SOBRE ESTA ROCA

El SEÑOR da la promesa a una de las tribus

 Génesis 49, 8-11

» Judá a ti te alabarán
tus hermanos,

tu mano agarra del cuello a tus enemigos

y tus hermanos se inclinaron hacia ti..

No le será arrebatada la corona, ni el
bastón

De mando de entre sus piernas hasta que
venga

Aquel a quien le pertenece»

Entre
las doce tribus de Israel, El SEÑOR escoge solo una para
cumplir su promesa. Judá es la única que tiene promesa de estar presente en la
venida del MESÍAS, las demás tribus compartían esta promesa en la
medida en que permanecieran unidas a Judá. Cuando las restantes 10 tribus
deciden separarse de Judá (1 Reyes 12, 26-30/2 Reyes 17, 21-23) perdieron la
promesa, fueron llevados al destierro y jamás regresaron. Benjamín y Levi que
permanecieron unidas a Judá regresaron y compartieron la promesa.

 El SEÑOR le da su promesa a un sólo
Apóstol

http://apologeticasiloe.net/Apologetica/Peter%20Given%20Keys%20to%20the%20Church%20Perugino%20Year%201445.jpg

San Mateo 16, 18-19

Mas yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi
Iglesia Y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella

Así como el Antiguo Pacto descansó sobre la promesa a Judá en Génesis
49, 9-11 en el Nuevo Pacto el SEÑOR JESÚS le da la promesa a un solo
Apóstol, Veamos esta similitud:
 Israel-Promesa-Judá/Iglesia-Promesa-Pedro
De las doce tribus una sola contó con la Promesa de que estaría firme el
día de la llegada del MESIAS. De los doce Apóstoles uno solo contó con
la Promesa de que estaría esperando la Segunda Venida de CRISTO.
Judá murió y la Promesa no se acabó, esta se transmitió a sus sucesores
a través de la pertenencia a esta tribu. Pedro murió y la Promesa se
mantiene a través de la pertenencia de sus sucesores a la Iglesia
fundada sobre él.
Así las tribus que se separaron de Judá perdieron la Promesa y
desaparecieron, también las Iglesias que se separan de la Iglesia
fundada sobre Pedro pierden la Promesa de estar firmes el día de la
llegada gloriosa del SEÑOR.
Cuando el SEÑOR hace un pacto con uno de su pueblo le cambia el
nombre por otro que signifique la misión que se le encomendará.
Génesis 16, 4-8
He aquí mi pacto contigo: Serás Padre de Muchedumbres
Y no te llamaras más Abram, sino que será tu nombre Abraham
Por qué te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.
Y multiplicarte he mucho en gran manera y te pondré en gentes
Y reyes saldrán de ti
He aquí que a este hombre le han cambiado su nombre de Abram a
Abraham, el nuevo nombre significa «Padre de muchedumbres» y esto
es Abraham. El será el padre del pueblo de Israel y del Pueblo Cristiano

También a Jacob (que quiere decir tramposo) se le cambia el nombre
por «Israel» que quiere decir» y estos han sido sus descendientes
por siglos.
San Mateo 16, 15-19
Él les dice: Y vosotros, quien decís que soy? Y respondiendo Simón
Pedro dijo: Tu eres el CRISTO, el Hijo de DIOS viviente.
Entonces respondiendo JESUS le dijo: «Bienaventurado eres, Simón
hijo de Jonás, porque no te lo reveló la carne ni sangre, más
mi PADRE que está en los cielos. Mas yo también te digo: TU eres
Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del
infierno no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino
de los
cielos, y todo lo que ligares en la tierra será ligado en el cielo, y todo
lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.
Este es el único caso en el Nuevo Testamento en que JESUS cambia el
nombre con connotación de Pacto, con un sabor al cambio de nombre
de Abraham en Génesis 16, 4-8. Este cambio de nombre es prefigura de
la misión de Pedro, Ser en tiempo de dificultades y confusión la
seguridad del creyente que está en la voluntad de JESUS y en su orden.
La promesa de que las «puertas del infierno no prevalecerán, es la
garantía de que la Iglesia de Pedro estará firme hasta el final de los

tiempos a pesar de problemas internos y de apostasías».

El nombre de PEDRO
Pedro no es un nombre conocido antes de que JESUS lo «creara» para
Simón bar Jonás. No aparece jamás en el contexto hebreo, menos aún
en el contexto griego, ninguna obra clásica conocida lo menciona, luego
es un nombre creado por JESUS para su discípulo.
En el contexto de alianza ya mencionado estudiemos brevemente la
Palabra Pedro. Pedro proviene del griego «Petras» que quiere decir
«ROCA». «PIEDRA» según el diccionario Griego-Español VOX. JESUS se
autoproclamó la Roca, pero cuando el Evangelio se refiere JESUS a
como la «Roca» se utiliza la palabra griega «Acrogoniagos» que quiere
decir «Piedra Angular». Pedro no es la «Piedra Angular», pero JESUS lo
designa la Piedra donde va a descansar la Fe de la Nueva Iglesia que es
de CRISTO «mi iglesia» y cabeza del orden de ésta, porque «DIOS es
un DIOS de orden».
Otro de los nombres dados a Pedro es el de Cefas. Cefas viene del
griego Psefos que significa según el diccionario Griego-Español Vox
«Piedrecita para votar, decreto acordado, juicio» esta es la misma
palabra que se utiliza en Apocalipsis 2, 17. Eran dos piedrecitas que se
le daban al jurado y que decidía si una persona era culpable o inocente

