MARIA EN EL PLAN DE DIOS Y LAS ESCRITURAS

https://apologeticasiloe.net/wp-content/uploads/2019/08/MariaEscrituras.jpg

María, muchacha humilde del poblado de Nazaret se ha encontrado en los últimos XX siglos en el corazón de miles de hombres y mujeres y también en el centro de múltiples controversias. Quién es esta joven a quien nada menos que el Ángel Gabriel la llamo «Llena de Gracias»«? E Isabel, esposa del sacerdote Zacarías, llena del ESPÍRITU SANTO la saludó como Bendita entre todas las mujeres«? Quién es y qué lugar ocupa María en el plan de la Salvación? Veamos a la luz de las Escrituras.

Génesis 3, 15

“Enemistad pondré entre ti y la mujer Y entre tu linaje y su linaje

Él te pisará la cabeza. Mientras tú acechas su calcañal.”

Con esta primera profecía comienza la Historia de la Salvación. El hombre tentado por el maligno ha optado por la desobediencia al DIOS que lo ha creado. El mal, la muerte, la enfermedad ha entrado al mundo por la desobediencia de la mujer y de su esposo. Se ha cerrado el Paraíso, para el hombre alejado de su creador comienza el caminar «por el valle de lágrimas». Dentro de este contexto tan sombrío surge la profecía» la primera palabra de un DIOS que es en su esencia amor, y en esta profecía, repito la primera, está involucrada por primera vez y en forma misteriosa «la mujer» que estará en perenne lucha contra el enemigo del hombre y sus huestes y con ella la gran promesa: Su linaje o descendencia derrotará a la serpiente antigua pisándole la cabeza, cuando a una serpiente se le pisa la cabeza se le despoja de todo poder y se le reduce a la impotencia, esto comenzará por esta «mujer».

El Génesis en la Tora Judía expone este versículo de la forma siguiente «ellos te pisaran la cabeza, mientras tu acechas su calcañal». Aquí se refiere a que será la descendencia de la mujer la que derrotará al maligno y será a su vez acechada por este. La Mujer es quien determinará quién será esta descendencia en plural y por ella serán reconocidos al constituirse en su descendencia.

Isaías 7, 14

“Pues bien el SEÑOR mismo va a daros una señal: He aquí la virgen está encinta y va a dar a luz un hijo y le pondrá por nombre ENMANUEL.”

El Isaías en esta profecía Mesiánica por excelencia va ampliar los datos sobre la Mujer del Génesis 3, 15. Esta Mujer va a ser Virgen y va a dar a luz un hijo varón en su Virginidad. La traducción Hebrea utiliza la Palabra «doncella«, pues el término doncella y virgen sin ser equivalentes denotan «el no-conocimiento de varón«, pues la joven al contraer matrimonio ya no era llamada más joven o doncella, sino mujer, por lo tanto el término doncella predetermina a una mujer virgen. Esto se ve claramente en Jueces 11, 34-40 cuando a la hija virgen de Jefte se le llama «Joven». Los Evangelios de San Mateo y San Lucas dejan esto bien claro cuando para describir a María utiliza la Palabra Griega «Parthenos» o sea Virgen.

La virginidad en Israel era lo opuesto a la idolatría que era también llamada «prostitución» por esto esta mujer que engendraría al MESÍAS tenía que ser virgen pues al mismo tiempo encarnará al Israel puro que no seguirá a otros Dioses, además como veremos más adelante esta virginidad es un símbolo para detectar al MESÍAS. El único signo dado a Israel para reconocer al MESÍAS es que nacería de una madre virgen.

El profeta Miqueas nos vuelve a hablar de la mujer esperanza de Israel y que al traer al MESÍAS pondrá fin al cautiverio de Israel.

Miqueas 5, 2 «Por eso si YAVEH los abandona es solo por un tiempo

Hasta que aquella que debe dar a luz tenga a su hijo Entonces volverán a Israel los desterrados”

Gálatas 4,4

“Pero cuando llegó la plenitud de los tiempos DIOS envió a su Hijo, el cual nació de mujer Y fue sometido a la Ley”

San Pablo nos habla del comienzo del gran misterio, la «Plenitud de los tiempos«…» Cuando llegó la Plenitud de los tiempos…», no se refiere a la llegada del MESÍAS pues el MESÍAS llega por haber estado los tiempos ya plenos, esta plenitud está ligada de nuevo a la «Mujer» de la cual va a nacer el MESÍAS pues solo faltaba la madre para que se manifestara el Señor.

San Lucas 1, 26-38

En este relato Evangélico que no vamos a copiar por cuestiones de espacio – y que instamos a que lo busques en este momento en tu Biblia- queremos estudiar los siguientes aspectos:

– Primeramente San Lucas en su Prólogo 1, 1-2 nos dice: «Varias personas han tratado de narrar las cosas que pasaron entre nosotros a partir de los datos que nos entregaron aquellos que vieron y fueron testigos desde el principio y que luego se han hecho servidores de la Palabra». San Lucas nos dice que fue al origen de los datos de las personas que fueron Testigos de los hechos y esta afirmación nos lleva a María, pues solo ella fue «»testigo«» de la anunciación que él relata a continuación.

El ángel Gabriel. Gabriel es el designado para anunciar a María el gran acontecimiento, fue este mismo ángel el que le dijo a Daniel que guardara el libro para el momento de la salvación al final de los tiempos (Daniel 8, 16 y 9, 24). Este acontecimiento da inicio al «Final de los Tiempos«.

– A una joven virgen, San Lucas relaciona e identifica a esta joven con la profecía de Isaías 7, 14 “Prometida de José, de la familia de David” Con este dato también se daba cumplimiento a la profecía de Natán de que un descendiente de David se sentaría por siempre en el trono de este, II Samuel 7, 16. 

– “Y el nombre de la Virgen era María”. Dos veces utiliza Lucas el título de Virgen para que no quede duda de la situación de María y de su relación con la profecía de Isaías. María, hermoso nombre que llevaron muchas mujeres hebreas, entre ellas, la hermana de Aarón y que según algunos quiere decir «Señora«.

– El ángel le dijo Alégrate llena de gracias. Alégrate, esta es la voz de júbilo que exclamaba la Hija de Sion en los escritos proféticos y que correspondía a Jerusalén, «la amada de DIOS«, con esta palabra pone el evangelista a María en relación Directa con esta Hija (Sofonías 3, 14, Zacarías 9,9). María es la nueva Jerusalén, pues si aquella llevaba dentro de sí al templo donde moraba el DIOS de Israel; María lleva en ella al mismísimo DIOS del universo, siendo ella el resumen del Pueblo de DIOS.

«Llena de Gracias» en Griego Kecharitomene que significa «tener la plenitud de la gracia«, pues es un verbo de modo pasivo perfecto que indica CONTINUACIÓN DE UNA ACCIÓN COMPLETA. Palabras que ningún mortal había escuchado de DIOS anteriormente. Hay que clarificar que a Esteban se le llama en Hechos de los Apóstoles “lleno de Gracia” pero se utiliza una palabra griega totalmente diferente a la utilizada con María. Cual es esta diferencia? La diferencia es que a Esteban se utiliza el verbo “Pleres Jaritos”.  

Kejaritómene es la plenitud de la gracia, el Ángel llamo kejaritomene” a María definiendo  lo que en realidad es ella, una mujer llena de  la Gracia del Altísimo (antes, ahora y después) en modo único, además de ser un saludo con alabanza. 

En cambio, pleres Jaritos, es decir, “lleno de gracia”, es más bien referente al carisma personal, una acción puntual, significando que Esteban tenía en ese momento al Espíritu Santo, pero no vivía  en Plenitud de la Gracia, pues sabemos que Esteban aunque fue muy santo era también pecador. El único ser humano definido con la palabra Kejaritomene LLENA DE GRACIA, es María

– “Con razón lo llaman hijo del Altísimo.”  María es la Madres del Hijo del Altísimo, no de un hijo de DIOS como somos todos, sino del HIJO del Altísimo.  

“DIOS le dará el trono de Padre David. Gobernará por siempre al pueblo de Jacob y su reinado no terminará jamás.”  Aquí se reafirma que JESÚS es el descendiente de David anunciado (II Samuel 7, 16) y al decir que su reinado será eterno nos da a saber que es DIOS, pues el único eterno es DIOS, poniendo a María en relación directa como madre del heredero de David, lo cual veremos más adelante.

– “Cómo podré ser madre si no tengo relación con ningún hombre?” María estaba prometida en matrimonio y este debería efectuarse en menos de seis meses, lo más común seria que ella relacionara esto con su futuro enlace, mas al contrario reacciona con sorpresa, como si esto fuera lo último en su pensamiento.

– “El ESPÍRITU SANTO descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra.” Aquí se sitúa a María definitivamente como posesión de DIOS. En Éxodo 3, 5 El SEÑOR manda a descalzarse a Moisés pues la está pisando «Tierra Santa«. Por qué esta tierra era Santa? Por qué la sombra de DIOS daba sobre ella desde la zarza. Nos dice Éxodo 19, 10-14 que YAVEH va a bajar al Sinaí en medio de la nubes y truenos, esta montaña es santa por que la nube de DIOS ha dado sombra en ella, por lo tanto nadie debe tocar la montaña o morirá. Es posesión de DIOS.

II Samuel 6, 6-7 Uzza es muerto por tocar el Arca de DIOS, esta Arca era santa por lo que la sombra de DIOS o la Shekina venía sobre ella. Sobre María desciende esta Nube y ella queda hecha posesión de DIOS, santificada por su sombra para siempre.

– “Yo soy la esclava del SEÑOR, hágase en mi según su Palabra”. Con estas palabras entra la salvación al mundo, Si por la desobediencia de Eva entró la perdición al mundo, con la obediencia de María entra la salvación. No se puede hablar de la «Caída» sin hablar de Eva, no se puede hablar de la salvación sin hablar de María. En María se arregla lo desecho por Eva. Ella desata el antiguo nudo de desobediencia

En la obediencia de María se comienza a cumplir la profecía de Génesis 3, 15. Con esta aceptación María se constituye en la persona que más relación ha tenido con la Divinidad en toda la historia de los tiempos:

– El PADRE la escogió (San Lucas 1, 30). 

– El Hijo tomo carne en su vientre (San Juan 1, 14). 

– El ESPÍRITU SANTO encarnó al Hijo de DIOS en su vientre y la cubrió       con su sombra (San Lucas 1, 35).

Veamos San Lucas 1, 39-49.

En el relato Evangélico de la Visitación de María a Isabel hay una infinidad de datos que nos hablan de María y de su lugar en el Plan de la Salvación.

