LA NAVIDAD, ¿ES PAGANA O ES CRISTIANA?

En estas fechas más que nunca estas palabras recobran fortaleza, Bendita Virgen Madre de Cristo, y es
que nos acercamos al momento de la Natividad de Nuestro Señor según la carne, el día elegido por
Dios, para que su hijo naciera de mujer (Gálatas 4:4). Sin embargo, existen muchos mitos y falsas
creencias sobre la Natividad que me gustaría desterrar de una vez por todas en los verdaderos
cristianos, y es que muchas sectas afirman que ellos no celebran la Navidad porque esto es algo
pagano. Yo les respondo: Yo tampoco celebro la Navidad, celebro la NATIVIDAD que es muy diferente. 
La palabra NATIVIDAD viene del latín Nativitas, significa NACIMIENTO. Esto es lo que los verdaderos
cristianos celebramos el Nacimiento del Hijo de Dios. El nace en nuestros corazones, para traernos paz
amor, y acercarnos cada día más a la santidad tan ansiosamente buscada por todos nosotros. 
Una vez aclarado esto, pasaré a responder las principales objeciones que se presentan sobre la
Natividad:
1.-La biblia no dice debemos celebrar la Natividad. No existe ningún versículo bíblico que ordene
celebrar este acontecimiento. Por lo tanto, si creemos en la Biblia no tenemos por qué celebrar
esta fiesta. Jesús nació una sola vez en Belén, no nace todos los años.
RESPUESTA:
Ciertamente no existe un versículo bíblico que ordene celebrar la Natividad del Señor, ahora siendo
justos con las Escrituras nosotros hemos sido llamados a predicar la buena nueva de Jesús:
En aquel tiempo se apareció Jesús y les dijo: Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la
creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. Marcos 16:15
Es decir, debemos predicar por todo el mundo la Buena Nueva, y a todo el mundo. Esta es la misión
Dios dejó a su Iglesia, y precisamente eso es lo que la Iglesia realiza en estas fechas, proclama la Buena
Nueva del Nacimiento del Hijo de Dios. Porque el Nacimiento del Hijo de Dios, es Evangelio, es buena
nueva, es palabra hecha carne (Juan 1:14).
Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su
rebaño.9 Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y
tuvieron gran temor.10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo,
que será para todo el pueblo: Lucas 2:8-10
El ángel del Señor les dio a los pastores la BUENA NUEVA, nuevas de gran gozo, que el Salvador había
nacido. Es decir, la Natividad es parte del Evangelio de Cristo. Si somos auténticos cristianos no
tenemos suprimir esta celebración, sino aprovecharla para dar testimonio vivo con nuestra vida de este
gran acontecimiento que cambió el mundo.
Como dice el ángel, la Natividad es tiempo de «gozo». Para nosotros los católicos también representa
un gran gozo el celebrar el Nacimiento de Cristo. 
En conclusión: Si bien es cierto no existe orden expresa en las Sagradas Escrituras de celebrar la
Natividad, vemos como la Natividad es buena nueva, evangelio, y como tal estamos llamados a
proclamar el evangelio, y la proclamación del evangelio debe ser a lo largo de nuestras vidas no un solo
día, por eso año tras año recordamos este momento, para proclamar al Mundo que hace 2000 años un
niño nació en Belén de Juda, ese niño es, era y será siempre Dios.
2.- La fecha de la Navidad es de origen pagana. El 25 de diciembre era la fiesta del «Sol Invictus»
festividad pagana y las saturarías en el Imperio Romano. La Iglesia pagana romana, adquirió esta
fecha tras Constantino, pero eso no significa que Cristo naciera ese día, sino que los paganos
católicos cogieron la fecha de la festividad pagana SOL INVICTUS.
RESPUESTA:
Pero entre las muchas cuestiones relacionadas con el nacimiento de Jesús y que han sido objeto de
debate, está la de la fiesta del «Sol invictus» y la tesis según la cual el 25 de diciembre fue elegido por
los cristianos para sobreponer la fiesta del nacimiento del Señor a una celebración pagana. 
Michel Loconsole, un erudito presidente de ENEC, la asociación para las relaciones con el Oriente
Próximo. Loconsole tiene UN libro recientemente publicado por la editorial San Paolo titulado “Quando
è nato Gesù?” (¿Cuándo nació Jesús? N. del T  y dice asi:
Estudiando las fuentes de la época, parece en cambio que haya ocurrido exactamente lo contrario. De

hecho, parece que ha sido la fiesta pagana del ‘Sol invictus’ la que fue pospuesta al 25 de diciembre,
tratando de hacer sombra o de sobreponerla a la cristiana de la Natividad del Señor». Antes del 354 d.