en un juicio del sistema judicial griego, según fuera depositada la piedra
blanca o la negra. Lo cual concuerda perfectamente con las palabras
de JESUS: «Lo que ligares en la tierra, será ligado en el cielo…» poder de
juicio.
A Pedro se le llama Piedra 162 veces en el Nuevo Testamento y Cefas 8
veces. Para entender esto partamos de una base: Jesús habló en
arameo no en griego, y en este idioma no existe tal distinción entre
diferentes tipos de piedras. Jesús dijo en arameo: «Tú eres Kefas y
sobre este Kefa edificaré mi Iglesia”. El primer Padre Apostólico que
habla de este evangelio es el obispo Papías, y él testifica que el
evangelio fue escrito en arameo. El traductor del Evangelio de
 Mateo al griego, no quiso traducir CEFAS a un nombre femenino. En
vez de decir PETRA, que es lo que hubiera correspondido tradujo el
nombre en forma masculina o sea: PETROS.
En el griego del NT existen varias opciones para la palabra piedra voy a
escoger dos: PETRA y LITHOS, continuando con el argumento de que la
Biblia utiliza las dos palabras por rocas grandes y pequeñas, vemos que
Jesús es llamado LITHOS (1 P 2, 4), pero que también esta misma se usa
para hablar de una piedra pequeña como la que iban a arrojar a la
mujer adúltera (Jn 8,7) o a Jesús (Jn 8, 59). En 1 Pedro 2, 8 y 1 Co 10, 4
encontramos las dos palabras, PETRA y LITHOS, para Jesús. Entonces,
cuando se habla de Pedro la Roca no tiene nada que ver con si ella es
grande o pequeña caso que desmiente la actitud protestante, carencia
de elementos del Griego? ¿¿Mala fe??
Hemos visto continuamente la diferencia entre el griego y del arameo.
Es interesante notar que el griego emplea para sobre esta piedra el
adjetivo demostrativo, caso dativo TAUTEE con el artículo dativo TEE
para mostrar la fuerza implicada en la cualidad demostrativa. Del
griego, esta frase puede ser traducida ESTA MISMA. Así que Mt 16, 18
dice: Tú eres Pedro y sobre ESTA MISMA PIEDRA edificaré mi iglesia

(ver 2 Co 9, 4; Mr 14, 30; Hch 27, 23). Jesús no dice «sobre esta piedra»
o «sobre una piedra» pero con el uso de TAUTEE es claro que Jesús está
hablando de la misma piedra que acaba de mencionar: «sobre esta
misma piedra».
Otras veces los protestantes utilizan el argumento de que siendo Jesús
la piedra en 1 P 2, 4 por eso él se refiere a sí mismo cuando dijo «y
sobre esta roca edificaré», esto es totalmente  erróneo porque en 1 P 2,
5 todos somos llamados piedras (aunque no «PETROS» o «PETRA» sino
«LITHOS » porque sólo Pedro es llamado así.
Vamos a puntualizar tres aspectos:
Cuando miramos el contexto de Mt 16, 18 (vv. 17 a 19) vemos que
Jesús dice tres cosas, y todas están dirigidas a Pedro.
1) La Primera comienza con Bienaventurado eres,
2) La segunda: Tú eres Pedro/Roca
3) Y la tercera con Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos.
La primera y la tercera son honores que Jesús le otorga a Pedro. En este
contexto, la segunda frase ubicada entre estas dos va a ser un honor
también: Tú eres la roca. No tiene sentido que Jesús le diga «Tú eres
una pequeña piedrita insignificante, sin embargo, aquí están las llaves
del reino. Además, la segunda parte de cada una de estas frases tiene
que ver con la primera mitad, la explica: Pedro es bienaventurado (v.
17) ¿porque?, porque el Padre le reveló que Jesús era el Mesías. La
tercera frase: te daré las llaves del reino es seguida con la explicación:
lo que atares… y lo que desatares en la tierra es en los cielos. Entonces,
la segunda frase tiene que seguir el mismo patrón: sobre esta roca
edificaré mi iglesia explica por qué Jesús le llama a Pedro la Roca.
Siguiendo una lógica podríamos decir que si después de negarlo, Jesús
le hubiera dicho a Pedro: «tú no eres roca y eres una piedrecita y sobre

ti no construiré mi Iglesia», nadie pondría en duda que Jesús estaría
refiriéndose a Simón.
Si Jesús se estaba refiriendo SOLO a la confesión de Pedro como la roca
y no al Apóstol mismo, ¿por qué no nombró a la confesión de
Bartolomé como roca, porque de inmediato él confesó: tú eres el Hijo
de Dios; tú eres el Rey de Israel (Jn 1,49) solamente porque Jesús le
había visto debajo de una higuera.
Algunos miembros de otras Iglesias apartados de la Iglesia de Pedro
(Católica) dicen que JESUS se refirió a El mismo cuando dijo «Sobre esta
Piedra edifico mi Iglesia». Esto sería muy cierto si segundos antes NO le
hubiera cambiado el nombre a Simón, pues si fuera así: ¿Qué
significado tiene este cambio de nombre? Además, entonces
tendríamos que admitir que la gramática de JESUS estaba muy mal,
pues va a decir sobre mi edifico mí.