– Primeramente, al entrar María en casa de Isabel dice la Escritura que «al oír Isabel la salutación de María, la criatura saltó en su vientre e Isabel fue llena de ESPÍRITU SANTO. Notar que Isabel fue llena del ESPÍRITU, NO al entrar en contacto con JESÚS, sino al escuchar la voz de María. Esto nos muestra a una María no solo llena del ESPÍRITU SANTO, sino también dando el ESPÍRITU SANTO o transmitiendo el ESPÍRITU SANTO a quien se acerca a ella. Ella es la LLENA de Espíritu Santo.

– Segundo punto fijarse en la exclamación de Isabel «Bendita tu entre todas las mujeres». Isabel mujer de un sacerdote de los que ministraban en el Templo estaba imbuida de las Escrituras y conocía un pasaje que se escapa para nosotros. Este pasaje se encuentra en Jueces 5, 24 y en este la profetisa Débora entona un canto en el cual ensalza a YAEL la cual clavó en el suelo la cabeza de Sisara, el gran enemigo de Israel y Devora le dice «Bendita entre las mujeres YAEL, entre todas mujeres que habitan en tienda«.

Isabel compara a María con YAEL, esta derrotó por tierra a Sisara, María derrotó con su SÍ al enemigo de todos los hombres, por eso no es solo bendita en las tiendas de Israel, sino Entre todas las mujeres.

– Tercero, el versículo 43 es esencial, «de donde a mí, que la Madre de mi SEÑOR venga a visitarme?». La palabra Griega para designar a este “SEÑOR” (con S mayúscula)  es Kurios, que a su vez es el equivalente de ADONAI en hebreo y es la misma Palabra que utiliza María en el versículo 46, para designar al DIOS de Israel cuando dice “Mi alma Alaba al Señor”  Por lo tanto, Isabel llena del ESPÍRITU SANTO (GARANTÍA DE INERRANCIA) O SEA SIENDO EL MISMO ESPÍRITU el que habla por boca de ella, llama a María, «Madre de ADONAI» o sea Madre de DIOS.

– Cuarto, en el versículo 48, María hace una profecía «En adelante todas las generaciones me llamaran Bienaventurada«, esto es lo que hacemos cuando llamamos “Bienaventurada” a María por todas las generaciones, eso hacemos darles un lugar preminente en la Iglesia y cumplir esa profecía.

– Quinto, en el versículo 56 “María permaneció con ella unos tres meses y se volvió a su casa”.  Es notorio que los miembros de diferentes sectas tan dados a poner su atención en los números bíblicos, muchas veces con un gran alarde de imaginación, no se hayan fijado en esta fecha de “tres meses” que permaneció María en casa de Isabel. Dice el Libro Segundo de Samuel 6, 11 «El arca de YAVEH estuvo en casa de Obededon de Gat tres meses  y YAVEH bendijo a Obededon y a toda su casa». San Lucas al decir que María se quedó tres meses en casa de Isabel pone a María en similitud con el Arca de la Alianza, María es el Arca de la Nueva Alianza que lleva en su seno al Salvador de todas las edades.

San Lucas 2, 25-35

En este capítulo el Evangelista nos muestra a Simeón profetizando el día de la Presentación del Niño en el Templo, con esta profecía se cierra de cierto modo el ciclo profético de la Antigua Alianza. El viejo Simeón simboliza a la Alianza antigua que señala al Salvador. En esta profecía se involucra a JESÚS y a María. Simeón de nuevo «»lleno del ESPÍRITU SANTO«»- porque por donde pasa María todos se llenan de ESPÍRITU SANTO – dice de JESÚS que «estará puesto para caída y levantamiento de muchos» y a María «que una espada de dolor le atravesaría el pecho, para que sean manifestados los pensamientos de muchos corazones». La Historia de la Salvación comienza con la profecía de Génesis 3, 15 la primera del Antigua Testamento donde se refiere a la mujer y a su descendencia, estos tiempos antiguos terminan con Simeón con otra profecía a la Mujer y a su descendencia. En JESÚS para caída y levantamiento de muchos, en María para que sean manifestados en ella los pensamientos de muchos corazones. Es esta mujer una mujer como las demás?

San Lucas 2, 51

“Bajó con ellos a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su Madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón.”

Este pequeño fragmento del Evangelio de San Lucas nos habla más que ninguno de la personalidad de María y de su relación con su hijo. Guardaba “CUIDADOSAMENTE” todas las cosas en su corazón. 

Hermoso corazón de María!, María una mujer de fina espiritualidad, una mujer de contemplación, una mujer de detalles, una mujer enamorada de DIOS y de su Hijo, una mujer de gran profundidad y de gran silencio, que es donde habla DIOS. Nada más y nada menos que JESÚS le estaba sometido a ella, gran misterio de DIOS. El que no cabe en el universo sometido a una pobre aldeana de Nazaret. Gran mujer a quien todo un DIOS se sometió. Escogida por DIOS, amada por su hijo, Ungida por el Espíritu Santo. 

JESÚS hombre perfecto y DIOS eterno era también perfecto en sus emociones humanas, sino no, no hubiera sido DIOS. Tan es así que se nos muestra llorando la muerte de su amigo Lázaro mientras todos exclaman admirados «miren como lo amaba». JESÚS amaba a Lázaro perfectamente como amigo, cuanto mayor seria y será su amor perfecto a su madre, pues JESÚS es el mismo «Ayer, hoy y siempre», JESÚS estaba bajo la Ley del cuarto mandamiento «Honrar Padre y Madre», JESÚS no podía transgredir la ley, pues no podía pecar. Por lo tanto, JESÚS honraba a su Padre DIOS, y a su madre María, si quieres imitar a JESÚS haz lo mismo adora a DIOS y honra a María, te aseguro que así complaces a JESÚS.

San Juan 2, 1 – 5

En este fragmento del Evangelio de San Juan se muestra de nuevo a María en una nueva fase. 

María es la Mujer que a pesar de la magnitud de su misión y de la honra de ser la «Escogida de DIOS» está atenta a las necesidades de los hombres. Es importante notar lo que dice Juan en el versículo 11, “JESÚS así dio comienzo a sus SEÑALES” estamos en presencia de algo más que un milagro, es una Señal, algo que va a indicar y apuntar a un aspecto importante del ministerio de JESÚS y de nuevo tenemos unidos a JESÚS y a María, en el contexto de una boda. 

En el Antiguo Testamento la «Boda» tenía el aspecto dinámico de la relación de DIOS con su pueblo (Ver al profeta Óseas) en el Nuevo Testamento la Boda va a tener un aspecto escatológico de la unión final de DIOS con su Pueblo (ver carta a los Efesios y Apocalipsis). 

JESÚS le contesta a su Madre que “No ha llegado la hora de dar vino” a los hombres. El vino era signo de Paz y alegría en el Pueblo de Israel, También se vertía al suelo como signo de arrepentimiento de los pecados (Exod 29, 40 Num 15,5), también el vino era signo de ser agradable a DIOS al volver a EL (Óseas 14, 8). 

La hora de JESÚS se aclara en San Marcos 14, 41, su hora era la Pasión donde iba a dar Vino Nuevo a los hombres que se arrepintieran, pero volvamos a Cana, en esta conversación espiritual entre María y JESÚS, pues solamente en el espíritu se puede leer este pasaje, JESÚS le dice que aún no llega la hora definitiva, pero por petición de su Madre va a dar el primer signo de lo que sería definitivo en el Calvario. Por lo tanto el primer milagro ocurre a petición de la Madre, es una mujer como las demás?

Las palabras de María en este contexto constituyen el «Evangelio de María» y son las únicas palabras dirigidas por ella a los Hombres «Haced lo que Él les diga». Quienes quieran agradar a María debe hacer la voluntad de JESÚS. María es la mujer pendiente de las necesidades de los hombres para pedir por ellos a su hijo.

Juan 19, 25

Para entender este capítulo- uno de los más interesantes e importantes referente a María es necesario remontarnos a Génesis 3. En este capítulo El Señor DIOS le da la Profecía a Eva de que «La descendencia de la mujer pisará la cabeza de la serpiente y estará en guerra con sus seguidores» Pues bien esta profecía se cumple al pie de la Cruz, en Juan 19, 26-27 JESÚS da a María como Madre a Juan, esto no es un simple hecho de índole familiar, las palabras dichas por JESÚS en la cruz tienen valor redentor, JESÚS sabía que lo más preciado para un moribundo en la cruz es el aire, pues los crucificados morían de asfixia, si hubiera sido un problema de índole familiar, JESÚS lo hubiera tratado antes, como lo hizo con Pedro el Jueves Santo cuando le dijo «al volver confirma a tus hermanos«. 

También dice  el versículo 28 «después de eso, sabiendo JESÚS que ya todo se había cumplido», luego con la entrega de María a Juan SE CUMPLE ALGO, también dice en el versículo más adelante “Y con esto también se cumplió una profecía”. Que se cumple en María al pie de la cruz? Se cumple Génesis 3, 15.

La profecía Bíblica dice claramente que los descendientes de la mujer tendrían el poder de pisar la cabeza de la serpiente, esta mujer que habría de venir es sin lugar a dudas María, al pie de la cruz los hombres en Juan reciben a María como Madre, aquí comienza el ciclo donde los «Hijos de la mujer» lucharán con la serpiente antigua y la vencerán. 

Ellos vencerán por estar señalados  por el signo de “ser hijos de la mujer”, por esto JESÚS después de entregarle Juan a María como hijo dice «todo se ha cumplido» pues el desorden del Génesis en ese quedo arreglado, la mujer quedo redimida y la señal de batalla dada.

Las palabras concluyentes de Juan nos dan la clave. Dice el Evangelio de San Juan, capitulo 19, versículo 27 «desde ese momento se la llevó a su casa«. Ahondemos un poco sobre esto, el original griego de este Evangelio dice «Eis ta idia» lo cual traducido por San Jerónimo de la forma ya dicha. Profundizando un poco podemos ver en cualquier diccionario Griego que la palabra casa se dice oikon, la cual no aparece en el texto, sin embargo la palabra «Idios» quiere decir «Privado, de uno» y está en plural no en singular, por lo tanto lo correcto sería decir que «ellos la tomaron para sí» o » como posesión de ellos» lo cual concuerda cuando vemos a María la mañana de Pentecostés con todos los Apóstoles en el cenáculo. 

Luego entonces a partir de este momento María fue acogida por los Apóstoles como propiedad de ellos y a través de los apóstoles por la Iglesia Católica.

También llama la atención que María que se mantuvo firme al pie de la cruz hasta el último momento, no estuviera con las mujeres que fueron de mañana al sepulcro. Esto nos da a suponer o que María esperaba la resurrección o que su hijo se le apareció esa mañana, lo cual pudo ser muy bien ya que nos dice Pablo que “primero se le apareció a Pedro “– cosa que no narran los Evangelios (I Corintios 15, 5).

