DECRETO GELESIANO

Se cree que el Papa Gelasio había instaurado los
Libros de la Biblia tal como lo conocemos hoy, en realidad los datos ciertos
que tenemos datan del  el 
sínodo que convoco el
Papa Dámaso en el año 374 donde expidió un decreto en el cual se hizo un
listado de los libros canónicos del 
Antiguo y Nuevo Testamento.

El Papa Dámaso pidió al historiador Jerónimo
de Estridón
  (San Jerónimo) utilizar este canon y escribir
una nueva traducción de la  Biblia que
incluyera un Antiguo Testamento de 46 libros y el Nuevo Testamento con sus 27
libros.
 San Jerónimo viajó entonces a oriente para
hacer vida 
eremítica y volvió años
después a Roma, pasando durante algún tiempo a ser su secretario particular.
2​ Finalmente fue en
el 
Concilio de
Roma
 del año 382, cuando la Iglesia
Católica instituyó el Canon Bíblico con la lista del 
Nuevo Testamento de San Atanasio y los libros
del 
Antiguo
Testamento
 de la Versión de los LXX; esta versión fue traducida del griego al
latín por San Jerónimo por encargo del mismo papa San Dámaso I, que en la
práctica sería la primera Biblia en el sentido concreto y pleno de la palabra.

Esta lista se ha
conocido como el Decreto Gelasiano y es la prueba más antigua que tenemos de la
formación del Canon Bíblico por nuestra Iglesia aunque anteriormente se habían
hecho otras recopilaciones.

Esto es una prueba
irrefutable de que la Biblia que estudian hoy protestantes y sectas es la
nuestra, la de la Iglesia de los Apóstoles. Esa Biblia de ellos no descendió
del cielo, ni la escribió un evangélico del Siglo II (que no existían) esa
Biblia es fruto de la Obra del Espíritu Santo en nuestra Iglesia y de la
autoridad apostólica de los Papas Gelasio y Dámaso. Esa fue la Biblia que 1400
años después Lutero mutilo a su antojo. No hay otra.

Pero como la ignorancia
es atrevida y en algunos casos los llamado pastores de las sectas que pululan
por garajes y centros comerciales con una ignorancia supina y con una mala fe
propia de su padre pues cuando  no pueden
demostrar algo, lo niegan y ahora niegan que este decreto haya existido…si es así
yo le preguntaría, dado que el Señor ni los Apóstoles dejaron lista ni mandaron
a escribir nada de donde salió la Biblia????? Ya que sus tatarabuelos
protestantes surgen en el siglo XVI y ya había una Biblia y antes de eso solo Había
UNA Iglesia (si había otra por favor darme nombre del pastor y dirección de la
Iglesia y la fecha de algún concilio o congreso de esa época).

Cuál es su argumento?
Dejare que sea un web de ellos que nos lo diga:

“Los católicos romanos se supone que deben
de creer las declaraciones conciliares que unen todos los cristianos por los
esgrimidos por los concilios ecuménicos.

 La
Enciclopedia Católica señala: «Los concilios ecuménicos son aquellos a los
que los obispos y otras personas con derecho a voto, se convoca a todo el mundo
bajo la presidencia del Papa o sus legados, y los decretos de los cuales,
después de haber recibido la confirmación del Papa se unen, todos los cristianos”.

Fue el
Concilio de Roma un concilio ecuménico? No, no lo era. Fue un concilio
local.”

Así que
ahora las sectas nos reclaman que solo un concilio ecuménico puede autentificar
un decreto…ahora la apostasía acude a los Concilios Católicos como prueba de
veracidad!!  Vivir para ver!!!!!

Estas
personas en su ignorancia supina sobre nuestra Iglesia (ellos no odian la
Iglesia, ellos odian lo que CREEN que es la Iglesia) ignoran que el Obispo de
Roma ostenta el Poder de las llaves “a ti te doy las llaves del Reino, lo que
ates en la tierra yo ato en el cielo” San Mateo 16,19. Ningún Obispo tiene este
poder, solo el Obispo de Roma y así lo deja claro el Catecismo de la Iglesia Católica:

882 El Sumo Pontífice, obispo de Roma y
sucesor de san Pedro, «es el principio y fundamento perpetuo y visible de
unidad, tanto de los obispos como de la muchedumbre de los fieles «(LG 23).
«El Pontífice Romano, en efecto, tiene en la Iglesia, en virtud de su
función de Vicario de Cristo y Pastor de toda la Iglesia, la potestad plena,
suprema y universal, que puede ejercer siempre con entera libertad» (LG 22;
cf. CD 2.
9).

