LOS NUMEROS EN LA BIBLIA

Para nosotros los números tienen un significado muy distinto a los
números que leemos en la Biblia. En la Biblia los números tienen tres
significados distintos: cantidad, simbolismo y mensaje.

Cantidad: Es un significado parecido al nuestro. Por ejemplo veamos:
1Rey 18, 1 2Rey 22,1 1 Rey 4, 7  Jn 11,18
.Estos números no son simbólicos ni encierran ningún mensaje oculto. Simple y
llanamente se refieren a la cantidad de años, personas o distancia mencionadas en
el texto.En este significado no hay lugar para la confusión: lo que el número
dice es lo que quería decir el autor.

Simbolismo (que es lo que preguntas)

Un número simbólico es aquel que no indica una cantidad, sino que
expresa una idea, un mensaje distinto de él, que lo supera y lo desborda.

No siempre es posible saber por qué tal número significa «tal»
cosa. La asociación entre ambas realidades a veces es desconocida. Para
nosotros los occidentales esto es difícil de entender, pero los semitas los usaban
con toda naturalidad para transmitir ideas, mensajes o claves.

La Biblia no explica nunca qué simboliza cada número, pero los
estudiosos han llegado a averiguar algunos de sus simbolismos y han podido
aclarar muchos episodios bíblicos.

El número 1 simboliza a Dios, que es único. Por ello indica
exclusividad, primado, excelencia: Mt 19,17 Mt 19,17 Mt 19,6 Jn 10,30 Gál 3,28
Ef 4,5 En todos estos casos, el uno simboliza el ámbito divino.

El número 2 representa al hombre, pues en él hay siempre dualidad,
división interior por culpa del pecado. Mt 20,30 Mt 26,60

El número 3 representa «totalidad», quizá porque 3 son las
dimensiones del tiempo: pasado, presente y futuro. Decir 3 equivale a decir
«la totalidad» o «siempre». Gn 6,10 Mt 26,34 Is 6,3

El número 4 en la Biblia simboliza el cosmos, el mundo, ya que son 4 los
puntos cardinales. Cuando se dice que en el Paraíso había 4 ríos (Gn 4,10)
significa que todo el cosmos era un Paraíso antes del pecado de Adán y Eva. O
sea, no se trata de un sitio determinado, aunque algunos continúen buscando
dónde estaba. Ez 37,9 Apoc 4,6

El número 5 significa «algunos», «unos cuantos», una
cantidad indefinida. Así, se dice que en la multiplicación de los panes Jesús
tomó 5 panes (=algunos panes). Que en el mercado se venden 5 pajarillos por dos
monedas (=algunos pajaritos)… 1 Cor 14,19

El número 7 tiene el simbolismo más conocido de todos. Representa la
perfección. Por eso Jesús dirá a Pedro que debe perdonar a su hermano hasta 70
veces 7. También puede expresar la perfección del mal, o el sumo mal, como
cuando Jesús enseña que si un espíritu inmundo sale de un hombre puede regresar
con otros 7 espíritus peores, o cuando el evangelio cuenta que el Señor expulsó
7 demonios de la Magdalena.

El Apocalipsis es el que más lo emplea: 54 veces para describir
simbólicamente las realidades divinas: las 7 Iglesia del Asia, los 7 espíritus
del trono de Dios, las 7 trompetas, los 7 candeleros, los 7 cuernos, etc.

La tradición cristiana continuó este simbolismo del 7, y por eso fijó en
7 los sacramentos, los dones del Espíritu Santo, las virtudes.

El número 10 tiene un valor que sirve para recordar. Al ser 10 los dedos
de las manos, resulta fácil recordar esta cifra. Por eso figuran como 10 los
mandamientos que Yahvé dio a Moisés (podrían haber sido más), y 10 las plagas
que azotaron a Egipto. También por esta razón se ponen sólo 10 antepasados
entre Adán y Noé, y 10 entre Noé y Abraham, aun cuando sabemos que existieron
muchos más.