C., durante el reino de Licinio, la fiesta se celebraba en Roma el 19 de diciembre. Y se puede decir que
esa fiesta astronómica, muy antigua, se celebraba en Roma y en todas partes en diversos momentos del
año, entre los cuales a menudo los días entre el 19 y el 22 de octubre. La fuente más antigua que habla
de la Navidad fijada el 25 de diciembre es Ippolito de Roma, que en el 204 hacía referencia a la fiesta
celebrada por los cristianos. El culto al dios Sol fue introducido en Roma por el emperador Eliogabalo,
entre el 218 y el 222, y se hizo oficial en el 274 con el emperador Aureliano, que el 25 de diciembre de
ese año consagró el templo dedicado al culto del Sol Invictus. Y como los paganos no celebraban
únicamente la fiesta del «Sol invictus» el 25 de diciembre, y esa fecha se impuso sobre las otras sólo en
la segunda mitad del siglo IV, ¿no surge la duda legítima de que la fecha del ‘Sol invictus’ en el
calendario del Imperio Romano correspondiera a la legítima voluntad, por parte del establishment de
suplantar o por lo menos de hacer sombra a la fiesta cristiana de la Navidad, celebrada ciertamente en
Roma el 25 de diciembre con una anterioridad de por lo menos 70 años?»
Veamos entonces la cita de Hipolito Romano:
La tradición romana es atestiguada desde el año 204 en el Comentario a Daniel de Hipólito Romano, en
el que afirma que:
“la primera venida de nuestro Señor, la que tuvo lugar en la carne, según la cual Él nació en Belen, tuvo
lugar ocho días antes de las calendas de Enero (1 de Enero), el miércoles, el año 42 del reino de
Augusto” (Comentario su Daniele IV,23,3)
O sea, el 25 de Diciembre. Y esta fecha coincide con la que atestigua Sexto Julio Africano, en el año 221
de que el 25 de Marzo se celebraba la Anunciación (como es evidente la Anunciación es el momento de
la concepción del Niño y debe ser 9 meses antes del nacimiento). Conviene recordar, como hace el
Crisóstomo, que los archivos hoy perdidos del Imperio se conservaban en Roma, y entre ellos se
conservaba el censo de María y José en tiempos de Augusto y los documentos sobre el nacimiento de
Jesús. Este no es el menor de los motivos por el que la tradición romana tiene tanta importancia.
Por otra parte, la primitiva Iglesia de Oriente desde el principio ha celebrado la fiesta del anuncio del
Ángel a Zacarías el 23 de septiembre y consecuentemente la fiesta de San Juan Bautista 9 meses
después, el 24 de Junio. Si tenemos en cuenta que el evangelio de Lucas dice que la Anunciación se
produjo “al sexto mes” (Lc 1,26) del anuncio a Zacarías, cualquiera puede deducir que las fechas
apropiadas para la Anunciación y la Navidad son el 25 de Marzo y el 25 de Diciembre y así lo hicieron
los Padres. ¿Hay algún dato histórico que pueda confirmar esta fecha?
 En el 302 en Nicomedia, una de las regiones donde la persecución contra el cristianismo tuvo mayor
intensidad, una gran cantidad de creyentes fue encerrada dentro de la iglesia en su reunión de Navidad,
y fueron quemados vivos.
 Las Constituciones Apostólicas que son una colección de cánones cristianos tempranos, mismas que
fueron compiladas entre el 375 y el 380 d. C., demandan que los cristianos celebren la Navidad.
El culto pagano al sol invicto
Así las cosas, la hipótesis de que la fecha de la Navidad cristiana fue establecida por la Iglesia para
reemplazar el culto al Sol Invicto ya no es la más probable. Los estudiosos aducen tres razones contra
esta teoría:
1.- Cuando en el siglo IV los Padres fijan la fecha de la Navidad el 25 de Diciembre no realizan ninguna
referencia al sol invicto: esto significa que no hay prueba documental que sostenga esa hipótesis.
2.- Como todos sabemos el Solsticio de Invierno no es el día 25 sino el día 21. Las celebraciones
paganas en el mediterráneo en torno al sol invicto se celebraban en esa fecha o antes de ella, pero no el
día 25.
3.- En Roma la importación del culto al sol invicto comienza en el año 218, con Heliogábalo, y la hace
oficial el emperador Aureliano en el año 274. Pero todavía con Licinio, (308- 324) el día del nacimiento
del sol invicto se celebraba el día 19 y no el 25. El primer documento que atestigua el día 25 como día
de esa fiesta es el Cronógrafo del año 354. Todos estos hechos son posteriores al 204, cuando Hipólito
ya dice que Cristo nació el 25 de diciembre. Conclusión,

En definitiva, hoy muchos estudiosos afirman que la fecha más probable del nacimiento de Jesús es el
25 de diciembre. Así lo entendieron, por razones de tradición interna, los padres de la Iglesia. Si alguien
cambio la fecha de la celebración fue la autoridad imperial pagana, que en el siglo III-IV, transfiere la
fecha del culto al sol invicto del 21 de Diciembre (fecha del solsticio de invierno) al 25, para intentar
detener el imparable crecimiento de la fiesta cristiana de la Navidad.»
