GENEALOGIA DE MARIA

Debido a una maldición que Dios colocó en uno de los antepasados de José, Jesús
nunca podría sentarse en el trono de David si José hubiera sido su padre natural.
Jeconías ( 11  y Josías, padre de Jeconías [a]  y de sus hermanos en tiempos de la
deportación a Babilonia. Mateo 1: 11-12), llamado Conías era tan malvado que
Dios lo maldijo a él y a sus descendientes, diciendo: “Escribe a este hombre como
sin hijos, … porque ninguno de sus descendientes prosperará, sentándose en el
trono de David y gobernando en Judá” Jeremías 22: 24-30
Jeconías, como su nombre está escrito en el Antiguo Testamento, tuvo hijos (I
Crónicas 3:17), pero no tuvo hijos en la medida en que ninguno de sus
descendientes gobernó como rey sobre Judá.

¿Cómo, entonces, podría Jesús ser un descendiente de David y calificar para
sentarse en el trono. De acuerdo con el uso judío, la ascendencia de María se da
en nombre de su esposo. El griego original simplemente dice que José era “de
Heli” o Eli (versículo 23). De hecho, como se dice que el padre de José es Jacob en
Mateo 1:16, Heli probablemente sea el padre de María. José, entonces, es su
yerno.
¿Cómo, entonces, podría Jesús ser un descendiente de David y calificar para
sentarse en el trono. De acuerdo con el uso judío, la ascendencia de María se da
en nombre de su esposo. El griego original simplemente dice que José era “de
Heli” o Eli (versículo 23). De hecho, como se dice que el padre de José es Jacob en
Mateo 1:16, Heli probablemente sea el padre de María. José, entonces, es su
yerno.
A diferencia del linaje de José, no había ningún bloqueo en la genealogía de María
para Jesús se sentara en el trono de David.
La descendencia de María desde David llega a través de su hijo Natán, no de
Salomón o de uno de los otros hijos de David (Lucas 3:31). Para cumplir su
promesa de establecer el trono de David para siempre, Dios honró a Natán
haciéndolo el antepasado del Rey prometido que se sentaría en el trono de David
por toda la eternidad (Lucas 1: 31-33).

Pero, ¿Cómo podía María transmitir la herencia real de David -el derecho al trono-
a su Hijo, ya que todas las herencias tenían que pasar por la línea masculina?
Según la ley de Israel, cuando una hija es la única heredera, puede heredar las
posesiones y los derechos de su padre si se casa con su propia tribu (Números 27:
1-8; 36: 6-8). No hay registro de que María tuviera hermanos para heredar las
posesiones y los derechos de su padre.
Por lo tanto, José se convirtió en el heredero de Heli por matrimonio con María,
heredando el derecho a gobernar en el trono de David, incluso sobre Judá. Este
derecho pasó a Jesús.
Ambas genealogías tuvieron que
registrarse para establecer el derecho de
Cristo a gobernar en el trono de David. La
genealogía de José muestra que Cristo era
un descendiente legal de Jeconías y, por lo
tanto, legalmente no podía sentarse en el
trono de David en la nación de Judá al
heredar el derecho únicamente a través de
José.
Además, las genealogías prueban el
nacimiento virginal: La maldición en la línea
de Jeconías habría pasado a Cristo si él
fuera el hijo natural de José, pero no lo era:
Era el Hijo de Dios el Padre, engendrado
por el Espíritu Santo.

Jesús era el hijo de María descendiente de
Natán. Jesús puede heredar el dominio
sobre Judá debido al matrimonio de María
con José, cuya genealogía muestra que él
era el yerno de Heli.

El relato de Lucas muestra la genealogía
de María, la madre de Jesús. Mientras que
el recuento de Mateo muestra la
genealogía legal a través del padre legal,
José.