El número 12 es también simbólico. Significa «elección». Por
eso se hablará de las 12 tribus de Israel, pero con esto se quiere decir que
eran tribus «elegidas». Igualmente se agruparán en 12 a los profetas
menores del Antiguo Testamento. También el Evangelio mencionará 12 apóstoles de
Jesús, se los llama «Los Doce» porque son los elegidos del Señor.
Asimismo Jesús asegura tener 12 legiones de ángeles a su disposición (Mt
26,53). El Apocalipsis hablará de 12 estrellas que coronan a la Mujer, 12
puertas de Jerusalén, 12 ángeles, 12 frutos del árbol de la vida.

El número 40 tiene también valor simbólico. Representa el
«cambio», de un período a otro, los años de una generación. Por eso
el diluvio dura 40 días y 40 noches (pues es el cambio hacia una nueva
humanidad). Los israelitas están 40 años en el desierto (hasta que cambia la
generación infiel por otra nueva). Moisés permanece 40 días en el monte Sinaí,
y Elías peregrina otros 40 días hasta allí (a partir de lo cual sus vidas
cambiarán). Jesús ayunará 40 días (porque es el cambio de su vida privada a su
vida pública).

El número 1.000 significa multitud, gran cantidad: Dan 5,1 Salm 90 1 Rey
3,4 1 Rey 11,3.

Quedan otros números simbólicos como el 70. San Lucas dice que Jesús
eligió a 70 discípulos para enviarlos a todos los lugares y sitios por donde él
tenía que pasar (Lc 10,1). No está dando una cifra real, sino simbólica, ya que
según Gén 10, el total de los pueblos y naciones que existían en el mundo era
70. Cuando Lucas dice esto, lo que quiso decir es que los mandó para que el
evangelio llegara a todas las naciones del mundo.

También vemos otra cifra en Jn 21,11 ¿Por qué tanto interés en dejar
registrado el número de 153 peces? Es que en la antigüedad se creía, entre los
pescadores, que 153 era el número de peces que existía en los mares. El mensaje
es claro: Jesús vino a salvar a gente de todas las naciones, razas y pueblos
del mundo.

No todos los números en la Biblia son simbólicos, ante cada cifra
tenemos que preguntarnos ¿esta cifra indica cantidad o encierra un mensaje?

Gematrismo

En las lenguas hebrea y griega las letras tienen un valor numérico. Así
el 1 sería la A, el 2 la B, etc.

El número obtenido con la combinación de letras se llama gemátrico. En
cada cifra podía haber escondida una palabra. La Biblia trae varios ejemplos de
estos números gemátricos.

Por ejemplo: Cuando salieron los israelitas de Egipto dicen que salieron
603.550 hombres, sin contar mujeres y niños, pero si sustituimos las letras de
la frase «todos los hijos de Israel» (en hebreo: rs kl bny ysr´l) por
sus correspondientes valores numéricos da precisamente 603.550, con lo cual lo
que están diciendo es que salieron «todos los hijos de Israel».

Mt 1,17 divide a los antepasados de Jesús en tres series de 14
generaciones cada una. Pero esto es imposible. Mateo sólo pone tres nombres
para cubrir los 430 años de esclavitud en Egipto. Lo que ocurrió fue que
cogieron el nombre de David (D=4+V=6+D=4=14) Y como se esperaba que el Mesías
fuera descendiente de David, el evangelista quiso decir que Jesús es el «triple
David», el Mesías total, verdadero descendiente de David.

El más conocido de estos números gemátricos es el famoso 666 en
Apocalipsis 13,18. El mismo libro aclara que se trata de la cifra de un hombre.
Ese hombre es el emperador Nerón. Si transcribimos «Nerón César» en
hebreo obtenemos: N=50+R=200+W=6+N=50+Q=100+S=60+R=200= 666.

En el caso de los 144,000

Estos son los que acompañan al Cordero Santo (los cristianos que no se
han rendido al culto imperial)

Este es un numero simbólico, el Nuevo Israel multiplicado por el
Bautismo  12 x 12 x 1000, es una
totalidad no una cantidad.Frente a los partidarios de la bestia marcados por
ella están los seguidores del Cordero sellados en Santidad asentados en la Sión
celestial, son vírgenes pues no se han corrompido con idolatrías, son los
salvos que dieron la batalla y en ella su vida.

Bendiciones+