MURIO O NO MURIO MOISES

Una opinión personal.

En el Monte tabor
ocurrió la Teofanía de las teofanías.

En el Tabor podemos
observar tres tríadas:

1) Moisés, Elías y
Jesús con cuerpo humano.

2) Jesús el Hijo
amado, el Padre Eterno y la nube luminosa (Espíritu Santo).- La Santa Trinidad.

3) Pedro, Juan y
Santiago.

Moisés murió en el
desierto, muy cerca de lo que es Jordania, y fue sepultado en Moab (Deut.
34:5,6). La Epístola de Judas dice que hubo una disputa entre el arcángel
Miguel y el diablo «respecto al cuerpo de Moisés»(Judas 9). No sería
posible que hubiese una disputa sino se tratara de que Moisés seria llevado en
cuerpo y alma tal como Elías?

Hay una tradición
judía que dice que Moisés fue llevado a los cielos al igual que Elías. Existe
inclusive un libro de la apócrifa judía llamado «La Ascensión de
Moisés»

Moisés y Elías
aparecieron en persona al lado del Señor en la transfiguración. Esto a nosotros
nos puede llevar a pensar que se aparecieron representado La Ley y lo Profetas
porque ellos no pasaron por la muerte, estaban en vida.

Algunos afirman que en
la transfiguración lo que apareció fue el espíritu de Moisés y no su cuerpo,
porque en Mateo 17:9 habla de una visión. Los que así creen olvidan que la
palabra griega (jórama) traducida en Mateo 17:9 por «visión» puede
también traducirse como «espectáculo “En Hechos 7:31 leemos, según la
versión Moderna: «Mas viéndolo Moisés, se maravilló del espectáculo
(jórama). Citamos ahora este mismo texto según la versión del Mons. Straubinger:»Al
ver este espectáculo se admiró Moisés…»

No creo que Jesús
hablara con espíritus en el Tabor, en ese momento los espíritus de los justos
aun permanecían en el Seno de Abraham esperando la Redención.

Moisés y Elías fueron
hombres que tuvieron experiencia de Dios en la Montaña. Moisés y Elías, se
muestra aquí hablando de tú a tú con Jesús y explícitamente como hombres y no
como fantasmas. Moisés tan así que Pedro propuso construir tres enramadas.
«Una para ti (Cristo), otra para Moisés, y otra para Elías» (S. Lucas
9:33). No es posible construir una enramada o tienda para un espíritu. De modo
que no se trataba de una visión o sueño del apóstol Pedro, sino de de la
persona de Jesús, la persona de Elías y la persona de Moisés».

Algunos afirman que el
cuerpo de Moisés se desapareció para evitar que la gente idolatrara su cuerpo.
Les puedo asegurar que los judíos no idolatran a nadie. La tumba del rey David
con sus restos está allí hoy en día. Nadie idolatra.

También otros
personajes bíblico, Rebecca, Raquel, Abraham, Sara tienen sus tumbas con sus y
nadie los idolatra. Acá debe de haber más.

Moisés fue un profeta
prototipo de Cristo. Fue en los rechazos que le hicieron, y en sus fortalezas,
que Moisés fue prototipo del Mesías que vendría. He acá algunos paralelos entre
Nuestro Señor y Moisés:

Subió a una montaña y
dio la Ley (Éxodo 19 ss.; Mateo 5:1 ss.)

Inauguró un pacto
(Éxodo 24:8; 34:27; 1 Reyes 8:9; Lucas 22:20)

Habló por Dios,
verdades que les fueron comunicadas a ellos cara a cara (Éxodo 33:11; John
8:38; 17:5.