3.- Pero aun cuando no sea pagana, no existe ninguna mención en la biblia de que Cristo naciera
un 25 de diciembre, por tanto, es una fecha incierta y como tal no debemos celebrarla.
 RESPUESTA:
Si bien es cierto existen grandes posibilidades de que Cristo naciera un 25 de diciembre, no es dogma
de fe creer esto. Los últimos descubrimientos y estudios bíblicos indican que así fue, pero nadie puede
asegurar una certeza al 100 % de esta fecha. Ahora como se piden evidencias bíblicas que relacionen el
25 de diciembre con el nacimiento de Cristo, me gustaría dar dos:
2 Macabeos 1, 18:«Ya que vamos a celebrar la purificación del Templo el veinticinco del mes de Casleu,
pensamos que es bueno avisarles para que ustedes también celebren la fiesta de las Tiendas y del
Fuego que apareció cuando Nehemías ofreció sacrificios después de haber reconstruido el Santuario y el
altar.»
El día de Navidad también coincide con una festividad bíblica: la conmemoración de la purificación e
iluminación del templo por obra de los Macabeos, que es exactamente el 25 del noveno mes del
calendario judío (Kisleu). A esa fiesta se le llama «Hannuká». Cristo es la luz que ilumina a todo hombre
(Juan 1:9), el mismo se llama Templo de Dios (Juan 2:19). Es pues evidente el templo puro de Dios, debía
nacer en esta fecha.
 Ageo 2:18-19Meditad, pues, en vuestro corazón, desde este día en adelante, desde el día veinticuatro
del noveno mes, desde el día que se echó el cimiento del templo de Jehová; meditad, pues, en vuestro
corazón.19 ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de
olivo ha florecido todavía; más desde este día os bendeciré.
Si nos atenemos a que el mes de Nisán, llamado en la Biblia “el mes primero”, Éxodo 12,2, que
corresponde al Abril de nosotros, entonces el mes noveno sería el Kislev que para nosotros sería el mes
de diciembre, luego si Jesús es la Piedra angular según Hechos 4,11 y por tanto el cimiento principal del
Nuevo Templo, entonces el profeta Ageo pareciera haber profetizado la fecha exacta de su nacimiento y
el comienzo de las bendiciones.
A continuación, copio un extracto tomado de Ratzinger, Joseph (Benedicto XVI); La bendición de la
Navidad. Meditaciones; Herder, Barcelona, 2007 y Burgueño, José Manuel; El libro de la Navidad;
Luna Books, (sin lugar de edición), 2008:
Pero he aquí un descubrimiento asombroso, del que nos da noticia Benedicto XVI en la obra
anteriormente citada: el exegeta Bo Reicke, hace ya bastantes años, demostró que San Lucas establece
una relación directa entre los relatos del nacimiento de San Juan Bautista y el del Nacimiento del Niño
Dios, y que de ello se obtendría el importante dato de que el evangelista determinaba la venida al mundo
de Cristo el 25 de diciembre. Esto cobra un sentido pleno si tenemos en cuenta que el 25 de dicimbre el
pueblo judío celebraba (hoy día también) la fiesta de la Hanukkah o fiesta de las luces, en la cual se
rememoraba la Purificación del Templo por parte de Judas Macabeo, que el 25 de diciembre del 165 a.C.
eliminó del Templo la estatua de Zeus que se había hecho erigir el Rey sirio Antíoco (quien quiso recibir
culto como Zeus), también un 25 del mismo mes. Por tanto, la venida del Mesías al mundo sería la
auténtica Purificación del Templo, del Templo de la creación, la venida de la Luz al mundo. Ya en el 100
a.C., nos señala providencialmente Ratzinger (aún no era Papa cuando escribió estos textos que
compones La bendición de la Navidad), el pueblo elegido esperaba la llegada del Redentor ese mismo
día. Por tanto, podemos concluir que independientemente de que ése fuera el auténtico día en que nació
nuestro Salvador, el establecimiento del 25 de diciembre como el día de la Navidad no fue nada
arbitrario. ¡Bendito sea nuestro Redentor, verdadero Sol Invicto! Que Él ilumine con su Nacimiento

nuestras vidas, y las llene del amor y la humildad que nos mostró y nos muestra día a día. ¡Feliz Navidad
a todos!