Si JESÚS se hubiera referido a Él como la roca de la Iglesia el texto
Evangélico tendría que haber dicho «Sobre esta piedra edifico la
Iglesia». Cuando JESUS dice en el texto original «Edifico MI Iglesia» está
clara y gramaticalmente diciendo que la piedra no es El pues sino el
posesivo MI, estaría de más.
El poder de las llaves: «Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos»
 Muy pocos cristianos se han preguntado: ¿Qué llaves son estas? Vamos
a hacer un breve estudio. JESUS es el heredero directo del Reino de
David (Lucas 1, 32) «El SEÑOR DIOS le dará el trono de David su padre».
¿Qué función tenían las llaves en el reino Davídico?
«Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro, y abrirá y
nadie cerrará, cerrará y nadie abrirá»

¿De qué se habla aquí? Sebna mayordomo de la casa de David tenía las
«Llaves», tengamos en cuenta que David había muerto cientos de años
atrás, sin embargo, el mayordomo del Reino de David (Sebna) aunque
no era el rey, tenía el poder de dejar entrar en el palacio a las
audiencias reales a quien el quisiera, además administraba las
despensas reales. Era el hombre de confianza del rey. David había
muerto más de doscientos años antes y las llaves se pasaban de
mayordomo a mayordomo, como en este caso van a pasar de Sebna a
Eliacin.
Las llaves significan el poder de sucesión. Muerto David, las llaves
se siguieron pasando de mayordomo en mayordomo. Este poder no
murió con David. JESUS, heredero del Reino de David entrega estas
llaves a Pedro-Esta vez en un reinado eterno e indica que muerto Pedro
estas llaves pasarán en la Iglesia sucesivamente hasta que JESUS – su
dueño- regrese a entregar este reino al PADRE. Es por esto por lo que
en
Apocalipsis 3,7, libro de interpretación profética Juan pone a JESUS al
final de los tiempos con esta llave, de la cual Él es el dueño y que
recobrará al final para entregarlas al PADRE. Poder tremendo dado a un
solo hombre, por deseo de JESUS. No a Juan, no a Mateo, no a
Santiago…. a Pedro. ¿Por qué al? Pregúntale al Señor Él es el Rey.
MISIÓN DE PEDRO
San Lucas 5, 3» Y entrando en uno de estos barcos. el cual era de
Simón, le rogó que lo desviase de tierra un poco y sentándose,
enseñaba desde el barco a las gentes «
Entre las dos barcas que vio JESÚS junto al lago de Genazaret
escogió la de Pedro y desde allí separándose de la tierra se puso a
enseñar.

Pedro sostenía el timón, mientras JESÚS enseñaba. Esa es la
misión de Pedro en la Iglesia, mantener firme el timón de la barca
(orden) mientras JESÚS desde esa barca (la iglesia) enseña al mundo.
San Lucas 22, 31-32
«Dijo también el Señor: Simón. Simón he aquí que Satanás os ha
pedido para sacudirlos como trigo. Mas yo he rogado por TI para que
tu fe no falte. Y TU una vez vuelto, confirmarás a tus hermanos «
Todos los Apóstoles van a traicionar a JESÚS menos Juan. JESÚS no
ora por el fiel Juan, para que confirme la Fe de los Apóstoles, ora por
Pedro – misterio de DIOS – para que este confirme la fe de sus
hermanos. Esta es la misión del Obispo de Roma (sucesor de Pedro)
confirmar la Fe de la Iglesia en JESÚS.
Confirmación de Pedro en el Pastoreo de la Iglesia
«Y cuando hubieron comido, JESÚS dijo a Simón Pedro Simón, hijo de
Jonás, ¿me amas mas que estos? Dícele: Si, SEÑOR, Tú sabes que te
amo, Dícele: Apacienta mis corderos. Vuélvele a decir la segunda vez:
Simón, hijo de Jonás, ¿Me amas mas que estos? Respóndele:
Si SEÑOR, tu sabes que te amo, Dísele  Apacienta mis ovejas. Dísele la
tercera vez; Simón, hijo de Jonás, Me amas? Entristeciéndose Pedro de
que le dijese la tercera vez: Me amas y Dísele: SEÑOR, Tu sabes todas
las cosas, Tu sabes que te amo, Dísele JESÚS, Apacienta mis ovejas
San Juan 21, 15-17