Trajo un éxodo (Éxodo
13ss Lucas 9:31; ver también Apocalipsis15:1-5)

Salió de Egipto (Éxodo
13:3; Oseas 11:1; Mateo 2:15)

Dio pan en el desierto
(Éxodo 16; Juan 6:32)

Medios de salvación
elevados sobre un asta (Números 21:4-9; Juan 3:14)

Realizó señales y
prodigios que no produjeron arrepentimiento (Éxodo 7:3; 10:1ss.; Juan 20:31)

Fue probado en el
desierto (Deuteronomio 8:2; Mateo 4:1-2)

Opuesto y resistido
por los judíos (Éxodo 15:24; 16:2; 17:3; Números 20:24; 21:5; Juan 1:12)

Rechazado en su
liderazgo, escogen un pagano en su lugar (Números 14:1-4; Juan 19:15)

Trataron de apedrearlo
(Éxodo 17:4; Juan 10:31)

Rechazado por el
concilio judío (Salmo 106:43; Juan 11:47-53)

Los judíos no creen a
pesar de todas las señales realizadas (Números 14:10; Juan 12:37)

Mediador en un pacto
entre Dios y el hombre (Deuteronomio 5:5, 22-27; Éxodo 32; Gálatas 3:19-26; 1
Timoteo 2:5; Hebreos 8:6; 9:15; 12:24)

Guardado de la muerte
por medio de un cruel rey cuando niño (Éxodo 1-2; Mateo 2)

Incluyó Gentiles, al
disgusto de los judíos (Números 12:1ss Lucas 4)

Manso (Números 12:3;
Mateo 11:29)

Murió solo, sin amigos

No tiene tumba

En su vida mortal
Moisés ascendió a Dios seis veces

Las tres primeras
ascensiones sirvieron como preparación para la entrega de la ley.

1 Luna Nueva del
Tercer Mes o Sivan 1

Éxodo 19:3 – 6 Éxodo
19:7 – 8

Moisés subió para
estar con Dios y el Señor le dijo a él. “Así dirás a los hijos de Israel:
«Vosotros visteis lo que hice con los egipcios, y cómo os tomé sobre alas
de águila… si dais oído a mi voz y guardáis mi pacto, vosotros seréis mi
especial tesoro sobre todos los pueblos… Vosotros me seréis un reino de
sacerdotes y gente santa. Éstas son las palabras que dirás a los hijos de
Israel.” Moisés hizo todo lo que el Señor le ordenó.

2 Entre Sivan 1 – 6

Éxodo 19:8 – 13 Éxodo
19:14 – 19

Moisés regresó y dijo
al pueblo las palabras del Señor. Dijeron que ellos obedecerían todo lo que el
Señor les había ordenado. El Señor dijo a Moisés: “Baja y santifica al pueblo.
Bajaré donde ellos, estén preparados para el tercer día, laven sus vestimentas,
pon los límites para que ellos no crucen y mueran… Al tercer día, el Señor bajó
al Sinaí en una nube con fuego y una resonar de trompetas que se ponía cada vez
más fuerte y más. Moisés habló y el Señor le contestó con una voz. Así Dios dio
las bases de la Ley de forma verbal a Moisés y el Pacto fue aceptado por el
Pueblo cuando se le dijo cuál era.

3 Entre Sivan 1 – 6

Éxodo 19:20 – 25 Éxodo
19:25 Éxodo 20:1-23:33

El Señor llamó de la
cima de la montaña, «Sube Moisés». Moisés subió, y el Señor dijo,
«Baja y dile a la gente, que si traspasan los límites, ellos
perecerán». Nuevamente, el Señor dijo a Moisés, baja, y luego tú y Aarón
vuelvan a subir, pero dile a los sacerdotes y al pueblo que se queden. El Señor
le entregó los Diez Mandamientos y le dio los juicios y ordenanzas a Moisés. La
gente oyó el tronar y el sonido de las trompetas. Vieron los relámpagos, se
mantuvieron de pie muy lejos, y tuvieron miedo.

Moisés entonces
descendió y dijo a la gente que no tenga miedo pues esto había sido hecho para
que teman y no pequen. Los primeros elementos de la ley fueron puestos por
escrito en este momento.

