ES MARIA LA DIOSA ASTARTE?

¿ES VERDAD QUE MARÍA ES LA DIOSA ASTARTÉ, LA REINA DEL CIELO, UN
CULTO PROHIBIDO EN LA BIBLIA?
Por Jesús Mondragón 
Los Cristianos Católicos damos a la Virgen María el título de «Reina del cielo». Esto es
aprovechado por algunos protestantes mal informados y grupos sectarios
malintencionados, que aseguran que los católicos somos unos idólatras, que adoramos
a la diosa Astarté o Astaroth, puesto que en la Biblia, dicha deidad pagana es
nombrada con el título de «Reina del cielo». 
Jeremías 7,18
Los hijos recogen leña, los padres prenden fuego, las mujeres amasan para hacer
tortas a la REINA DE LOS CIELOS, y se liba en honor de otros dioses para
exasperarme. 
Ver también: Jeremías 44,16-25 
¿A CUÁL REINA DE LOS CIELOS SE REFIERE LA BIBLIA? 
Este título: «Reina de los cielos» se refiere a Astarté, diosa de Babilonia y Asiria,
también llamada Astaroth por otros grupos. Se creía que ella era la esposa del falso
dios Baal, también conocido como Moloc. 
Al mezclarse el pueblo de Israel con el culto pagano de Astarté o Astaroth, con el
tiempo se originó la idea de que Astaroth era la «consorte» de Yahveh. Es fácil ver
cómo la mezcla del paganismo que exalta a una diosa con la adoración del verdadero
Rey del cielo, puede llevar a la combinación de Dios y Astaroth, «Reina de los cielos»,
pues «Dios del Cielo» era un título dado a Yahveh: 
Daniel 2,44
En tiempo de estos reyes, EL DIOS DEL CIELO hará surgir un reino que jamás será
destruido, y este reino no pasará a otro pueblo. Pulverizará y aniquilará a todos estos
reinos, y él subsistirá eternamente. 
Así, Yahveh y Astarté serían los «REYES DEL CIELO». 
El culto a Astarté, siempre estuvo en oposición al culto de Yahveh, el Dios verdadero,
como nos lo muestran las numerosas referencias que de ella hace la Sagrada
Escritura. 
Jueces 2,13
dejaron a Yahveh y sirvieron a Baal y a las Astartés. 
Jueces 10,6

Los israelitas volvieron a hacer lo que desagradaba a Yahveh. Sirvieron a los Baales y
a las Astartés, a los dioses de Aram y Sidón, a los dioses de Moab, a los de los
ammonitas y de los filisteos. Abandonaron a Yahveh y ya no le servían. 
También pueden verse: 1 Samuel 7,3-4; 12,10; 31,10; 1 Reyes 11,5.33; 2 Reyes
22,13. 
¿Significa que Astarté, y la Virgen María son la misma diosa sólo porque ambas son
llamadas «Reina del cielo»? 
La respuesta es no, no son la misma, en primer lugar, porque María no es una diosa, ni
los Cristianos Católicos la adoramos, sino que la veneramos. Además, la Biblia no
puede referirse a María como la Reina del cielo ¡Porque María existió 1000 años
después de que Astarté fue mencionada por primera vez¡ 
La Iglesia siempre ha enseñado que el único digno de ser adorado es Dios y nadie
más, así sea el más poderoso y bello de los ángeles, el más fiel santo de la Iglesia o la
mismísima Madre de Dios. 
Sin embargo, en la historia de la Iglesia hubo un grupo de “cristianos” que cayeron en
el error de adorar a la Virgen María. 
En el siglo IV apareció un grupo conocidos como los coliridianos, quienes ofrecían
tortas y pasteles a la Virgen como signo de adoración. 
Eran una secta gnóstica integrada mayoritariamente por mujeres que mezclaron la
figura de María con deidades paganas. 
Cuando San Epifanio, obispo de Salamina, se enteró de esta herejía no dudó en
denunciarla y condenarla en nombre de toda la Iglesia Católica. 
Dijo: “Sea María honrada. Sean Padre, Hijo, y Espíritu Santo adorados, pero que
ninguno adore a María”. 
El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) enseña que la Virgen María es honrada de
manera especial, pero no tiene el culto de adoración que solamente se le rinde a Dios
(CIC 971). 
Por otra parte, existen en la Sagrada Escritura varios títulos que se le dan a Yahveh
Dios y que también son títulos de dioses paganos. ¿Significa entonces que todos los
adoradores de Yahveh o Jehová, en realidad adoran a dioses paganos? He aquí
algunos ejemplos. 
EL DIOS DEL CIELO, ¿EL DIOS PAGANO URANO ES YAHVEH? 

