MITRA Y VESTIDURAS SACERDOTALES EN EL AT y NT

LOS QUE NO TIENEN CONOCIMIENTO REAL DE LA PALABRA Y DE LA HISTORIA CAEN SIEMPRE EN PENOSOS COMENTARIOS. UNO QUE HE OIDO ES QUE LAS MITRAS QUE USAN LOS OBISPOS CATOLICOS VIENEN DE UN TAL DIOS «DAGON» EL CUAL NO CONOCE NI SI ABUELA. QUE HAY DE ESTO??

Ante todo, desconocen el Judaísmo y desconocen el Libro del Éxodo.

En el judaísmo, los miembros del Sacerdocio en la Antigua Alianza utilizaban vestiduras sagradas, estas se describen en el Libro del Éxodo. El ornamento que llevaba el Sumo Sacerdote en la cabeza era conocido como Mitznefet y de ahí se deriva la mitra adoptada por el Sacerdocio en la Nueva Alianza.

Miremos que dice la Biblia PROTESTANTE Reina Valera sobre la Mitra:

Éxodo 28:36-39

36 »Harás además una lámina de oro fino, y grabarás en ella como se graba en los sellos: -Santidad a Jehová-.

37 La sujetarás con un cordón azul y estará sobre la mitra; por la parte delantera de la mitra estará.

38 Así estará sobre la frente de Aarón, y llevará Aarón las faltas cometidas por los hijos de Israel en todas las cosas santas, en todas las santas ofrendas que hayan consagrado. Sobre su frente estará siempre, para que obtengan gracia delante de Jehová.

39 »Bordarás una túnica de lino y harás una mitra de lino; harás también un cinto de obra de recamador.

Éxodo 39:30-31

30 Hicieron asimismo la lámina de la diadema santa de oro puro, y escribieron en ella como grabado de sello: «SANTIDAD A JEHOVÁ».

31 Y pusieron en ella un cordón de azul, para colocarla sobre la mitra, por arriba, como Jehová lo había mandado a Moisés.

Éxodo 29:6

6 pondrás la mitra sobre su cabeza, y sobre la mitra pondrás la diadema santa.

El significado de la mitra

El propósito de la mitra era doble: cubrirse y proteger la cabeza del sacerdote. También cubrirse la cabeza significa sumisión a la autoridad de Dios.

Tanto el Sumo Sacerdote, como los Sacerdotes de los 24 turnos de adoración, como los Levitas tenían que llevar al Ministrar una ropa especial que los diferenciara como consagrados, apartados para servir la Santidad de Dios. Dijo el Señor:

«2 Y harás vestiduras sagradas a Aarón tu hermano, para honra y hermosura.

3 Y tú hablarás a todos los sabios de corazón, a quienes yo he llenado de espíritu de sabiduría, para que hagan las vestiduras de Aarón, para consagrarle para que sea mi sacerdote.

4 Las vestiduras que harán son estas: el pectoral, el efod, el manto, la túnica bordada, la mitra y el cinturón. Hagan, pues, las vestiduras sagradas para Aarón tu hermano, y para sus hijos, para que sean mis sacerdotes.»

Éxodo 28:2-4 Reina-Valera 1960
(RVR1960)

El Sacerdote tenía que entrar delante de la presencia del Señor con vestiduras preciosas que recordara a quien servía.

Estas vestiduras sacerdotales debían estar en consonancia con el señorío del Eterno, a quien los sacerdotes servían, y con la suntuosidad del Mishkán (Tabernáculo) mismo. Por eso de la riquezas de las vestiduras sacerdotales.

Las vestimentas no son para los kohanim (sacerdotes) sólo algo complementario y añadido, sino una parte integral y esencial de su sacerdocio. Por ello, las mismas debían confeccionarse de acuerdo con normas establecidas por el mismo Señor a fin de que nada quedara a merced de la opinión humana.

El servicio de un sacerdote que sirva con vestiduras comunes en el Templo y no las vestiduras sacerdotales no era válido.

Así mismo había un ritual para establecer el Apartamiento de estos hombres consagrados para el Altísimo. El Sumo Sacerdote era ordenado como tal usando las vestiduras del Sumo Sacerdote. Así pues, las vestiduras servían para tres cosas:

– para gloria, (en hebreo kavod),

– para esplendor, (en hebreo tiferet) y

– para consagrar, (en hebreo kadash), para el ministerio sacerdotal.

No eran simples vestiduras. Maimónides, el gran sabio judío, señala que las vestiduras del sacerdote no estaban destinadas a glorificar a los sacerdotes que los usaban. En cambio, las vestiduras de los sacerdotes recordaban al pueblo sobre la grandeza de Dios.

Todo sacerdote que servía en el santuario tenía cuatro prendas. Las cuatro fueron:

Ketónet– la túnica.

Mijnasáyim– los pantalones.

Avnét– el cinto, que medía 32 codos (16 metros).

Migbáat– el gorro, una larga cinta de lino enrollado.

Todas estas vestimentas estaban hechas de lino blanco.

El sumo sacerdote tenía cuatro prendas más. De este modo su vestimenta sumaba un total ocho

Meil– el manto Azul.

Efod– el delantal.

Joshen– el pectoral.

Tzitz– la diadema.

Cuando el Señor le dijo a Moisés que hiciera vestimentas sacerdotales a Aarón le dijo que fuera «Para gloria y esplendor»

Las ropas hablan de lo que eres. Un uniforme policial o de la armada da el mensaje que sirves a la nación. Una bata blanca de medico te identifica con el honroso servicio de sanar. Cada cosa transmite un mensaje preciso de que hace la persona y a quien sirve.

El Señor en la Antigua Alianza lo dejo bien claro.

Se perfectamente que esa Alianza se acabó y que tenemos una mejor y eterna, pero San Pablo nos dice que el Sacerdocio no fue abolido, fue mejorado teniendo ahora UN SUMO SACERDOTE, Jesús el Señor:

» 11 Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón? 12 Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley; 13 y aquel de quien se dice esto, es de otra tribu, de la cual nadie sirvió al altar.»

Hebreos 7

Pero el Señor le dijo a Moisés en un versículo poco comentado que lo que El mando a hacer, era reflejo de las «cosas de arriba»

«5 los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.»

Hebreos 8

Y: 23 Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos

Hebreos 9

Este es el Sacerdocio de Jesús y de la Iglesia que lo sirve, es el de Melquisedec

«4 Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio.

» 11 Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, 12 y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.»

Hebreo 9

La Iglesia de los Apóstoles teniendo el Sacerdocio de nuestro Sumo Sacerdote según el Orden de Melquisedec (tal como el Sumo Sacerdocio de Israel tenia los 24 Turno Sacerdotales) escogió como patrón las vestiduras para ministrar como: “Separados para el Señor» las mismas de Israel (que más bíblico que eso?). Así que las vestiduras de nuestros Obispos, Presbíteros y Diáconos no son de ningún Dios pagano, sino figura: “de lo de arriba “como bien dice la Palabra.

Por eso me sorprende tanto que nuestros más que bíblicos «parientes» de las sectas ministren al Señor no vestidos como manda la Santa Palabra, sino vestidos como los abogados o lo banqueros y a veces hasta como modelos de la frívola Hollywood y nos critiquen a nosotros por seguir parámetros bíblicos.. Vivir para ver.