 JESÚS, a pocas horas de subir al PADRE interroga a Pedro tres veces
delante de todos los Apóstoles si lo ama MAS que los demás. Pedro
responde por tres veces. Tres afirmaciones en el contexto judío

corresponden al cierre de un negocio, en este contexto con el tono
solemne de JESÚS corresponde a una alianza. ¿Cuál es el «negocio»?
Apacentar a la Iglesia en nombre del Maestro. ¿Por qué?
Porque DIOS es un DIOS de orden y conocía la necesidad de un
pastoreo visible para mantener la unidad de la Iglesia, recuerda
que JESÚS le dijo al mismo Pedro «Sobre esta piedra edifico MI Iglesia,
no MIS Iglesias». La voluntad del SEÑOR es que seamos un «solo rebaño
con un solo
pastor» (San Juan 10, 16) Este es otro ministerio del Obispo de Roma,
Sucesor de Pedro, apacentar a la Iglesia por mandato del Pastor por
excelencia CRISTO JESÚS (San Juan 11-13)
¿Qué sucede con Pedro después de la Resurrección y Ascensión de
JESÚS?
-I Corintios 15, 5 Pablo narra como Jesús se apareció Primero a Pedro
después de su Resurrección.
-Hecho que destaca la «primacía» de Pedro.
-Hechos 1, 15-22 Vemos a Pedro convocando la primera reunión de la
Iglesia, después de la Ascensión de Jesús. Los Apóstoles aceptan este
orden.
-Hechos 2,14 Vemos a Pedro haciendo la primera prédica la mañana
santa de Pentecostés hasta este momento era Jesús el que predicaba,
hoy es Pedro. Fíjense como San Lucas recalca «Pedro poniéndose de pie
entre los once»
-Hechos 3, 1-6 Vemos como Pedro realiza el primer milagro en el
nombre de Jesús. Hasta este momento era Jesús quien hacía los
milagros

-Hechos 5, 1-11 Vemos a Pedro tomar autoridad para eliminar el primer
pecado de la naciente Iglesia
-Hechos 10, 1 Vemos que es a Pedro a quien se le da la misión de
aceptar el primer gentil a la Iglesia por medio del Bautismo. Ni siquiera
a Pablo, el gran Apóstol de los gentiles se le dio esta comisión. Comisión
más grande aún, ya que desligaba del cumplimiento de la Antigua Ley.
¿Dónde muere Pedro?
Una antigua tradición basada en los anales de la Iglesia y de la
Arqueología romana nos indica que Pedro muere en Roma de donde
fue Obispo y este es el origen de la Preeminencia del Obispo de Roma
sobre los demás Obispos sucesores de los Apóstoles. Veamos:
Hechos 16-19
Mas Pedro perseveraba en llamar, y cuando abrieron viéronle y se
espantaron Mas haciéndoles con la mano seña de que se callasen
les contó como el SEÑOR le había sacado de la cárcel Y dijo: Haced
saber esto a Jacobo y a los hermanos. Y salió y partió hacia otro lugar.
Mas Herodes, como le buscó y no le halló hecha inquisición de los
guardas, los mandó llevar. Después descendiendo de Judea a Cesárea
se quedó allí.
Cesárea era una ciudad totalmente pagana y ningún judío residió nunca
en ella, además era residencia del rey Herodes y del gobernador
Romano. Los judíos solo viajaban a Cesárea Marítima para embarcar a
Roma, pues este era el único puerto de embarque. Es de prever que
Pedro se fue a Cesárea para embarcar a Roma a «otro lugar» como la
llama la Escritura
I San Pedro 5, 13

La Iglesia que está en la Babilonia juntamente elegida con vosotros os
saluda y Marcos mi hijo.
Babilonia en la época en que se escribe esta carta (año 64 D.C.) Eran
ruinas y algún pequeño poblado campesino, no se conoce de ninguna
Iglesia en Babilonia que albergara a dos figuras tan importantes como el
Apóstol Pedro y al Evangelista Marcos (El cual más tarde escribe su
Evangelio a los Romanos). La Roma de los césares era nombrada por los
cristianos como Babilonia, es por lo tanto totalmente confiable que
Pedro fue y murió en Roma.
En nuestra ayuda viene nada menos que el mismísimo San Pablo
cuando dice en Colosenses 4,10:
    “Aristarco, mi compañero de cárcel os saluda, lo mismo que mi hijo
MARCOS”  
Esta Epístola a los Colosenses está escrita alrededor del año 64 y la I de
Pedro que vimos anteriormente donde dice que Marcos esta con él
entre los años 62-64 lo que hace constancia de la estancia de Pedro y
Pablo en la Ciudad de Roma.
Keneth Scott Laturet, prestigioso historiador, escribe en su libro
«Historia de la Iglesia» Tomo I, Pagina 112 Edición de «Casa Bautista de
Publicaciones» Pedro viajaba, porque sabemos que estuvo en
Antioquia, y lo que parece una tradición digna de confianza, sabemos
que estuvo en Roma y allí murió».
La Enciclopedia Británica, libro de consulta mundialmente avalado, da
en su tomo 9, Pagina 123 la referencia de todos los Obispos de Roma
comenzando por San Pedro y terminando por Juan Pablo II, 264
Obispos en sucesión ininterrumpida.
La «New American Enciclopedy» dice en su sección sobre los Papas