4 Ascensión

Éxodo 24:9 hasta Éxodo
32:14

Éxodo 32:15 – 30
Deuteronomio 24:6

El Señor dijo a Moisés
que suba con Nadab y Abihu y con los setenta ancianos y que adoren guardando
cierta distancia. Sólo Moisés podría acercarse al Señor. Moisés entonces redujo
más los elementos de la ley que él había puesto por escrito en ese momento.
Luego construyó el altar del Señor y designó los doce pilares, según las tribus
de Israel; también seleccionó a los hombres jóvenes de las doce tribus para
ofrecer el sacrificio. Moisés, Aarón y los otros setenta y dos ancianos de
Israel subieron, vieron, comieron y bebieron con el Señor, el Elohim de Israel
(ref. Deut. 32:8). El Señor entonces dijo, “Moisés sube. Te entregaré tablas de
piedra, y la ley y los mandamientos que he escrito de modo que puedas
enseñarlos” (Ex. 24:12). Una nube cubrió el monte por seis días; durante el
séptimo día, el Señor llamó a Moisés desde la Nube, que era como un fuego
devorador para la gente de Israel. Durante 40 días y noches sobre la montaña,
El Dios de Israel habló sobre muchos detalles de quién y cómo ungir, sobre la
conducta de los sacrificios, sobre los Sábados y dio órdenes exactas de cómo
construir el tabernáculo y el arca y su cubierta, cómo hacer la vestimenta
sacerdotal, y muchos otros detalles. Pero la gente se cansó de esperar y
pecaron. Obligaron a que Aarón hiciera el Becerro de Oro y se comportaron según
sus ritos lujuriosos. Cuando Moisés bajó de la montaña, estaba tan enojado por
el Becerro de Oro que rompió las tablas de piedra.

Moisés había ayunado
durante 40 días, sin embargo, el pueblo violó la ley. Entonces Moisés rompió
las tablas, simbolizando el rompimiento del pacto. Entonces se paró a la
entrada y dijo quienquiera que es del Señor que venga conmigo y mató a 3000 de
los rebeldes. El becerro fue reducido a polvo, que fue esparcido sobre el agua.

5 Ascencion Hechos
7:31

Éxodo 32:31 – 33 Éxodo
32:34 – Éxodo 34:3

Moisés volvió a la Montaña
para pedir por el perdón del pecado de idolatría al Becerro de Oro. Moisés
pidió a Dios que los perdone o sino que lo saque del Libro. Moisés bajó y
condujo a la gente donde Dios le dijo. Hubo una plaga debido al becerro. El
tabernáculo fue colocado fuera del campamento. El Señor descendió y le habló a
Moisés. Le dijo a Moisés que la gente debía ser separada. Dios había dicho que
Él mostraría “mi presencia” quien lo dirigiría a él y a la gente de Israel a
sus posesiones. Él dijo a Moisés que esculpa otro juego de tablas, y que venga
solo a la Montaña. Nadie más debía estar en el Monte.

6 Ascensión 6

Éxodo 34:4 – 28 Éxodo
34:29 – 35

Moisés llevó el
segundo juego de tablas a la Montaña. Allí, alabó y pidió perdón a Dios por la
gente. El Señor dijo a Moisés que no haga ninguna alianza con otras naciones; o
sino serían atrapados por ellas y estarían implicados con estas naciones que creen
en otros dioses. Los Días Santos se dan y se detallan en esta visita. Durante
este segundo período de 40 días, a Moisés se le dio más sobre la ley. Él
también tuvo una visión parcial de la Gloria del Señor. El Dios de la Presencia
no podía ser visto en la plenitud de su estado glorificado pues sino esa
persona moriría. A Moisés se le dijo que escribiera estas palabras de la ley
que se le dio, pero los Diez Mandamientos fueron escritos con el dedo de Dios
sobre las tablas de piedra. Sin embargo, toda la ley de la alianza fue dada por
el Dios de Israel a Moisés. Después, Moisés bajó de la Montaña y su cara
brillaba por la exposición a la Gloria del Señor.

La Séptima y Fase
Final

Moisés es el hombre de
los  para hablar con Dios, la vida de
Moisés fue continuo caminar un continuo ascender. Una vida y un propósito
misterioso de Dios a este gran hombre santo.