseguro hoy, irás al cine conmigo” tu dices “te aseguro, irás al cine
conmigo” o como tiene lógica gramatical “te aseguro, hoy irás conmigo al cine”. La traducción
adventista está totalmente forzada. Una de las razones que se dan es que el ladrón no murió
ese día. Inexacto, a los ladrones se les partieron los pies para que murieran ese día pues al día
siguiente era la Pascua y no podía haber cuerpos expuestos (San Juan 19, 31-34)
Otro de los segmentos es que JESÚS no subió al PADRE hasta después de la resurrección,
pero JESÚS le promete que ese día estará con Él, o sea la vida eterna que comenzó a
compartir con JESÚS, pues después de la cruz comenzó la SALVACIÓN y el estar con JESÚS
ya es el Paraíso.

Los adventistas utilizan el Eclesiastés, especialmente él capitulo 9, versículo 5 y 6para sustentar la doctrina de que el espíritu duerme hasta el día de la resurrección; pero el mismo Eclesiastés dice en él capitulo 12, versículo 7 ” y el polvo vuelve a la tierra, como era y el espíritu vuelve a Dios que lo dió” maliciosamente los Adventistas y los Testigos de Jehová han cambiado el versículo diciendo “y el aliento de vida regresa a DIOS” aunque la palabra utilizada aquí es nefest o ruach que significa espíritu en Hebreo.

Otra doctrina falsa es que Moisés subió al cielo en cuerpo y alma, lo cual no es Bíblico, pues
Deuteronomio 34, 5-6 dice que murió y fue sepultado en tierra de Moab, y los judíos hasta el
día de hoy no tienen noticias de esta “Asunción”. La cita de la Epístola de Judas versículo 9 no
indica en ningún modo que Moisés subiera el cielo y el diablo tratara de impedirlo, no sucedió
con Enoc y no sucedió con Elías, no tiene base ni precedencia Bíblica. Además Judas aclara
que contendía por el “Cuerpo”, no por Moisés. La palabra cuerpo utilizada es en Griego “soma”
que quiere decir “cuerpo, cuerpo muerto, cadáver”. Luego entonces, cuando Moisés se
apareció Moisés a JESÚS en la Transfiguración era espíritu vivo, no cuerpo ascendido.


  • I Pedro 3, 18-20

    Por que también CRISTO JESÚS, padeció
    Una vez por los pecados
    El justo por los justos para llevarnos a DIOS
    Siendo a la verdad muerto en la carne,
    Pero vivificado en el espíritu.
    En el cual también fue y predicó a los
    Espíritus encarcelados
    Los cuales en otro tiempo fueron
    Desobedientes cuando una vez esperaban
    La paciencia de DIOS en los días de Noé.

En su Epístola el Apóstol Pedro habla claramente que JESÚS después de muerto y durante los
días en que su cuerpo descansó en la tumba, bajó al Hades o lugar de los muertos para que
estos escucharan la Buena Noticia, lo cual quiere que no estaban en estado de “dormitar” ya
que escucharon la Buena Noticia.
Algunos grupos tales como los Adventistas y los Testigos de Jehová dan la explicación que
esto fue antes de nacer JESÚS, en tiempo de Noé cuando Él era aún “El Verbo” pero en el
Capitulo 4 de la misma Epístola se desmiente este artilugio. En el versículo 6 donde dice:
“porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos; para que sean juzgados
en la carne según los hombres, y vivan en el espíritu según Dios” Aquí Pedro aclara que

JESÚS fue a predicar el Evangelio a los muertos, como nos dice los versículos anteriores para
que sepan por que ley van a ser juzgados y para que conozcan el Evangelio que se ha
predicado después de ellos.
No te dejes engañar hermano con falsas doctrinas surgidas en los últimos tiempos, todas estas
han sido inventadas hace menos de 150 años. La Iglesia en sus dos mil años de historia ha
definido, asistida por el Espíritu Santo como le estaba prometido, las verdades de la fe (San
Juan 16, 13).
Les recuerdo las palabras del apóstol a su discípulo Timoteo “Empero el Espíritu dice
manifiestamente, que en los venideros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a
espíritus de error y a doctrinas de demonios:

I Timoteo 4, 1-2.

Y para cerrar, estas palabras  del Senor, a ver quien se atreve a contradecirlas:

Lucas 20:38 "Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven."

Qué es lo que tienes que hacer para no caer en la apostasía final? La respuesta te la da el
mismo JESÚS en San Mateo, 24, 23: NO LO CREAN. Amén