«Cuando San Pedro dejo Jerusalén vivió por un tiempo en Antioquía
antes de viajar a Roma donde ejerció como Primado»
En los libros de los Padres Griegos o «Patrología» se da muestra
ampliamente de la importancia de los primeros Obispos de Roma sobre
la naciente cristiandad. Bástenos un solo ejemplo para ilustrarlo.
En el año 96 D. C. o sea 63 años después de la muerte de CRISTO surge
un grave conflicto en la comunidad de Corintios, ¿Quién es llamado a
poner orden en esta ciudad de Grecia? El Papa Clemente, Obispo de
Roma y de claro origen gentil; pero la nota más significativa es que en
ese tiempo aún vivía el Apóstol Juan en la cercana ciudad griega de
Éfeso. Sin embargo, el no dio solución al caso de Corintos y estos no se
la pidieron. Fue una carta de Clemente la que soluciona el problema y
aún doscientos años después de este hecho se leía esta carta en esa
Iglesia. Esto solo es explicable por la autoridad del sucesor de Pedro en
la primitiva Iglesia.
Algunos hermanos me han dicho que donde en las Escrituras se
muestra que Pedro teína prominencia entre los Apóstoles. Si no les
basta con lo que hemos explicado hasta ahora les señalare esto, dice la
Biblia Reyna Valera (Protestante) en Mateo 10, 1-3
1 Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio potestad contra los
espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y sanasen toda
enfermedad y toda dolencia.2 Y los nombres de los doce apóstoles
son estos: EL PRIMERO, Simón, que es dicho Pedro, y Andrés su
hermano; Jacobo, hijo de Zebedeo, y Juan su hermano;3 Felipe, y
Bartolomé; Tomás, y Mateo el publicano; Jacobo hijo de Alfeo, y
Lebeo, por sobrenombre Tadeo;
Según el Diccionario de Griego Español Strong (Protestante) :
Prótos: primero, primer, primera, jefe. Palabra Original: πρῶτος, η,

ον Parte del Discurso: adjetivo Transliteración: prótos. Ortografía
Fonética: (pro’-tos). Definición: primero, primer, primera, jefe.
RV 1909

Número de Palabras: primero (43), primer (21), primera (13), primeros
(12), principales (5), primeras (4), primeramente (2), principal (2),
antes (1), nobles (1), principios (1).
O sea que este pasaje de Hechos nos dice que no solo Pedro era el
PRIMERO sino según los lingüistas era el “Jefe”, el Principal. Esto dicho
por estudiosos protestantes. ¿Hace falta algo más?
La autoridad del Obispo de Roma y la Obediencia a JESÚS.
Zacarías 6, 12-13
«Tú le dirás: Así habla el Señor de los ejércitos: Aquí hay  un hombre
llamado «Germen»» allí donde esté, algo va a germinar, y el
reconstruirá el Templo del Señor. El reconstruirá el Templo del Señor,
llevará las insignias reales, se sentará y dominará en su trono. Habrá
un sacerdote a su derecha, y habrá un perfecto acuerdo entre los
dos.«
Quien es “Germen” nos lo aclara Isaías 11, 1 «Y saldrá una vara del
tronco de Isaí, un vástago retornará de sus raíces».
Resumiendo, este pensamiento, JESÚS está sentado a la derecha
de PADRE. Este mismo JESÚS hizo un pacto con Pedro para que fuera
pastor de la Iglesia en su nombre, para que su Iglesia fuera una. Para
que en esta Iglesia exista el orden.

Dice San Pablo en Efesios 2, 20 «Edificado sobre el fundamento de los
Apóstoles y profetas, siendo la principal piedra de
ángulo JESUCRISTO mismo»

¡Esta es la clave! ¡JESÚS es la Piedra Angular- Gloria a su nombre para
siempre! –pero la Iglesia se edifica sobre los Apóstoles y es muy
significativo que de los doce Apóstoles solo la sede de Pedro ha
perdurado en los siglos. Con problemas y sin problemas nos acercamos
al segundo milenio de la Iglesia edificada con Pedro como fundamento.
Las demás sedes Apostólicas han desaparecido o no tienen mayor
significado universalmente, solo el Obispo de Roma continúa
pastoreando a la Iglesia que tiene como Piedra Angular a JESÚS de
Nazaret.
Escribía Ireneo, Obispo de Lyon, Padre de la Iglesia y cristiano de la
segunda generación después de los Apóstoles «Pudiera darles si
hubiera habido espacio las listas de Obispos de todas las Iglesias, más
escojo solo la línea de la sucesión de los Obispos de Roma fundada
sobre Pedro y Pablo hasta el duodécimo sucesor hoy». Según el
historiador primero de la Iglesia Eusebio (año 312 D.C.). Esta sucesión
es una señal y una seguridad de que el Evangelio ha sido conservado y
transmitido por la Iglesia Católica (Keneth Scott, Tomo I, Pag. 176-177).
Esta es nuestra señal, El Obispo de Roma custodio de la Fe de los
Apóstoles al cual nos une los vínculos de la caridad y la obediencia en
materia de fe, moral y costumbre.
Dice el experto bíblico protestantes Gunter Bornkamm  «En la
interpretación de las palabras sobre Pedro y la Iglesia, la teología
romano-católica y la protestante se han aproximado entre
sí desde hace bastante tiempo. La <<roca>> no es Cristo, como ya
pensaba Lutero, la roca ni es la fe de Pedro ni el oficio de la predicación,