4.-Y en esa región había pastores en el campo, cuidando sus rebaños por la noche [Lucas 2: 8].
Luego entonces no pudo nacer en diciembre ya que en esa fecha y en esa región hace demasiado
frio para pasar la noche con el rebaño. 
RESPUESTA:
Esta objeción me parece absurda, el clima de Belén no es excesivamente fuerte como para afirmar que
hubiera nieves y heladas en esas fechas. Su clima se caracteriza por no tener inviernos excesivamente
fríos y el mes más frio es el de Enero no Diciembre.
De acuerdo con el Resumen Estación Meteorológica Internacional Climático (ISMCS,) la temperatura
promedio en Belén es de 49 grados Fahrenheit . La baja, es decir, media durante la noche es de 43
grados Fahrenheit Por lo tanto se trata de un invierno suave, y no un gélido invierno, que se produce en
Belén durante el mes de diciembre. 43 grados Fahrenheit equivalen a 6 grados Centígrados,
temperatura no demasiado fría, y mucho menos como para ocasionar nieves.
De todas formas, la propia biblia es clara y demuestra que los pastores estaban acostumbrados al frio y
los rebaños también:
así envió Isaac a Jacob, el cual fue a Padanaram, a Labán, hijo de Bethuel Arameo, hermano de Rebeca,
madre de Jacob y de Esaú.» (Gn 28: 5)
Estos veinte años he estado contigo: tus ovejas y tus cabras nunca abortaron, ni yo comí carnero de tus
ovejas. 39 Nunca te traje lo arrebatado por las fieras; yo pagaba el daño; lo hurtado así de día como de
noche, de mi mano lo requerías. 40 De día me consumía el calor, y de noche la helada, y el sueño se
huía de mis ojos.» (Gn 31:38- 40) Jacob declara en Gn 31:40, que cuando lo consumía la helada, aún así
él cuidaba el ganado en el campo. Si, Jacob pudo, ¿porqué no los pastores?
La razón por la que los pastores deben permanecer en guardia, independientemente de la temporada
es debido a los peligros que sus ovejas y cabras podrían encontrar:
1 Sam. 17: 34-35 Entonces David le dijo a Saúl: Tu siervo era cuidar de las ovejas de su padre, y cuando
un león o un oso vinieron para llevarse una oveja del rebaño, (35) me iría tras ella y atacarla y rescatar a
la presa de su boca. Si me atacó, me gustaría aprovecharla por la mandíbula, la golpee, y matarlo.
Isaías 31: 4 Así ha dicho Jehová a mí: Como un león o un cachorro de león gruñendo sobre su presa, con
una banda de pastores reunidos en contra de ella, no es ni asustado por los gritos ni perturbado por el
ruido, así Jehová de los ejércitos bajar a la guerra en la montaña y colina de Sion.
Jeremías 5: 6 Por tanto, los leones de la selva los matará, lobos del desierto les asolan, leopardos
mantener reloj alrededor de sus ciudades: todos los que salen son despedazado por sus muchos
crímenes y sus numerosas rebeliones.
Amós 3:12 Así ha dicho Jehová: Como el pastor arrebata de la boca del león dos piernas, o la punta de
una oreja de sus ovejas, así que los hijos de Israel que moran en Samaria escapará con la esquina de un
sofá o una pedazo de una cuna.
 Así que el verdadero peligro son los animales como el lobo, leopardos etc. pero no el frio.
5.- En Lucas 1:5 se nos dice Zacarias pertenece a la clase sacerdotal Abias y en1cronicas 24:7-18
se establece la clase sacerdotal como la octava en entrar al Templo. El año hebreo empieza en
Abril, por tanto, a Zacarias le tocaría servir en el Templo la primera semana de Junio por tanto el
Nacimiento de Jesús no pudo ser en diciembre sino 15 meses después en Septiembre. Esto
demuestra claramente la fecha de Navidad es invento y falsa.