Hechos 1, 14

En el escenario encontramos las listas de los Apóstoles que estaban en continua oración y San Lucas nos dice que junto a estos había un grupo de Mujeres y María. Esto es tremendamente importante pues en el contexto Judío no se mencionaban a las mujeres ni a los niños, recuérdense el caso de la multiplicación «sin contar a las mujeres ni a los niños». Siguiendo este patrón la fuente que le contó a Lucas lo sucedido la mañana de Pentecostés, mencionó a los Apóstoles y a un grupo de mujeres, sin embargo menciona a la a la Madre de JESÚS separadamente y con su nombre propio, lo cual da un indicio del lugar de honra en que ya sé tenia a la Madre de CRISTO en la Iglesia Primitiva.

Apocalipsis 12, 1 –18

En este capítulo muchos teólogos- inclusive católicos- insisten en ver a la Iglesia representada en esta mujer, con lo cual yo modestamente difiero. Primeramente al comienzo del versículo 1 nos dice que aparece una señal que es una mujer en estado de gestación de un hijo varón, esta figura ya la encontramos en Isaías 7, 14 y se refiere concretamente a María que es la señal del primer advenimiento de JESÚS, luego entonces con esta precedencia Biblia bien podemos entender que esta otra “Señal” en Apocalipsis 12 se refiera también a María, esta vez como señal del segundo advenimiento de CRISTO.

Segundo, según San Pablo la Iglesia es el «Cuerpo de CRISTO« y el cuerpo de CRISTO no puede parir a CRISTO, puesto que es CRISTO mismo.

María, mujer que cumple la esperanza y el motivo de ser de Israel, nos aparece coronada por las doce estrellas, símbolo de las doce tribus, como Israel mismo, como el Sueño de José,  que salvó a Israel (Génesis 37, 9-11). Después de parir al Hijo Varón (María es la única que cumple esta misión en la Historia) el Hijo es llevado ante el trono de DIOS (Hechos 1, 9) y la mujer es llevada al desierto (versículo 6). 

El desierto en el contexto Bíblico nos indica el lugar donde DIOS sale al encuentro de su pueblo, donde lo guía, donde lo alimenta, donde lo corrige, donde lo prepara para la promesa (Óseas 2, 16) en este momento de la historia todo esto ocurre no ya en el desierto material, sino en la Iglesia. . Es en ella donde DIOS sale al encuentro de su pueblo, donde nos alimenta, donde nos amonesta, donde nos prepara para la promesa, luego entonces María se refugia en la Iglesia donde debe esperar el final de los tiempos, tipificados acá por los «Tiempos» que nos recuerdan al profeta Daniel.

En los versículos del 13 al 18, se nos habla de nuevo del monstruo en persecución de la mujer, lo cual nos recuerda la «enemistad entre ti y la mujer» del Génesis. Nunca como en nuestros días se le está haciendo la guerra a la Madre del Salvador, lo cual concuerda con esta profecía. 

También se nos dice que al no poder hacer nada a ella, el dragón se lanzará contra los hijos de la Mujer (Recordar Juan 19) o sea el demonio está en lucha contra los hijos de la mujer (de María) pues sabe que ellos tienen poder para derrotarlo, poder que emana del Nombre y de la Cruz de JESÚS y que lo posee los que son identificados como hijos de María en la Fe (Tal como los judíos son hijos de la Fe de Abraham, nosotros somos; hijos de María en la Fe) y que según este versículo somos los que guardamos la Palabra de DIOS “haced lo que Él os diga”.  

Aquí vemos la importancia de esta Mujer, orgullo de la raza humana en el plan de la Salvación, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, y yo me pregunto hermano o hermana que leas esta corta reflexión, Es María una Mujer como cualquier otra?… Deja que el Espíritu te hable al corazón. 

Esta mujer sin igual, ahora glorificada por su Hijo, dice Juan, es la Madre de Cristo; Ella aparece encinta (la misma expresión griega que se usa en relación con la Virgen María en Mateo 1:18, 23), llevando en su matriz al Mesías que está destinado a «regir las naciones con vara de hierro» (v. 5). La imagen de la Mujer/Madre tiene sus orígenes en el mismísimo Jardín de Edén y el protoevangelio – la primera proclamación de la “Buena Noticia”, en la cual Dios reveló que por medio de la mujer vendría el Redentor para aplastar la cabeza de la Serpiente (Gén. 3:15). 

La imagen luego se convierte en un motivo regular en el desenvolvimiento de los propósitos de Dios para con Israel

LOS PADRES DE LA IGLESIA Y MARIA.

-El Protoevangelium de Santiago, escrito alrededor del año 120 A.D., muy cerca del tiempo en que vivió la Virgen María, tiene como tema principal demostrar su virginidad perpetua. Este documento relata que, cuando se profetizó el nacimiento de María, su madre, Santa Ana, la ofreció para el servicio del Señor, tal como Samuel había sido ofrecido por su madre (Cf 1Sam 1,11). María desde, muy pequeña, sería de las mujeres consagradas al servicio del Templo según la costumbre judía (Cf 1 Sam 2,22). Esta vida de servicio en el Templo no permitía ocuparse de hijos, por lo que requería la virginidad perpetua.

-Orígenes, defendió la virginidad perpetua de María (Comentario de S. Mateo 2,17 – 248 A.D.)

-Atanasio «Él tomó verdadera carne de la siempre-virgen María»

(Discurso contra los arrianos 2,70 – 360 A.D.) 

-Epifanio de Salamis   «Cristo…nació perfectamente de la santa siempre-virgen María por el Espíritu Santo» (El Hombre bien Anclado 120– 374 A.D.)

-San Jerónimo «En cuanto a Victorinus (obispo), yo afirmo lo que ya ha sido probado por el evangelio – que él (Victorinus) habló de hermanos del Señor no como hijos de María sino hermanos en el sentido que he explicado, es decir, hermanos en cuanto a relación, no por naturaleza». San Jerónimo entonces apoya su posición haciendo referencia a numerosos Padres, afirmando que ellos mantienen la misma posición a favor de la virginidad perpetua de María: Ignacio, Policarpo, Ireneo, Justino y otros. (Contra Helvidius: La Perpetua Virginidad de María 19 – 383 A.D. )

-San Ambrosio «la Virgen no buscó la consolación de poder tener otro hijo» (Cartas 63,111 – 388 A.D.).

-Papa Sirucius I «Tenías buena razón de estar horrorizado de pensar que otro nacimiento pueda venir del mismo vientre virginal del que Cristo nació según la carne. “Carta al obispo Anysius – 392 A.D.»

– San Agustín,  «Al nacer de una Virgen que escogió permanecer Virgen aun antes de saber quién iba a nacer de ella, Cristo quiso aprobar la virginidad en vez de imponerla. Y quiso que la virginidad fuera escogida libremente aun en aquella mujer en la que él tomó para sí la forma de esclavo» (Santa Virginidad, 4,4 – 401 A.D.)
– «(María) Virgen perpetua. ¿Porque te extrañas de esto, oh hombre?» (Sermones 186,1 – 411 A.D.)
-«Herejes llamados Antidicomaritos son aquellos que contradicen la virginidad perpetua de María y afirman que después de Cristo naciera ella se unió con su esposo como uno» (Herejías 56 – 428 A.D.) 

-Cirilo de Alejandría «El mantuvo a su Madre virgen aun después de ella dar a luz» (Contra aquellos que no quieren confesar que la Santa Virgen es la Madre de Dios 4 – A.D. 430)

-Papa León I «Virgen ella permaneció» (Sermones 22,2 – 450) 

-El Concilio de Constantinopla II, 553 A.D. confirmó la doctrina de la encarnación del Verbo en María

-San Ireneo, es uno de los Padres de la Iglesia que más habla sobre María y ya esto a finales del siglo II lo cual indica que esta DOCTRINA ya  estaba extendida en la Iglesia Apostólica. El escribe un asombroso paralelo entre Eva y la Virgen María, se cree que este  proviene de doctrina de San Justino sobre los años 150 DC.

La vocación de María halla su lugar en la Economía de la salvación. En San Ireneo ocupa un sitio privilegiado, al punto de ser el gran mariólogo del siglo II. María está al servicio, primeramente de la real y verdadera encarnación de su Hijo; luego de toda su obra salvífica de la humanidad. Por ello precisamente se insinúa ya en este Padre la imagen de María como figura de la Iglesia (cf. III, 10,2).

7.1. María al servicio de la Encarnación. Propiamente no hay herejías mariológicas, porque todo el misterio sobre ella está al servicio de su Hijo: las hay cristológicas, que de rebote afectan el proyecto de Dios sobre su Madre. Por ejemplo San Ireneo describe cómo Cerinto habría afirmado que Jesús fue un hombre común nacido de José y María, sin embargo elevado sobre los demás seres humanos por su justicia, poder y sabiduría (cf. I, 26,1). Las diversas sectas gnósticas, que no podían aceptar la carne verdadera de Cristo, afirmaban que no tomó ni carne ni sangre de María; sino que «pasó por ella como el agua por un tubo» (I, 7,2; cf. III, 11,3; 16,1) dejándolo seco, y por tal motivo ella sería virgen. Por eso San Ireneo insiste en el servicio de María, como Madre virgen:

7.1.1. Madre verdadera, de la que según los Evangelios nació Jesús como hombre completo, garantiza contra los gnósticos la realidad de la carne de Jesús, sin la cual es imposible la vida histórica de Cristo, y su muerte y resurrección reales: «Yerran quienes afirman que él nada recibió de la Virgen… De otro modo habría sido inútil su descenso a María: ¿para qué descendía a ella, si nada había de tomar de ella?» (III, 22,1-2) Todos los signos que el Evangelio nos ofrece de la real humanidad de Jesús, son una prueba de que «éste es el Hijo de Dios, Señor nuestro, Verbo existente del Padre, e Hijo del Hombre porque es de (ex) la Virgen María, que tuvo su origen de los hombres puesto que ella era un ser humano» (III, 19,3). Porque el Hijo, al hacerse carne, debía recapitular en sí lo que había caído (esto es, la humanidad heredera de Adán), el hecho de nacer realmente de María es la prenda de que él es hijo y descendiente de Adán, cuya simiente había de asumir para poder transformarla en lo que él es como Dios. Por eso su carne es la misma carne de María, hija de Adán (cf. III, 21,10, V, 1,2). Pero también por medio de ella Jesús se liga a la generación de Abraham y de David, y sólo por tal motivo el Hijo de María puede llegar a ser el cumplimiento de las promesas hechas a los Padres (cf. III, 16,2-3; D 35-36, 40, 59).

7.1.2. Madre virgen. Es el signo que el Padre eligió para revelar la divinidad de su Hijo y de su intervención salvífica directa en la historia del hombre (cf. III, 21,1.6).