como lo entendieron los reformados, sino el mismo Pedro como
director de la Iglesia».
Somos salvos por los méritos de JESUCRISTO y su sacrificio vicario en la
cruz, pero como nos dice el Catecismo de la Iglesia en el punto 836 » A
esta unidad pertenecen de diversas maneras o a ella están destinados
los católicos, los demás cristianos e incluso todos los hombres en
general llamados a la salvación por la Gracia de DIOS» Eres salvo!, pero
si quieres estar en el orden de DIOS y cumplir con el deseo expresado
por JESÚS la noche antes de su muerte cuando dijo «que sean uno,
como tú y yo, oh PADRE somos uno» ( San Juan 17, 21) debes
mantenerte sobre la «Piedra» que es el sucesor de Pedro y Obispo de
Roma, al cual se ha llamado por siglos » El siervo de los siervos de
Dios».
Querido hermano a quien llegue este humilde estudio: La Iglesia
Católica (Que significa en Griego «Universal») NO ha inventado el cargo
del Obispo de Roma como sucesor de Pedro, el emperador Constantino
tampoco lo hizo. Ya existía desde finales del siglo I y era escuchado. La
Iglesia Católica ha tratado en medio de debilidades humanas, entre
tinieblas y luces. seguir y obedecer a su Maestro JESÚS y lo que Él nos
mandó y estableció.
Nosotros obedecemos al Papa por ser sucesor de Pedro, por tener el
poder de las Llaves, por estar llamado a confirmarnos en la Fe, por ser
la seguridad de que el Evangelio que tratamos de predicar es el mismo
que nos legó el dulce JESÚS, por ser el pastor del rebaño, para
mantenernos en la unidad.
Nosotros no somos seguidores de hombres, somos obedientes
al SEÑOR. Cuando un Papa muere nosotros recibimos con el mismo
entusiasmo y con el mismo respeto al nuevo sucesor, nosotros
respetamos y obedecemos no al hombre sino a la voluntad de JESÚS.

Ojalá tu entiendas lo que la Iglesia nos quiere enseñar y como nosotros
un día, estés sobre la roca, Amen.
Nota: Citas
Bíblicas tomadas de la Versión Reina-Valera como parte del Ejercicio de
Apologética Católica
06/2005
Acá les ofrecemos una serie de escritos de Eruditos
protestantes que han hablado la verdad sobre el pasaje de San
Mateo 16:16-19
. No hay distinción entre “Petros” y “Petra.” Craig S. Keener (Protestant
Evangelical) «Tu eres Pedro” Jesús dice (16:18), luego Pedro paralelo
“Tu eres el Cristo” (16:16). Luego juega con el apodo de Simón,
“Pedro”, que sería aproximadamente en inglés “Rocky”: Pedro
es “Rocky” y sobre esta roca Jesús construiría su iglesia (16:18)….
protestantes… a veces han argumentado que Pedro en griego (Petros)
difiere el término griego de la roca utilizada aquí (Petra)…. Pero por los
días de Jesús, los términos fueron generalmente intercambiables, y la
forma original Aramea del apodo de Pedro que Jesús probablemente
utilizo (Kephas) significa simplemente “roca”. Además, Jesús no dice,
“Tu eres Pedro, pero en esta roca voy a construir mi iglesia”…. el
copulativo kai casi siempre significa “y”…. Jesús’ enseña que es el
fundamento último para discípulos (7:24-27; cf. 1 1Cor 3:11), pero aquí
Pedro funciona como la fundación roca como los apóstoles y profetas 
en Efesios 2:20-21…. ….Jesús no asigna simplemente este papel
arbitrariamente a Pedro, sin embargo; Pedro es la “roca” porque es él
quién confesó a Jesús como el Cristo en este contexto (16: 15-16)
“Aunque es verdad que  petros y  petra pueden significar “piedra” y
“roca” respectivamente en el Griego antiguo, la distinción se confina en
gran parte a la poesía. Por otra parte, el Arameo subyacente es en este

caso indiscutible; y lo más probable es que kepha fue utilizado en
ambas cláusulas (“eres kepha” y “en esta kepha”), puesto que la
palabra fue utilizada para un nombre y para una “roca”.
El Peshitta (escrito en Sirio, una lengua cognada con Arameo) no hace
ninguna distinción entre las palabras en las dos cláusulas. El Griego
hace la distinción entre petros y el petra simplemente porque está
intentando preservar el juego de palabras, y en griego petra femenino
no podría servir muy bien como nombre masculino(Carson, The
Expositor’s Bible Commentary[Zondervan, 1984], volume 8, page 368,
as cited in Butler/Dahlgren/Hess, page 17-18)
“La palabra Pedro petros,  significan “roca,” (Gk 4377) es masculino, y
Jesús en la siguiente declaración él utiliza la palabra femenina petra (Gk
4376). En base de este cambio, muchos han procurado evitar identificar
a Pedro como la roca en la cual Jesús construye su iglesia todavía si no
estuvieran las reacciones protestantes contra los extremos de católica
romana, es dudoso si muchos habrían tomado la “roca” para ser
cualquier cosa o cualquier persona distinta de Pedro.”
(Carson, Zondervan NIV Bible Commentary [Zondervan,
1994], volume 2, page 78, as cited in Butler/Dahlgren/Hess, page 18)
Eduard Schweizer (Presbyterian/Reformed) —
“La roca” es Pedro mismo, no su confesión. Solamente en esta
interpretación el juego de palabras tienen sentido (Schweizer, The
Good News According to Matthew [John Knox Press, 1975], page 341)
Frank E. Gaebelein
“Aunque es verdad que  Petros y  Petra pueden significar  “piedra” y
“roca” respectivamente en el Griego antiguo, la distinción se confina en
gran parte a la poesía” Frank E. Gaebelein, ed., The Expositor’s Bible
Commentary: Volume 8 (Matthew, Mark, Luke), (Grand Rapids, MI:
Zondervan, 1984), 368. Francis Wright Beare (Presbyterian/Reformed)