RESPUESTA: Algunos han hecho un reclamo más elaborado basado en el hecho de que Zacarías (el

padre de Juan el Bautista) fue un sacerdote de la orden de Abías (Lucas 1: 5). 1 Crónicas 24:10 declara
que el orden de Abías sería la octava división para servir en el Templo. Como tal, se puede calcular
cuando Zacarías servía. A partir de esto, se supone que su esposa Isabel concibió inmediatamente
después de su tiempo de servicio, que María concibió exactamente seis meses después, y que tenía un
embarazo de longitud normal. En realidad, ninguna de estas cosas puede ser conocido con certeza. No
podemos saber exactamente cuando el orden de Abías sirvió en ese momento. El templo estaba fuera
de servicio desde hace aproximadamente 70 años, durante la cautividad de Babilonia y otra vez durante
algunos años debido a la profanación de Antíoco IV Epífanes. Además, cuando los judíos regresaron
después de su cautiverio, que no tenían todas las divisiones de los sacerdotes de inmediato. En Esdras y
Nehemías, se dan varias listas de estas divisiones. Y pusieron a los sacerdotes en sus repartimientos, y a
los levitas en sus divisiones, sobre la obra de Dios que está en Jerusalén, conforme a lo escrito en el
libro de Moisés. Esdras 6:18Esto se produce hacia el 3 de Febrero del año 516 a.C. No podemos suponer
que durante más de 500 años no se haya interrumpido nunca el ciclo sacerdotal en el templo. Por lo
que partir de esta fecha no me parece muy lógico. Tendríamos recurrir a otros datos más cercanos a la
fecha de Jesús y que nos puedan decir cuando sirvió Zacarias en el templo.
Usaré dos hipótesis:
1)      El primer libro de las Crónicas nos cuenta como David junto a Sadoc, dividieron en clases
sacerdotales a los “hijos de Aaron” y los distribuyeron por turnos para entrar en la Casa del Señor (1Cro
24,1-6.19)
Estas “clases” tenían que prestar servicio litúrgico una vez por semana, de “sábado a sábado” dos veces
al año. Las 24 clases sacerdotales son (1Cro 24,7-18):

  1. Iehoiarib; 2. Iedaías; 3. Jarím; 4.Seorím; 5.Malaquías; 6. Miamím; 7. Hacós; 8. Abías; 9. Iesúa; 10.
    Secanías; 11. Eliasib; 12. Iaquím; 13. Jupá; 14. Iesebab; 15. Bilgá; 16. Imer; 17. Jezir; 18. Hapisés 19.
    Petías; 20. Ezequiel; 21. Iaquím;22. Gamul; 23. Delaías; 24. Maazías.
    Zacarías formaba parte de la clase de Abías, perteneciente al octavo turno. Cuando san Lucas escribe
    esto, el templo estaba aún en actividad, y por tanto cualquiera podía conocer sus funciones. Esto nos
    presenta dos problemas. El primero es que san Lucas no dice cuando estaba en ejercicio el turno de
    esta clase sacerdotal. Y el segundo problema es que el evangelista no dice en cuál de los dos momentos
    del año -en que la clase sacerdotal de Abías ejercía su actividad- Zacarías recibió el anuncio del
    Arcángel.
    La fecha del turno de Abías,
    Según nos cuenta Tommaso Federici en su libro “30 giorni”, en 1953 la especialista francesa Annie
    Jaubet, estudió el calendario del “Libro de los Jubileos” (1), un escrito apócrifo hebreo bastante
    importante, que data de finales del siglo II antes de Cristo. Numerosos fragmentos de texto del citado
    calendario encontrados en las grutas de Qumrán demuestran no solo que este había sido hecho por los
    Esenios que vivían allí, sino también que este estaba aún en uso. Este calendario es solar, y no da
    nombres a los meses, pero los llama con el número de sucesión.
    También el especialista Shemarjahu Talmon, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, trabajó en los
    documentos de Qumrán y en el calendario de los Jubileos (2). Este logró precisar la actividad semanal
    del orden de los 24 turnos sacerdotales en el templo, entonces en función. Se trata de un estudio muy
    minucioso e importante, tomado en cuenta por Annie Jaubert. La lista que el profesor Talmon
    reconstruye indica que el “turno de Abías”, prescrito dos veces al año, se realizaba durante las
    siguientes fechas: 1. la primera vez, desde el 8 al 14 del tercer mes del calendario, y 2. la segunda vez,
    desde el 24 al 30 del octavo mes del calendario. Ahora, según el calendario solar (no lunar, como el
    actual calendario hebreo), esta segunda vez corresponde aproximadamente a los últimos diez días del
    mes de septiembre. Con estos datos, podemos dar por fecha histórica cierta, la que el rito bizantino ha
    conservado para conmemorar el anuncio a Zacarías, el día 23 de septiembre.
    Tomando en cuenta los datos históricos reunidos, más los datos que nos aporta san Lucas, podemos
    suponer que san Juan Bautista fue concebido aproximadamente un día 24 de septiembre, y por tanto

situar su nacimiento al día 24 de junio (Lc 1,57). Estas conclusiones son fundamentales para proceder a
comprender la fecha del nacimiento de Cristo.
San Lucas nos cuenta que el Arcángel Gabriel visitó a la Santísima Virgen seis meses después de la
concepción de san Juan bautista:
“En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una
virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. Él
nombre de la virgen era María”. Lucas 1,26-27.
