La Biblia

Saben ustedes quien introdujo la pabra Biblia tan usada en los grupos y sectas
Protestantes?? Pues la Iglesia Católica!!!

Biblia (βιβλια) es una palabra de origen griego, que no se encuentra escrita en ella
refiriéndose a sí misma; sin embargo, dicha palabra la encontramos en el texto
neotestamentario aplicada a otros libros (Jn. 21:25, 2 Tim. 4:13, Ap. 20:12). El texto
griego del Antiguo Testamento, la Septuaginta (LXX), que además contiene varios
apócrifos, ya nombra al pentateuco como ta biblia (τa βιβλiα) en 1 de Macabeos:
«Rompían y echaban al fuego los libros de la ley que podían hallar» 1:56 (Biblia de
Jerusalén). Incluso el texto de 1 Macabeos usa la frase ta biblia ta hagia (τa βιβλiα τa
aγια), los libros sagrados o los libros santos, para llamar, quizá no a todas, pero sí a la
mayoría de las obras que conforman el Antiguo Testamento: “No pretendemos con
esto pedirles ahora que nos ayuden, pues los libros santos que están en nuestras manos
son nuestro consuelo” 12:9 (Biblia Latinoamericana).
               Biblia es el plural de biblión (βιβλιον), «librito», voz griega que detona el
diminutivo de biblos (βιβλοσ), en griego, «libro», que generalmente se atribuye a
documentos hechos en papiro. Si biblia es plural de biblión, en su acepción original,
Biblia significa «libritos». Aunque ciertamente biblión perdió después su forma
diminutiva, es por ello que muchos autores simplemente interpretan ta biblia como los
libros.
               En griego ta biblia era un término neutral, pero cuando pasó al latín, por su
terminación en “a” se le adjudicó una denominación femenina, así en castellano
hablamos de la Biblia ya no como plural, sino como singular femenino.
               Se cree que el uso cristiano más antiguo de ta biblia (los libritos),
refiriéndose a las Sagradas Escrituras (ya que el texto de 1º Macabeos no es cristiano)
se encuentra en la segunda epístola de Clemente de Roma a mediados del siglo II:
«Los libritos y los apóstoles nos enseñan que la Iglesia ha estado desde siempre”.
14:2.
               Sin embargo, el primero en utilizar esta palabra ya con matiz canónico fue
Juan Crisóstomo (347-407 d.C.) un padre griego de la Iglesia. El Antiguo Testamento,
único admitido por los judíos, forma la biblia Hebrea. En contraste, los samaritanos
únicamente reconocen la torá (pentateuco), que se conoce como la biblia samaritana.

Y para alguno que diga que es un invento católico, el articulo esta tomado de un web
protestante y la historia lo confirma. Bendiciones+