“El juego de palabras —“Pedro”, esta “roca” — requiere un cambio en
griego de petros (correctamente, “piedra”) a petra. En Arameo, las dos
palabras serían idénticas — Kepha el nombre dado a Pedro, transcrito
en Griego como Kephas (Gal. 2:9), y Kepha, “roca”. El símbolo  es en sí
mismo  hebraico: Abraham es la “roca” de donde Israel fue cortada, y
en un midrash rabínico, Dios encuentra en él una roca en la cual él
puede basar y construir el mundo (Beare, The Gospel According to
Matthew [Harper and Row, 1981], page 355) Gerhard Friedrich
“El obvio juego de palabras que ha hecho su manera en el Gk. el texto
también sugiere una identidad material entre  petra y Petros, pues más
entonces es imposible distinguir terminantemente entre los
significados de las dos palabras–Gerhard Friedrich, ed., and Geoffrey W.
Bromley, trans. And ed., Theological Dictionary of the New Testament,
vol. VI, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1968), 98-99.
Ivor H. Jones (Methodist) —
“… en 16.18 Pedro es la roca en la cual la nueva comunidad podría ser
construida, pues describieron a Abraham en escrituras rabínicas como
la roca en la cual Dios podría erigir un mundo nuevo para sustituir el
viejo….Las discusiones han rabiado a través de los siglos sobre la frase
“en esta roca”: ¿significa sobre Pedro, o sobre confesión de Pedro?
Pero el texto está claro: Pedro es divinamente inspirado y ésta era la
razón de su nueva función y de la base de su autorización. la función
era proporcionar para Jesús Cristo los principios de una fortaleza, un
pueblo de Dios, firmes  contra todas las energías del mal y de la
muerte… el pueblo de Dios, la iglesia… pues la iglesia representa el
poder soberano de Dios sobre el mal (18.18b) y confía  una
nuevo tipo de autorización divina… esta autorización es dada  a Pedro;
por lo tanto Pedro no es solo una fortaleza contra mal; él también es
responsable de dar a la comunidad forma y dirección.  (Jones, The
Gospel of Matthew [London: Epworth Press, 1994], page 99)
John Calvin

“Concedo que en griego Pedro (Petros) y piedra (petra) significa la
misma cosa, salvo que la primera palabra es ático [del dialecto griego
clásico antiguo de la región de Ática], el segundo de la lengua
común–John Calvin, Calvin’s New Testament Commentaries: The
Harmony of the Gospels Matthew, Mark, and Luke, vol. 2, trans. T. H. L.
Parker, ed. David W. Torrance and Thomas F. Torrance, (Grand Rapids,
MI: Eerdmans, 1972), 188. John A. Broadus

“Muchos insisten en la distinción entre las dos palabras griegas, tú eres
Petros y sobre esta petra, sosteniendo que, si la roca hubiera
significado a Pedro, petros o petra habrían sido utilizados ambas veces,
y que petros significa una piedra separada o un fragmento roto,
mientras que petra es una roca masiva. Pero esta distinción se confina
casi enteramente a la poesía, la palabra común de la prosa en lugar de
ser petros debe aparecer lithos; no es la distinción uniformemente
observada.” –John A. Broadus,Commentary on the Gospel of Matthew,
(Valley Forge, PA: Judson Press, 1886), 355. R. T. France
(Anglican/Protestant Evangelical)

“El obvio  juego de palabras que ha hecho su manera en el Gk. el texto
también sugiere una identidad material entre petra y petros, tanto más
cuanto es imposible diferenciar terminantemente entre el significado
de las dos palabras. Por otra parte, solamente el original Arameo es
suficiente seguro de lo dicho nos permite afirmar con confianza la
identidad formal y material entre  petra y  petros: petra = Kepha =
petros….Desde entonces Pedro, la roca de la iglesia, es dada así por
Cristo mismo, dueño de la casa (Is. 22:22; Rev. 3:7), las llaves del reino
del cielo, él es el mediador humano de la resurrección, y él tiene la
tarea de admitir al pueblo de Dios en el reino de la resurrección…
la idea de los reformadores de que él se está refiriendo a la fe de Pedro
es absolutamente inconcebible debido al ajuste probablemente diverso
de la historia… mas bien no existe ninguna referencia aquí a la fe de