PADRES DE LA REFORMA PROTESTANTE

– Lutero. El mismo Lutero, Padre de la Reforma tradujo y comentó en unas treinta páginas para suscitar actitudes virtuosas el Magníficat[1] desde noviembre de 1520, estando condenada su doctrina global y él excomulgado, además proscrito en la dieta de Worms por Carlos V por su rechazo a la autoridad del papa y de los concilios,
terminando en junio de 1521 en Wartburg en su secuestro fingido por su protector Federico de Sajonia.

[1] LUTERO. Obras. Salamanca, Sígueme, 1977, pp.176-204. Trad. del Dr. Teófanes Egido.
Escrito por Hno. Enrique García Ahumada, F.S.C.

Introduce este opúsculo con la invocación: «Que esta dulce madre de Dios me consiga capacidad de espíritu para comentar su cántico útil y profundamente». Comienza afirmando que «la bienaventurada virgen María habla en fuerza de una experiencia peculiar por la que el Espíritu Santo la ha iluminado y adoctrinado».

Y sigue: «La dulce madre de Dios, por el ejemplo de su experiencia y por medio de su palabra nos dice la forma en que se tiene que reconocer, amar y alabar a Dios». A los religiosos autocalificados de descalzos y observantes que, según él, alardean de sus obras sin tener en cuenta la importancia de la fe, contrapone la fe de María que «no dice: ‘yo ensalzo a Dios’, sino’mi alma’; como si quisiera expresar: ‘mi vida, todos mis sentidos, se ciernen en el amor, alabanza y gozo divinos con tal intensidad, que me siento arrastrada a alabar a Dios con fuerza superior a las mías’. La considera «persona tan excepcional entre todo el género humano, que nadie se le puede equiparar» y la llama «reina del cielo, como lo es en verdad». Continúa (y en esto coincidimos todos los Cristianos): «Lo que no se puede hacer, como lo creen algunos que la invocan y confían en ella, es convertirla en ídolo capaz de dar y de ayudar más que en el mismo Dios. No es ella la que da, es Dios quien concede». Y agrega: «Se la tiene que invocar para que Dios, por su voluntad, nos conceda y haga lo que le suplicamos. Y de esta forma hay que invocar también a los santos restantes, de manera que la obra entera se atribuya sólo a Dios». Termina invitando: 

Pidamos a Dios que nos conceda la recta inteligencia de este Magníficat: que no se contente con iluminar y hablar, sino que inflame y viva en el cuerpo y en el alma. Que Cristo nos lo conceda por la intercesión y la voluntad de su querida madre María. Amén».

Ver más en el Catecismo breve de 1529 y ratificada en los artículos de
Schmalkalda en 1537.
 

En su sermón del 15 agosto de 1522, la última vez que Martin Lutero predicó en la fiesta de la Asunción dijo:

– “No cabe duda de que la Virgen María está en el cielo. Cómo ocurrió no lo sabemos. Y, ya que el Espíritu Santo no nos ha dicho nada acerca de esto, no lo podemos hacer artículo de fe…Es suficiente saber que ella vive en Cristo”.

-La veneración de María está en las profundidades del corazón (Sermón, 1 de septiembre de 1522)

-“(Ella es) la mujer más encumbrada y la joya más noble de la cristiandad después de Cristo…ella es la nobleza, sabiduría y santidad personificadas. Nunca podremos honrarla lo suficiente. Aun cuando ese honor y alabanza debe serle dado en un modo que no falte a Cristo ni a las Escrituras. (Sermón, Navidad 1531)”

-Ninguna mujer es como tú. Tú eres más que Eva o Sara, bendita sobre toda nobleza, sabiduría y santidad. (Sermón, Fiesta de la Visitación, 1537).

-Cada uno tendría que honrar a María tal como ella misma lo expresó en el Magníficat. Ella alabó a Dios por sus obras. ¿Cómo podremos entonces nosotros alabarla? El verdadero homenaje de María es en honor de Dios, la alabanza de la Gracia de Dios…María nada es por su propio mérito, sino por el mérito de Cristo…María no desea que vayamos a ella sino a través de ella hacia Dios. (Explicación del Magníficat, 1521)

Lutero exalta a la Bienaventurada Virgen dándole la posición de «Madre Espiritual» para los cristianos:

-Es consuelo y sobreabundante bondad de Dios que el hombre pueda exultar en semejante tesoro: María es su verdadera Madre… (Sermón, Navidad, 1522)

-María es la Madre de Jesús y Madre de todos nosotros aunque Cristo solamente fue quien reposó en su regazo…Si Él es nuestro, debiéramos estar en su lugar; ya que donde Él está debemos estar también nosotros y todo lo que Él tiene debe ser nuestro, y su madre es también nuestra madre. (Sermón, Navidad, 1529).

Martin Lutero creía en la Inmaculada Concepción de María, las siguientes son palabras de Lutero:

-«Es dulce y piadoso creer que la infusión del alma de María se efectuó sin pecado original, de modo que en la mismísima infusión de su alma ella fue también purificada del pecado original y adornada con los dones de Dios, recibiendo un alma pura infundida por Dios; de modo que, desde el primer momento que ella comenzó a vivir fue libre de todo pecado». (Sermón: «Sobre el día de la Concepción de la Madre de Dios»1527).

-Ella es llena de gracia, proclamada ser enteramente sin pecado (algo excesivamente grande). Para que la gracia de Dios la llenara con todo bien e hiciera que ella libre de todo mal. (Personal {«Pequeño»} Libro de oración, 1522).

Martin Lutero sobre la Virginidad perpetua de María La siguiente es una investigación de Dave Armstrong http://www.biblicalcatholic.org/

-Cristo, nuestro Salvador, fue el fruto real y natural del vientre virginal de María…Esto sin la cooperación de un hombre y ella permaneció virgen después. {Luther’s Works, eds. Jaroslav Pelikan (vols. 1-30) & Helmut T. Lehmann (vols. 31-55), St. Louis: Concordia Pub. House (vols. 1-30); Philadelphia: Fortress Press (vols. 31-55), 1955, v.22:23 / Sermons on John, chaps. 1-4 (1539) }

-Cristo…fue el único Hijo de María, y la Virgen María no tuvo otros hijos aparte de Él… Me inclino a aceptar a quienes declaran que los «hermanos» realmente significan «primos» aquí ya que el escritor sagrado y los judíos en general siempre llamaban hermanos a los primos. {Pelikan, ibid., v.22:214-15 / Sermons on John, chaps. 1-4 (1539) }

-Una nueva mentira acerca de mí está circulando. De acuerdo a ella se supone que yo he predicado y escrito que María, la Madre de Dios, no fue virgen antes o después del nacimiento de Cristo…{Pelikan, ibid.,v.45:199 / That Jesus Christ was Born a Jew (1523) }

-La Escritura no dice o indica que ella haya perdido su virginidad luego…Cuando Mateo (1,25) dice que José no conocía carnalmente a María hasta que ella dio a luz a su hijo, no dice seguidamente que la haya conocido luego; al contrario, significa que nunca la conoció…Esta charlatanería…es injustificada…él nunca tomó en cuenta ni prestó atención ya sea a la Escritura o al idioma común. {Pelikan, ibid.,v.45:206,212-3 / That Jesus Christ was Born a Jew (1523) }

El editor Jaroslav Pelikan (luterano) agrega:

•Lutero . . . ni siquiera consideró la posibilidad de que María pudiera tener otros hijos además de Jesús. Esto es consistente con la aceptación durante toda su vida de la idea de la virginidad perpetua de María{Pelikan, ibid.,v.22:214-5}

«…ella es llena de gracia, proclamada por ser enteramente sin pecado…la gracia de Dios la llena con todo lo bueno y hace de ella libre de todo mal…Dios es con ella, significando que todo lo que ella hizo o no hizo es divino y acción de Dios en ella. Más aún, Dios la guardó y protegió de todo lo que pudiera ser dañino para ella» Ref: Luther’s Works, American edition, vol. 43, p. 40, ed. H. Lehmann, Fortress, 1968

«. . .ella con justicia es llamada no solo madre del hombre, sino también la Madre de Dios…es cierto que María es la Madre del real y verdadero Dios» Ref: Sermón on John 14. 16: Luther’s Works (St. Louis, ed. Jaroslav, Pelican, Concordia. vol. 24. p. 107)

«Cristo, nuestro Salvador fue el real y natural fruto del vientre virginal de María…esto sin la cooperación de un hombre y ella permaneció virgen después.» (Ref: On the Gospel of St. John: Luther’s Works, vol. 22. p. 23, ed. Jaroslav Pelican, Concordia, 1957)

«La humanidad ha resumido toda su gloria en una sola frase: la Madre Dios. Nadie puede decir algo más grande de ella aunque hablara tantas lenguas como hojas hay en los árboles».(Del «Commentary on the Magnificat».) Siguiendo la Comparación de San Ireneo de Lyon podemos terminar diciendo:  https://apologeticasiloe.net/wp-content/uploads/2019/08/Eva-nuevaEva.jpg

«Madre de Dios y siempre virgen»

                            APOLOGETICA DE MARIA

1) Se le debe dar a La Virgen María él título de «Madre de DIOS»?

Por supuesto que bien dado Bíblicamente. Es el ESPÍRITU SANTO quien se lo da por boca de Isabel (cuando el ESPÍRITU SANTO habla es garantía de inerrancia). En San Lucas 1, 43 Isabel llena del ESPÍRITU SANTO llama a María «Madre de mi SEÑOR» . Este SEÑOR con “S”  se traduce del Griego Kurios que es la traducción griega del “ADONAI”  hebreo, luego entonces el ESPÍRITU SANTO está llamando a María «Madre de Adonaí» o sea Madre de DIOS. 

NO quiere decir que María ha creado a DIOS (eso es un disparate), quiere decir que llevo en su vientre y encarnó (dio carne) a la segunda persona de la Trinidad. 

Ya en el Siglo III Orígenes la llamaba la “Theotokos” (Madre de DIOS en Griego) JESÚS como DIOS es increado, pero es Encarnado en el vientre de una mujer, por lo tanto esta es Madre terrenal de DIOS.

2).  Algunos dicen que María es la Madre solo de JESÚS?

En Teología se habla de la «Unión Hipostática» o sea de que en JESÚS no se puede separar la naturaleza humana de la Divina pues están unidas intrínsecamente (doctrina común en todas la Iglesias Cristianas). 