883 «El colegio o cuerpo episcopal no
tiene ninguna autoridad si no se le considera junto con el Romano Pontífice
[…] como Cabeza del mismo». Como tal, este colegio es «también
sujeto de la potestad suprema y plena sobre toda la Iglesia» que «no
se puede ejercer a no ser con el consentimiento del Romano Pontífice» (LG 22;
cf. CIC, can. 336).

884 La potestad del colegio de los Obispos sobre
toda la Iglesia se ejerce de modo solemne en el Concilio Ecuménico «(CIC
can 337, 1). «No existe Concilio Ecuménico si el sucesor de Pedro no lo ha
aprobado o al menos aceptado como tal» (LG 22).

O
sea que el Concilio no está sobre el Papa, el Obispo de Roma esta sobre el
Concilio y aun un Concilio puede declarar algo que si no es parte de la
Doctrina oficial hay que esperar que el Papa lo proclame ex cátedra para su
aceptación.

Ante
todo tenemos que decirles que lo que hizo el Papa Gelasio no fue un Concilio,
fue un Sínodo local que proveyó una lista basada en la de San Atanasio que se consideró
la más apropiada. El Papa Dámaso no convoco un Concilio Ecuménico sino que
busco la asesoría de Obispos conocedores del tema, pero si leemos detenidamente
nos damos cuenta de que está legislando para TODA la Iglesia. Dice algunas
partes:

Asimismo se dijo: Ahora hay que tratar de las Escrituras divinas, qué es
lo que ha de recibir la universal Iglesia Católica y qué debe evitar.” 

De igual manera se ha
estipulado: Después del anuncio de todas estas escrituras proféticas y
evangélicas o también apostólicas las cuales hemos enlistado anteriormente como
Escrituras, sobre las mismas, por la gracia de Dios, la Iglesia Católica es
cimentada, hemos considerado que debe ser anunciado que aunque todas las
Iglesias Católicas propagadas en el mundo entero abarcan solo una cámara
nupcial de Cristo, no obstante, la santa Iglesia Romana ha sido posicionada al
frente no por las decisiones conciliares de otras iglesias, sino porque ha
recibido la primacía por la voz evangélica de nuestro Señor y Salvador, quien
dijo» Tu eres Pedro, y sobre esta piedra edificare mi Iglesia, y las
puertas del abismo no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del
reino de los cielos: lo que atares sobre la tierra, estará atado en los cielos,
lo que desatares sobre la tierra, estará desatado en los cielos».

Esta lista de 46 libros en el Antiguo Testamento y 27
libros en el Nuevo Testamento fue reconfirmada en el Concilio de Cartago en 397
d. de C. La traducción de San Jerónimo «La Vulgata»* es hasta
estos días, la Biblia Oficial de la Iglesia Católica. Las Biblias que usan los
Católicos actualmente tienen los mismos 46 libros en el Antiguo Testamento como
los ha tenido desde antes del principio de la Cristiandad.

Luego tenemos que sea Concilio, sea Sínodo, sea Papa
Gelasio o el Papa Dámaso, sea quien sea 
en el Siglo IV NOSOTROS  NO
USTEDES  compilamos la primera  Biblia, la misma que Lutero mutilo Ustedes,
les guste o no, leen nuestra Biblia.   

Claro que saldrán los “teólogos de la siembra, el alfolí
y el Diezmo” a decir que eso no ocurrió y sus “dadores de Diezmos, Alfolí y
Siembra” lo creerán. No escribo para ellos, es perder el tiempo, escribo para
ti Católico para que no te dejes engañar con mentiras y manipulaciones y estés
orgulloso del legado Apostólico de 2000 años de Iglesia que tenemos y que por
algo satanás quiere destruir ya que los atacados en estos tiempos “finales”
según ellos somos nosotros y a donde se están yendo muchos católicos ignorantes
es a ellos cuando si estos fueran los finales de los tiempos ellos deberían
estar sufriendo la Apostasía no índole tan bien. El demonio sabe a quién le
teme y por eso os ataca. No seas parte de la Apostasía e instrúyete.

Si quieres leer esta joya orgullo de nuestra Iglesia Católica
donde atestiguamos nuestra Fe en el Siglo IV búscalo acá, vale la pena:

http://escrituras.tripod.com/Textos/Gelasiano.htm

Deus vult.  Extra Ecclesiam nulla salus