Por lo que podemos situar la fecha de la Concepción del Señor, aproximadamente un día 24 de
marzo. Con esto podemos dar por sentado que el 25 de diciembre como nacimiento de Cristo se trata
más bien de una fecha histórica y no simbólica.
2)      Segunda hipótesis basada en la destrucción del templo de Jerusalén en el año 70 d.C: Al igual que
la primera destrucción, la segunda destrucción también se produjo en julio (28) y de nuevo, según
Josefo, Joiarib estaba de servicio. A pesar de las interrupciones y la creación de nuevas divisiones, si
suponemos que cada división al menos mantuvo su lugar similar en el orden en todo este tiempo,
podemos utilizar este método, para encontrar al menos ocho semanas durante todo el año cuando
Abías habría sido servir. No son incluso intervalos de ocho semanas, debido al hecho de que Abías
hubiera estado sirviendo en las principales fiestas, además de los intervalos regulares. Las cosas buenas
que suceden en un día auspicioso, y cosas malas en un día de mala suerte. Se informa que el día en que
el Primer Templo fue destruido era la víspera de la novena de Ab, un domingo, y en el año siguiente al
año sabático, y el Mishmar [división] de la familia de Joiarib estaban de guardia y los levitas cantaban
los Salmos de pie en su Duchan (plataforma) Y lo que el Salmo qué se recitan -.? [El Salmo] que contiene
el verso, Y Él ha traído sobre ellos su iniquidad, y se destruirá en su propia maldad.» Y apenas si había momento de decir, ‘El Señor nuestro Dios los cortará’, cuando los paganos vinieron y los capturaron «. El mismo también sucedió en el Segundo Templo.(Ta’anith 29a) «Se dice, El día en que el primer templo fue destruido fue el noveno de Ab, y fue en la de salir del sábado, y el final de la séptima [sabático] años. El [sacerdotal] guardia era la de Joiarib, los sacerdotes y levitas estaban de pie en la plataforma cantando la canción. ¿Qué canción fue?Y él ha efectuado sobre
ellos su iniquidad, y se destruirá en su maldad.» No tenían tiempo para completar `El Señor nuestro
Dios cortarlos,» antes de que los enemigos iban y les abrumados. Lo mismo sucedió la segunda vez
«. (Arakin 11b).
Teniendo en cuenta el templo fue destruido en julio del año 70 d.C y sumándole ocho semanas, estaría
la clase Abias atendiendo el templo a fines de septiembre o primeros de octubre. Lo cual pone el
Nacimiento del Mesías a finales de diciembre.

6.- Que me dices de los pesebres, animalitos como buey, asno, burro o mula, los camellos de los
reyes, el árbol de Navidad, villancicos, todo eso no es bíblico ni cristiano.
RESPUESTA:
Pasamos a probar cada una de las objeciones con la propia escritura:
*Animales en el pesebre: El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no
entiende, mi pueblo no tiene conocimiento. Isaías 1:3
¿Querrá el búfalo servirte a ti, O quedar en tu pesebre? Job 39:9
*Camellos:
Isaías 60,6: Te inundará una multitud de camellos, de dromedarios de Median y de Efá. Vienen todos
de Sabá, trayendo incienso y oro y proclamando las alabanzas del Señor
*Árbol de Navidad:

Vendrá a ti el orgullo del Líbano, con el ciprés y el abeto y el pino, para adornar el lugar de mi santuario
y ennoblecer mi estrado (Is 60,13).
bajo los árboles sagrados se celebraban reuniones, juicios y asambleas del pueblo (Jue 4,5; 1 Sam 14,2;
22,6)
*Villancicos: Los primeros en cantar los villancicos fueron los ángeles:
13 y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios,
y decían:14 !!Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, ¡buena voluntad para con los hombres!
Lucas 2:13-14

7.-El 25 de diciembre fecha de nacimiento de los principales dioses paganos: Osiris, Horus,
Dionisio.
HORUS:
El calendario egipcio estaba divido en 3 estaciones de 4 meses, el mes en 30 días y cada mes estaba
dividida en 10 semanas de 10 días, dejando 5 días sueltos, llamados “epagómenos” (aniversario de los
nacimientos de los dioses Osiris, Isis, Seth y Meftis). Es por eso el desfase de tiempo con el paso de los
años. El Calendario Egipcio.
Sobre las celebraciones de dicho calendario, podemos tener una luz viendo la página del Instituto de
Estudios de Egiptología
Cuando habla de los templos de Karnak, allí hay nombradas dos fiestas, que son “La fiesta del toro puro
en su campo” (día del nacimiento de Osiris, que se celebraba el primero de los cinco días epagómenos
del año) y “El día de la fiesta de Renenutet”, día del nacimiento de Horus niño (celebrado el primer día
del mes Pachons); además de éstas, se sabe que existían otras de carácter osiriano celebradas durante
el mes Choiak. 