Decir que María es la Madre de JESÚS solamente es caer en la herejía llamada «Monarquianismo dinamistico» u otra llamada «Adopsionismo» ambas del siglo IV y condenadas por los concilios. Luego entonces al existir en JESÚS una unión «Hipostática» o sea al no poderse separar las dos naturalezas de JESÚS,  María dio a luz NO la parte humana de JESÚS, sino a toda la Segunda Persona de la Trinidad llamada a partir de este momento «El Hijo». Si fuera poco la Teología, tenemos la lógica de la Matemática

María = Madre de Jesús/ Jesús = Dios

María= Madre de Dios

3.  Hay quien dice que la Iglesia «Invento» el término de la Inmaculada Concepción en el Siglo XIX?

Falso, en el siglo XIX esta doctrina se declaró «Dogma» o Doctrina de la Iglesia, pero era una doctrina que venía desde los albores del cristianismo y que se atesora también en las Iglesias orientales. En San Lucas 1, 28 el ángel llama a María KECHARITOMENE, que fue traducido por San Jerónimo como «Gratia Plena». 

Veamos, la palabra griega KECHARITOMENE, la cual indica «Gracia permanente o perfección de Gracia» (Catholic Answers) es un verbo griego usado en «pasivo perfecto» lo cual denota una continuación completa de acción, con lo que se quiere decir que María nunca estuvo en contacto con el pecado, esto como dijo Pío IX en el texto de declaración del dogma «Todo esto en atención a los méritos de JESUCRISTO, Salvador del género humano».

La persona de la cual JESÚS tomó carne y sangre y genes no pudo estar jamás en poder del enemigo de la raza humana. DIOS no es compatible con el pecado. Era un concepto hebreo que el pecado se transmitía por la madre (salmo 51). Es por esto y  por honor a  JESUS que la Iglesia dice que por un privilegio especial María fue eximida del pecado original.

En la Escritura se le llama a Esteban “lleno de Gracia” pero  la palabra “Gracia” que se utiliza en Esteban es “Xapis” (Karis)  que es la misma que se utiliza cuando el ángel le dice a María que “ha hallado gracia ante Dios” (Lucas 1,30) y que en este caso si habla de que Dios le ha sido favorable (ojo una acción puntual que no es el verbo Kekaritomene de Lucas 1,28). O sea que en San Lucas 1, 28 se expresa una acción interna permanente donde no hay cabida al pecado, pero en Hechos 6,8 se refiere a una acción recibida en un momento, puntual y dada por Dios y que en el espíritu es momentánea y se puede perder como dice San Pablo en Romanos 1, 5 “y RECIBIMOS gracia y el Apostolado”  .

La misma María exclama en el Magníficat “me alegro en el Dios que me salva” y muchos de esto deducen que María cometió pecado.  FALSO!

Primeramente sería bueno recalcar que María a pesar de ser concebida sin Pecado Original  es redimida como Criatura junto a toda la creación y que su concepción sin pecado la podemos definir como una “Redención anticipada” ya que fue Concebida en este término por los méritos de Jesús, como San Agustín define preciosamente esto en sus escritos .En ellos San Agustín da gracias a Dios por salvarlo de los pecados que cometió y también de los que no cometió. De los primeros lo salvó perdonándoselos y de los segundos dándole la gracia para no cometerlos. Es como si yo agradeciera al Dr. Sabin por haberme salvado de la poliomielitis que nunca tuve (gracias a su vacuna). 

María ha sido redimida por el Sacrificio de Jesucristo en la Cruz del Calvario, tal como cualquiera de nosotros pero de una manera más excelente. En lugar de borrarle el pecado original, la preservó de contraerlo, y en lugar de perdonarle sus pecados personales, le dio la gracia de no cometerlos jamás. Por eso María puede y debe llamarlo «el Dios que me salva » , con tanta o más razón que nosotros. 

Los cristianos no católicos suelen tener dificultad en aceptar que nosotros veneremos a María como concebida sin pecado y al mismo tiempo afirmemos que ha sido redimida por Jesucristo, pero como hemos visto, no hay contradicción alguna en ello. . Ella misma lo proclama, en Lucas 1, 46 María canta:» Me alegro en el DIOS que me salva». Aún faltan 33 años para la redención y María se proclama redimida, salvada. En «atención a los méritos de su hijo» esto es la Inmaculada Concepción.

El  mismo San Judas nos da la clave en su Epístola cuando dice:

Al que es CAPAZ de guardarlos inmunes de caída y de presentarlos sin mancha ante su gloria con alegría” San Judas 1, 24.

Dios es capaz de guardar inmune a quien quiere, si no lo hace a su Madre, a quién?? A ti?? A mí?? que hemos hecho por El cómo no sea pecar???

Sobre la Inmaculada el sentido común nos dice, Dios lo puede? La respuesta es SI. Pues si lo puede y además lo quiere lo hace!

 a) Que se entiende y qué necesidad hay de que María sea Inmaculada?

Ante todo tenemos que referirnos al Pecado Original. Que es el Pecado Original?

Usualmente se cree que es una culpa heredada de los Primeros Padres, INCORRECTO. Adán y Eva fueron creados llenos de Gracia, o sea eran Imagen y Semejanza de Dios. El Espíritu Santo moraba en ellos, al desobedecer perdieron esta Gracia y perdieron la Semejanza con Dios, a partir  de este momento Dios cuando mira al hombre no lo reconoce.

Los descendientes de los Primeros Padres nacieron sin la Gracia de Dios, estaban destituidos de ella, NO eran semejanza de Dios. Eso es el Pecado  Original, nacer sin la Gracia de Dios, cuando NO se tiene la Gracia o se ha perdido se está en pecado.

Hoy en día la Ciencia Genética ha descubierto que desde el momento de la concepción de una hembra ya en el embrión

Esta genéticamente marcado millones de óvulos los cuales ira perdiendo hasta quedar en la edad fértil unos 300 óvulos para ser fecundados. Lo importante es que ya  en el momento de la concepción de una niña se encuentra la genética de sus futuros hijos. 

Si María hubiera sido engendrada sin la Gracia todo su ser hubiera estado marcado por el pecado, esto haría TOTALMENTE imposible  la Encarnación de Dios en su seno.

Dios no puede tomar genética manchada por la desobediencia y el pecado. Es por esto que la Iglesia con su sabiduría de lo Alto siempre ha proclamado que María NACIO EN GRACIA para que el Señor no solo hiciera Morada en ella, sino que tomara características de un ADN Santo, sin contaminación de pecado. La santidad de Dios así lo exige.  

4.     Fue María siempre Virgen?

La Iglesia desde los primeros tiempos conservó esta tradición. 

San Agustín decía en el siglo IV: «María fue Virgen al concebir a su Hijo, Virgen durante su embarazo, Virgen en el parto, Virgen después del parto, Virgen siempre.» La Virginidad de María es la «Señal» según Isaías y si una señal pierde su sentido, deja de ser tal.

En Israel los objetos consagrados a DIOS eran solo de su uso exclusivo, por ejemplo los vasos culturales eran nuevos, sin usar o «vírgenes» y después de utilizados al ser desechados se enterraban en el área del Templo para que nadie los utilizase de nuevo, pues eran posesión de YAVEH. 

El Arca de la Alianza no podía ser tocada por nadie y quien la tocaba moría (ver II Samuel 6, 2-8), esta era propiedad de YAVEH y su sombra «descendía sobre ella» al igual que en María (Lucas 1, 35).

Los miembros de las Iglesias protestantes  y las sectas utilizan el texto de San Mateo 1, 18 “pero antes que se unieran se halló encinta por obra del ESPÍRITU SANTO” y en el Versículo 1, 25  “Pero no la conoció hasta que dio a luz su hijo”. En el léxico griego las palabras «antes» prin y «hasta», Heos, indican una condición anterior, no posterior. O sea no indican una situación reversible, como ejemplo podemos ver en II Samuel 6, 23 donde dice “ y Mical, hija de Saúl no tuvo más hijos hasta el día de su muerte» lo cual no indica que después de muerta tuviera más hijos”

.

También en Juan 4, 49 vemos que el oficial de Cafarnaun dice a JESUS “ el oficial rogó: SEÑOR desciende antes que mi hijo muera” y nos dice el versículo 51 que el muchacho no murió. Hemos visto dos situaciones donde se utiliza la palabra “antes” y “después” y donde no precisamente estas indican reversibilidad de situación.

También se utiliza a San Lucas 2, 7 “Y dio a luz su hijo primogénito..”, Aquí utilizan la lógica que primogénito quiere decir primero, lo cual es un error. Primogénito es según el libro del Éxodo 13, 1 el primer varón nacido de mujer, no importa si después no nacían más hijos, o sea era una posición de honor, no de orden numérico. Esta primogenitura se podía perder o cambiar y vemos con en el caso de Jacob que era el segundo «Robó» la primogenitura y también Rubén hijo de este la perdió por un problema de mala conducta. También vemos que en I Crónicas 23 – 17 dice «El hijo de Eliezer fue Rehabias, el primero (o primogénito), Eliezer no tuvo otros hijos«. Luego entonces también queda demostrado que la palabra primogénito no implica la existencia de más hermanos.

Analicemos esto con las palabras originales griegas del Evangelio de San Lucas:

Estudiando los Aoristos Griegos (el Aoristo es una forma verbal que tiene el efecto de convertir en momentos, es decir, considera la acción como un momento) en relación a la Virginidad de la Bienaventurada Virgen María. :25 “Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre Jesús”

San Mateo 1:25. Los protestantes argumentan que después de
dar a luz si la conoció José (o sea que tuvo relaciones sexuales con José)

La respuesta es que ese “hasta” no necesariamente cambia lo que paso antes, acá pueden encontrar casos de la Escritura donde se manifiesta lo dicho: II Samuel 6:23, Génesis 28, 15, Salmo
110, 1,Dt 34, 6, I Timoteo 6:14.

El pasaje de San Mateo 1:25 en griego es demostrativo y se lee así:

“καὶ οὐκ ἐγίνωσκεν αὐτὴν ἕως οὗ ἔτεκεν υἱόν καὶ ἐκάλεσεν τὸ ὄνομα αὐτοῦ Ἰησοῦν.”

Veamos: ἕως οὗ es un adverbio del cual dice el Diccionario “ es un tiempo pasado no calificado de un verbo sin referencia a la duración o finalización de la acción

También en griego tenemos que la Santa Palabra dice: “Y ¿a qué ángel dijo alguna vez: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies?” Hebreos 1,13

– Κεχαριτωμένη  κεχαριτωμένη.

En este versículos se usa la preposición “ἕως” esta va seguida
por una conjunción (conjunción es una palabra o conjunto de ellas que enlaza proposiciones o palabras, varias que expresen lo mismo) y en él no se encuentra ningún cambio de estado, a no ser que ahora me salgan con que Jesús NO está a la derecha del Padre después que sometió todo a Él.

Mateo 2:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

“15 y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.”

Acaso este “hasta” quiere decir que después que se murió Herodes la Sagrada Familia se quedó en Egipto?

La Palabra “hasta “solo indica una acción Anterior que no condiciona la acción posterior. Espero este claro.

– ἐγίνωσκεν.