Como hemos visto anteriormente en el texto de Daniel 2,44 citado más arriba, Yahveh,
el único Dios verdadero, es nombrado en la Biblia como «EL DIOS DEL CIELO»: 
Esdras 5,11
«Ellos nos han dado esta respuesta: «Nosotros somos servidores del DIOS DEL CIELO
y de la tierra; estamos reconstruyendo una Casa que estuvo en pie anteriormente
durante muchos años y que un gran rey de Israel construyó y acabó. 
¿Significa entonces que Yahveh es el dios pagano Urano?
Urano es conocido en la mitología griega como EL DIOS DEL CIELO hecho persona,
ya que esto es lo que significa su nombre, conocido en la mitología romana como
Caelus. Era hijo y esposo de Gea, la madre tierra. 
Aunque Yahveh y Urano son llamados «EL DIOS DEL CIELO», no significa que se trate
del mismo Dios. 
EL PADRE DE TODO, ¿EL DIOS NÓRDICO ODÍN ES YAHVEH? 
La Biblia llama a Yahveh Dios, el PADRE DE TODO: 
Efesios 4,6
un solo Dios y PADRE DE TODOS, que está sobre todos, por todos y en todos. 
El dios nórdico Odín, gobernante de Asgard, donde recibió el epíteto de «EL PADRE
DE TODO», es decir, el padre de todos los dioses y todo lo creado, se enamoró de la
diosa mayor, Gaea, por quién es el padre de Thor.
Sería tonto deducir que por ser llamados con el mismo título, Yahveh y Odín sean el
mismo Dios, pero eso es precisamente lo que hacen quienes sostienen la falsa idea de
que Astarté y María son una misma y única REINA DEL CIELO. 
REY DE REYES, ¿JESUCRISTO ES EL REY PAGANO NABUCODONOSOR? 
Rey de Reyes, es el título que reciben los reyes Nabucodonosor, de Babilonia y
Artajerjes. 
Daniel 2,37.46
Tú, oh rey, REY DE REYES, a quien el Dios del cielo ha dado reino, fuerza, poder y
gloria… Entonces el rey NABUCODONOSOR cayó rostro en tierra, se postró ante
Daniel, y ordenó que se le ofreciera oblación y calmante aroma. 
Esdras 7,12
«ARTARJERJES, REY DE REYES, al sacerdote Esdras, secretario de la Ley del Dios
del cielo, paz perfecta, etc. 

El mismo título de «Rey de Reyes», es dado por la Biblia también a Jesucristo: 
Apocalipsis 17,14
Estos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y REY
DE REYES, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.» 
¿Debemos concluir, que Jesucristo es el rey pagano adorado como un dios y enemigo
del pueblo de Israel, Nabucodonosor? Eso, simplemente sería ridículo. 
Pues esto es justamente lo que hacen algunos protestantes y grupos sectarios al llegar
a la inverosímil conclusión, de que la Virgen María es la diosa pagana Astarté, sólo
porque reciben el mismo título. 

ASTARTÉ ES REPRESENTADA CON UN NIÑO DE BRAZOS
Otra prueba presentada por tales gentes, de que María es la diosa Astarté, es según
ellos, que se la representa con un niño de brazos igual que a la Virgen.
Si usamos el mismo modo de razonar empleado por los grupos sectarios, deberíamos
concluir que toda madre que aparezca en una fotografía cargando a su hijo, es la diosa
Astarté.
O que Jesucristo es el dios pagano Thor, porque así como Yahveh tiene un hijo, Odín
es padre de Thor, o también podemos deducir que Jesucristo es Hércules, mitad dios,
mitad hombre, hijo del dios pagano Zeus, PADRE DE TODOS los dioses. Los ejemplos
serían interminables. Pero a este tipo de conclusiones se llega cuando en vez de
buscar la verdad, el objetivo es denostar, ridiculizar, calumniar la fe de otras personas,
motivadas por la ignorancia y lo que es peor, en muchas ocasiones por el odio.
¿Qué dice la Biblia sobre María y su hijo?
Mateo 2,11
Entraron en la casa; VIERON AL NIÑO CON MARÍA SU MADRE y, postrándose, le
adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.
MARÍA ES LA REINA DEL CIELO, FUNDAMENTO BÍBLICO 
En el pueblo judío, la reyna no era la esposa del rey, sino la madre, quien recibía el
título de «Gebirá». La palabra gebirá se utiliza para designar a la ‘mujer que gobierna’,
siendo traducido en muchas Biblias como la reina madre, dado que se utiliza para
designar a la que era la madre del rey y no a la esposa de éste. 
I Reyes 2,19
Entró Betsabé donde el rey Salomón para hablarle acerca de Adonías. Se levantó el
rey, fue a su encuentro y se postró ante ella, y se sentó después en su trono; pusieron
un trono para la madre del rey y ella se sentó a su diestra. 

1 Re 15, 13
Incluso a su abuela materna Maacá le quitó el título de reina madre (gebirá). 
2 Re 10, 13
Somos parientes de Ocozías y vamos a saludar a los hijos del rey y a los de la reina
madre (gebirá). 
También pueden verse 2 Cro 15, 16; Jer 13, 18; Jer 29, 2. 
Siendo Jesucristo el REY DE REYES, y siguiendo la tipología, María es la GEBIRÁ, la
REINA MADRE que está en el cielo: 
Apocalipsis 12,1
Una gran señal APARECIÓ EN EL CIELO: UNA MUJER, vestida del sol, con la luna
bajo sus pies, y una CORONA DE DOCE ESTRELLAS sobre su cabeza. 
En la Carta a los Hebreos, el Apóstol San Pablo aplica a Jesucristo una profecía del
Salmo 45.
Hebreos 1,8
Pero del Hijo: Tu trono, ¡oh Dios!, por los siglos de los siglos; y: El cetro de tu realeza,
cetro de equidad.
Si continuamos leyendo la cita de Pablo, esa profecía menciona a una Reina sentada a
la derecha de Cristo, igual que el rey Salomón y su madre.
Salmos 45,7.10
Tu trono es de Dios para siempre jamás; un cetro de equidad, el cetro de tu reino…
Hijas de reyes hay entre tus preferidas; A TU DIESTRA UNA REINA, con el oro de Ofir.
Esa Reina no puede ser otra más que María, la madre del Rey, la Gebirá.
CONCLUSIÓN 
La Santísima Virgen María es la Gebirá, la Reina Madre, la Reina del cielo, pero no es
la diosa Astarté, ni es pagana y mucho menos se le adora. 
PAX ET BONUM