Ese día, «El día de la fiesta de Renenutet» según el calendario de celebraciones corresponde al Cuarto
de Peret 27 Marzo – 25 Abril (http://www.digitalegypt.ucl.ac.uk/chronology/calendar.html). 
Al menos, según los Templos de Karnak, el nacimeinto de Horus se celebraba entre el 27 de marzo y el
25 de abril. 
Lo curioso es que dicha fecha no es constante. 
Según la página Egiptología.org, estas son las fiestas de Horus: 
“Sus fiestas se celebraban el día 22 del mes de Meshir, junto con Ptah; el día 23 del mes de Famenoth;
el día 1 del mes de Pajon, junto a sus Compañeros; y su festival era el día 1 del mes de Paini..” 
Ninguna corresponde al 25 de diciembre, según esa página. 
Haciendo honor a la verdad, después de investigar sobre este punto se ve claramente que el calendario
egipcio resulta contradictorio constantemente o es que aún no se ponen de acuerdo los eruditos
a la hora de interpretarlo, por lo cual, algunas páginas colocan el nacimiento de Horus el 25 de
diciembre, equivalente al 10 de Mechir. Mientras los egiptólogos no se pongan de acuerdo nadie
puede afirmar nada con rotundidad. 
Lo anterior nos lleva a la conclusión, que, por el momento, no hay una seguridad del 100% de cuando
los egipcios celebraban el nacimiento de Horus, lo contrario, las fechas son contradictorias, por lo
que es imposible admitir que Horus nació el 25 de diciembre y que el cristianismo tomó de ahí esa
fecha…tomando en cuenta los casi dos mil años que hubo desde esas antiguas celebraciones hasta la
institución de la fecha de la Navidad, sin el auxilio de ciencias actuales como la egiptología. 
DIONISIO (DIOS GRIEGO DEL VINO):

El Dictionary of Greek and Roman Biography and Mythology por William Smith nos dice: 
La historia común, lo hace hijo Semele y de Zeus, y es la siguiente: Hera, celosa de Semele, la visitó
disfrazada de una amiga, o una anciana, y la persuadió que le pidiera a Zeus que se le apareciera a ella
en la misma gloria y majestad en la que estaba acostumbrado a aproximarse a su propia esposa
Hera. Cuando todos los ruegos que largamente hizo Zeus para que desistiera de esa petición fueron
infructuosos, Zeus cumplió y se le apareció entre truenos y relámpagos. Semele, aterrorizado y
dominada por la visión, fue fulminada por los rayos y el fuego por el fuego, por lo que dio nacimiento
prematuro a un niño. Zeus, o según otros, Hermes (Apollon. Rhod. Iv. 1137) salvó al niño de las llamas:
cosiéndolo en el muslo de Zeus, hasta que llegó a la madurez. 
Eurípides, Las Bacantes 1 y ss: 
«Dionisio: Yo, el hijo de Zeus, he venido a esta tierra de Tebas – Dionisio, a quien una vez Semele, hija
de Cadmos, parió, al sucumbir por la luz flameante de un rayo… Veo la tumba de mi madre, fulminada
por un trueno por aquí cerca del palacio, y los restos de su casa, todavía latentes con la llama viva de
Zeus; el fuego por el eterno odio de Hera contra mi madre. Elogio a Cadmos, que ha hecho de este un
lugar sagrado, el santuario de su hija; y lo he cubierto todo alrededor con racimos y hojas de la vid» 
Eurípides, Las Bacantes 90 y ss: 
«En la compulsión de los dolores de su nacimiento, el trueno de Zeus volando sobre ella, su madre
[Semele] lo arrojó desde su vientre, dejando su vida por el golpe del rayo. Zeus Cronida
inmediatamente lo recibió en una cámara apta para su nacimiento, y habiéndolo cubierto en su muslo,
lo encerró con broches de oro, escondido de Hera. Y lo sacó, cuando la Moira (Parcas) le había
perfeccionado…» 
Eurípides, Las Bacantes 245 y ss: 
«Dionisos es un dios… Una vez cosido en el muslo de Zeus – Dionisos, su madre, fue quemada por el
fuego de los rayos.» 
Pseudo-Apolodoro, Biblioteca 3. 26 – 29: 
«Cadmos [y Harmonia] tuvieron como hijas a Autonoe, Ino, Semele y Agaue… Zeus se enamoró de
Semele y yacía con ella, prometiéndole cualquier cosa que ella deseara y escondiéndolo todo de Hera.