Ahora bien. Los protestantes basan su argumento también (mira que estudian para enfangar a la Madre del Mesías!) en la palabra: ἕως οὗ. Yo voy a hacer énfasis en la palabra: ἐγίνωσκεν.

“καὶ οὐκ ἐγίνωσκεν αὐτὴν ἕως οὗ ἔτεκεν υἱόν καὶ ἐκάλεσεν τὸ ὄνομα αὐτοῦ Ἰησοῦν.”

Este verbo se traduce por «conocer» y en el caso de matrimonio o esposos, hace referencia a tener relaciones sexuales.

Como siempre los protestantes mal interpretan la gramática griega en este versículo, ellos interpretan que después de nacer Jesús, María y José tuvieron relaciones sexuales, si eso hubiera sido así este
verbo (conocer) se tuviera que escribir en la forma verbal llamada AORISTO: ἔγνω.

Este término usualmente expresa el aspecto perfectivo y muchas veces se refiere a acontecimientos pasados. La acción verbal del aoristo presenta un aspecto puntual o momentáneo. Por lo tanto la
palabra “ἔγνω” es ideal usarla aquí si el evangelista hubiera creído que la Virginidad de María hubiera sido pasajera

Ejemplos:

“Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y llenó su cántaro, y se volvía. Génesis 24:16

Si lo vemos en el original Griego vemos que dice:

“ἡ δὲ παρθένος ἦν καλὴ τῇ ὄψει σφόδρα παρθένος ἦν ἀνὴρ οὐκ ἔγνω αὐτήν καταβᾶσα δὲ ἐπὶ τὴν πηγὴν ἔπλησεν τὴν ὑδρίαν καὶ ἀνέβη” Génesis 24:16

Se usa la forma verbal aorista ἔγνω “para indicar en esos momentos esta doncella no había tenido relaciones sexuales y era Virgen una situación puntual, por eso el autor, usa aoristo, y sabemos es puntual ya que luego ella pudiera conocerá varón, como sucedió y se narra en Génesis.  Esto demuestra claramente por qué el hagiógrafo uso la forma en aoristo en este pasaje:

“Y bendijeron a Rebeca, y le dijeron: Hermana nuestra, sé madre de millares de millares, y posean tus descendientes la puerta de sus enemigos. Y era Isaac de cuarenta años cuando tomó por mujer a
Rebeca, hija de Betuel arameo de Padan-aram, hermana de Labán arameo. Y oró Isaac al Señor por su mujer, que era estéril; y lo aceptó el Señor y concibió Rebeca su mujer. Génesis 25:20-21

Por otro lado, la palabra que usa el evangelista es “ ἐγίνωσκεν” que se
encuentra en presente indicativo griego y expresa acción continuada en el tiempo y contiene un elemento intencional. Esta palabra se usa las Escrituras de esta manera que no dejar lugar a dudas que es una acción continua:

“Estando en Jerusalén en la fiesta de la Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía. Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre” San. Juan 2:23-25

Cristo sabía siempre lo que había en el hombre, Él es omnisciente, conoce absolutamente todo .Esta es una acción continuo, no
algo puntual.

“Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce (γινώσκει) vuestros
corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación. San Lucas 16:15

Por lo tanto es imposible según la gramática griega de la época de las Escrituras que San Mateo 1:25 signifique que José conoció a María después de nacer Cristo porque no se usa una forma verbal en AORISTO, sino un presente indicativo que implica una acción continua
en el tiempo por tanto ese “NO CONOCIO A MARIA”, continuo después del nacimiento de Cristo.

– “OU GIGNÓSKO”

También vemos que María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?»

“πῶς ἔσται τοῦτο ἐπεὶ ἄνδρα οὐ γινώσκω”

Este es el presente de indicativo del verbo “gignóskein” tomado en el sentido sexual es un presente que se repetición o consuetudinario, tal como decir de «no fumo», «no bebo».

Si San Lucas hubiese querido expresar una acción puntual, que es el sentido que muchos hoy se le da, habría usado cualquier forma de AHORISTO.

1 tiempo aoristo: ἔγνων; 2 tiempo
2 aoristo imperativo, γνώθι; 1 tempos
3 aoristo voz pasiva ἐγνώσθην

Aun fieros y combativos protestantes como Juan Calvino entendieron esto:

 “A partir de Helvidio Mateo 1,25, creó mucha confusión en la Iglesia, porque de él dedujo que María había permanecido virgen únicamente hasta el primer nacimiento y después tuvo otros hijos con su marido. La perpetua virginidad de María fue defendida vigorosamente por
Jerónimo. Es suficiente decir que es insensato y falso deducir de estas
palabras qué sucedió después del nacimiento de Cristo. Es llamado el primogénito no por otra razón sino para que sepamos que él nació de la Virgen. En este texto se niega que José hubiera tenido concurso marital con María antes de nacer el niño; todo está limitado a este tiempo. Pero nada se dice de lo que sucedió después”. Juan Calvino, Johannis Calvini Opera que supersunt omnia (=JCO)(Verlag C. A. Schewedtke und Sohn, Braunscheweig 1863 ff.), Bände 45; Commentarius in Harmoniam evangelicam (“Harmonia evangelica” 1555), Band 46; Sermons sur I’Harmonie évangélique 1558, 1560, 1562. JCO 36,156

Nota: Helvidio fue el autor de una obra escrita con anterioridad al año 383, en contra de la creencia en la virginidad perpetua de María. Sostuvo que la mención bíblica de «hermanas» y «hermanos» del Señor y trataba de demostrar que María tuvo  relaciones conyugales normales con José e hijos adicionales, después de la milagrosa concepción virginal y nacimiento de Jesús. Esta tesis ya había sido
propagada en Oriente por los llamados antidicomarianitas.

San Jerónimo replicó, escribiendo el tratado titulado La perpetua Virginidad de María Santísima,3 donde trató los pasajes de
la sagrada escritura alegados por Hevidio y argumentó que, las
«hermanas» y «hermanos» que se mencionan allí eran real mente primos hermanos de Jesús. Sostuvo también la tradición de la iglesia
católica y no contento con demostrar la perpetua virginidad de María hizo ver también que San José había conservado intacta su pureza, hasta la muerte

5– Es cierto que María tuvo más hijos?

Los protestantes se basan el texto de San Mateo 13, 55 “No se llaman sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?”. Las palabras griegas para designar hermanos y hermanas son “adelfos y adelfe” respectivamente,  las cuales son traducciones de la palabra hebrea ACH que se traduce como «pariente». Un ejemplo de esto lo vemos en Génesis 13, 8 donde Abraham llama «Hermano» a Lot cuando la Biblia nos dice que eran tío y sobrino (Génesis 12, 5), también en Levítico 10, 1-5 donde se llama hermanos a Misael, Elisafan, Nadad y Abiu cuando en realidad eran primos.

– Los mismos nombres de los «Hermanos» de JESUS los encontramos como hijos de otras personas. Si comparamos a San Mateo 13, 55 con San Juan 19, 25 y San Marcos 15, 40 nos damos cuenta que Santiago y José son en realidad hijos de «Otra María» pariente de la Madre de JESUS .Ya que es difícil que dos hermanas se llamen iguales, como dice el texto. 

– Simón y Judas son mencionados unidos en Hechos 1, 12-13 como discípulos de JESUS. En San Mateo 2, 13 el ángel que se aparece a José se refiere a María y a JESUS como «El niño y su Madre» nunca como «Tu esposa y el niño». Es inconcebible en el mundo hebreo que se llamara a la esposa de un hombre «la madre del niño», pues la esposa era posesión del marido, vemos en Génesis 19, 15 como los ángeles al hablarle a Lot le hablan en la forma HEBREA «toma a TU MUJER y a tus hijas», cosa que no ocurre con María y JESUS. Según este texto de San Mateo vemos claramente que José no era el «marido» de María sino como los ángeles sabían, era el protector de la Madre y el Niño únicos en esta relación. Sucede que en la peregrinación de sus padres a Jerusalén, no vimos ningunos hermanos, cuando Jesús tenía doce años de edad. (Lc 2,41-49).

 En el pasaje de Jesús perdido en el Templo también tenemos que estar de acuerdo que no hay hermanos ya que María le dice a Jesús:

 Mira que tu padre y yo estábamos angustiados buscándote. No dice: mira que tu padre, yo y tus hermanos estábamos angustiados buscándote. (V 48)

Donde podemos afirmar que a doce años de que María se casó con José, no tenían otro hijo que Jesús. Entonces eso significa que si María hubiera tenido relación con José después de que nació Jesús, claramente hubiera tenido al menos otro hijo, puesto que en ese tiempo, no había métodos de planificación familiar. ¿Podríamos afirmar que después de 12 años de casada con José, nunca  atinaron a tener otro hijo?

Entonces en el momento que la Palabra  habla de “hermanos de Jesús”, si fueran hijos de María tendríamos que hacer esta consideración: 

Cuando Jesús comenzó su ministerio a los 30, los hermanos deberían de tener,  por lo menos  18 años (ya que hay 12 años sin hijos) pero.. ¿Sabemos por tradición que edad tenía José cuando murió??? Yo especulo que José murió siendo Jesús muy joven ya que  en las bodas de Caná no  aparece (y otra vez  aparece Jesús sin hermanos en este pasaje donde la Madre es la invitada) por lo tanto sería prácticamente imposible que después de 12 años de infertilidad María hubiera tenido tantos hijos e hijas en un periodo aproximado de 9 años, pues si contamos a todos los hermanos de Jesús, serían más de 6, pues está mencionado José, Simón, Santiago, Judas y las hermanas (plural) de Jesús, y estos ya tenían una vida pública en las sinagogas (Mt 13,53-57) por otra parte para tener autoridad de entrar en la Sinagoga había que ser mayor de edad, y los nazarenos dicen claramente:  “¿no están sus hermanos y hermanas entre nosotros?” Lo cual nos hace pensar que sus hermanas ya eran unas señoritas mayores, pues las niñas siendo mujeres judías, sino me equivoco estaban sometidas a la familia hasta la adolescencia donde ya tenían libertad para casarse, pero mientras fueran niñas no podían juntarse ni de amistad con varón alguno. Es por eso que creo que es imposible que fueran hijas e hijos de María y anduvieran en la Sinagoga a tan corta edad.

También tenemos otro ejemplo de uso de la Palabra «Primogénito» que NO da sentido de orden en la maternidad, o sea que no es indicio de que primogénito hable de más hijos. 

En Hebreos 1, 6 dice «Y otra vez cuando introduce al PRIMOGÉNITO” definitivamente Dios está hablando y en el versículo anterior Dios se dice «Padre» de Jesús. Entonces no podemos más que definir que aquí se le llama «primogénito de Dios» eso quiere decir que Dios tiene más Hijos???  Definitivamente no, Jesús es Hijo Único de Dios y como dice la Biblia Protestante «Plenitud» en sus notas, este llamar a Jesús «primogénito» es en referencia a su preeminencia, así que vemos otro ejemplo que primogénito no se utiliza como sentido de orden en relación a otros hermanos sino como honor y consagración.»