Pedro. Por el contrario, el paralelismo de tu eres roca” y “en esta roca
voy a construir” muestra que la segunda roca sólo puede ser la misma
que la primera. Es evidente que Jesús se refiere a Pedro, a quien ha
dado el nombre Roca. Él designa a Pedro, el impulsivo, entusiástico,
pero a hombre de perseverancia en el círculo, para ser la fundación de
su ecclesia. A este grado la exégesis católica es correcta y todas las
tentativas protestantes de evadir esta interpretación deben ser
rechazadas. .»] (Cullmann, article on «Rock» (petros, petra) trans. and
ed. by Geoffrey W. Bromiley, Theological Dictionary of the New
Testament [Eerdmans Publishing, 1968], volume 6, page 98, 107, 108)
2. Se utilizan dos diversas palabras griegas porque no se puede utilizar
un sustantivo femenino para el nombre de un hombre.
Craig Blomberg (Protestant Evangelical)
“La expresión “esta roca” casi seguramente se refiere a Pedro,
siguiendo inmediatamente después de su nombre, simplemente como
las palabras siguientes “el Cristo” v. 16 son aplicadas a Jesús. El juego
de palabras en el Griego entre el nombre de Pedro (Petros)
y la palabra “roca” (petra) solo tiene sentido si Pedro es la roca y si
Jesús está a punto de explicar la significación de esta identificación.” 
“PEDRO (Gr. Petros). Simon Pedro, el más prominente de los doce
doscipulos de Jesús. El nombre original de Pedro era Simon (Aram.
simón, representado en griego por Simón y Symeon). Jesús le dió el
nombre de kepha del Arameo “roca” (Mateo. 16:18); Lucas 6:14 párr;
Juan 1:42), que está en griego ambos transcritos (Kephas; glés. Cephas)
y traducido (Petros).” [“PETER (Gr. Petros). Simon Peter,
Encuentra  las palabras petros y petra tomados en la última lengua
rabínica y las cosas que Jesús, mientras hablaba arameo, pudo haber
pedido prestadas esas palabras griegas aquí. Pero esto es muy
improbable, y la sugerencia parece un desesperado conveniente;
tampoco ha demostrado que los últimos rabinos hacían
la distinción supuesta entre las dos palabras

–John A. Broadus, Commentary on the Gospel of Matthew, (Valley
Forge, PA: Judson Press, 1886), 356.

Particularmente son
significativas las palabras de Martín Lutero en su tratado llamado “las
Llaves,” que el escribió luego de haber pasado 9 años de su
excomunión:
Martin Lutero
«Así que estamos parados allí y con mirada la fija y la boca abierta hacie
todavía inventar otras llaves. Con todo Cristo dice muy claramente en
Mateo. 16:19 que él dará las llaves a Pedro. Él no dice que él tiene dos
clases de llaves, pero él da a Pedro las llaves que él sí mismo tiene y a
ningún otro.»  Conrad Bergendoff, ed., trans. Earl Beyer and Conrad
Bergendoff, Luther’s Works, vol. 40, (Philadelphia: Fortress, 1958), 365-

  1. 6. 
    “ Se observa una connexion entre Isaias 22 y Mateo 16.
    Craig S. Keener (Protestant Evangelical)
    «El guardián de las llaves era uno de los papeles más importantes que
    un criado de la casa podría tener (Marcos 13:32-34). Un funcionario
    más alto llevó a cabo las llaves en un reino real (Is 22:22) y en la casa de
    Dios, el templo.» [“The keeper of the keys was one of the most
    important roles a household servant could hold (Mark 13:32-34). A
    higher
    official held the keys in a royal kingdom (Is 22:22) and in God’s house,
    the
    temple.”] –Craig S. Keener, The IVP Bible
    Background Commentary New Testament, (Downer’s Grove, IL:
    Intervarsity

Press, 1993), 90.
D. Guthrie
«Las llaves del 
reino del cielo: la frase [ de la Mateo 16:19 ] se basa casi ciertamente
en Is. 22:22 donde Shebna el administrador es desplazado por Eliakim y
su autoridad se transfiere a él–D. Guthrie and others, The New Bible
Commentary, (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1953) [reprinted by
Intervarsity Press], 837. F. F. Bruce.
«Y qué acerca de la “llaves del reino” Las claves de un establecimiento
real o noble fueron confiadas a la principal administrador o
mayordomo; él llevaban sobre su hombro en épocas anteriores, y allí se
sirvió como una insignia de la autoridad le ha confiado. Sobre 700 B. C.
un oráculo de Dios anunció que esta autoridad en el palacio real en
Jerusalén fue que se confiere a un hombre llamado Eliakim. . .
.(Isaiah 22:22). Entonces en la nueva comunidad que Jesús estaba a
punto de construir, Pedro seria, por lo tanto, el principal
administrador.» –F. F. Bruce, The Hard Sayings of Jesus, (Downers
Grove, IL: Intervarsity, 1983), 143-144. George Buttrick
«Materialmente, entonces, las llaves del reino de Dios no son
diferentes de la llave de David. Esto es confirmado por el hecho que en
el Mt. 16:19, como en Rev. 3:7, Jesús es el quién los controla.» –J.
Jeremías, “Kleis,” in Gerhard Kittel, ed., and Geoffrey W. Bromley,
trans. and ed., Theological Dictionary of the New Testament, vol. 3,
(Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1968), 749-750. M. Eugene Boring
(Disciples of Christ) comments —
» El reino del cielo”  es representado por la enseñanza autoritaria, la
promulgación de Halakha autorizada debido al poder del cielo para
gobernar en cosas terrenales. . . . El papel de Pedro como poseedor de

las llaves ahora se satisface, en la tierra, como principal profesor de la
iglesia.»

(actualizada 1-25-22)