Pero Semele fue engañada por Hera la cual la animó a que pidiera a Zeus que, durante su cortejo,
llegara a ella [Semele] de la misma forma como lo hacía con Hera. Entonces Zeus, incapaz de negarse,
llegó a su cámara nupcial en un carro con rayos y truenos, y envió un rayo hacia ella. Semele murió de
miedo, y Zeus agarró entre el fuego al bebé de seis meses, y lo cosió en su muslo. Después de la muerte
de Semele las restantes hijas de Cadmos circularon la historia que ella había dormido con un mortal, a
partir de entonces acusando a Zeus, y por ello fueron muertas por un rayo. 
En el momento adecuado Zeus aflojado los puntos dio a luz a Dionisos, a quien encomendó a Hermes.
Hermes lo llevó a Ino y Atamas, y las persuadió que lo cuidaran como si fuera una niña». 
Pausanias, Descripción de Grecia 3. 24. 24. 3 – 4: 3 – 4: 
«Los habitantes [de Brasiae en Lakedaimonia] tienen una historia que no se encuentra en ningún otro
lugar en Grecia, que Semele, después de dar a luz al hijo de Zeus, fue descubierta por Cadmos con
Dionisos y los puso a ambos en un cofre, el cual fue lavado por las olas en su país. Semele, que ya no se
encuentra entre los vivos, recibió un espléndido funeral. 

Ninguna de estas obras nos dice que Dionisio haya nacido un 25 de diciembre. En el caso de que fuera
una fecha clara, estaría escrita y establecida por los especialistas, pero ya hemos visto que no. Luego
podemos concluir que esa fecha no es correcta para el nacimiento de Dionisio y no hay evidencia
histórica que avale su nacimiento el día 25 de diciembre.

8.-LOS MAGOS DE ORIENTE ERAN EN REALIZADAS HECHICEROS. LA IGLESIA CATÓLICA
INTENTA ENGAÑAR A LOS FIELES DANDO CULTO A LOS HECHICEROS.
Para comenzar, es de notar que los magos venían del Oriente. La palabra persa que en griego fue
traducida como Μαγοι es mejooseean, la cual significa: «adorador del fuego «; de ahí paso al griego
como Μαγοι, de donde proviene hasta nuestra lengua como «mago». 
Los antiguos persas eran adoradores del fuego, y solo de esa manera honraban a imagen de su deidad;
y viendo la inusual aparición de una luz en el cielo, podrían haberlo considerado como el signo de que
el dios que ellos adoraban estaba realmente en el mundo. De ahí se explica la afirmación hecha por
ellos a Herodes: «Hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarle «. 
Pero la traducción «hombres sabios» también puede aplicar en este caso, ya que hay evidencias que los
griegos formaron su palabra Μαγοι a partir del persa mogh, y moghan, los cuales eran hombres muy
sabios y eminentes en Persia y Caldea, y adoradores del fuego. 
Notamos que hay relación entre las palabras mejooseean, mogh, y moghan, todas formando parte del
origen de la griega Μαγοι, las que en ningún caso significa «hechicero». 
Heródoto habla al respecto, y nos dice que entre los persas había una casta sacerdotal, los Magi. En
Daniel 1, 4 se habla sobre esta casta, y el mismo Daniel fue puesto a la cabeza de ese grupo (Dan 2, 48). 
Pero tanto las evidencias arqueológicas, históricas y etimológicas de la palabra, dan la idea que un
«mago», no es un hechicero, sino una especie de sacerdote sabio. 
De ahí que la traducción «mago», y la «hombres sabios» sean correctas.
Finalmente, la Enciclopedia Católica nos ayudará a ver claramente este significado de casta sacerdotal, o
sabios:
Podemos conjeturar la evidencia no-bíblica a partir de un significado probable de la palabra magoi.
Herodoto (I, ci) es nuestra autoridad para suponer que los Magos eran de la casta sagrada de los Medos.
Proveían de sacerdotes para Persia y, dejando de lado vicisitudes dinásticas, siempre mantuvieron sobre
sus dominios influencia religiosa. Al jefe de esta casta, Nergal Sharezan, Jeremías da el título de Rab-
Mag, «Mago-jefe» (Jeremías 39, 3; 39, 13, en el hebreo original -las traducciones de los Setenta y de la
Vulgata son aquí erróneas)
( Enciclopedia Católica)
Ad majoreim dei gloria.
(tomado de https://convertidoscatolicos.blogspot.com/2015/12/la-navidad-es-pagana-o-es-
cristiana.html?m=1&fbclid=IwAR0714NcDG4gWkQ6lJiB6A6ShmLabWXBEioBEmvC_RsLQSdE4-
yaaAyA0oU)