Un hermano (Miguel González) Profesor de Derecho Romano me escribe con mucha lógica:

“Hablemos un poco de Derecho Antiguo, materia en la cual soy considerado una autoridad, (si se disculpa la expresión, habiendo sido titular de la Cátedra de Derecho Romano por muchos años en las Universidades de Mayor prestigio en mi Estado), para los que no conocen cuestiones de Derecho Antiguo les explico, en los pueblos antiguos, el parentesco se dio legalmente a través de dos formas: sistema Agnaticio (Agnatio) y sistema Cognaticio (Cognatio) los Hebreos así como todos los pueblos que seguían el sistema Patriarcal, (Agnatio) sólo reconocían el parentesco que se daba a través del padre, dos «hermanos de madre» NO eran hermanos, sin embargo dos «hermanos de Padre» si lo eran a pesar de tener diferentes madres, para los que quieren siempre fundamento en la Biblia, busquen en el Antiguo Testamento, por ejemplo…entre otros la historia de José en el génesis, sus Hermanos eran hijos de diferentes madres, pero todos eran hermanos…San Juan Bautista, hijo de Zacarías e Isabel, prima de la Santísima Virgen María, era primo de JESÚS según nuestro sistema familiar, pero no según el sistema Agnaticio, sin embargo compartían la misma «sangre» a través del parentesco de sus madres…José, Simón, Santiago y Judas, son hermanos entre sí, hijos de Cleofás (Alfeo, según la tradición hermano de San José) y de otra mujer llamada también María, por lo tanto primos hermanos de Jesús,…. Cuando en la antigüedad se quería establecer el vínculo entre dos personas hijos de la misma mujer, (legalmente no eran Hermanos) se hacía referencia a la madre…………….la TRADUCCIÓN (del Arameo al Griego, de este al Latín y finalmente al Español) de la escritura se lee «hermanos de JESÚS»,

(en el sentido es primos)…..la escritura nunca dice hijos de María….el que cree no necesita pruebas. Para el que no cree ninguna prueba es suficiente”

6.  Por qué los católicos dicen que María subió a los cielos sí esto no está en la Biblia?

Primeramente si seguimos esta lógica tiene que pensar también que «José no murió», pues la Biblia no nos habla de este hecho, sin embargo la lógica nos dice que este hecho si ocurrió. 

La Asunción de María no se encuentra en los Evangelios pues el fin de los Evangelios es anunciar el señorío de JESUCRISTO y la Salvación. 

Muchos hechos de la historia de la Iglesia no se encuentra en los Evangelios tales como la muerte de Pedro y Pablo, hechos importantísimos de la Iglesia primitiva, el mismo hecho de que JESÚS se le apareció primero a Pedro no lo narra los Evangelios, sin embargo Pablo lo da por cierto (I Corintios 15, 5).

La Asunción no está en las Escrituras, pero ella no la contradice pues antes de María hay otras dos personas que subieron en cuerpo y alma a los cielos, a nadie le causa escándalo decir que Enoc (Gen 5, 24) y Elías (II Reyes 2, 11) fueron llevados al cielo en cuerpo y alma. 

Todas las Iglesias primitivas no católicas (Caldea, Copta, Asiria, Armenia, Ortodoxa) aceptan la Asunción y la celebran. 

Una de las primeras fiestas de la Virgen que se celebró fue la de la Asunción que ya en el Siglo IV se celebraba en Jerusalén y en esa época una capilla ya marcaba el lugar donde hoy se encuentra la Iglesia Greco-Armenia de la Asunción, en el monte de los Olivos.

Según un Diccionario no Católico y Secular:

“La primera referencia oficial a la Asunción se halla en la liturgia oriental; en el siglo IV se celebraba la fiesta de «El Recuerdo de María» que conmemoraba la entrada al cielo de la Virgen María y donde se hacía referencia a su asunción. Esta fiesta en el siglo VI fue llamada la Dormitio (χοίμŋσις) o Dormición de María, donde se celebraba la muerte y asunción de María. El emperador bizantino Mauricio decretó que se la fiesta se celebrara el 15 de agosto en todo el imperio; conviene aclarar que sólo fijó una fecha, no “inventó” la fiesta, ya que ésta se celebraba desde antes.

Otro testimonio que evidencia la celebración la da San Gregorio de Tours quien en su obra “De Gloria Martityrum” señala que ésta fiesta la celebraban en Jerusalén al final delsiglo VI.

Los relatos apócrifos sobre la asunción de María aparecen aproximadamente desde el siglo IV y V. Siendo el más difundido y posiblemente uno de los más antiguos en el oriente bizantino el “Libro de San Juan Evangelista (el Teólogo)”. Este y otros escritos apócrifos tuvieron gran influencia en diversas homilías y escritos de los oradores orientales, como por ejemplo Juan de Tesalónica, Juan de Damasco, San Andrés de Creta, San Germán de Constantinopla, entre otros. Si bien no tenían ni tienen carácter histórico, la Iglesia Católica vio en estos escritos el fondo teológico que existía y del cual los relatos eran expresiones adornadas.”

Por lo que sabemos es una tradición conectada con la Iglesia Apostólica, especialmente la de Jerusalén

7.  Por qué los católicos le dan un lugar especial a María en el cielo o dicen que ella es Reina?

Comencemos con que El Señor Jesús es el heredero del reinado de David (Lucas 1, 32), entonces preguntemos no: Qué lugar ocupaba la Madre del Rey en la corte de los herederos de David?

Vayan a I Reyes 2, 19 y encontraran la respuesta: La madre del rey se sentaba en un trono a la derecha del Rey.

Nunca nadie ha mostrado curiosidad el saber a quién el Padre celestial le ha destinado la derecha y la izquierda de JESUS en el reino. El Señor Jesús dejo claro a la madre de los Zebedeos, que estos lugares estaban ocupados. (San Mateo 20, 20-24).

Según JESUS estos puestos el Padre los tiene destinados ya.

Jesús es el heredero eterno de David y se sienta en su trono según la profecía de Natán y lo declarado por Gabriel a María.

“El Señor te anuncia que Él te edificará una casa. 12 Cuando hayas completado los días de tu vida y descanses con tus padres, suscitaré después de ti un linaje salido de tus entrañas y consolidaré su reino. 14a Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo. 16 Tu casa y tu reino permanecerán para siempre en mi presencia y tu trono será firme también para siempre.”

Luego entonces según I Reyes 2, 19 la madre del Rey se sienta a la derecha de este. En el Reinado eterno de David cuyo trono lo ocupa Jesús, su Madre María se sienta a su derecha. Tenemos la prefigura Bíblica en Salomón y Betsabe.

Esto es definido con un término poco conocido en Hebreo como “גְּבִירָה” o Gebirah, Reina Madre. Así se llamaba a la Madre del Rey en el reinado de David, también confirmable en Jeremía 29:2.

El título de Gebirah, (hebreo) que significa «Gran Señora» o «Reina Madre» era un título real y un oficio que fue otorgado a las madres de los reyes de Israel. 

La Gebirah, la Reina Madre del Reino de Judá, era la mujer más importante e influyente en la corte real y consejera principal del rey. 

La Sagrada Escritura indica que la Gebirah asumió un trono junto a

su hijo [1 Reyes 2:19] y ejerció su papel de consejera [2 Crónicas 22: 3] e intercesora al rey [1Reyes 2: 13-21].

Este título de la Reina Madre en el Antiguo Testamento es un

“prototipo”, es decir, una realidad que encuentra cumplimiento en el Nuevo Testamento y que ya fue prefigurado en el Antiguo

Testamento. En este caso, la Reina Madre es un tipo de la

Santísima Virgen María.

María siendo una criatura humana limitada es tenida en un lugar de honor en el Reino por el Padre que la escogió como Madre del Rey.

María la Gebirah Mesiánica.

8.  He oído que JESUS despreció a María en Marcos 3, 31-35 y en Lucas 11, 27-28?

Hay un mandamiento de la Ley Hebrea que dice «Honraras a tu Padre y a tu Madre», el quebrar uno de estos mandamientos hacía a la persona pecadora y lo separaba de DIOS. Si JESUS «despreciaba» a María caería automáticamente en pecado pues Él estaba bajo la ley, cosa impensable, JESUS honraba a su Padre DIOS y a su Madre María.

En Lucas 11, 27-18 al decir JESUS «Bienaventurado quien escucha la Palabra de DIOS y la pone en práctica» está poniendo la balanza de la mujer en su valor real, como dijera San Agustín «en Sancta Virginitate»: “Más bienaventurada es María al recibir a CRISTO por la fe, que al concebir en su seno la carne de CRISTO«. Por qué Jesús llama en los Evangelios  “mujer” a María en vez de  Madre?

La Palabra de Dios no relata la vida familiar de Jesús, relata todo lo concerniente a la Salvación, sin duda Jesús le diría «Mama» como todo buen Judío que está bajo el mandamiento de «HONRAR PADRE Y MADRE». Cuando Jesús llama «Mujer» a María lo hace para definir quién es ella en el Plan de la Salvación. María es la Nueva Eva, la Eva obediente a Dios (no como la otra).

 Génesis 2, 23 El hombre exclamó: «¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Se llamará Mujer, porque ha sido sacada del hombre».

EN ESE MOMENTO QUE SE LLAMABA «MUJER, EVA NO TENIA PECADO Y ERA VIRGEN.

Después del pecado, Adán llama a la mujer «Eva» que quiere decir «MADRE» y tiene relaciones con ella. Génesis 3, 20 El hombre dio a su mujer el nombre de Eva, por ser ella la madre de todos los vivientes. 21 El Señor Dios hizo al hombre y a su mujer unas túnicas de pieles y los vistió. 

Génesis 4, 1 El hombre se unió a Eva, su mujer, y ella concibió y dio a luz a Caín. Entonces dijo: «He procreado un varón, con la ayuda del Señor».

Por lo tanto, María es la MUJER antes del pecado «en Gracia y Virgen» en contraposición a «Eva» «madre y desobediente»

9.     Por qué los católicos llaman a María Madre?

Primeramente porque JESÚS nos la dejó en la Cruz (San Juan 19, 27).

Segundo, porque como ya dijimos somos descendientes de la “Mujer” que nos marca como vencedores de la serpiente, y más que nada porque así como los Judíos se llaman (sin escándalo de nadie) hijos de Abraham, pues nacen de la Fe de este «el primero que creyó» a Dios en la Antigua Alianza, así nosotros somos hijos de la Fe de María la primera que creyó en JESUS al aceptarlo como hijo en su vientre.

El pueblo de Israel llama “Padre” a Abraham, por qué?? Pues porque Abraham fue el primero que creyó en el Antiguo Pacto  y el mismo San Pablo lo llama “Padre de la Fe”. Si a nadie escandaliza que los judíos se llamen hijos de Abraham a NADIE debe de escandalizar que los Católicos nos llamemos “hijos de María” pues si Abraham fue el primero que creyó en el Primer Pacto, María FUE LA PRIMERA que creyó en el Nuevo Pacto. Si Israel es el hijo de la Fe de Abraham, la Iglesia es la hija de la Fe de María.  

10. Por qué los católicos le piden a María sí ella está muerta?

Primeramente la intersección de María ante JESÚS está más que probada bíblicamente en San Juan 2. En este capítulo, JESÚS anticipa su hora por petición de su Madre.

Todos somos intercesores para con JESÚS (único Mediador ante el Padre).  Como dice Pablo en I Timoteo 2, 1,  la oración de unos por otros es «Buena y DIOS la escucha», esto es Intercesión y más aún cuando contamos con el ABAL bíblico de Juan 2 respecto a María y como JESÚS escucha su petición.

Respecto a que está «Muerta», primeramente el que así habla desconoce que existe otra vida en el Reino de DIOS, donde los santos están bien vivos (Apocalipsis 6, 9-11) e interceden y claman, además desconocen el versículo de San Lucas 20, 38 donde  el SEÑOR dice: “DIOS no es DIOS de muertos, sino de vivos; para El todos viven”.  La Iglesia enseña que JESÚS es el único mediador para con DIOS, pero nos podemos aprovechar de las oraciones de los que «viven» ante el trono del CORDERO y sobre todo de su Madre.

(Ver los tema “El Alma y la Eternidad” y “Intercesión y Mediación”  y “Alma y Eternidad” en www.apologeticasiloe.net)

11. Si María no es omnisciente, cómo puede oír nuestra plegaria?

Cristo nos dijo ‘TODO LO QUE PIDAN AL PADRE EN MI NOMBRE SE LES CONCEDERÁ»  (Juan 16:23) Esa es la gran noticia, tenemos acceso al Padre! Así que los Santos y la Virgen VAN EN EL NOMBRE DE JESÚS AL PADRE Y UNEN SUS ORACIONES A  LAS NUESTRAS, tal como tú y yo hacemos, solo con el privilegio que al estar libres ya de pecado su oración es aceptada. El reino de DIOS es misterioso, poco sabemos de él. 

La lógica nos indica que hay cosas que antes desconocíamos y ahora no. Si en estos momentos por medio del Internet yo puedo comunicarme con cientos de personas en el mundo entero por medio del “Chat”, si yo sin ser OMNICIENTE recibo todos los días decenas de petición de oración de todas partes con que arrogancia alguien puede negar que el mundo espiritual no tenga un medio de comunicación más excelente que este que tenemos??

La soberbia nos impide ver que NADA conocemos del mundo del espíritu!  

12. Hay quien dice que no se debe rezar el Rosario pues el SEÑOR nos mandó a no repetir palabras como hacen los paganos.

El Rosario más que oración es meditación y redunda en el bien de los cristianos cuando lo hacemos en un profundo espíritu de concentración en los misterios de la fe. La repetición de oraciones vocales solo marca el tiempo de la meditación. 

El mismo JESÚS (nos dice la Palabra) en el MOMENTO MAS CRUCIAL DE SU VIDA oro repitiendo una y otra vez las mismas palabras en el huerto de los Olivos. Los miembros de las iglesias Pentecostales repiten una y otra vez palabras tales como «Aleluya», «Gloria a DIOS«, «Amen» y otras, y a nadie le parece mal, porque el Rosario??

13. Por qué los católicos celebran fiestas a María?

El centro de la Iglesia es JESÚS de Nazaret. La Eucaristía es el centro de la Liturgia Católica. Los católicos ciertos días que no sean domingo (domingo es el día único del SEÑOR) celebramos diversos acontecimientos de la vida de la Virgen y de los santos, ella misma lo profetiza en San Lucas 1, 48-49 cuando dijo «Bienaventurada me llamaran todas las generaciones», cuando los católicos celebramos a María lo hacemos cumpliendo esta profecía, pero aunque celebremos a María lo hacemos en la Eucaristía que es ofrecida al Padre a través de JESÚS y bajo la unción del ESPÍRITU SANTO. Solo que lo hacemos dando gracias a DIOS por tener un modelo como María de Fe y obediencia.  En la Misas de la Virgen a quien se adora y da Gracias es a JESÚS Salvador por darnos tal madre.

14. Hay quien dice que en las apariciones de la Virgen está el demonio, es cierto esto?

La Madre de DIOS se ha aparecido en los últimos años llamando al mundo a la conversión a JESUCRISTO su Hijo. El demonio no puede llamar a la  conversion  de los pecados que el mismo impulsa a cometer. Miles de personas se convierten y cambian de vida por medio de estas apariciones a JESUCRISTO (Lo cual es lo último que el enemigo desea).

Como explicamos anteriormente, María tiene una función al final de los tiempos (Apoc. 12) de anunciar la venida de JESÚS. Debemos alertar a nuestros hermanos a no afirmar que el demonio es el que se aparece, pues confundir la obra de DIOS con la del demonio es Pecado contra el ESPÍRITU SANTO (San Mateo 12, 22 – 33) y este no se perdona ni en esta vida ni en la otra.

15- Algunos católicos le dan él título a María de Co-redentora, esto es incorrecto?

Qué es «redimir»? Dice la Enciclopedia Católica: “ Es la restauración del hombre, de la esclavitud del pecado a la libertad de los hijos de Dios, a través de las satisfacciones y méritos de Cristo. La palabra “redemptio” es del Latín Vulgata, derivada del hebreo kopher y del griego lytron que en el Antiguo Testamento significa, generalmente, precio de rescate. En el Nuevo Testamento, es el término clásico que designa el «gran precio» (I Cor. 6,20) que el Redentor pagó por nuestra liberación. La redención presupone la elevación original del hombre a un estado sobrenatural y su caída a través del pecado; y puesto que el pecado hace descender la ira de Dios y provoca la servidumbre del hombre bajo la dirección del mal y Satanás, la redención es con referencia a Dios y al hombre. Por parte
de Dios, es con la aceptación de compensaciones satisfactorias que el honor Divino se repara y la ira Divina se apacigua. Por parte del hombre, es doble, liberación de la esclavitud del pecado y restauración a la anterior adopción Divina y esto incluye el completo proceso de vida sobrenatural de la primera conciliación, a la salvación final. Ese doble resultado, a saber la satisfacción de Dios y la restauración del hombre, es provocado por el oficio vicario de Cristo que trabaja a causa de las acciones satisfactorias y meritorias realizadas en nuestro nombre.”

La Redención es un acto Vicario. Se llama “expiación vicaria” al pago de una culpa por una persona distinta al culpable por medio de
algún doloroso sacrificio o incluso la muerteEs decir, pagas tú mi
culpa para que no tenga que pagarla yo, ni sufrir las consecuencias de mis actos. Esta Redención Vicaria es solo potestad de Cristo y a Él solo
corresponde. Fue un acto único y eterno.

Cristo es el único y absoluto redentor, es el único que pudo cumplir con
todos estos requisitos.

Ahora, San Pablo nos da un nuevo sentido de redención, la corredencion. y está en Colosenses I

24 Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo
en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia” Reina Valera, revisión 1960.

24 Νῦν χαίρω ἐν τοῖς παθήμασί μου ὑπὲρ ὑμῶν καὶ ἀνταναπληρῶ τὰ ὑστερήματα τῶν θλίψεων τοῦ Χριστοῦ ἐν τῇ σαρκί μου ὑπὲρ τοῦ σώματος αὐτοῦ, ὅ ἐστιν ἡ ἐκκλησία,

La palabra ἀνταναπληρῶ en Griego  quiere decir : cumplo, para llenar a su vez.” La palabra ὑστερήματα quiere decir, sin ninguna discusión: falta, faltaba, pobreza, lo que falta, necesitar.

Así que el Versículo 24,  si traducimos directamente diría: “ahora me alegro por los padecimientos que soporto por vosotros  y cumplo ( lleno, lleno de nuevo),  lo que falta (pobreza, se necesita) a las tribulaciones de Cristo en favor de su cuerpo, que es la Iglesia”  

Así que no tenemos dudas de que san Pablo está queriendo decir lo que se entiende a la primera vista del versículo.

Que es lo que San Pablo quiere decir con que “falta” algo a la Pasión de Cristo por nosotros?  Hemos dicho que la Redención de Jesús es
única y suficiente, como podemos agregar algo más? Nuestra incomprensión proviene de confundir Redención y Salvación. Jesús nos redime a todos en la Cruz, por sus llagas hemos sido reconciliados con el Padre, Jesús nos ha vuelto a comprar a precio de Sangre, pero no todos los hombres son salvos, muchos rechazan la Redención de Jesús (esto no hay que explicarlo, al mirar alrededor lo puedes contastar) cuando el sufrimiento viene a tu vida y que va a venir, pues si Jesús sufrió nosotros no estaremos exceptos de ello, y tu ofreces pacientemente y en oración al Padre este tu sufrimiento por la salvación de uno que aún no ha aceptado la Redención de Cristo y este se salva, tú te has asociado a la Redención de Cristo.

En nuestros días con frecuencia el prefijo «co» se entiende como de completa igualdad.  el prefijo «co» NO significa igual, sino que viene de la palabra latina, «cum» que significa «con «por ejemplo, un co-firmante de un cheque o un co-propietario de una casa, es considerado co-igual con el otro firmante o propietario. Sin embargo en latín, del que se deriva el término Corredentor-a siempre significa que la
cooperación o colaboración es secundaria, subordinada, dependiente de la de Cristo. Así que tu estas en colaboración con la Redención de Jesús, no la haces, colaboras y de hecho te constituyes en  Co redentor. 

Que hermoso, podemos asociarnos a Jesús en el dolor para reunirnos en Gloria!! Si hacemos eso tú y yo somos corredentores y de todos los corredentores (los que se ha asociado a la pasión de Cristo por el dolor) María es la primera, ya lo profetizo Simeón desde el nacimiento de el Salvador:

34 Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha 35 (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.” San Lucas 2. Reina Valera, Revisión 1960.

Tenemos que entender que cuando se le da a María el título de
“Corredentora” se hace en el sentido que San Pablo nos lo dice. Ella es la primera de nosotros, por estar junto a la Cruz cumple la Profecía de Simeón y une sus sufrimientos a la Cruz de su Hijo, nosotros lo haremos más tarde. Ella no redime, ella (como  nosotros) se une a la
Pasión del Señor.

Ruega por nosotros Santa Madre de DIOS, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro SEÑOR y salvador JESUCRISTO. Amen